Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

La orilla

.

Había llegado
con la fuerza que sólo tiene un alma enamorada
hasta lo más profundo donde el mar te lleva a la deriva del olvido
donde te entregas a sus corrientes de pasiones o regresas
con las pocas fuerzas que te deja sin destino la tristeza…

Y yo, había llegado, yo sé que estuve cerca
que pude respirar los aromas de otra orilla
pero no había nadie que me viera
que estuviera esperando
y se ahogó, mi poesía, mis versos
uno a uno, y los otros, se los regalé a las olas
que ayudaron cuando cedía mi nado…

Ahora no busco horizontes
no escapo en promesas, no sueño despierta
sólo me enamoro de mi orilla, de la paz
con que mira y me espera, y sé cuando es la hora
en que viene a visitarme la marea…

Pero había llegado
y ahora es el ahora donde nacen las historias
de amores y botellas, que se lanzaron al mar
para creer en alguien, sin arriesgarse a ahogarse
mientras escriben a otros destinos nuevos versos
algún que otro improvisado poeta…


soundcloud.com/lola-bracco/habia-llegado (Lola)

.
12
4comentarios 257 lecturas versolibre karma: 92

La última liberación. En sinergia con @MiguelAV

Te libero
de los dragones que no existen,
de la ternura del perfume de un abrazo.

De mis ganas de vivir con alegría
de perder todo
en un vacío en su silencio.

De un poema devuelto
de la visión del abandono
sin tenerse.

Te libero
de la crispación del tiempo
que se fuga en el momento.

Te libero de los vértigos
de tormentos invisibles
dibujados en el viento.

De los cánticos afligidos,
entonados en los ruegos
de los muertos.

Te libero
de reproches y perdones
de prejuicios.

De consignas modernistas
del riesgo de la hoguera
por pensarte libre.

Te libero
de la sangre
vulnerada por el odio.

Del oprobio,
del veneno lacerante
y los efectos del cáncer.

Te libero
del apocalipsis
de mis propios miedos.

Puedo hacer de tu vida
un recuerdo rupestre,
tengo el poder, soy la muerte.
leer más   
21
40comentarios 224 lecturas versoclasico karma: 98

Nacer bajo el influjo de la gibosa menguante

Yo
que soy del frimario
que nací cuatro días tras el plenilunio
bajo la pletoricidad gastada de una gibosa menguante
aprendí casi que por destino obligado
a amodorrarme, si se quiere, en esa tranquilidad pasmosa que
se te anida en flojera tras completar la cosecha.

Siempre dices que en mí
hay como el viso de una tristeza abrigada
como el tenue aroma a una melancolía otóñica
que en mí
hay algo que se se derrumba
que se pudre
como las lánguidas contemplaciones vítricas
transparentes
en la luna intacta
de una agrisada ventana.

Que si hubiese alguien que reinara en la tristeza
ese... sería yo.

Y aunque no me gusta que me lo digan...
estoy consciente
de que soy
mi propia reina de la lluvia.-


@ChaneGarcia
...
leer más   
14
3comentarios 223 lecturas versolibre karma: 90

Huye

Quiero correr
que no me alcance la muerte,
quiero huir
a donde no me encuentren.

Quiero ir
a donde las palabras
no se escuchen
y los años no corran en vano.

Quiero volver a nacer,
esta vez con tiempo completo
no quiero ser estúpido
marioneta de las verdades.

Quiero esconderme
en un verso justo,
quiero ser otro yo
sin poemas y disfraces.

Quiero olvidar
nunca más recordar,
no quiero ser
un holocausto perdido.

Quiero dormir
no soñar jamás,
corre, huye
que la desesperación me alcanza.

Escóndeme en la vereda angosta
de un cielo infinito
sin el deseo de amar
ser correspondido.

Respira, exhala
siente como duele el aire
sale amargo
como el calor sale por las ventanas.

Él Mute.
18/01/2020.
21
17comentarios 206 lecturas versolibre karma: 114

Esperando que florezcan los almendros... (Colaboración @horten67 y @mariaprieto)

Acunando el tiempo
entre pétalos de nieve.
Recogiendo en cuencos
los minutos que se van perdiendo.

Ovillada
en cualquier rayo de sol
abandonado,
voy deshojando la tarde.
Y en una cantinela hueca
de “síes” y noes” me enredo
un poco más en la nada...

Contando gotas de lluvia
me adormezco en mi letargo.
Y en cada charquito que se forma
lanzo un barco de papel
de sueños y viento helado…

¡Y tiemblo!

Y la hojarasca se desprende
de las ramas de mi cuerpo,
como mariposas moribundas
se aleja en pequeñas bandadas
a medio metro del suelo.

