Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Las musas danzan en su cabeza

Cinco son las musas que danzan en su gamelote de nieve negra,
esas hierbas de cintas alargadas que como las ondulaciones de un mar herbáceo,
es donde su locura colinda lo mismo que con su genialidad rupestre.
El Tiempo va haciendo lo suyo en aquel rostro bien marcado.
La lejana buenmosura de su juventud campechana
se le ha ido derrumbando cual muro enmohecido por el liquen de la vejez.
En sus ojos ahora brilla una carencia de niño huerfano,
nos traspasa como quien busca con la mirada
ese cariño que muy en el fondo sabe
que aquí no encontrará brazos maternos.
Se pierde entre sus uveros mal pintados,
descoloridos por una suerte de lejía española.
Su templo de paja y barro estaba en los predios de Macuto,
hasta que un día vino el torrente
y borró de un plumazo
todo de raíz.
Se llamaba como lo que hacía…
Armando,
y sus trazos por ahí aún reverberan las paredes
... encandilando a los ojos transeúntes por el Metro
con los garabatos en sus soles de agosto.
Así era él
boceteando musas sin rostros,
a veces con cuerpos de Botero,
con caras chuecas y pintarrajeadas
cual si estuviese haciendo sus muñecas de trapo.


@ChaneGarcia
...

etiquetas: armando reverón, poema en prosa
11
1comentarios 40 lecturas versolibre karma: 89
  1. #1   Con este poema me dices que eres de Venezuela. Felicidades muy hermosa y original tu poesia.
    votos: 1    karma: 35