Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Mi Regalo Anhelado

Amada mía
llegaste a mi vida
y se desvaneció
la soledad que me cubría.
Así como se desvanece la noche
cuando llega el día.

Mi sed de amor
que antes saciaba esporádicamente
tú llenas plenamente.

Es en tus ojos que me suelo mirar,
es con tu pelo que quiero jugar,
son tus labios que suelo besar.
Son tus tiernas manos
que entre las mías quiero tomar.

Eres mi regalo anhelado
que con fervor pedí
al mismo Dios que amamos.
Pacientemente te esperé
y ahora estás aquí a mi lado.
3
3comentarios 45 lecturas versolibre karma: 30
#1   Hermoso!!! Saludos.
votos: 1    karma: 23
#2   #1 Gracias, muy amable. Saludos cordiales.
votos: 0    karma: 6
#3   Muy romántico, saludos
votos: 1    karma: 24