Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Reminiscencia de invierno (parte I)

Cae la tarde, los vientos gélidos del norte soplan con fuerza sobre la estampa de plomizos y níveos colores del centro de la ciudad. Los pasos de Salvatore se hacen pesados sobre el pavimento glacial mientras libra una batalla épica contra la ventisca que escupe su ráfaga de furiosos copos de nieve. Recién salido del trabajo, se dirige a su estación del metro urbano, a unas pocas cuadras del altísimo edificio de cristal donde trabaja. Hoy no tiene ánimo de pasar a tomar su macchiato bien espeso en la cafetería de moda del centro que le queda en el camino, urge llegar a casa a atizar unos leños en la chimenea y entibiar un poco el espíritu.

A pocos metros de la cafetería, desde el otro lado de la acera, observa sin embargo a los grupos de amigos, parejas e individuos solitarios que beben los cálidos sorbos de sus bebidas a temperatura de ebullición, casi todos con un móvil en la mano y unos pocos con un libro. Y su vista se detiene en una figura en particular; una chica de mirada perdida que sentada en una mesita al lado de la ventana, observa la blancura del ocaso y se extravía en los laberintos espirales de algún fugaz remolino de viento. Sus ojos son de un café tan oscuro como la densidad del espresso en el macchiato que Salvatore suele tomar. Su cabello castaño claro es tan liso que la luz de la lámpara encima de su mesita resbala por su pelo hasta caer al piso. Sus labios carnosos sugieren que su sonrisa debe ser angelical, pero su expresión es más bien de tristeza, pero no de una tristeza llana y simple, más de esas que son complejas, envueltas por el misterio. El corazón de Salvatore, sin embargo, late ahora con una tibieza inesperada, y antes de darse cuenta se encuentra en la puerta de entrada; sus pies lo han llevado hasta allí sin notarlo, como deslizándose o patinando por el pavimento helado.

El lugar está abarrotado, no cabe un alma; el frío invernal obliga a los transeúntes a hacer parada obligatoria y pedir una bebida bien caliente. Pero ya está allí y voltea a ver a la chica de los ojos café profundo, ahora de espaldas hacia él; lleva un abrigo corto de un color tan blanco como la nieve, lo cual realza el rojo escarlata del lapiz labial sobre sus carnosos labios. —Me das un macchiato con leche de soya y un toque de caramelo por favor —le dice al cajero— ¿alto, grande o venti? —le responde el cajero— Mejor un venti. Que me dure un buen rato— y le da un billete de diez dólares. Ya con su café en la mano, da un par de vueltas por las mesas y barra de asientos individuales del lugar, sin encontrar un solo espacio, excepto por una silla disponible en una mesita pequeña donde una anciana de cabellos plateados que está absorta en la lectura de su libro mientras bebe un latte que parece inagotable; y otra silla al lado de un hombre de mediana edad —aunque por su cabeza calva parece mayor— con una abundante barba y cara de pocos amigos, como quien ha tenido un día muy cargado; y por supuesto, la silla libre en la mesita de la chica de los ojos profundos, absorta en el panorama invernal de la calle, con un libro abierto casi por la mitad al que no ha vuelto a mirar en todo el rato que Salvatore lleva observándola. —¿Te molesta si me siento aquí? —ella lo mira con semblante serio, con especial asombro, como quien quiere ver hacia adentro y no solo por encima, pero no dice nada— ¡Es que no hay un solo lugar disponible! Claro, si no soy inoportuno, y si no esperas a nadie —Y ella lo sigue mirando por breves segundos más, pero su boca no se abre, mas con sus labios hace un gesto tan leve, como el de una tímida sonrisa; y de alguna manera parece que asiente a que Salvatore la acompañe. Al menos así lo entiende él, que sin decir más pone su bebida sobre la mesa y jala la silla, inusualmente pesada y sin protectores de hule en las patas, haciendo un ruido particularmente enervante al hacerlo. Ella levanta una ceja, como diciendo: —¿Qué haces? —pero realmente no dice nada— Perdona, no ha sido mi intención— se excusa él.

