Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

La falda de una habitación

Se dice que en el amanecer de una noche,
se dejaron besos empapados en el ombligo de un cuerpo,
se dice que bajo el infierno de la luna y el capó de un coche,
las mariposas hicieron ríos de un mar muerto.

El renacimiento
al tintero del tiempo
cobró vida,
los corazones
posan cada noche
en las miradas
que nunca tocaron,
de los abrigos de seda
sin despedida.

Las nubes
levantan sus faldas,
consienten las almas
de vidas perdidas,
al caer la noche
bajo la falda
no hay abrigo
tampoco almas,
está la lluvia
de su lado y la luna,
aliviando la grieta
de la herida.

Las ojeras del viento,
posaron en los rostros del tiempo,
y las dudas del pasado,
no saciaron el arrepentimiento.

En el matiz oscuro
de un cielo gris
hubo una historia
con principio sin fin
donde el amor,
por noches lo decide
el viento de los sentimientos
del refugio,
y la voluntad,
era olvidada
en la gaveta de una habitación.
7
sin comentarios 74 lecturas versolibre karma: 66