Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Levitación

Trénza-me la vida.
Trépa-te hasta las sienes
y arránca-me del vacío terrestre
que me deja temblorosa, jadeante;
regrésa-me de nuevo al trance...

-Aria Nahual
leer más   
15
12comentarios 89 lecturas versolibre karma: 102

Ausencia

Tengo mucha sed de ti
hace mucho que no te bebo,
muero por bañarme en tu río,
navegar en tus placeres;
empaparme de tu sudor como si fueran gotas de rocío al alba.

Cual jardinero riega la planta
no la dejes secar
hazla florecer.

Eres la lluvia deseada
en época de sequía.
Una lágrima de felicidad
derramada como el agua bendita
en la pila bautismal.

Océano que brama
y reclama apagar este fuego incesante.

Oasis en mi desierto,
espejismo de cada noche...

-Aria Nahual
Mierc/ abril 30/ 2014
leer más   
3
2comentarios 61 lecturas versolibre karma: 46

Dedos de luna

Niñita chula toca la ocarina
para que el mar se rinda a tus pies
porque tienes los dedos de luna
y en tu garganta vive un cenzontle.

Niñita chula prepara un rico pozole
para que tu abuelo sacie la sed
porque tienes los dedos de luna
en tus manos llevas la miel.

Niñita chula te llama la abuela
el nixtamal pondrás a cocer
porque tienes los dedos de luna
la masa se deja querer.

Chula niñita urde la hamaca
pa´ tu hermanito que está por nacer
con esos dedos de luna que tienes
dulcemente se va adormecer.

Niñita Chula ara el campo
el cielo comienza a llover
porque tienes los dedos de luna
con ellos la milpa verde es.

Chula niñita, muy buenas noches
el sol se oculta otra vez
la luna viene quedita
a tus dedos hará florecer.

Aria Nahual
Martes/ 08/ agosto/ 2017
8
4comentarios 57 lecturas versolibre karma: 70

Yolotli- nexcoyotl

Retozar en tu pecho,
oler el petricor de tu cuerpo,
escuchar el tintineo de tu fuerte corazón.

Tejer en tu espalda
un laberinto de poemas.

Morder tu cuello, inyectarte dosis de sueños.
Volverme noctámbula
que se pasea en la noche de tus ojos.

Mi hombre de maíz,
piel de barro,
sabor a canela.

Soy la de los besos-promesa,
la que adora tu sonrisa de mar.

Te cuido a lo lejos,
te quiero cerca siempre…

Soy tu tizoc, quien atrapó el pañuelo,
quien te llama “Mi niño”
y canta: “Yo ti quero más que a mis ojos…”


Ni mitz tlazohtla

-Aria Nahual
Fotografía: Aria Nahual
Miércoles 07/12/2016
3
2comentarios 46 lecturas versolibre karma: 51

Una vez tuve un sueño

Trepé al pino
para alcanzar la luna,
el cuervo cruzó el cielo- traía malas noticias.
las cigarras se volvieron mudas,
los árboles sangraban,
las aves perdieron sus plumas.

Los arrecifes se tornaron pálidos,
los océanos en obscuridad,
el arco iris vistió solo dos colores;
los animales lloraban.

El hombre perdió la fe,
las sirenas cazaban a los niños,
los padres fueron desafiados y vencidos;
los monstruos debajo de las camas eran reales.

¿Los ojos de las personas? Sin esperanza,
sus corazones estaban vacíos.

La tierra se partió de pronto,
cada criatura intentó escapar;
todos cayeron a un negro pozo.

Miré a la luna,
estaba tan lejos.

El pozo empezó a tragar el pino.

Le sonreí a la luna,
pero la luna no me devolvió la sonrisa,
mientras que las cigarras comenzaron a cantar
con notas de melancolía.

-Aria Nahual
V 22/07/2016

Versión en Inglés (primera)

Once I had a dream

I climbed the pine
to reach the moon
the crow crossed the sky- brought bad news.
grasshoppers became silent
trees started bleeding
birds lost their wings.

Coral reefs were pale
oceans became darkness
the rainbow were bicolor
animals cried.

Man had no more faith
mermaids hunt children
parents were defeated
monsters under beds were real.

People's eyes were hopeless
their hearts empty.

The Earth suddenly cracked
every creature tried to scape.
They all fell into the black well.