La mirada de ella se zambulle ahora en la página actual de su libro, como queriendo esquivar la conversación con el chico; aunque en su interior siente, sabe, que debe, que necesita hablar con él. Mientras lee, sus ojos café parecen sumergirse en las páginas y éstas abren un portal que la transporta al mundo de la novela; al mismo tiempo, con su mano derecha y sus uñas semilargas, muy bien cuidadas, sin pintura; hace un sonido sobre la mesa que emula el cabalgar de caballos. —¿Qué lees? —pregunta él con sincera curiosidad. Y ella, en ese instante, es como sacada por un haz de luz del mundo de su novela y transportada en el acto a la mesita, con un par de bebidas calientes, un libro, y claro, un desconocido frente a ella. —No me despiertes del olvido —le responde, sin más— ¿Y de qué trata? —vuelve a preguntar, a lo que ella replica— es un cuento muy largo para contártelo, y aún no me decido si es ciencia ficción, o magia mística egipcia, o una combinación de ambas cosas; es intensamente romántica, eso si te lo puedo asegurar; pero, parece ser un romance que trasciende generaciones, eras, culturas y algo más— suena bastante bien —responde Salvatore— ¡es apasionante, no tienes idea! —concluye ella, y se sumerge de nuevo en su lectura. Mientras tanto él, bebe su macchiato lentamente, como disfrutando cada pequeño sorbo de alegría caliente; no sin notar que la alegría que siente no proviene del macchiato exactamente, sino de la contemplación de la hermosa chica que tiene frente a él. Su mirada se hace penetrante, sus ojos chocan contra el café oscuro de los de ella; por su parte ella, se siente observada, quizás contemplada más bien. Ya no logra concentrarse en el libro, se dedica a tomar su bebida, observarlo de vuelta disimuladamente, para luego envolverse con él en una charla trivial de desconocidos; de esas en las que hablas muy a grosso modo de tus aficiones, de tu trabajo, de que estudiaste, de que te gustaría hacer con tu vida más tarde, de alguna experiencia interesante vivida. Y hablan, y se observan, continuan charlando y se miran, casi como acariciándose con los ojos, hasta que en un instante inesperado, al unisono, ambos tienen una especie de flashback, una reminiscencia; una escena compartida, ambos caminando tomados de la mano, en una tarde de otoño, por una larga avenida de tiendas de moda en Milán. —¿Alguna vez has estado en Italia? —preguntan ambos al mismo tiempo— ¡Qué casualidad! Hacernos la misma pregunta en este instante —dice Salvatore— Nunca he salido de los Estados Unidos, dice ella —yo estuve de viaje en Alemanía hace unos pocos años, pero es el único lugar de Europa en el que he estado —responde él. Ninguno se atreve a mencionar nada de esa reminiscencia absurda que parecen haber tenido, para no atemorizar al otro.

En un abrir y cerrar de ojos, cae la noche con todo el peso de su oscuridad y la temperatura desciende unos cuantos grados más. Han conversado por dos horas y media ya. Ella se excusa, que debe salir corriendo, que tiene que pasar haciendo unas compras antes de irse a casa, que le cierran el supermercado. El quisiera acompañarla, quisiera pasar toda la noche conversando con ella, observando sus bellos ojos y sus carnosos labios que invitan a besarla. Pero no dice nada al respecto. —¿Te volveré a ver? —le pregunta— ¡Quiero creer que sí! —responde ella y le da un post-it de color neón, con algo anotado; se levanta de la mesa, le da un ligero beso en la mejilla y sale de la cafetería antes que Salvatore pueda siquiera decir adiós. La observa desde la ventana mientras se aleja, con sus jeans apretados y sus botas blancas de invierno; la ve caminar pero más bien parece que flota en el viento y se pierde en la oscuridad de la esquina donde dobla, para desaparecer.

Salvatore se queda sentado en la mesa unos minutos más, tratando de asimilar qué ha significado ese encuentro. ¡Qué significa ese flashback! ¿De dónde puede conocer a esta chica que se le hace tan familiar? Abre el post-it: "Alessandra, 493-2345. ¡Despiértame del olvido!". Es lo que ve al leerlo.

(continuará...)



@AljndroPoetry / xi-17

etiquetas: invierno, encuentro, romance, reminiscencia, misterio
22
35comentarios 275 lecturas relato karma: 93
#1   Biennnnn... biennnnn...
Ummm... De dónde vendrá ese "recordarse"?... Misterio... Una realidad paralela... que deriva de una encrucijada de caminos...? Mmm... No me adelanto. Esperaremos a ese "continuará"
Bravo!
votos: 1    karma: 38
#2   #1 ya veremos de que va ese misterio... ya vendrá una segunda parte...
votos: 1    karma: 38
#3   Oh yeah & Wow !!!
Qué interesante has dejado este final de primer capítulo , para cuando la segunda parte {0x1f62c} , estoy deseando leerlo
Flashback misterioso me encanta !!!
Y contigo nunca se sabe a qué mundo o mundos nos llevará esta historia ...
Un lujazo leerte !!
Muchos aplausos amigo !!
No tardes con la siguiente entrega {0x1f609}
votos: 1    karma: 40
#6   #3 no comas ansias mi querida amiga @rebktd
ya tengo en mente la 2a parte casi completa
pero ya sabes, lleva su tiempo y trabajo plasmarlo
de buena manera ;)
votos: 1    karma: 40
#19   #3 Creo que tú todavía no estabas en este grupo Rebequita, pero este amigo, @Aljndro Poetry escribe novela y nos la va poniendo por partes , y deja a uno urgida de leer la continuación . Muy buenas sus novelas.
votos: 2    karma: 59
#20   #19 jeje ;)
micronovelas podrían llamarse
pero noooo..... son escritos informales
más una ruta de aprendizaje

