Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

La ida

Las manos me lloran ausencia
-ellas aún no se han despedido-;
Mi cuerpo, habla de afecto,
del plenilunio de las emociones;
Mientras mi corazón
avanza entretenido entre espirales.

No almaceno nostalgias,
de los visillos del recuerdo
tan sólo quedan los encajes
y el eco de lo no dicho.

La belleza de lo tenido,
se agarra a mis pasos cuál hiedra
tamizando los brotes de melancolía;
¡Dejando los huecos libres para el cariño!

Tengo los labios rendidos,
y tengo, la mirada perezosa
pero el alma colmada de tantos sentires.

El adiós, como el amor, moldea mis huellas
y duele, duele mucho
pero son también el boceto de mis comienzos.
4
sin comentarios 57 lecturas versolibre karma: 28