Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

uno más

Se fue.
Tal vez hicieron que se fuera.

Pero lo mejor que hizo en su vida,
fue haberse ido.

Jamás regresó.
Nadie preguntó por él, jamás.

Se vendió su lugar en el tren.
No quedó ningún diario en el kiosco.

La cafetería vendió el café de costumbre,
y la radio siguió su programación.

A nadie le hizo falta,
cuando se fue.

etiquetas: poema
13
5comentarios 98 lecturas prosapoetica karma: 84
#1   ¡Buen poema!
votos: 1    karma: 38
#4   #1 gracias Jess
votos: 0    karma: 20
#2   Es triste cuando nos vamos y nadie nos extraña, saludos
votos: 1    karma: 36
#3   #2 saludos cordiales
votos: 0    karma: 20
#5   Oh si, es muy triste cuando eso sucede. Es triste cuando te olvidan como si no hubieras sido nada...
votos: 1    karma: 39