gracias por tu comentario amiga @Malulita_
votos: 1    karma: 40
#25   #20 Pues muy bien elaborados ya hace unos meses nos tuviste al borde del asiento a ver que pasaba con los protagonistas, Lo que pasa es que eres todo un tipazo, eres un ser sencillo y sin poses! Me enorgullece ser parte del círculo de tus amistades. Abrazos!
votos: 1    karma: 40
#27   #25 ay @Malulita_
te pasas mi querida amiga
el gusto y honor es todo mío de compartir
con gente bonita aquí en poémame
tantos chicas y chicas que son tan agradables para compartir con ellos
tú una de ellas, definitivamente

fuerte abrazo amiga !!
votos: 1    karma: 40
#4   Escribe un poemario
Una novela
Y un cuento infantil, je je
votos: 1    karma: 40
#21   #4 Y japonés, clásico , loco y de misterio o de ficción y luego cualquier día nos sorprende con cosas nuevas nuestro amigo @AljndroPoetry tiene conocimientos de todo eso y se prepara día a día.
votos: 1    karma: 40
#22   #21 sobre todo esto: loco
como bien dices
jaja :-)
votos: 1    karma: 40
 *   AljndroPoetry AljndroPoetry
#24   #22 jjajaja pero un loco con conocimientos y preparado que caray ! Caso que no muchos pueden decir.
votos: 1    karma: 40
#23   #4 Como tú Miguel ya deberías ir por tu segundo o tercer libro , muy buen material y mucho que tienes .. Un abrazo mi querido paisano!
votos: 2    karma: 59
#5   Poetry... lo vuelves a hacer... atrapa la historia... en algunos lapsos haces revivir en uno vivencias pasadas... de esas 'mágicas'... bravo! y Gracias por compartir... esperamos la continuación...
votos: 1    karma: 35
#7   #5 ah que bueno que revivas algo de la magia de la vida a través de estas letras
eso me llena mucho !!
votos: 1    karma: 35
#8   Interesante historia, toques románticos con algo de misterio. Muy buen comienzo.
votos: 0    karma: 20
#9   Me gusta que detalles de una manera tan pictórica, señor blandito. Lo que no sé es si pillo bien la categorización de los personajes. Veremos ver cómo avanza... :-* :hug:
votos: 1    karma: 39
 *   _Sejmet_ _Sejmet_
#12   #9 a ver como avanza, ya ves que en estas mis historias, a veces los personajes dan la sorpresa y de ser los más gustados y blanditos terminan siendo controversiales y la audiencia se divide en opiniones sobre si estuvo bien o mal tal o cual decisión....

pero ya veremos para donde se van estos personajes... que aquí aun no debían indicar con claridad su esencia :-)
votos: 1    karma: 39
#13   #12 La esencia no, claro, pero no los dibujo tan bien en mi cabeza como las escenas en sí, a eso me refería.
Sí, recuerdo lo que pasaba con el otro. Moralidad y ética a discurso. A lo crimen y castigo.
votos: 1    karma: 39
#14   #13 te entiendo, en cierta medida es intencional esa ambiguedad de los personajes por ahora, pero ya iremos viendo más de ellos

sobre "Crimen y castigo" he de confesar (otra vez) que nunca terminé de leer esa novela, lo cual me parece un crimen, y mi castigo me persigue a menudo, pensando que debí tenerle paciencia y seguir adelante, pero bueno, se lee lo que se lee y por las razones que se lee, ya lo decía El Gabo Márquez que "una novela debe leerse hasta el punto en que te sigue gustando"... y pues estoy de acuerdo con él, aunque su opinión al respecto pueda ser controversial .... que se le va a hacer ;)
votos: 1    karma: 39
 *   AljndroPoetry AljndroPoetry
#10   :popcorn: :popcorn: Bueno, bueno... No es por meter prisa, pero tienes una habilidad maravillosa para dejar al gusanillo curioso mordiéndose las uñas. Así que... ¡Venga! No tardes con la segunda parte. Por favor... :roll:

