Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

No tiene nombre, tampoco me preocupa

No la encuentro,
no la veo.
No la oigo,
no la veo.

¿Dónde estás?
¿Por qué no te encuentro?
¿Dónde estás?
¿Por qué no te veo?

“Te estoy viendo”
dice su pensar,
“No me ve”
pienso en mi pesar.
Y es por eso
que no la puedo escuchar.

Te siento,
pero no puedo ver.
Te huelo,
pero sigo sin entender.
Se quien es,
es esa mujer.
Pero, se muy bien,
que no la puedo ver.

Un momento,
abro los parpados ahora,
veo una especie de resplandor
que en mis ojos se acomoda.

Es ella,
si estaba aquí,
acabo de verla,
realmente estaba aquí.

Mis ojos raros
me estaban engañando.
Ahora sé lo que es la belleza,
y en este mismo momento
yo la estoy mirando.


J.D.D
3
sin comentarios 28 lecturas versolibre karma: 28