Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Hasta siempre "pescaíto"

Profundo e intenso dolor
que se extiende,
cual catarata que alcanza
todos los rincones del Alma.
Angustioso respirar
aferrado al amoroso recuerdo
de un pequeño y dulce pescadito.

Taciturno amanecer
que no traerá la luz consigo;
no existiendo sol capaz
de entre tanta oscuridad,
alcanzar a clarear el día.

Cielo bañado en lágrimas;
y entre la vegetación,
tristes girasoles
han perdido su color.

Y no hay retorno;
con la maldad al acecho
al pececito se le impidió nadar.
Y el río se quedó sin agua
ocultándose reseco bajo los pies.

Ahora sabemos que Gabriel voló;
y junto a otros pescaditos
luce ya como una estrella,
nadando entre nubes de algodón.




Publicado en la Asociación solidaria cinco palabras:
cincopalabras.com/2018/03/11/escribe-tu-relato-de-marzo-ii-el-actor-y-
18
18comentarios 1353 lecturas versolibre karma: 105

Despierta de Primavera

Poco a poco, se despierta el alba
sobre mi piel dormida
con los primeros destellos de sol.
Perfuma de primavera mi cabello
al traer la brisa aroma de níveo azahar
y una etérea lluvia de pétalos
desnudando de rosadas flores los cerezos.
De rojo terciopelo se cubre mi mirada
cuando al despertar las amapolas de su letargo
se mecen entre las espigas que verdean los campos.

Poco a poco, me despierta la mañana
tras anidar en tu abrazo
con el arrullo de tus latidos acunándome, amor.
Se arrebola la primavera en mis mejillas
al sentir junto a mi boca tu cálido aliento
logras que aflore un poema
si escribes en mis labios tus versos.
De mar se espuma mi espalda
tras desnudarme de invierno el susurro del viento
cuando las olas de tus manos besan mis silencios.
31
14comentarios 1092 lecturas versolibre karma: 104

Cartas

Hoy me he tropezado con algunas cartas antiguas. Casualmente son todas tuyas. Las tengo en el cajón de la mesa bien colocadas. Generalmente, no me apetece releerlas porque las cartas, después de un determinado tiempo, pierden encanto y ganan humedad y nostalgia. Pero esta noche ando volando bajo y quise detenerme en ellas. Lo mejor de tus cartas era que estaban impregnadas de sentimiento. Se podían leer tus besos, tus caricias, las canciones que nadie conocía, las películas que vimos, las que quedaron por ver… Estaban cargadas de pequeños detalles y de unas ganas enormes de seguir adelante a pesar de todas las vicisitudes. Tus cartas eran tu alma encerrada en un sobre y miraban el presente para pensar en el futuro. La verdad es que cuando tengo alguna de tus cartas en la mano pienso en lo efímero que es todo últimamente.
leer más   
15
8comentarios 985 lecturas prosapoetica karma: 97

Luchar para vivir

El infinito es relativo cuando no se tiene
a alguien a quien contar
así nació el verso que da sentido a mis impulsos,
no importa ser el primero, solo tener la voz.

No quería perderme en un vacío
de la inutilidad del alma
con excusas y pretextos por el miedo
de haber nacido con amor a no callar.

La poesía no se vende ni se compra
los poemas son letras al universo
libres como el tenue aire que respiro
¿cómo vender la poesía? solo requiero una sonrisa.

La poesía que es sabia no llega nunca al final
el mundo andaría mejor si así lo fuera,
soy feliz soñando con en el mismo viejo roble
que no se compra con lo que es material.

Mi poesía lucha todos los días por vivir
orientado los motivos
por los cuales estoy aquí
con la esperanza en un aliento de la fe humana.

Escribo poesías
que tal vez no sean poesías,
qué importa si la conciencia
no deja que me roben la felicidad.

El poema es un milagro nacido para existir,
lo imposible cuesta siempre un poco más
la fuerza de la poesía nos levanta la ilusión
de luchar nuevamente después de cada caída.

