Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

¡No te detengas!

Ritaaaa! Ritaaa! Ritaaa!
No la veía, en unos segundos había perdido de vista a su hija mayor de diez años
en medio de la oscuridad mientras desembarcaban de la endeble balsa,
una persona gritó que corrieran hacia los matorrales que permanecieran allí
mientras se reunía , quizá algunos no entendieron y siguieron corriendo y con ellos la niña.

Fueron tres días de miedo y angustia; Silvia una señora que iba sola, la cuidó esos días hasta que se reencontraron
despertó sudorosa con miedo y angustiada, ésta escena se repetía algunas veces en sus sueños, quizá porque fue un suceso que marcó sus vida.

Sentada en la cama ya más tranquila acomodó el almohadón mientras recordaba; como hace algunos años en su país, el cartel asesinó a su esposo por no quererse unir a ellos, solo Dios sabe como pudo salvar a las niñas.
Cuando su esposo Manuel y ella escucharon los disparos y gritos de los vecinos del poblado
sabían que era esa gente del narcotráfico que buscaban hombres que por las buenas o por la fuerza se los llevaban
no había opción los que ponian mucha resistencia los asesinaban junto con sus familias.
No había tiempo, ya lo habían planeado, iban a huir con sus tres hijas,
pero esa gente llegó antes, Manuel le dijo a Imelda; tienes que irte ahora
y hacer todo lo planeado corre por la puerta de atrás no pares y llega hasta la arboleda,
recuerda allí esta enterrado el dinero y provisiones y busca a la persona que las hará llegar al que será su destino.
Y no pares Imelda, oigas lo que oigas amor, por tu madre no te detengas,
no te detengas! salva a nuestras hijas, corre, corre y siempre les recuerdas que las amo.

Dio un beso y abrazo a sus hijas Rita, Caro y Ema, mientras las niñas lloraban
no querían soltar a su padre, él les prometía que las alcanzaría tiempo más tarde,
que obedecieran a su madre, luego se fundió en un beso y un abrazó con Imelda,
aún es sus brazos le decía cuán feliz lo había hecho y cuanto la amaba.

Ayudó a Imelda a salir con las niñas por la puerta de atrás, mientras las veía correr
escuchó los disparos en la casa de a lado ya venían por él era la última casa de la calle donde ellos vivían
no supo Imelda como pudo correr con las niñas para ponerlas a salvo mientras su corazón
se partía y lágrimas de dolor bañaban su rostro al oír los disparos, sabía que Manuel había muerto
en manos de esos maleantes su vida había ofrendado por su familia, no puede evitar llorar y abrazar
el recuerdo de Manuel que las amó tanto, como ella lo ama aún.

Miró el reloj y ya eran las 6.30 de la mañana había que irse a trabajar último día de la semana, las niñas llegaban mañana, la mayor estaba por terminar la universidad, que orgullosa se sentía, si su padre las pudiera ver, él también se sentiría orgulloso.
Mientras se bañaba y preparaba para salir recordaba su vida a partir de su llegada
Silvia la señora que le regresó a su hija Rita, tenía un lugar donde llegar, una amiga de su país llamada Carmen
le habló de ella y sus tres pequeñas niñas.

Les ofreció alojarlas mientras encontraba trabajo y ellas mismas le ayudaban a encontrar un empleo, Imelda correspondía agradecida cuidando a los dos niños de Carmen quién luego le dijo si podría cuidar unos días también a los hijos de una vecina y esta le pagaría , de pronto se vio cuidando niños de las vecinas que trabajaban. Rentó una casa más grande y hasta empleó a una paisana para que le ayudara no tuvo necesidad de buscar un empleo, ese trabajo le daba la oportunidad de ganar dinero y cuidar de sus pequeñas.

Las señoras iban a deja a sus hijos con sus comida en la lonchera para que Imelda se los calentara a la hora de la comida
ella preparaba la comida de sus hijas y los niños de Carmen, los otros niños al ver la comida que preparaba Imelda
para sus hijas y los niños de Carmen,le pedían .
Al regresar los niños con su lunch y ver sus mamás que preferían las comidas de Imelda, pronto empezaron a pidier si podía darles de comer de lo que preparaba, y así las las madres optaron por llevarle despensa y pagarle un extra, sabían que sus hijos estaban bien alimentados.

