Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Nostalgia ermitaña

¡Qué esperas, corazón, si nadie espera!
Tú sabes que el recuerdo desespera.

¿Que devuelva el pasado los amores?
Si el pecho está vacío de deudores;
y los latidos, corazón, en flores
marchitadas, se quejan de dolores.

No esperes, corazón, del ido tiempo
vacilante el latido de mi tempo.

¡Qué profundo el dolor! Y nos vulnera
como pronta saeta de estertores.
¡No esperes, corazón, en mi destiempo!

No esperes, que esperando es el lamento,
el eco confinado de un tormento.

Duérmete, corazón, en el arrullo.
Duerme la noche mientras yo le aúllo
al astro solitario que yo intuyo
versó en tu soledad, fatal murmullo.

Y late en los otoños las delicias
como la hoja que tiembla las caricias.

Y si dormir no puedes, de momento,
versa las primaveras y el barullo
que en los ojos extraños tú codicias.

*
Pd: en el enlace podrán oír el poema declamado.
*

Autor: Edmundo Vélez Alcívar
Guayaquil - Ecuador
Derechos reservados del autor.

etiquetas: rima jotabé, poesía triste
4
4comentarios 454 lecturas versoclasico karma: 55
#1   Saludos y felicitaciones por compartir su bello y noble arte. Obra de alta calidad formal, con equilibrio entre su forma y fondo, léxico efectivo con distribución fructífera del campo semántico y agradable destreza en su noble creatividad. Realización integral con su forma de carácter declamado. Reciba mi amistad respetuosa.
votos: 0    karma: 20
#2   #1 le agradezco infinitamente su gentil comentario Joel. Tenga una bella tarde.
votos: 0    karma: 9
#3   Hermoso Jotabé. Saludos.
votos: 0    karma: 20
#4   #3 Me honra infinitamente saber que le ha gustado este humilde escrito :3
votos: 1    karma: 29
comentarios cerrados