Mi poesía da todo lo poco que tengo
es un infinito en lo relativo
siempre cuando tenga
a alguien con quien charlar.

Poesía
Miguel Adame Vázquez
El Mute
15/02/2018.
21
22comentarios 818 lecturas versolibre karma: 115

Anatomía del miserable

Te pienso. Se llenan los ojos de lágrimas como un torrente incontenible de sinapsis dolorosa, como si el neurotransmisor culpable de la fuga de las mismas se ensañara en demostrar su poder, como si el estómago ardiera gustoso y masoquista.

La ansiedad invade las puntas de los dedos, las mueve como marionetas en el espectáculo de la ridiculez, las controla y tiemblan oponiendo resistencia.

La última parte del cigarrillo se consume rápidamente y te ves en la necesidad de encender otro, a sabiendas de que no servirá de nada. Tal como no sirve idealizarte, pensar cómo serían las cosas si... si tan sólo.... (completas la frase con una utopía )... te dices a ti mismo que no vale la pena, repasas en tu mente una serie de frases populares sin sentido que deberían hacerte sentir mejor...

Llega el anticlimax: el momento de miseria más profundo justo antes de volver a comenzar un círculo vicioso y sin salida aparente, un laberinto de bordes desdibujados en el que no hay perspectiva, no hay manera de salir. Te miras cansado, deseoso de catarsis, de cese, de paz. Sabes que no la hay, que la maldita paloma blanca huyó despavorida, no tienes control sobre su vuelo.

Necesitas silencio, ausencia de ruido en tu interior, lo de afuera se vuelve irrelevante, como un sueño que intentas recordar en el ocaso; la gente transita como siempre: desconocida y cruel. El corazón acelerado como una bomba de tiempo... La soledad, único cómplice de lo que te pasa, y de lo que vendrá después .
leer más   
7
2comentarios 799 lecturas prosapoetica karma: 84

En mi soledad

En mi soledad,
permanezco desnuda de miradas
que ensucian la piel,
sin tener que demostrarle nada a nadie
para que me ame,
dónde ser valiente ya no duele
porque mis miedos han desaparecido,
dónde la oscuridad se torna luz
al abrir mis adentros, de par en par,
y dejar que mi esencia respire en silencio.

En mi soledad,
no he de temer al olvido,
porque conozco muy bien quién soy.
Sé que la razón de mi existencia
no es alcanzar lo más alto con el alma herida.
Que cuando amas de corazón, lo que anhelas
es poder llegar muy lejos enhebrando sonrisas,
con la mirada latiendo, rebosando sueños
mientras luchas contra los avatares del tiempo
sin olvidar lo bella que es la vida.
24
11comentarios 748 lecturas versolibre karma: 107

Dialéctica

Mi única dialéctica algún día será tus días y noches,
Mi militancia serán tus brazos y tus caricias,
Mi única contradicción será comprobar que la felicidad absoluta es posible,
Mi plusvalía serán tus besos,
Y mi único estalinismo,
Recorrer todo su cuerpo,
Instaurarme en su dictadura de sonrisas,
Hacernos uno en la intimidad,
Recorrerla toda,
Llevarla al infinito sin medida,
Mi política será retenerla,
Auto exiliarme entre sus brazos,
Y pedir la pena máxima,
Cadena perpetúa en usted y miles de estrellas,
Navegar al infinito,
En una vida de noctámbulos.

Carlitos Hurtado
leer más   
14
12comentarios 738 lecturas versolibre karma: 104

Mi triste amor

Aun cuando mi mundo se vuelve oscura pienso en el amor que nos unía siento como si tu mirada me atrapara una vez más quisiera contenerme al llorar al tener que admitir que no te amo que todo fue una infame por más que trate y te aleje de este sentimiento nunca te dejare de amar.

Muchas veces me escondí de ti al saber que era una realidad la que mi corazón sufría que cada vez que nuestros ojos se encontraban estabas en mis pensamientos hacías que mi corazón se llenara de lágrimas sentía un gran vacío al no tenerte a mi lado mi alma se oprimía al no ver tu sonrisa.

