Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Maduración solar

Por lo general
el racimo de pequeñas bayas desverdeaba solo.
Ya en caída
el sesgado sol del Zefiro los iba amarilleando en su diminuta redondez de un modo imperceptible.
Le viene así un amarillo champagne
o un verde neutro de limas viejas
como el que se transparenta a través del cristal
en esas largas catas de vino.
Esas drupas falsas pareciera que tienen algo de mosto por dentro
hay algo que me recuerda
el inconfundible sabor de un "demisec"
tienen esa translúcidez verduzca
propia de las copas tulipa llenas de vino blanco.
Hay algo en ellas que me provoca una elegante embriaguez.

@ChaneGarcia
...
7
3comentarios 64 lecturas versolibre karma: 89

Fantasma de queso gruyer

El cuerdo halaba la cuerda de donde se aferraba la despedida locura
que trata de no ahogarse en ese mar de fondo y de fieras
donde se pixelan fragmentadas y antiguas entidades
anonimanizadas a balazos de colador
en toda esa metralla y sin forma
de los mordiscos de las pirañas gruyer.

Ahí está esa horrorosa hora en punto que nos amenaza:
el Alzheimer
ese tramo que aprendimos a sortear retrasándolo;
pero que en el fondo sabemos inevitable.

@ChaneGarcia
...
11
5comentarios 83 lecturas versolibre karma: 104

Mi primer poema del día: una taza de café.

La mañana nos corta con la humedad de su filo helado
nos cristalizamos escarchándonos
ante el haz de las flechas que nos atraviesan
en todas estas puñaladas fantasmas.

¡Ahhh! ¡Lo que daría por la carne de un poema
en la materialidad de esa primera tacita de café!

Allá afuera
hace un frío que pela.-


@ChaneGarcia
...
15
3comentarios 123 lecturas versolibre karma: 117

Ella era pequeña y tenía nombre de árbol

Siempre fue deseada
la imaginamos desde mucho antes de nacer
vino al mundo durante la primera noche de la apertura del loto
nos la entregaron envuelta en verdes sábanas de nácar
tenía un pequeño rostro de perla
¡Era hermosa!
Se llamaba Olivia
como el árbol bajo en cuya sombra se placen las Musas
pero... al destaparla
notamos que vino enferma, deformada
y en secreto nos la llevamos a casa.
Estuvo con nosotros nueve noches —con sus días—.
Al décimo
se le apagó la chispa que ardía dentro de su flor
murió durante el sueño, sin sentir nada
lo hizo como un capullo verde, sin abrir
quedando intacta
parecía una muñequita hecha toda de alabastro.
Está allá afuera
en el jardín
en el rincón más lejano
donde ahora se anida la llovizna
donde la hiedra cubre la faz de un epitafio sin lápida
—o lo que para los efectos es lo mismo: una lápida en blanco sin epitafio—.
Ella es ese tierno dolor que aún nos duele
su muerte terminó de descoser esta relación
nos mantuvimos juntos
bajo el mismo techo
por mantener las apariencias
pero entre nosotros no se cruzan
ni por equívoco
el engarce de una mirada
o un sólo roce al descuido
ni el anhelado amago de una palabra airada
que me demuestre
que ahí
en tu pecho vacío
aún te importo.-


@ChaneGarcia
...
15
9comentarios 116 lecturas versolibre karma: 93

El vórtice roto (Poesilandia)

En mi caso
yo no he podido vivir de la poesía.
Ella... es ese sitio
ese momento breve que me permite eludir la realidad
y orbitar mi centro
volver por un rato a mi locura
como quien vuelve a la casa de su infancia
sólo para hacerle retoques y mover algunos muebles
para que parezca que todavía la habitan
y no venga la ausencia.
se instale y la derrulla por desuso.
En mi caso
la poesía nunca me ha dado de comer
sólo el placer de ilusionarme —¿engañándome?— haciendo más llevadera la vigilia de mi dormida condena.
¡Ojalá fuese posible que, durmiendo, despertase en poesía!
Y desde allá
con la primera roca
quebrar el ovalado espejo
cerrando así la abertura del vórtice
y dejar que la yerba y otros montes fragmentos
se les olvide ese camino
el único sendero de regreso.

¡Ojalá pudiera quedarme de verdad... en Poesilandia!