I looked at the moon
it was miles away.

The hole began to swallow the pine
I smile to the moon
no smile in return
while grasshoppers sang a creepy melody.

-Aria Nahual
V 22/07/2016
leer más   
9
18comentarios 154 lecturas prosapoetica karma: 84

Madrugada

La noche es fría, reina el silencio. Las escaleras transportan a la planta baja: más frío.
Alrededor unos muebles con libros de todos tamaños, colores y edades, fieles testigos del conocimiento compartido. Resalta la gran ventana de cristal, que se deja atravesar por la luz proveniente de la calle, provocando un vaivén de sombras en las paredes desnudas; simulando así una especie de cine antiguo, en blanco y negro.
Una silueta en especial se dibuja sonriente, montando guardia y haciendo juego con la magia de dicho recinto.

En frente la puerta de acero cumple su objetivo: una vez afuera, el aire melancólico de la madrugada te eriza la piel. El zaguán luce solitario, sólo inquietan las voces lejanas de cierta gente que parece disfrutar “la hora de la bruja”, empujándote de un salto de nuevo hacia el interior.

A la derecha la cocina parece más lúgubre, sin embargo, las artesanías mexicanas, la despensa en la alacena, los trastes en el fregadero, y el comedor al centro con su mantel blanco y bordado la convierten en un lugar habitable y acogedor. Llama la atención un brillo intenso que se observa desde la única ventana. Desde ahí puedes ver dos bicicletas que han sido abandonadas después del paseo y varios otros juguetes repartidos sin orden alguno.

Y de nuevo el fulgor… al contemplar detenidamente se cuentan varias veladoras colocadas con respeto al pie de tres fotografías cuyas flamas iluminan los rostros de los que son en esta fecha recordados. Las flores de cempasúchil adornan solemnemente con su amarillo radiante el arco que complementa el altar. El papel picado colorea de alegría los espacios a los que fueron destinados y los dulces típicos forman pequeños cúmulos de sabores; el pan de muerto y la fruta fresca perfuman el ambiente dejando en el olvido la baja temperatura, respirando nostalgia, mirando fijamente el ígneo halo que se forma inexplicable, pero tan real como el mismo viento que susurra y mece las plantas, haciéndolas danzar con los espíritus visitantes.

-Aria Nahual
/Nov17/ 2015
Fotografía: Aria Nahual
leer más   
7
sin comentarios 64 lecturas relato karma: 73

No hay hogar

Querido indigente,
no estás demente;
tú también tienes alma.

Tus ojos me dicen que ya no estás más
entre nosotros los mortales.
¿Acaso también te hartaste?
Desconozco las razones exactas,
pero las intuyo.

Observo el desprecio, la indiferencia y el temor
de los que te miran pasar.
Concentrados más en las apariencias
olvidamos el mandato de ayudar al prójimo.

¿Pero, qué sabemos de tu sufrir?
Errar es humano,
parece que también juzgar.

Tu enajenación,
¿fue por o contra tu voluntad?
¿Cuál es ahora tu morada?
¿Se descansa mejor allá?
¿Ha desaparecido el barullo?

A paso lento veo alejarte,
mirada hacia abajo, murmurando:
¿maldiciones, bendiciones?
Da igual, a nadie le importa.

Un niño te señala y con la mirada interroga a su madre.
"Es un loco"- le contesta.
Devuelves la mirada con un dejo de tristeza.

Entonces pienso nuevamente:
Indigente, no estás demente,
y sé que también tienes alma...

-Aria Nahual
(Miérc, enero 1/2014)
leer más   
5
3comentarios 76 lecturas versolibre karma: 61

Comunión

Deja que me funda contigo
despacio, muy despacito,
que mi sangre hirviendo
te queme la piel.

Deja que mis manos
te aprieten fuerte, muy fuerte,
y que el néctar de mi boca sane tus heridas.

Deja que mi lengua
limpie tu alma
para recibirte en la mía
como agua.

Yo dejaré que tus brazos
me sostengan con firmeza,
que tus dedos dejen huellas
por toda mi piel.

Dejaré que tu sudor
enjuague mis llagas.

Dejaré que tu olor
sea mi nueva fragancia.

Dejaré, y siempre desearé
que tu fuego
me consuma viva.