Crujen mis versos perdidos
(mis versos de tierra y cielo)
y cruje mi corazón.
Crepitan mis palabras
dormidas en las ramas
de mi sinrazón.

Me adormezco en mi letargo,
me abandono…
en los brazos de un invierno
que barrunta primaveras,
que huele a romero y tomillo
y a la flor de la lavanda.

¡Silencio!

Sobre el ramaje desnudo
hibernando están mis sueños,
mis anhelos.
Los brotes nuevos aún duermen
esperando con la luz del nuevo día
que florezcan los almendros…




Autoras: Hortensia Márquez y María Prieto
Enero 2020
27
41comentarios 205 lecturas versolibre karma: 115

Coplas

(Sinergia entre @CosechaTDP y @Saltamontes.)

Saltamontes y Cosecha,
en reto de pluma estrecha,
exhiben hoy sus cuartetos,
fundiendo sus vericuetos.

Aunque en coplas no soy ducho,
fui invitado a coplear
por Cosecha, que lo es mucho
y no lo he de defraudar.

Ecuador, tierra de coplas,
con guitarra bien te acoplas;
con un trago a chacharear
y a las huarmis conquistar.

En mi cuba la cuarteta,
como copla en Ecuador,
la recita el trovador
a las mujeres, sin treta

Pobre mi patria querida,
de corruptos es guarida;
si descuidas tu atención,
te roban plata y calzón.

La corrupción es un mal
que en todas partes redunda,
merecen recibir tunda
los ladrones sin moral.

En la Costa buen pescado,
En la Sierra el cuy asado,
Oriente te da ayampacos,
más hierbas y afrodisíacos.

Haciendo comparación,
de mi patria te destaco
que se da el mejor tabaco,
caña de azúcar y ron.

Esta tierra bendecida,
por Galápagos querida;
espera a sus visitantes
poémame-caminantes.

Mi tierra orgullosa ofrece
un cielo azul que es precioso,
playas de un mar delicioso
y su gente que enternece.
19
28comentarios 199 lecturas versoclasico karma: 96

Silencios

Mis palabras salen solas
sin yo pretenderlo.
Me estoy ahogando
y al mismo tiempo
voy vomitando versos.

Mas no quiero que salgan.
Quiero que se queden dentro.
Que me empachen esas rimas,
que me infecten todo el cuerpo,
que se pasen a mis venas
y lleguen hasta mi cerebro.
Y que dormiten allí por los siglos
sin aparecer ni en sueños.

Porque no quiero que salgan.
Quiero que se queden dentro.
Que ni mis palabras,
ni mis rimas, ni mis versos
hagan conocer a nadie
todo lo que estoy sintiendo.

Cuando un poema se extingue
y se sume en el silencio,
en algún lugar del mundo
hay un poeta muriendo.
leer más   
16
28comentarios 187 lecturas versoclasico karma: 100

El tacho

Cambié de psicoanalista. A decir verdad; de psiquiatra.
Año y medio en esta noble y honrada nación y no damos pie en bola. Ni él ní yo.
Fui, por una adicción desproporcionada a los productos expendidos con alto contenido alcohólico y por una atracción incontenible por la mujer del prójimo.
En un principio, dijo que era ansiedad derivada de los efectos nostálgicos del destierro. —Me sentí como un perro—hablé con Timoteo,me dio mayores indicios de consuelo (Timoteo es perro)
En la última visita el loquero, me regaló un tacho de basura nuevo, me dijo que escribiera todos los malos pensamientos que pasaran por mí mente y que debía depositarlos en ese tacho. De igual modo, tenía que comprar otro tacho,donde depositar los buenos pensamientos.
Desde que Freud nos metió a todos los hombres en un mísmo saco para intentar comprenderse a si mismo, hemos sido cada uno de modo individual, menos comprendidos en nuestro propio mundo.
Al salir del consultorio,al otro lado de la calle alguien había tirado un tacho color rosa en polipropileno original con muy poco uso. !Uah¡...lo tomé y lo llevé a casa —me ahorré doscientos pesos—
Pero... sucede que no tengo buenos pensamientos, todo lo que pienso trae sello primogénito dañado.
Se llenó el tacho nuevo, mientras que el reciclado (color rosa) permanecía vacío.
A la semana siguiente le conté con lujos de detalles al psicoanalista (loquero).
Con signos de molestía, me dijo que debíamos repetir la terapia, ya que yo no seguí la prescripción al pie de la letra, el me había dicho claramente « comprar» otro tacho, y yo lo recoji en la calle y aquel tacho rosa tenía una conexión con el infierno.
—Hoy no se quién de los dos está más loco—
leer más   
19
31comentarios 185 lecturas relato karma: 105

Un Hada En La Antártida

Fría herida brota
En la rosa inmaculada
De la piel pálida
De aquélla triste hada
Que quedó desolada
A orillas de una fina capa de hielo
Despojada de sus amadas alas
Lejos de su cielo que la dejó
Desamparada en la fría
Antártida...
leer más   
31
14comentarios 161 lecturas versolibre karma: 99

Mi senda

Arrancaré de raíz
las malas hierbas
de mi camino.
Abonaré la tierra
Cribaré impurezas.
Sembraré en los lindes
flores de mil colores,
que impregnarán mis miedos
con su esencia.

