Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Hamaca

Mirando asombrado me fijo
que no hay mayor felonía que daña.

El ara negra del humano sacrificio
tersa como el velo de un espejo
donde día a día padres e hijos
sangran y se desangran,

por los crueles filos de cuchillos
de las desesperanzas amargas.

Ved como el templo, hábil acuña,
la moneda que en tus deseos
tan cuidadosamente estampa.
Hambre que alimentará tus ansias.

(Lo verás muy bien desde la luna
columpiándote en su hamaca)
8
sin comentarios 57 lecturas versolibre karma: 79