Poco a poco las señoras empezaron a pedirle si a ellas también les podía preparar lunch para llevar a su trabajo, tuvo que emplear a otra paisana, ya el trabajo aumentaba y no se daba a vasto.
El timbre del teléfono la sacó de sus recuerdos, era Carmen para recordarle que a las diez de la mañana tendrían la reunión en su oficina y no olvidara mandar la charola de bocadillos.
Subió a su carro y manejo por las avenidas hasta llegar a su negocio de comida restaurante "San Patricio" en honor al poblado donde fue tan feliz con su Manuel antes que el Cartel llegara a destruir y asesinar familias completas.

La gente empezaba a llegar siguiendo el aroma del café recién hecho y a hacer sus pedidos que con rapidez estaban siendo atendidos por los empleados, nativos del país y paisanos que como ella huyeron de la violencia de sus patrias, mientras abría la puerta de oficina pensaba, mañana será un día feliz llegarán mis hijas a casa, a pasar el fin de semana .
Dio las gracias a Dios y al país, la tierra que la acogió como una madre acoge a sus hijos
cuando más necesitaba, el país que les dio esperanzas y ánimo de continuar viviendo y luchar por sus hijas ahora universitarias, mientras en su mente y en su corazón escuchaba las palabras de Manuel ¡No te detengas! ¡No te detengas! y no, nunca lo hizo jamás se detuvo, solo la muerte la detendrá.


MMM
Malu Mora

imagen tomada de internet

etiquetas: muerte, huída, migrante, refugiado, esperanza, ánimo, país, gracias
16
14comentarios 161 lecturas concursobac karma: 87
#1   Una confección muy seductora de hechos que me envolvieron de principio a fin... Hechos de la vida real,
Saludos con mucho cariño Malulita :hug: :-*
votos: 1    karma: 29
#3   #1 Gracias querida Letizia! Muchos {abrazos! Sean felices! :hug: :hug: :-*
votos: 1    karma: 29
#2   Malu buenos días,. casualmente acabo de publicar mi segundo relato para el concurso. Muy hermoso tu escrito y tocando un tema que ya es un flagelo o drama en nuestra región.
votos: 1    karma: 35
#4   #2 Desgraciadamente Ray, la violencia, la pobreza, falta de oportunidades y el narcotráfico son factores que hacen emigrar , por no decir huir de sus países. Un gran saludo.
votos: 0    karma: 15
#5   K grande eres
votos: 1    karma: 36
#6   #5 Chiquilla mil gracias ! Haces que me sienta chiquita ante tan inmenso elogio. :hug: :hug: :hug: :-* :-* :-*
votos: 0    karma: 16
#7   Me encantó él relato que detalla en cada párrafo es atrapante te hace pensar que sucederá con el personaje y lo que viven y me gustó el final
votos: 1    karma: 36
#8   #7 Gracias !! La realidad supera la ficción. Un abrazo!!
votos: 1    karma: 36
#9   #8 un cordial Abrazó Malu
votos: 1    karma: 35
#10   Me ha encantado, Malulita. Enhorabuena!
votos: 1    karma: 29
#13   #10 mil gracias! Y a muchos bravo!! Por seruna elegida entre los ganadores.
votos: 1    karma: 29
#14   #13 Estamos juntas entre las páginas de esa antologia :-* :-*
votos: 1    karma: 29
#11   Felicitaciones por haber sido mención especial en el concurso! A seguir escribiendo, que cosecharás tu siembra! Un abrazo!
votos: 1    karma: 33
#12   #11 Muchas a ti por ser ganadora bien merecido Galy!! Un abrazo grande!! ( No leo a todos, recién me hicieron la cirugía) pero en cuanto pueda lo haré. :hug: :-*
votos: 1    karma: 33