Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

La Historia de Noemí

Una cálida mañana de octubre, nació una bella niña con piel de abenuz.
Con un alma transparente y un corazón que no cabía en su pecho.
Cuando se hizo mujer, supo trabajar con ahínco y darle lo mejor a sus hijas, no dinero ni bienes materiales, les regaló el gran tesoro de los estudios, la honestidad, mucho amor y el valor del trabajo para lograr todo lo que se propusieran.
Su corazón nunca albergó odio por el que las abandonó, por el contrario, eso le permitió demostrarse todo lo que era capaz de hacer ante la premura del abandono.
Con su fuerte y gran carácter, nos mostró el camino del bien.
Ella, una mujer generosa, que hacía lo que predicaba “haz el bien y no mires a quien”, nos decía como enseñanza, porque esa era la mejor manera de vivir.
Con su proceder, cultivó muchas amistades que la estimaban y respetaban.
Esa prédica les permitió a sus hijas recoger los buenos frutos que ella sembró. Cuando pasábamos por algún sitio no decían nuestro nombre, decían: “ahí van las hijas de Noemí”.
Esa buena mujer que todo lo compartía, tenía como premisa “donde come uno, comen dos”, nunca faltaba el plato de comida para el que llegara a su casa.
En estos nostálgicos días, extraño mis llamadas telefónicas que hice a diario por treinta y cinco años, así fuera a visitarla, primero la llamaba a ver que quería.
Era especial ese delicioso manjar de naranja que me hacía con amor, la gelatina roja para su yerno, la deliciosa chicha andina, las empanadas para consentir a sus nietos, sus historias familiares, sus cuentos de la lotería.
Un diez de octubre nació una flor que se marchitó a los 93.
Fueron unos años vividos con trabajo duro, sacrificios, luego, al crecer sus hijas, los vivió sin premuras, con mucha tranquilidad.
Con orgullo puedo decir que nos enseñó que la vida se construye sobre bases solidas de trabajo duro, honradez, honestidad, ética, que todo lo que consigamos debe ser el resultado de un trabajo incansable y cristalino, su enseñanza fue la mejor herencia que recibiré en mi vida.

Foto Autor:Desconocido
Caracas-Venezuela
14
18comentarios 85 lecturas relato karma: 108
#1   Precioso y emotivo relato, Varimar! Estás hablando de tu madre? Era una "madre coraje" , así se le dice en España a las madres valientes que salen a flote. Un abrazo fuerte, amiga! {0x1f499}
votos: 0    karma: 19
#2   #1 Así es amiga, era mi madre, una mujer con carácter fuerte que supo enseñarnos lo mejor de la vida, te agradezco infinitamente que me acompañaras en este importante momento, te envío un gran abrazo de agradecimiento y afecto
votos: 0    karma: 16
#3   Preciosa historia,tu valiente madre estará orgullosa de tí allí donde esté.
Besos
votos: 0    karma: 20
 *   Delia Delia
#8   #3 Fue una mujer trabajadora incansable, en verdad me siento orgullosa de esa historia de trabajo duro, esfuerzo, dedicación, y recuerdo con mucho amor muchos episodios de mi vida , te agradezco tu generoso comentario, te envío un gran abrazo
votos: 0    karma: 17
#4   Que historia tan entrañable. Que madre luchadora y con grandes valores que fueron regando vuestras vidas. Precioso relato. Muy sentimental y emotivo. Un abrazo amiga {0x2764}
votos: 0    karma: 20
Ann Ann
#9   #4 así es, fue una mujer luchadora y decidida, con unos valores inquebrantables, gracias mi apreciada Ann por tu compañía en esta historia, te abrazo desde esta distancia
votos: 0    karma: 17
#5   Si, su enseñanza fue su mejor legado. Muy hermoso. Abrazos.
votos: 0    karma: 20
#10   #5 Así es amiga sinmi, fue el mejor legado que yo pueda recibir, gracias por estar siempre, un gran abrazo
votos: 0    karma: 17
#6   Hermosa vida la de tu madre! me ha encantado,
saludos
votos: 0    karma: 18
#11   #6 Es una historia de trabajo duro, pobreza, pero con bienestar, a mi encanta nuestra historia familiar, una madre valiente y trabajadora, mi agradecimiento y un abrazo
votos: 0    karma: 17
#7   Lo estaba leyendo y ya imaginaba que era tu madre.. Allá donde quiera que esté tiene que andar presumiendo de lo bien que escribe su pequeña Zenaida.. Me encantó la historia, y el amor con el que la contaste..⚘⚘⚘⚘
votos: 0    karma: 20
#12   #7 Me encanta tu comentario, me hace sentir que hice algo bueno jejeje, en verdad que me encanta estas historias familiares de trabajo honrado, sacrificios, trasnochos, creo que todo eso que vivimos, me hizo cunado forme una familia tratar de ser mejor persona, trabajar duro, colaborar, te agradezco tu compañía y tu generoso comentario, te reitero mi admiración y mis respetos, un gran abrazo afectuoso
votos: 0    karma: 17
#13   que bonito relato Zenaida, felicidades
votos: 0    karma: 20
#16   #13 gracias por tu compañía, un abrazo
votos: 1    karma: 37
#14   una triste y conmovedora historia
votos: 0    karma: 20
#15   #14 gracias por estar , un abrazo
votos: 1    karma: 37
#17   lágrimas de felicidad!!!

saludos Zenaida
votos: 0    karma: 19
#18   #17 así es mi amigo, gracias por tu compañía, un abrazo
votos: 1    karma: 37