@ChaneGarcia
...
10
5comentarios 107 lecturas versolibre karma: 111

La musa calva

Estaba allí sentada en el trono
a plena terraza
y con los lobos del viento lamiéndoles las espelucadas cabezas.
Le cortaban el negro cabello
podando a cero la enredada tomusa
y salen volando algunas caspas lumínicas
puntos blancos de luz que
cual si fuesen chispas de hadas escapando del crepitar de una hoguera
se arremolinan todas
otoñadas
en la reguera de un gastado papelillo ya sin fiesta.
Sobre sus crismas las asentaba el reino un cuarto menguante
la hoz de la tijera había pasado
dejando yermo el Gólgota de este albo calvario
ahora...
es un campo de Marte.
El filo se lleva consigo todas esas altas yerbas
que secas
le coronaban en nido de chuchuas
el rosado fósforo de su enloquecida cabeza.
Quedó calva como una musa enferma
... convaleciente...
convocando a los nuevos flujos capilares.
Era una diosa sin cabello
o el tránsito de la oportunidad encarnada.-


@ChaneGarcia
...
12
3comentarios 98 lecturas versolibre karma: 100

Mansión de telaraña

La mansión telaraña
con el haz de brisa
late como lo haría un rebaño de tumores cardíacos
respira con la voluntad de un espíritu insano
insolente
nebulosas de velas
ancladas por un hilo contra la corriente
sirenas arácnidas esperan famélicas
a que encalle algún pobre incauto.-


@ChaneCarcia
...
14
5comentarios 96 lecturas versolibre karma: 94

Descoser la luz

La luz caía
entraba tenue a través del vano de la ventana
cual si fuese de Fra Angélico
la anunciación de un ángel en su bendición bautismal.
Afuera
el cielo se desarma en acuarelas saturadas
y las tejas de la delgada cornisa
lloraban sus cuajados hilos de plata fría.
Adentro
reinaba una acogedora luz de teatro
tibia y sin marcados contrastes
como la iluminación de una obra de Shakespeare por televisión.
El haz de la cascada plomiza
bañaba el fardo de una tela lila
—con algunos apliques en manchas de un azul puro—
perfectamente doblada y arrumada en el rincón de la cómoda.
El impacto entre la cascada lumínica y la roca de tela
tejía en el aire una especie de atmósfera espesa
una tenue aureola
un leve resplandor mortuorio
como de cosa santa
en la cuadrícula de una nube de gas impalpable
impregnada igual
y diluyendo a nada ese hermoso tono fucsia.
La tela-roca descosía la luz líquida
en la tibieza sublime de un delicado y oculto puntillismo flotante
una especie de punto de cruz
como lo de un croché tejido en el aire.-


@ChaneGarcia
...
13
7comentarios 91 lecturas versolibre karma: 100

Adelfas en los ojos

Después de mi travesura
ahí estabas tú
en medio de la calle
con los brazos cruzados
como la estaca
atravesándome con tu gesto de juicio.

Hay en tu mirada
redondas ondas que crecen
profundos estanques de misericordia
dos "Nerium oleander" dulcificando los ojos.

Hay cierta esencia de madre exudando del cuerpo
esa disposición innata a perdonarlo todo.

A veces
pienso que eres la bendición que no merezco.

Estatuilla repujada en blanco y celeste
óvalo abrigado en cascada de velos
pies de piedra limpia y primitiva,
roma
redonda como la de las quebradas más puras.

Tu nítido peso natural
va aconcavando la luna
dándole la forma de una delgada
barca creciente.-


@ChaneGarcia
...
7
sin comentarios 57 lecturas versolibre karma: 86

Lo que se nos quedó pendiente

Te esperaré
al otro lado de la muerte
allí me quedaré aguardando
en ese sitio donde esperan las cosas que se rompen
los amores rotos
y los asuntos inconclusos.
Me quedaré con esa espina clavada en la rabia
como una daga enterrada en la memoria del olvido.
Seré el hálito de un alma en pena
deambulando a la orilla de la Estigia.
La condenación perpetua de un error no asumido:
el amor callado
la declaración muda.
Pagaré el castigo de Sísifo
tendré la densidad de un recuerdo
seré poco más que el tiznazo de la sombra fugitiva.
La reiteración de una inmanencia
... repitiéndome...
hasta que nuestras cuatro lunas desiguales
vuelvan a encontrarse, allí
donde se empoza el reflejo
de la una en el espejo de la otra
cuando la ampolla de este reloj
ya no tenga arena
cuando se hayan vaciado todos los minutos del tiempo.
Volveré a verte allí
en la eternidad de un instante
y espero entonces tener el valor
de decírtelo.-