Otra vez mi triste pasado me sigue y me atormenta como hago para sacarte de mi mente como remplazo tu mirada, como olvido el rose de tu labios con los míos será que tendremos que vivir otra vida para que volvamos a encontrarnos y para que te siga amando.

Que hare ahora que te aleje amor mío seré el culpable de mi propia melancolía.

Llorare recordando que cuando estaba a tu lado podía sonreír ahora mis días serán oscuros por tu amor dime como volverte amar aun llevo esta tristeza clavada dentro de mi pecho que me ata a este destino trato de ignorar este sentimiento pero cuando me encuentro solo vuelves a mí y vuelvo a sentir esa opresión que duele y que no logro olvidar.


Ahora diré adiós y dejare que este dolor me consuma ya no resisto al no tocar tu cara, al ser yo el que tu vuelva a besar ,el que te hacia sonreír el que te abrazaba y te tomaba de la cintura ,el que agarraba tu mano cuando estabas distraída el que te miraba con ojos consoladores ,.aun cuando llorabas secaba tus lágrimas y sentía tu dolor mi mudo se volverá oscuro hasta mi último día
leer más   
10
7comentarios 702 lecturas prosapoetica karma: 97

Poema innecesario

No hace falta escribirle a la soledad,
A los abrazos, a las caricias, a las llamadas,
Para que escribirle a la soledad de los besos,
A la falta de sonrisas y despechos,
De días y noches,
De lunas y lunas de soledad,
Para que escribirle a la soledad de la almohada,
De las sabanas,
De sueños compartidos,
Innecesariamente mírame a mi soledad..

La membresía del amor esta como el bloqueo en cuba,
No llega ni una invitación diplomática a querer,
Imposible la búsqueda,
Imposible el viento,
Para la llegada de lo esperado,
De lo innecesario,
Quizás...

Carlitos Hurtado
leer más   
10
2comentarios 673 lecturas versoclasico karma: 100

Quererla

Quererla,
Quererla a la luz de la luna,
Volar los tapones de lo imaginable,
Acariciarla toda,
Volar en su aroma,
Escribir cada letra en su piel,
Cada curva en sus curvas,
Soñar sus sonrisa,
Incursionar en mil caricias,
Enamorarla a punta de detalles,
Rosas ocultas,
Versos que concluyen en ti,
Alcanzar su mirada,
Llevarla al infinito,
Deseando los amaneceres totales a su lado,
Quererla,
Adorarla,
Extrañarla,
Mas allá de posible,
De lo probable,
De lo que el mundo imagina,
Cuadernos con dedicatorias, mil formas de amarla,
Como usted,
En los tiempos perfectos de usted,
Caminos por andar,
Alcanzar su corazón,
ser enamorada de este detalle de la vida,
Que sin ninguna duda la espera,
Hasta la eternidad con la misma pasión,
De mil victorias estrelladas,
bajo su presencia adorada
Con la convicción,
De sueños por construir,
Juntos.
leer más   
10
5comentarios 617 lecturas versoclasico karma: 101

Poesía en rostros

Poesía en rostros,
En sonrisas y sueños,
Poesía infinita,
Poesía porvenir,
Poesía.

Poesía de campo de montaña y de ciudad,
Poesía de lo que somos,
De dónde venimos,
Poesía viento,
Poesía cielo,
Poesía negritud,
Poesía ancestral poesía.

Poesía montaña,
Poesía riachuelo cristalino,
Espesura poesía,
Vida poesía vida,
Poesía.

Somos poesía campesina,
Rostros humildes poesía,
Labrando la poesía tierra,
poesía incansable al salir el sol,
Labra poesía labra,
Sueña poesía sueña,
Sonríe poeta sonríe,
Poesía.

A nuestra ciudad poesía,
Con su trajín poesía,
Historia poesía,
Petroglifos poesía,
Cultura ancestral poesía,
Poesía Venezuela poesía,
Mi tierra carajo mi tierra poesía,
Latiendo en cada corazón de poesía.