-Aria Nahual

Sab/ Marzo 29/ 2014
leer más   
9
6comentarios 73 lecturas versolibre karma: 80

Devoradora

Mantis erótica
coges al macho de la cabeza
y lo devoras.
Lo haces tuyo,
lo gozas;
saboreas cada pedacito verde masculino,
hasta que finalmente,
lo sientes palpitar en tu vientre.
leer más   
9
2comentarios 113 lecturas versolibre karma: 73

Bruja de bosque

Una lluvia de bendiciones con deseos almendrados causando una sonrisa en almíbar.

Mi cabellera de hojarasca ahora se encuentra confitada y revolotea ansiosa como medusa en el agua.

Los arándanos provocan el arrebol en mis mejillas, me perfumo de azahares, y me visto de jade con notas de alegría.

Una poción de hierbabuena, romero y albahaca difumina mis pesares.

Mi coleóptero corazón se nutre del néctar que bebo por las noches, fruto de la esperanza y recolectado por pequeños seres de luz.

Pizcas de canela caen sobre mis tardes de quimera.
La sombra negra siempre nocturna es cercada por un ejército de luciérnagas.

A lo lejos una voz de amaranto me recita poemas.
Yo le respondo con cuentos hasta que nace la noche…
Incorpóreos noctámbulos danzamos con fulgor.
Vibramos jadeantes en éxtasis crispando nuestro ser.
La magia indómita de mía-tuya esencia disfruta anidarse y dormirse en nuestra alma.

Mis manos buscan presurosas encender el incienso de los rituales y preservar el límpido secreto.
Mis pies se posan sobre la hierba fresca listos para iniciar un anhelante sendero.

Envuelta en un capullo hilo mis sueños
mientras el ébano de mis ojos titila lustroso agradeciendo la exaltación de mis emociones,
el palpitar fogoso de mi salvaje espíritu,
que se aviva al alba,
y se enjuaga con el rocío…

(Junio 2015)

Imagen de la artista Tamara Adams
leer más   
7
6comentarios 70 lecturas versolibre karma: 78

Aliada

Esa soledad amiga mía
que habita en mi alma,
iza la bandera del silencio
declarando ser fieles aliadas.

Mientras algunos la evitan
yo le ofrezco refugio,
mientras otros le huyen
yo extiendo mi mano
y le doy abrigo.

Su dualidad estremece:
a veces blanca, otras negra;
maldición para muchos,
bendición para unos cuantos.

Maldita, bendita...
no consientas que te arrastre
hacia la locura.

Intrépidos son los que aceptan su desafío:
te jalará los pies
te clamará sin rodeos
te arañará un millón de veces
mientras escuchas sus carcajadas.

Pero ve,
aprende a domarla,
que no te sosiegue
cíñela a ti sin vacilación.

Ahora sé tú
quien la prive de su libertad.

Deja que brame,
que lance fuego,
hazle saber que descubriste
el misterio.

Oblígala a izar
la bandera blanca,
pero tú, querida,
ya NUNCA le des PAZ.

-Aria Nahual
(Marzo 18/2014)
10
9comentarios 101 lecturas versolibre karma: 83

Revelaciones desde la Raíz

Bienaventurados los de piel color de barro,
pues ellos serán llamados hijos del sol.

Bienaventurados aquellos cuyo andar es en huaraches,
pues ellos serán besados por polvo de estrellas.

Bienaventurados los que se alimentan de tortilla y sal,
pues ellos no conocerán al tercer jinete.

Bienaventurados los que encienden el copal para recordar a sus muertos,
pues ellos vivirán eternamente en un rezo.

Bienaventuradas las manos tejedoras,
pues sus nombres serán bordados en el "para siempre".

Bienaventuradas las parteras,
pues miles de generaciones las llamarán vida
.
Bienaventuradas las cantoras y los cantores,
pues el universo compondrá un himno en su honor.

Bienaventurados los guardianes del agua,
pues la lluvia lavará sus heridas.

Bienaventuradas las de rebozo,
Pachamama las arrullará tiernamente.

Bienaventurados los danzantes,
sus pasos harán eco en el cosmos.

Bienaventurados los que saben de milpa,
pues el mundo en retroceso los llamará sabios.

Bienaventurados los que cuentan maíces,
pues sus días serán multiplicados.