@ChaneGarcia
...
15
4comentarios 89 lecturas versolibre karma: 87

El dios de los momentos breves

A veces me siento como el dios de los momentos breves
tengo la suerte de estar ahí, a punto
cuando se abre el umbral
y entonces soy testigo de la gota en la lluvia
de la gota en las hojas
de la gota en la niebla.
Puedo oler lo virgen en la inmutabilidad de la flor invisible
atechadumbrada en la hiedra
encasquetándose un techado de penumbras
para que lo del Sol naciente no le robe el olor.
Contemplo la animalidad del musgo
intentando tragar un peñasco de piedra ojival
lapidaria
a la que nunca puede digerir a gusto.
Hasta puedo ver por el rabadillo del ojo
la melena hirsuta de la musa campestre
intentando asestarme
cual imprevista flecha
la quemadura indeleble de su beso fresco.
Pero no...
la muy pícara se escabulle junto a unas tórtolas
zambulléndose en los matorrales.
A veces
por el puro placer de mojarme
voy...
y corro a refugiarme de la lluvia
bajo un dosel de escasas bugambilias
lilas, rojas, amarillas, de un naranja ladrillo
mientras ellas
junto con las gotas
llueven sobre mí
los sacrificios de sus rosas íntimas
en la otoñada de sus flores de papel.

Sí, sé que soy afortunado
soy uno de los pocos que ve...
que puede alimentarse del "glamour" de lo secreto.
Todo este momento es mío
me siento como un dios.-


@ChaneGarcia
...
12
4comentarios 99 lecturas versolibre karma: 78

Rastros de cascadas negras

Mira...
esa pared está gastada en el uso que le da el abandono
o es por la cal que le aflora
o la pintura que le abomba.

O por la lejía de la luz de ese azul salitre
ese azul griego
de tanto recio sol por castigo.

Esa pared está gastada
en el lengueteo de la lluvia
su azul
se ha ido adelgazando
hasta sugerirnos los verdes pozos de aguamarina
desconchadas por la suerte de alguna humedad íntima que la secunda.

Le ha ido creciendo una cal negra de moho,
ahí, de cuando hay lluvia
y el liquen o el musgo le reverdean.

Mira...
hasta tiene trazos de antiguas cascadas
negras
difusas
ponceadas
líneas transparentadas
en un puntillismo de nube como el Salto Ángel
desde la juntura de las baldosas
desde donde se ve
que comienza a morir el agua.

A esta pared le hace un cariñito
habría que lamerle unas cuantas manos de gato.-


@ChaneGarcia
...
8
2comentarios 69 lecturas versolibre karma: 85

La marca del pasado (sobre mí)

—¿Por qué nunca me tuteas?
¿por qué no puedes dejar el usted?

—Mire...
yo vengo de un mundo tan raro
tan en extinción
donde nunca he visto desnudo a mi padre
donde para entrar al cuarto de mi mamá
primero pregunto
y en la mañana
al levantarme
le doy un beso en la mejilla
y le pido la bendición.
Siempre la he tratado de usted.
Por eso...
es que no lo tuteo.
Me he acostumbrado a establecer esa distancia social que me es tan cómoda
dentro de la cual me muevo como un pez.
¡Es que llevo tantos equipajes encima
que deshacerme de ellos
es algo que me va a costar trabajo!
Mi pasado todavía me pesa...
es algo que aún tiene una marca...
preponderante.-


@ChaneGarcia
...
8
4comentarios 93 lecturas versolibre karma: 104

La opacidad del espejo de un "jamming".

Vine a este recital
a este "jamming"
a mirarme en lo de un espejo;
pero su luna está tan vieja
y tan mohida
que no logra devolverme un reflejo.
Vine aquí
para hacer un clic con algo
o mejor, con alguien;
pero igual que llegué
me voy vacío.
En el pecho tengo un corazón hueco
sigo siendo un sólo uno
irremediablemente huérfano.-


@ChaneGarcia
...
11
1comentarios 56 lecturas versolibre karma: 86

Vínculo abismal

Se establece un vínculo entre nuestras lejanas pupilas
a pesar de la distancia abismal
que nos siembra.

¡Ah!... ¡Ojalá fuéramos iguales!
Y podríamos ver el alcance de nuestras enarboladas flechas
o como en un juego infantil
medir el largo de las espadas naturales.

