Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

No Es Un Lastre, Es Mi Hermano ... (Ojalá fuera un Cuento)

Llevamos días caminando,
no sabemos cuando llegaremos
el camino es sinuoso es incierto,
de peligros no sabemos.

El sol calienta, de día la sed nos asedia
por las noches el frío nos congela,
dando traspiés camino,
de tanto caminar se rompieron mis zapatos

El cansancio me derrumba,
el deseo de llegar me levanta
sangran las heridas,junto al corazón
gotas de dolor y de nostalgia.

Subo la colina con mi carga a cuestas
¿regresar?¡ ni se piensa!
hay gente atrás que en nosotros confía,
que ora porque nos ama no puedo claudicar.

Amanece después de una noche fría
con sus primeros rayos el sol nos abraza,
a lo lejos se ve la frontera entre dos países

uno, el que quedó atrás,
el empobrecido por saqueos
gobiernos corruptos, violencia y mafia
enfrente está el de oportunidades y sueños,
el que promete mejor vida, el de la esperanza.

Entre los arbustos alguien sale al paso
y con voz baja me pregunta
¿A quién llevas a cuestas?
y añade ... Con ese no pasas!

¿No estás cansado, que acaso no pesa?
¡Mira cuanto has caminado!
¡y sin zapatos!¡tus pies ensangrentados!
¿no pensaste en deshacerte de tan pesado lastre?

¡Nunca! ni siquiera lo pensé,
es mi hermano le contesto,
no es un lastre no me pesa y seguiré con él a cuestas
y cruzaría el desierto subiría nuevamente cualquier empinada colina
a nado un río o el océano y caminaría a ciegas si así fuera necesario
sin dudarlo ni un segundo, ni un instante.

¡Pero si es moreno y su cabello rizado
y tú de piel tan blanca!
¡Él no es tu hermano !

Con voz cansada y pausadamente le digo:
Escucha, lo encontré en el camino
en medio de la nada, cansado, herido,
maltrecho, partido por el dolor moral
ya sin fuerza, no dudé ni un segundo
y lo cargué sobre mi espalda y seguí avanzando.

Cargo a nuestro hermano, él como nosotros
es un ser humano ciudadano de este mundo
¿Que para ser hermanos, importa el idioma o la raza? bajó la cabeza avergonzado.

Con respeto y con cuidado, se lo quitó
y cargó sobre su espalda, con él acuestas
y con el hombro apoyó al otro paisano .

Y sin que nadie los viera cautelosos y viendo a todos lados
continuaron lentamente avanzando, cruzaron furtivamente la frontera
hacia el otro lado al país de sus sueños
caminando abrazados como hermanos

Y en el ambiente reinó el amor
se hizo silencio y el universo entero fue testigo
y se unió a ellos en una sola plegaria
de solidaridad y hermandad.

Hijos de la tierra madre,
Iluminados por el mismo sol
cubiertos por el mismo cielo .

MMM
Malu Mora

etiquetas: lastre, frontera, madre, prosapoética
10
13comentarios 186 lecturas prosapoetica karma: 104