Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Y el Hombre

*

Y la tierra inhala
Y la tierra exhala

Y el aire gime
Y el aire fluye

El mar agita
Y la vida habita


Y la luz…

Y la luz cambió su diafanidad por una estela tenue y grisácea. El polvo anidó en aleros y taponó los caminos.

El fuego traspasó los cielos, creando huellas, pintando señales.

Y el hombre…

Y el hombre se hizo ciego a su destino, sembrando abrojos y soledades.

¡Labios de bronce!
¡Pies de barro!

¡Canto desterrado!
¡Oído sellado!

Y después de todo, hundió las manos en la cavidad de sus propios sueños

¡Manos ávidas!
¡Manos de arena!



* Imagen tomada del muro de Islam Gamal
Luz Marina Méndez Carrillo/09042020/Derechos de autor, reservados.

etiquetas: dolor
12
8comentarios 112 lecturas versolibre karma: 85
#1   Hermosas líneas llenas de profundad reflexiones!

Un saludo!
votos: 0    karma: 20
#5   #1 Gracias Joyina por tus palabras, por llegar. Saludos.
votos: 1    karma: 31
#2   Simplemente hermoso cuánta inspiración y belleza
votos: 0    karma: 20
#6   #2 Agustín, me alegra tu visita, tus palabras. Saludos.
votos: 0    karma: 13
#3   Me gusto mucho!
votos: 0    karma: 6
#7   #3 Sandy, gracias por llegar y tus palabras.
votos: 0    karma: 13
#4   Delicioso poema, Luz Marina
Me encantó su lectura.
Abrazos
votos: 0    karma: 20
#8   #4 Saltamontes, me alegra que te guste. Gracias por tu visita, tus palabra. Saludos.
votos: 0    karma: 13