Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Las heridas de tu ausencia

Encofrando sudores con hiel y heridas
con lamentos de un loco que ha madurado,
ya no me cuentas historias de tu vida.

Quisiera ser tus lágrimas que, por tu rostro ajado,
como las mías resbalan de pena y añoranzas,
porque he perdido tu ser fiel y enamorado.

No volveré a pensar en ti por el momento,
porque tu recuerdo me revuelve... y me devuelve
el dolor que me produce esta herida.

El amargo sabor del lamento que me sucede,
no lo encuentro aquí al lado ni en otra parte,
tu imagen alegre no quisiera retirarte.

Me he visto buscándote por todas partes
y con dolor no te he encontrado,
madurando mi sabor amargo quiero adorarte.

Al llamarte por tu nombre no te he hallado
al candor de la lumbre de la leña que me arde,
pues la labor se ha terminado.

Cantarán los mirlos en el campo,
Cantarán por la sombra desde un árbol,
Cantarán al llegar la primavera.

Y no estarás para escuchar su canto
Y no estarás para oír su alegre trino,
Y no estarás para mí..., ni mi manera.

Un escalofrío envuelve mi piel extensa,
porque tu sutil roce ya no siento
y esta añoranza me sirve de escarmiento.

Volverán los llantos por los surcos de sus cauces,
labrados en mi rostro con el paso de los tiempos
y se hacen cada vez más profundos al no encontrarte.

Detrás de las puertas quiero hallarte
y jamás encuentro el momento...
de volver a verte, erguido y nombrarte.

Atrás hemos dejado aquellos momentos,
que por las calles recorrimos sin aliento
que, por correr, recorrimos todos los monumentos.

Y al volverme atrás para mirarte
no he visto nada mas que un hueco vacío,
cuantas heridas me haría por encontrarte.

Una mirada profunda de invierno frío
Y una helada palabra de lamento,
mirando el oscuro firmamento.

Conmemoraré las frases que dijiste,
conmemoraré tu rostro retratado,
conmemoraré los largos paseos.

Y al nombrarte creo que te veo,
y al nombrarte miro allá a lo lejos,
y al nombrarte rompo acongojado en rostro feo.

Recogido el dolor por las habitaciones viejas,
tus retratos alzo a ver como de lejos,
ando solo paseando por las callejas.

Me encuentro a gente que nunca miraste,
porque te dolía su mala suerte profundamente,
jamás supe por qué te lo callaste.

Ahora no me queda nada más que olvidarte,
aunque hemos pasado juntos muchos momentos,
los mejores de mi vida sin duda..., no supe amarrarte.

Alfonso J Paredes
Todos los derechos reservados
S.C/Copyright
imagen recopilada de internet, cuya fuente es: www.google.es/url?sa=i&rct=j&q=&esrc=s&source=images&a

etiquetas: elegía
36
14comentarios 135 lecturas versoclasico karma: 143
#1   Desde luego es un poema escrito desde el dolor..... Es como si uno se exprimiera a sí mismo, sacando todo lo que queda... Bravo!
votos: 2    karma: 60
#2   #1 Gracias, ya te dije que no iba a dejarte indiferente. Me alegra que te haya gustado, ya sabes que me fijo en vosotros.
votos: 1    karma: 40
#3   Realmente, de lo mejor que he leído. Te felicito. Hasta pronto.
votos: 1    karma: 40
#4   #3 Muchas gracias, me alegra mucho que te haya gustado.
votos: 1    karma: 40
#5   Hermoso!!!!
votos: 1    karma: 40
#6   #5 Gracias por leerme.
votos: 1    karma: 40
#7   Lindo poema
votos: 1    karma: 40
#10   #7 Muchas gracias Edith. Un honor tu lectura.
votos: 0    karma: 20
#8   Intenso y hermoso poema. Muy bien contado ese dolor tan intenso. Saludos compañero¡
votos: 1    karma: 40
#9   #8 Gracias por tu análisis Horten. Me ilusiona que te haya gustado
votos: 1    karma: 40
#11   Catarata de emoción existencial. Un placer leerte y emocionarme . Felicidades poejardineta
votos: 1    karma: 40
#12   #11 Catarata es la que tengo yo en el ojo izquierdo, a ver si me la quitan ya de una vez. Fuera de bromas, muchas gracias ya sabes que aprendo de vosotros mis maestros. Un saludo poejardinetisa.
votos: 1    karma: 40
#13   #12 Las excusas que pones, sólo para hacer un guiño ... ;)
votos: 1    karma: 40
#14   #13 jeje
votos: 1    karma: 40