Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Piel del roble

Mi árbol antiguo,
roble viejo,
renacido en la colina en primavera,
haz que el aire hable en ti,
que te dé voz
para contarme en cada frase tuya
lo que sientes,
lo que vives,
lo que esperas.

Díctame con tus hojas,
con su envés,
los secretos más profundos,
nárrame a través de tus raíces
como es la tierra nuestra
que te envuelve,
para sentirte en mí,
para gozarte,
para darme la paz
que ahora presiento
en la columna suave de tu tronco.

Como lluvia que golpea
tu estructura centenaria
háblame con calma de los tiempos,
como Sol que le da luz
a tus nidos y a tus brotes,
dibuja en mi alma trazos nuevos,
de juventud en tantos años renacida.

Viejo amado,
roble viejo,
perspicaz anacoreta de los bosques,
anciano redimido por los años
de tus musgos,
de tus hiedras,
canta con mi abrazo
la eternidad de la sonata de tus sendas,
sé mi albergue
cuando llegue el día,
y que sean mis cenizas
alimento de tu herencia.

etiquetas: vida árbol, roble, ser
11
9comentarios 119 lecturas versolibre karma: 98
#1   Si los árboles hablasen, quizá estaríamos estudiando una historia distinta a la que nos cuentan las personas. Precioso poema del que, con tu permiso, me quedo con esta belleza de estrofa: "...sé mi albergue
cuando llegue el día,
y que sean mis cenizas
alimento de tu herencia."
votos: 1    karma: 40
#2   #1 gracias Alfonso. Creo que los árboles hablan, aunque no los comprendamos, y si entendiéramos su lenguaje puede ser que el mundo fuese diferente. Pero difícil será que lo hagamos, los humanos muy a menudo no escuchamos siquiera a otros humanos, aún hablen en nuestro idioma.
Gracias por volver a leerme. Un gran abrazo.
votos: 1    karma: 40
#3   #2 mucha razón tienes. Un saludo
votos: 1    karma: 40
#4   Que hermoso poema. {0x1f44c} {0x1f3a9}
votos: 1    karma: 40
#5   #4 de nuevo te agradezco que hayas leído mis versos y que te agraden.
Saludos desde Galicia.
votos: 0    karma: 20
#6   Un árbol es un amigo que escucha en silencio los cantos, las penas y las alegrías del alma, suele contestar con suaves aplausos de sus ramas como diciendo "entiendo tu lenguaje" hermoso poema muy sentido.
votos: 1    karma: 38
#7   #6 todo nos habla, Marinela, hasta las piedras tienen nos cuentan historias infinitas, pero nosotros los humanos nos hemos vuelto tan "civilizados" que hemos dejado fuera de nuestra vida lo más importante: sentir. Porque el lenguaje no son sólo sonidos, también son emociones, energías que nos llegan.
Gracias por acercarte hasta estos versos. Saludos.
votos: 0    karma: 20
#8   Amar los árboles como nos aman ellos.. Eso se aprende desde niños. Olivos, Encinas, Nogales, Hayas, Fresnos.....
Desde niño he crecido entre ellos. ¿Pero los Robles? Cuando llegué ya estaban y todavía me enamoran los mas viejos. Me gusta tumbarme en el césped frente al rey de los árboles. Aritza, le decimos al Roble y Aristoia al robledal, en el pirineo de navarra, en concreto en mi valle materno, conocido por Roncal. Me apasiona ver la luz atravesar las ramas creando mil efectos, escuchar la musica de las hojas con la caricia del viento....

Gracias Joseman por esa sensibilad que siempre demuestras en tu canto a la naturaleza. Lo primero que nos rodeó, abrazó y acarició al llegar a este planeta.
votos: 0    karma: 18
#9   #8 gracias Eduardo. Tenemos vivencias muy similares. Soy de Galicia, el carballo y su bosque la carballeira son nuestro árbol símbolo, aunque las repoblaciones con otras especies lo hayan escondido un poco. Al fin y al cabo conservamos ese maravilloso sustrato celta, primitivo y sabio que nos conecta con el lenguaje de la naturaleza, y para nuestros ancestros el roble es un símbolo de eternidad y resurrección, y también de alimento.
Gracias por acercarte de nuevo a mis palabras. Pertenecemos a pueblos antiguos que comprendían la razón profunda de la tierra y de los que la componemos.
Un abrazo.
votos: 0    karma: 20
comentarios cerrados