Genial, Alejandro!
votos: 1    karma: 34
#11   #10 ese es el objetivo, dejar el gusanito, la ganita de la siguiente parte
ya viene, unos cuántos días, está en el horno ;)

jaja.... ahora noté que ya estás con las palomitas de maíz a la mano... jaja :-)
votos: 1    karma: 34
 *   AljndroPoetry AljndroPoetry
#26   #11 y al borde del asiento! jjajajaj y listos a enojarnos cuando no nos gusta lo que hace algún protagonista.
votos: 1    karma: 40
#15   Lo que enamora son los detalles
La trama es buena, pero esta acompañada de una minuciosidad en la descripción de cada situación y gesto que denota con claridad la calidad del autor
Felicitaciones!
Un abrazo
votos: 2    karma: 54
#17   #15 me alegra @danilll2000 que te gusten todos esos detalles, me ha gustado esmerarme en crearlos y describirlos para que el lector los viva, y son esos detalles los que forman parte de una escena vital de la vida (y de todas las escenas), son esos, que sin advertirlos enriquecen la escena y le dan todo su sabor y color, aunque a veces para algunos parezca un tantito molesto tanto detalle, en fin, se hace el mejor esfuerzo por mantener un balance entre los hechos duros y concretos y los detalles que los envuelven

mil gracias por tu visita, muy honrado
votos: 0    karma: 20
#16   La descripción de cada instante te va metiendo en la trama, yo me anoté en la mesa también ehh! espero con ansias esa siguiente parte. Un placer emocionarse leyendote.
votos: 1    karma: 39
#18   #16 bienvenida a la mesa @Yohelava
y hemos de asegurarnos de traer palomitas de maíz :popcorn: :popcorn: :popcorn: para todos, mientras vemos que pasa con esta trama
que bueno que te han gustado los detalles, algo de eso le escribía a @danilll2000
fuerte abrazo mi estimada amiga de letras
votos: 0    karma: 20
 *   AljndroPoetry AljndroPoetry
#28   Pues yo sólo te digo Felicidades! ya conozco tu estilo y me gusta , ya hice algunos comentarios y solo me resta decir... Alejandro no tardes con la segunda parte.
Saludos!
votos: 1    karma: 40
#29   A mí me parece entretenido (creo que estás hecho para describir paisajes, chico) me engancha como una película; me quedaría en el sofá con la mantita leyéndolo cualquier tarde de invierrno :popcorn: ) Me parece de fácil lectura, ameno, y ágil. Me da mala espina la chica y él me parece un soñador empedernido. Pero ya sabes, Ze se monta su propia historia. Quedo a la espera de la continuación.... :-)
votos: 1    karma: 39
#30   #29 ajá... ya me estás condimentando a los personajes...jaja.... ya veremos como se perfilan
(te anticipo que son más complejos que lo que aparentan, e intencionalmente los he delineado muy vagamente en esta primera entrega)

gracias por lo positivo sobre lo ameno de la lectura, esa es la idea/el objetivo
me alegra
votos: 1    karma: 40
#31   La historia engancha Alejandro tal y como la has empezado a articular, tiene muchos elementos para hacerlo :-) Historia, de momento, aparentemente romántica, pero con toques de ficción o magia, donde queda abierta esa puerta que vincula el libro que ella está leyendo con el flash que ambos reciben al mismo tiempo que indica que algo de vidas anteriores puede estar habitando dentro de ellos, y su relación se pierda en el tiempo... y el fin sugerente con la nota de "rescate"…   » ver todo el comentario
votos: 1    karma: 39
#32   @Alex_richter-boix @Pequenho_Ze @Malulita_ @Yohelava @danilll2000

Muchas gracias a todos por su visita y por sus atinados comentarios, tanto aquí públicos como los expresados en privado. Tomo noto de todos, gracias por las caricias al alma poética con sus halagos, gracias de igual peso a las críticas constructivas, tan bien intencionadas, que harán crecer esta pluma incipiente. Gracias también a quienes han dejado sus "me gusta" sin comentario y todos los lectores anónimos.…   » ver todo el comentario
votos: 1    karma: 39
 *   AljndroPoetry AljndroPoetry
#33   Pues quiero más
votos: 1    karma: 39
#34   #33
(pues ya hay 2 partes más y la cuarta cocinándose )
votos: 1    karma: 39
#35   #34 pásame los links
votos: 1    karma: 39