Y me bañaré
en sus perfumes
para recorrer
mi senda con
entereza.
leer más   
31
30comentarios 160 lecturas versolibre karma: 106

No preguntes ( en respuesta al poema cierra la puerta al salir de @varimar)

No preguntes a qué he venido,
Me escudaré en algún pretexto
Insustancial e inconexo
Como:...inventariar mis libros...
O regar los blancos lirios
De los jardines anexos
Que tú y yo construimos.

No preguntes cuando me voy
Si yo mismo me he negado
A ver el tiempo infiltrado
En la proyección de sombra
De estos huesos desgastados
Del hombre viejo que soy.

Piensa que vine por mis tambores
Piensa que me voy de fiesta
Piensa que mí alma aún despierta
Ahogada en febriles temores
Producto de catalepsia
Piensa que mí voluntad es necia
Y mis prejuicios peores.
Piensa lo que quieras...
Pero no pienses en mi
Toma todo lo que queda
Del hombre tonto que fui
Borra lo inmerecido
Mientras yo, cierro bien la puerta...
Para
que
no
entre el olvido
leer más   
21
22comentarios 156 lecturas versolibre karma: 102

Haiku para Enid

Verano muerto
en el blasón del cuerpo,
irremediable...
leer más   
19
2comentarios 148 lecturas japonesa karma: 94

La naturaleza como inspiracion

" El hombre ha hecho de la naturaleza su
inspiracion e historia de vida"
12
7comentarios 147 lecturas versolibre karma: 88

Al Alcance De Una Taza

Tome asiento
Juntó a la ventana
Pedí un café,
Para animar mis neuronas
A crear nuevas ideas.

Al llegar a mi el tan esperado café...
El tierno calor del vapor
Recorrío con su aroma
Mis adentros hasta
Navegar en mi mente.

El sabor amargo y dulce
Conquistó mi paladar
Comence a darle forma un poema
Con cada sorbo
Mi corazón latía tinta
Mi mente divaga
En el encantó de la fonema
Que formó al tomar
Con una simple taza de café
Un nuevo poema
leer más   
20
12comentarios 146 lecturas relato karma: 104

Te maldigo de impotencia

Desde la impunidad de tu boca
y la burbuja de tu poderío
repudiaras mis denuncias
es más, ni siquiera
se inmutara
tu cretino maquillaje

Tan solo soy, una aguja en un pajar
en un planetario y moribundo pajar
de tu colmado granero
y poseo como fortuna
la tinta y mi palabra
para enfrentarme a tus mordiscos

Sí poder,
poder de los mil semblantes
tu muerdes a la vida
con los colmillos de tus injusticias
con las garras de la desigualdad
además eres ciego y sordo
ciego de alma
sordo de lágrima
inmune, al llanto de un niño
desnutrido de lunas
a la plegaria de un refugiado
despojado de sus techos
o de cualquier grieta incómoda
que perturbe tu exclusivo resort

Sí poder,
poder de los mil semblantes
protegen tu espurio botín
de apestosa inmundicia
tus sobornables acólitos
manipulando el viento de tus hojas
mientras les cubres de oro
y ¿el resto de la humanidad?
simples marionetas de tus manos
que sufragas con míseras propinas

Sí poder,
poder de los mil semblantes
mis versos vestirían
egoístas y vacuos
sí mirase tan sólo a mi ombligo
y no vomitase los tumores del tuyo
por ello, de vez en cuando
descorro tus blindadas cortinas
y te maldigo de impotencia
leer más   
15
20comentarios 140 lecturas versolibre karma: 99

“Navidades trágicas”

Dime hermano
¿Qué ha pasado este invierno?
Dime hermana
¿Por qué se siente tan fría la noche?

Acaso no reíamos en tiempos pasados.
Recuerdo miles de sonrisas justo bajo el árbol.
Regalos rodean su grueso tallo, tú y yo felices. No veo llantos.

Entonces dime
¿Qué pasa hermano?
Que estas navidades se siente lejano,
El calor de la familia, el abrazo añorado.