Somos poesía somos,
Somos patria poesía,
Somos rebeldes poesía,
Arcos y lanzas poesía,
Somos grito de resistencia poesía,
Somos hijos de esta tierra de poesía,
Poesía somos,
Poesía…

Poesía resistencia indígena,
Tierra de gracia somos poesía,
dignidad hecha pueblo poesía,
somos guerreros incansables poesía,
Por los cuatro puntos cardinales poesía,
Dedicada poesía a mis hermanos poesía,
A Bolívar el libertador poesía,
A Guaicaipuro el cacique poesía,
A ustedes padres,
Poesía,
Poesía,
Poesía…

Así somos poesía,
Llevando libertad andamos poesía,
Nunca seremos colonia de nadie,
Nunca,
Aquí hay amor a lo construido en esta patria,
Somos Venezuela poesía,
Somos indios y somos muchos poesía,
Morderán el polvo los invasores poesía,
Ana Karina Rote Aunicon Paparoto Mantoro Itoto Manto poesía,
Somos rostros invencibles poesía,
Somos invencibles los de esta tierra,
Invencibles,
Desde el inicio,
Y hasta el final de nuestros tiempos,
Poesía.

Carlitos Hurtado
leer más   
10
4comentarios 616 lecturas versolibre karma: 91

Estrella Fugaz

En cada latido, temblor o mirada
Se esconden susurros, las voces del sol
Ocultas en fosas, en el caracol
Del ojo silente, sonrisa callada

Nacientes luceros, en noche estrellada
Consuman los sueños con luz tornasol
Abriendo botones, sutil girasol
Jardín de deseos, del alma besada

Volar de cometas, de estrella fugaz
lo esperan mis lunas con fuego en las manos
me dejan destellos con besos de paz.

Y son los anhelos, tesoros humanos
que viven muy dentro con mudo antifaz
trayendo al cumplirse, verdor y veranos.
leer más   
16
14comentarios 604 lecturas versoclasico karma: 108

Corazón chicle

Corazón chicle
sueños de payaso,
m(i)ente de paso.
Aprendiz de bailarina,
brisé volé
para torpes tobillos cascabel.
Busco en la maleta
la suerte
que me predijo aquella
Esmeralda en Notre Dame
con cartas baratas de plástico.
El papel ya no está de moda.
No había cuento para mi
y en el fin,
todos
somos pasajeros
con billete de ida
hacia ningún olvido.
Yo vuel(v)o
pero contigo.
Cuerpo a tierra
en parapetos de colores.
Y estiras y estiras
soñando con un Mi de pecho.
El tuyo en el mío.
Que cuenten atrás
los sesenta y nueve
peldaños que hay hasta tu nuca.
Los escalo de veinte en diez
que nunca he sido de cuentas
pero me gustaban los cuentos
y
confieso
cual preso buscando sol
en mitad de tanta sombra:
Qué lo único que quiero es
que me (en)cuent(r)es.
¡Qué sabrá París
de amor,
si siempre tuvo miedo a las alturas!


Nota: La imagen que acompaña a este poema pertenece a la colección Clonw de Marina Blanco (Valencia)
Contacto: marina.art93@gmail.com
68
27comentarios 558 lecturas versolibre karma: 127

El rastreador

Los desaparecidos, tierra de nadie
ausentes entre la angustia,
fueron víctimas de guerras con odio,
amargura eterna que nunca descansa.

La esperanza se enferma
cuando la melancolía está vacía
nadie la extraña,
a pesar del dolor que llevamos a cuestas.

Hay preguntas que no tienen respuesta,
una madre nunca debería llorar a sus hijos,
la lluvia nunca lavará la incertidumbre
de no saber en qué puñado de tierra
están los huesos de un olvido.

Hiede la herida que calla,
es la miseria del horror,
una palabra que deserta en la clandestinidad
de las cosas que no burlaron la muerte.

