Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Una señal ¡

Mis lágrimas están contenidas en un odre.
Cada paso que doy, no lo siento, huyen de mi propia sombra.
He perdido la orientación.

Mi sol se ha quedado inmóvil como en la tierra de Jericó. Pero no siento calor.
He perdido el horizonte dibujado con sueños que prometían ser realidad.
No los puedo alcanzar.

El cielo me ha lanzado una escalera, me pregunto si yo debo subir o esperar a alguien bajar.

Mi corazón tiembla y me pide piedad, un momento de relax.
He dejado de hablar, mi garganta tiene vidrios rotos y mi alma en trizas está.
En la noche me refugio y duermo en posición fetal, abrazada a mi almohada,
escuchando las voces del infinito y recordando el lugar en el que nunca sola me sentí,
pero mi madre dijo que no me podía quedar allí, porque la vida es sagrada y hermosa,
pero con sabiduría del cielo hay que saberla guiar.

Señor Mío¡ Magnifico tu nombre porque en el dolor también hay que saber alabar.
Que tú no eres más que sabiduría, poder, justicia y eres Amor,,,
oh mi Dios, derrama sobre las almas abatidas y corazones quebrados un
hálito de tu magnifica bondad.
Porque la vida aquí en la tierra es maravillosa,
pero con dolor es complicado encontrar la verdad.

Dime señor si yo debo subir o esperar a alguien bajar... Dame bondadoso señor una señal ¡


Letizia Salceda,,,

etiquetas: señal, plegaria, tristeza, escalera, alabanza
12
17comentarios 138 lecturas versolibre karma: 106