Bienaventurados nuestros hermanos de dialecto, pues el Creador, inventor de infinidad de lenguas; los recibirá (cuando llegue el momento), con regocijo.

Bienaventurados los que cuidan de la Tierra,
pues la Tierra misma les heredará una nueva vida.

-Aria Nahual
(v/23/junio/2017)
Imagen: Xavier Guerrero
• Mujeres con nubes •
leer más   
6
4comentarios 101 lecturas versolibre karma: 63

Creadora

Mujer ciervo
piel de durazno
afila sus tarros
para enfrentarse a quien la caza.
A cuatro patas
danza en el monte
el ritual de cada noche.
Mujer medicina
perfumada de sahumerios
por las tardes se sumerge
en baño de hierbas santas.
Mujer bruja
recita conjuros
velas iluminan
su cuerpo desnudo.
Mujer chamana
canta las profecías de sus ancestros,
la intuición la acompaña.
Mujer gitana
con mirada de abismo
va por las calles contoneando sus caderas
mientras pregona: ¿lectura de mano jovencito?
Mujer vida
maíz fecunda su vientre.
Mujer bosque
savia corre por sus venas,
cabellera enredadera,
criaturas noctámbulas la observan
cuando sus pies descalzos
le hacen el amor a la Tierra.

-Aria Nahual
(Thursday, Sept 08/2016)
8
8comentarios 77 lecturas versolibre karma: 101

Canto YO, mi canto...

Tomé un puñado de pájaros
los oculté en mi boca
para que mis palabras fueran de alegría,
melodiosas al oído de las bestias
que estaban a mi alrededor,
cazándome,
dispuestas a saltar y devorarme.

A escondidas, siempre a escondidas,
me alimentaba de semillas
y tragaba ramitas
para que se construyeran un nido.

Una mañana
me mareó el olor fétido
de mi aliento.

Quise hablar,
mas espantada
regurgité plumas.

Entonces, supe
que ni la más bella ave
podría sustituir
mi propio CANTO.

-Aria Nahual
*Dedicada a mi amiga Katy
(S/ 27/02/2016)
13
12comentarios 115 lecturas versolibre karma: 77

Feardom

Tengo miedo de que entres
a la oscuridad donde yo resido.
Miedo a encadenarnos
y perder el brillo de nuestros ojos.

Miedo a que tu sonrisa sea fingida
y que mi aburrimiento esté disfrazado.

Miedo a que mis anhelos se congelen
y yo congelar tus sueños.
Miedo a no dejarte ir cuando lo necesites,
miedo a que me retengas.

Miedo a quebrarte en pedazos
y que me mires con rencor.
Miedo a desgarrarnos sin piedad
y olvidar nuestro pacto.

Miedo a que no me sueñes.
Miedo de soñarte tanto...

Tengo miedo de enviarte al destierro
y obligarte habitar en una tierra desierta.
Miedo a despojarte de todo
y convertirte en un vagabundo.

Miedo a volar contigo,
terror a volar sin ti.

-Aria Nahual
(2014)
Fotografía: en algún lugar de Chiapas
9
2comentarios 116 lecturas versolibre karma: 77

Trueque

Le ofrecí mi cabello al mar,
para enterrar mis penas [avinagradas].

Me clavé dos espinas,
una en cada muñeca [crucificadas].

Un corazón nuevo me tejió el viento,
a saber, mezcló coral, caracoles, conchas y perlas [usó un telar de estrellas].

Los peces desvanecieron mi piel,
cada uña lloraba [melancolía].

Un pie, dos, hechos de arena [movediza],
que tragó mis huellas…

-Aria Nahual
leer más   
4
sin comentarios 21 lecturas versolibre karma: 30

Ciervo Cósmico

Hay un ciervo azul
que vive en mi closet,
silba todas las noches
para que despierte.

Me canta todas las noches
para que le siga.

Hay un ciervo azul
que vive en mi closet,
su aliento me baña de estrellas,
sus ojos me llueven las venas.

Hay un ciervo azul,
vive en mi closet,
en cada pezuña lleva un poema,
sus tarros fecundan tierras desiertas.

Hay un ciervo azul,
vive en mi closet
hecho de madera,
y el ciervo
nace conmigo
cuando no estoy despierta.

-Aria Nahual
-Ilustración: Rovina Cai
11
4comentarios 102 lecturas versolibre karma: 64