¿Es porque todos
apagados estamos?
Se que son tiempos difíciles
Los que están pasando.
Pero confía en mí,
Confía hermano.
Ya no quedan lágrimas para estar gastando.

Con un poco de suerte,
El siguiente año,
Podremos reír,
Como no hace tanto.
Hermano no llores.
Ya no ha de haber llanto.
Hermana no sufras.
El dolor al pasado.

Que no descansaremos,
Hasta terminar el año.
leer más   
18
7comentarios 139 lecturas versolibre karma: 94

Recuerdo mortal

No fue tanto
lo que te quise...
ni lo que dejé
de amar...
fueron el recuerdo
de tus besos...
que no puedo olvidar.

Besabas con muchas ganas
para que no pudieran olvidar,
entregando toda tu vida
al unos labios besar.

Besos de ternura,
besos locos,
besos rápidos y lentos...
besos que ni el tiempo
han podido borrar.

Y sí...
con todos me quedo...
no queda más nada
que hablar...
en mis días y noches
llevo un recuerdo mortal.

Al Agus
leer más   
12
6comentarios 135 lecturas versolibre karma: 92

Por aquel camino...

Por aquel camino,
de la vieja senda,
caminé despacio
y llegué a la aldea,
era el fiel terruño
donde yo naciera
con un puerto al lado
y una playa cerca,
regresé desnudo
y doblé las piernas
al mirar mi casa
y tocar su puerta,
porque allí tenía
a mi vida entera,
con risas y llantos
y esperanza eterna...

Escuché ladridos
y campanas cerca
que así me llevaron
a la torre vieja,
y vi las señales
y el reloj de piedra
muy cerca, en la entrada
de la angosta iglesia,
y dentro, en los bancos
estaba la esencia,
la imagen amada,
que tanto me diera,
volvían los sueños,
también la inocencia,
estabas en ellos,
abuela coqueta...

"...En aquel camino
se forjó un poema,
lleno de recuerdos,
jaranas y ferias..."

Rafael Sánchez Ortega ©
05/01/20
17
17comentarios 135 lecturas versoclasico karma: 99

Mi niña

„Mi niña“; así la llamaba cuando por teléfono comunicaban, sus corazones estaban fundidos a pesar de la distancia, navegaban unidos, en un mar agitado.

Y así quiso el destino que un día se encontraran, trayéndoles cariños, sonrisas, amor, miradas enamoradas, besos, que no regalaban calma...
Aquí se unieron sus almas, aquí, en un marco de luz encantada, en la penumbra de una habitación bañada, allí le dijo él al oído: Mi niña, ¿Sabes cuánto te amo?

Fueron seis días, noches, mañanas, crepúsculos, albas, madrugadas...Claro de luna... Luna llena que desde lo alto contemplaba...Un sol radiante, cegando las pupilas de aquella „su niña“ y del amante enamorado...

Una ciudad escondida, una hermosa mañana, murallas de antaño, calles de angostas pisadas, tomados de la mano, esperando y soñando, un futuro lejano...
leer más   
21
16comentarios 134 lecturas prosapoetica karma: 99

¡La Mirla Encantada!

*


Busco, en la bóveda celeste, arandelas que den vida a los versos, a la fuerza del mar, a la gracia de los vientos.


Cierro los párpados al aliento del corazón y al llamado del intelecto. El silencio se hace evidente y la luz vivifica sobre la magnitud del orbe.


Cae la noche taciturna y pura. Los cuerpos duermen, las almas se agitan. El canto de las aves se hace silencioso y notoria la inquietud del alma. Mi hermoso gato blanco merodea en círculo. Luego, soñando con alcanzar las estrellas, a mi hombro se encarama.



¡Y en mi boca, la sed!
¡Y en mis venas, la vida!


Escucho, imperceptible al oído, el aleteo de la Mirla encantada, que en plenilunio, desciende presurosa del cielo a la tierra, de la tierra al cielo. La miro volar, y en sus alas, su magia iridiscente y bella.


La siento cerca, revoloteando airosa. Llena de luz de luna, de amor fraterno, dejando sobre mis pechos, floreados pétalos de perfumados lirios. Luego, en círculos extraños y ascendentes, se eleva a la magna belleza del firmamento.


¡Y mis labios tiemblan!

¡Y mi cuerpo agita!

¡Y la tierra fermenta!

¡Y la lágrima seca!





* Imagen del fotógrafo Christian Spencer.
Luz Marina Méndez Carrillo/18012020/Derechos de autor reservados.
16
13comentarios 133 lecturas prosapoetica karma: 85
« anterior1234