Es que yo siempre lo he dicho:
"Hay algo en los uniformes que nos atiza las brasas del morbo"
y entonces...
uno teje una urdimbre hechas con fantasías de humos
que probablemente nunca tendrán ser...

Serán sólo eso:
retazos de versos que vivirán retorcidos
en la tormenta de una mente inconfesable
pecados no nacidos
a los que siempre les faltó distancia para cuajarse
debido a lo improbable
a lo escaso de las posibilidades.

El consuelo estriba
en que la mente todavía te rumia...

Por dentro hay un deseo sin boca
que no se cansa de mascarte.-


@ChaneGarcia
...
7
2comentarios 51 lecturas versolibre karma: 83

Un aventón fantasmal

Un aventón fantasmal (poema dialogado).

—Bueno, ya llegamos
y como dice el dicho: ”Hasta aquí nos trajo el río".
Ahí está tu casa.
Lo prometido, ya no es deuda.
¡¡¡Adiós, Claudio!!!

—Adiós, no; mejor es hasta luego ¿No crees tú?

—No... Tú te vas a olvidar de mí
la memoria —y no el tiempo— se encargará de ello
me recordarás como ese rostro encajado en lejías
al que le faltan teselas
seré...
un rompecabezas incierto
un recuerdo incompleto.
Y si alguna vez
por esas cosas de la vida
nos volvemos a encontrar por allí
habrá de ser en una galería de arte
... en un museo
a través de la contemplación de un lienzo
porque me volverás a mirar por esa tardía ventana
tal cual cómo era hoy
el día en que te conocí.
Nunca hubo hubo suficiente tiempo entre nosotros
como para tejer algo más allá de estas palabras.
Todo se limitó a lo de un aventón
a una posibilidad sin tuétano
una premisa descosida
¡Adiós!


@ChaneGarcia
...
4
sin comentarios 40 lecturas versolibre karma: 70

Molicie dominical

Hay días
cuando duermo luengo —como los domingos—
que me siento como lo de un panal roto
destilando...
el rojo ámbar del "whisky".

Y... a pesar que tengo la consciencia de que estoy despierto
me embriaga el peso de una dulce modorra
es que casi puedo sentir sobre mi cabeza
el masajeo de los demonios del sueño.

Es entonces que el cuenco en mi cama
—esa luna cóncava y morfeíca—
se convierte en una supuesta cárcel
la trampa de arena
de la que me ha costado salir ileso
arrastrándome.-


@ChaneGarcia
...
10
2comentarios 60 lecturas versolibre karma: 91

Esa mala costumbre...

Esa mala costumbre de llamar a las cosas por su nombre
de poner en los labios el peso exacto de la palabra
de ser como lo de un buril
que va repujando la noche
afincándose en el cuero
como la pisada gruesa
que adrede agrede al monte
como si esculpiera desde adentro
dando la forma precisa
a esos vagos humos que salen de la garganta.

Tu boca marea un nepente en el vaivén de su aliento
burdo alumno de las Musas
ebrio por lo de un beso
en tu sangre llevas el divino veneno de Calíope
¡No te lo quedes!
en el afán de guardártelo
¡Gástalo pronto!
embelesanos con tu meliflua lengua de serpiente
casi puedo escuchar los susurros
de tu dulce pársel.-

@ChaneGarcia
...
8
sin comentarios 59 lecturas versolibre karma: 83

El animal triste

Ya no me quedan leches que ofrecer
parezco la ubre de una puta vieja:
seco...
gasté todos mis fuegos
artificiales o no
batiéndomela...
lo mañanero en lo de otras calenturas.
Quedé triste y resumido
retraído y fetal
enrollado sobre mí mismo
como al final quedan los hombres
después del tacto del amor.-


@ChaneGarcia
...
10
2comentarios 95 lecturas versolibre karma: 92

La piel de un "Titanic".

Me siento como un "Titanic"
navegando oscuro los mares de abril.

Soy un trasatlántico
cruzando lento
la soledad de este largo pasillo
cortando en mi piel
lo espeso de este frío espectral
que aún entumece
las últimas brasas de la madrugada.

(¿Y dónde está el Sol?)

¡¡¿El Sol?!!
Ni me hables de él
todavía es un orbe en su diente de león
una piedra redonda y blancuzca
... delicada nebulosa lejana
subiendo con la parsimonia con que lo haría un tictac
a siete palmos bajo el horizonte.

No, no me hables del soles
mientras aún me acera el frío.-


@ChaneGarcia
...
14
3comentarios 66 lecturas versolibre karma: 99