Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Me Gusta

Me gusta que por sorpresa,
robes el pecado de mis labios,
con furtivos besos ansiados.
Que en un estupor tembloroso,
me vas dejando poco a poco,
de un sabroso y profundo gozo.

Mientras que con tus ojos,
unas infinitas y eternas caricias,
de húmedos besos sabrosos,
vas recorriendo mi cuerpo,
provocándome en la noche.
¡Siendo tú! el néctar dulce de placer.

Soy yo, todo tuyo por entero.
Quien enloquece atormentado,
cuando no te tiene a su lado.
Quien desgarra el silencio de la noche,
cuando mi deseo de ti consientes,
sabiendo que al final terminarás,
complacida… y satisfecha.

Iván A.

etiquetas: erotismo, amor, placer
3
sin comentarios 29 lecturas prosapoetica karma: 50