Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Invierno e infancia

Es hoy,
para el poeta,
un día como de infancia,
de lluvia tolerada sobre su frente
y saetas de memorias
en casi invisible vuelo raso,
día para resguardarse
bajo el techo de pizarra
de su atrio de paredes longevas,
iglesia antigua
escoltada a su diestra por tejo rudo,
a su izquierda por abeto esbelto.

Es tarde engendrada con pan,
mantequilla y nata,
para soñar vocablos nuevos
en la velada
de una habitación cárdena,
abrigo de musgos que en un quejido
enciende una fuente
de hiedra creciente que escala,
ocultando los ojos,
la ventana abierta al saber del deshielo,
es instante de voces
de dignas madreñas brillantes de lodo
entonando canción de meandros,
de piedra oscura
y de puente de hierro.

Es vuelo de copos,
mariposa posada en sus canas,
viento de recuerdo del techo ceniciento
de su hogar de montaña,
juegos infinitos ante el fuego,
y cariño de un quinqué
acercando las caricias
de unas sábanas de lino.

Son las horas
recostadas sobre el calor de la paja
como quien reposa
en abrazo largo de sus nuevas Lunas,
atesorando el calor
ante puertas traseras de invierno,
minutos de la medianoche
temidos por temblor de cristales,
miedos a las sombras de cuentos.

Pervive el poeta en sus huertos
como entre acuarelas
de amarillo y púrpura,
inhala su día en la cima de un árbol,
imita el batir de olas
en las hojas que caen
como copos dorados,
dormita en las aguas,
se escurre en la atmósfera
cortada en carámbanos.

etiquetas: infancia
16
9comentarios 96 lecturas versolibre karma: 102
#1   Muy buen poema. La verdad que es muy bueno
votos: 1    karma: 33
#4   #1 muchísimas gracias, Jonatan. Un abrazo.
votos: 0    karma: 20
#2   Tan bello que me quedé muda.Un silencio de admiración para tí amigo poeta. {0x1f33e} {0x1f33e} {0x1f343} {0x1f343} {0x1f343}
votos: 1    karma: 39
#6   #2 Gracias Alexa. Nace de mis recuerdos. Hasta los cinco años viví fuera de Galicia, en Asturias, en lo alto de las montañas, con la nieve como hermana. No he vuelto a aquel lugar, tengo la esperanza y la voluntad de colgar mi mochila y regresar. También tengo la esperanza de que sea mi primer camino peregrino acompañado. Un gran abrazo.
votos: 1    karma: 39
#9   #6 Que belleza!Claro que sí.Hay que ir por los sueños!!Abrazo de un océano a otro amigo poeta. {0x1f33e} {0x1f33e} {0x1f33e}
votos: 1    karma: 39
#3   buen poema :-)
votos: 1    karma: 29
#5   #3 gracias, José. Un abrazo.
votos: 0    karma: 20
#7   Me ha impresionado este excelente y hermosísimo poema, José Manuel!Me has hecho vivirlo a través de los ojos de tus palabras. Preciosos recuerdos de infancia.
"día para resguardarse
bajo el techo de pizarra
de su atrio de paredes longevas,
iglesia antigua
escoltada a su diestra por tejo rudo,
a su izquierda por abeto esbelto." Esta estrofa me ha recordado a un pequeña iglesia románica que visité, creo que en la Liébana, con un enorme tejo al lado y un pequeño cementerio.
Te doy mi enhorabuena, amigo poeta.
votos: 1    karma: 39
 *   mariaprieto mariaprieto
#8   #7 Gracias Maria. Intuyo que la iglesia de la que me hablas tiene muchas similitudes con la de aldea de la que hablo. Es una aldea asturiana en las montañas en la que viví mi primera infancia. Se llama Berducedo, y quizá la zona geográfica las haga tan similares. Sé que debo regresar allí.
votos: 1    karma: 39