Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Qué milagro

Hoy que por fin una gran ira me ha abatido
del balcón, por un traspiés yo me he caido

No he roto el cemento de la acera de milagro
porque con suerte me zambullí en un charco

Aún así con la boca muy abierta me quedé.
Con esa visión, cómo no lo iba a estar, pardiez

Pues dos piernas como dos altas columnas
y hasta la mismísima entrepierna bien desnudas

Me dejaron totalmente turulato y deslumbrado
y como no, por dios, con ese susto obnubilado

Qué milagro
Qué milagro
5
sin comentarios 50 lecturas versolibre karma: 42