Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Hermosa mía

Exquisita
es la sutil apariencia de tu cuerpo,
aromas,
palabras,
sueños,
permanecen en ti.
Y así concurre
el fugitivo emblema de tu boca
hacia el paisaje fresco de mi vida.

La mañana humedece el rastro de la noche,
y es tal vez
la fiebre transparente del amor.
Una sola rosa combate el otoño,
y somos nosotros
la efervescencia de su corazón.

Hermosa mía,
flama que nada extingue.
Debilita o destruye la ausencia del amor.

He colocado tu hermosura en el fuego,
eres tan bella
como el sueño que llevo en el pecho para vivir.

etiquetas: amor, romance
6
sin comentarios 27 lecturas versolibre karma: 88