Quisiera cerrar los ojos y despertar de nuevo,
sin secuestros y tortura,
sin los cuerpos tirados vivos en el desierto,
abandonados en el mar que se traga a los niños sedientos.

Hambre,
sueños inconclusos,
pies descalzos que nunca tuvieron que zarpar del nido,
pedazos de rostros sin nombre y recuerdos.

Nunca se podrá reemplazar la pérdida
con una canción que sangra con tanta derrota,
lazos rotos que duelen de tanto sujetar
lo que no se tiene,
¿Quien te dijo que los monstruos no existen?.

Quisiera cerrar los ojos y que nada de eso existiera,
un mundo sin caudillos y confesiones,
sin pérdidas que nunca tendrán reemplazo,
sin tener que redimirse en las huellas
que bordaron sus pasos.

Los desaparecidos son de todos y no son de nadie,
me duele ver con mis ojos
a un niño rastreador buscando,
busca a su madre en su último arrullo de amor.

El mute
26/07/2018.
13
12comentarios 558 lecturas versolibre karma: 101

Para poder publicar te han de gustar tres poemas más!

Pero por Dios! Qué bonitos tus versos!
Tienes mi like! Comento tu texto!
Gracias amig@, y yo te contesto,
Ya si compartes será tu pretexto
a fin de que yo te devuelva el funesto
favor que en teoría le hiciste tú a esto.

Casi seguro tendrás un aumento
de tus “me gusta”, y ya ni te cuento
cuando tu karma se ponga a trescientos
y en la portada publiquen más de esos
poemas que escribes e invaden mi aliento.

Nada más que por ti ya no quiero ni un voto,
no me convence este juego, lo noto.
Voy a destiempo, caigo en saco roto,
sólo comento si mi alma desboco.

No eres poeta, tienes un don,
en lo social se encuentra tu pasión.
Si te molesta, te pido perdón,
pero esta sí es mi humilde opinión.
leer más   
24
45comentarios 536 lecturas versoclasico karma: 129

En silencio

En silencio,
huyes de la barbarie
bajo el fuego de las bombas,
con las manos vacías
y el corazón destrozado en mil pedazos.
En silencio,
a lo largo del largo camino
un manto, tejido con lágrimas de añoranza
y los restos de tu hogar,
abriga y calma tu quemada piel.

En silencio,
cabalgas sobre las olas
a lomos de una desvencijada barca,
hacinado junto a otras almas,
sin agua, sin comida, sin sueños.
En silencio,
tiritas de frío bajo el ardiente sol,
miras a la muerte a los ojos
mientras luchas contra la tempestad
hasta que amaneces sobre la arena rendido.

En silencio,
desnudo atraviesas fronteras,
entre cuchillas y alambres de espino,
arriesgando lo único que te queda, la vida,
con la esperanza de alcanzar la tierra prometida.
En silencio,
te pudres entre el barro, el hambre y el frío
en campos abarrotados de miseria
mientras esperas que la inhumanidad
se apiade de tu alma y dejes de ser olvido.
33
14comentarios 533 lecturas versolibre karma: 99

El viento no te llevará jamás

Ámate
ama tu tiempo
tu sonrisa interna
tus miedos déjalos atrás.

Son solo sombras
la vida es felicidad
quien te diga lo contrario
solo te quiere dominar.

No seas ignorante
la ternura y el asombro
no son magia
es esperanza y humildad.

Vive tus sueños que salen de tus ojos
es futuro
estrellas en la noche
palmadas de amistad.

No dejes que la amargura de otros
sea tu último reflejo
la nostalgia es buena
cuando se sabe amar.

Aférrate a lo que amas
al crepúsculo sin olvido
a la mañana sin una tarde desgastada
a la noche con su olvido.

Duerme y sueña
y si no descansas no despiertes
te hace falta un manantial de aguas cristalinas
el desierto árido sin abrazos es un calor que matará.

Ni siquiera el vacío es inconsciente,
ámate
el amor es tu presente
ten coraje para persistir en un nuevo día.

En ese día que será tu futuro
prometemos dejar la vanidad por completo
la música te entrará por los poros
olvidándolo todo, volverás a amar.

Es sencillo
solo sujétate fuerte como un niño,
disfruta
no te preocupes, el viento no te llevará más allá.

El mute
02/19/2018.
23
20comentarios 530 lecturas versolibre karma: 156

Erase una vez un hombre que con amor nunca olvida

Erase una vez un hombre
que era callado, solo sonreía
aunque el martirio en su interior
fuese un grito en agonía.

Vivía en este mundo en el que nadie respira,
en donde nadie piensa, solo existen en el frío sin ningún asombro,
entre las miradas de muchos rostros,
entre tatuajes de sangre en las cenizas.

La penumbra siempre es silenciosa
no es como la turba escandalosa
o el gran opositor que nunca dormita,
su maquinación es un tahúr que gime
sin desaparecer por siempre de nuestra corta vida.

Aún así,nunca seré un incrédulo maldito
creo en el corazón que no olvida,
que odia a la serpiente y su maldad fingida,
esa que se burla de la más pura ternura.

Mi esperanza es mi corona,
sílaba a sílaba la palabra se forma,
erigiendo amor, milagrosa
como una espada que en la paz reposa.

Ruega por mí, yo rogaré por ti,
lo haré en cada día y en cada noche
cada vez que sea necesario,
hasta que el valle gélido se ilumine en un destello
y tú, sin miedo me sonrías.

Quiero que el canto del gorrión anuncie
que la tempestad ha pasado a la calma,
después de ese naufragio inesperado
en donde el huracán no deja nada.

Nunca seremos despojo de la soledad,
no seremos esa palabra vana que flota en la calumnia
seremos invencibles,
como el viento ante la mirada que nunca termina.

Erase una vez un hombre
que con amor nunca olvida.

Miguel Adame Vázquez.
18/07/2018
21
7comentarios 527 lecturas versolibre karma: 103

Entre espejos

A la estela de tu sonrisa se esfuman las sabanas,
Se paraliza el tiempo,
Llueven estrellas fugaces,
El miedo es cobarde,
La cama es chica.
Ante tu silueta en la oscuridad,
La humareda del cigarrillo suspira,
Una ceniza te acaricia,
Y escribe versos a lo largo del horizonte de tu cuerpo,
Con suspiros de ternura.
Se le acelera la respiración,
Tus caricias su locura,
Tu voz su tranquilidad,
Tu olor su obsesión,
Y anhela el tiempo,
En que la noche,
Sea la más larga del mundo,
Para no tener que simular locura,
Para perderse en la inmensa hermosura de tu cuerpo,
En tu susurro y tu mirada para reparar sueños,
Y ser,
El cariño de tus almohadas.

Carlitos Hurtado
leer más   
13
sin comentarios 525 lecturas versolibre karma: 83

Platos Vacíos (Por Antonio F. Araujo M.)

Bajaron dejando sus techos rotos,
para anidarse en mesas sin oxígeno.
Allá los vieron desfilando,
recorriendo largos caminos.
Como mulas marchaban,
tapizados de rojo rojito.
Acercándose a un precipicio,
acompañados de hambre
saltaban con sus platos vacíos.

Cuando los estruendos se escuchaban,
y las tripas chillaban
como un muchacho chiquito.
Soñar era un sueño;
Sólo se soñaba con un plato de tocino.
Y la perrarina alimentaba,
¿A quién?
Si cuesta más de dos ojos un kilo.

Hasta las hormigas pasaban hambre,
Sus lomos llevaban platos vacíos.
Cargaban cadáveres de nadie;
los cuerpos de los fantasmas caídos.

Los fogones humeaban el sabor del aliento,
el olor de la desigualdad que ya no existía,
todos eran iguales;
Eran hambre.
Somos hambre.
Somos platos vacíos.
8
6comentarios 516 lecturas versolibre karma: 101
« anterior1234