Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Sueño sin itinerario

¡No sé cómo llegué allí!
Las agujas de pino alfombraban mi vereda,
bajo como una piedra en mantequilla,
me deslizo como el trineo que parte la niebla
y que no deja marcas en la arena.
Luego hay un salto sin control al que no me opongo…
Ahora me concientizo en un yo sin cuerpo,
sólo soy una entidad en un par de ojos,
voy en los lentes de una abeja,
sobrevolando la sepia ondulante de este mar de trigo
con olor a lavanda,
a lo lejos diviso la muralla de piedra,
negra de donde desnudo crece el árbol de roble,
las venas raíces que en se alzan como garras de vieja,
que hambrientas buscan arañar un trozo de Sol.
Vuelo casi sin tener consciencia,
voy en la despreocupación de mi itinerario.
Una extraña brújula es la que me guía por dentro,
como si una mano negra
desde el cenit
controlara la aguja que sostienen mis cuerdas.
Soy algo así como un muerto a la deriva
bajando el río…
sólo me dejo llevar hacía lo inevitable,
y despierto del sueño…
empapado en estos escalofríos. -

@ChaneGarcia
...
leer más   
8
2comentarios 38 lecturas versolibre karma: 94

El anhelo

Las sombras diurnas
pedestres
se alargan vampíricas,
acentuando el ya frío aire que reinaba en el ambiente.
El temor se nos anidará en los ojos como pájaros negros agoreros,
al ver al Sol besar a clavo aquel rojo horizonte.
Él... abrirá los ojos infectos,
y levantándose como una tabla,
saldrá de allí todo hambriento.
Por el olor que deja el miedo
nos encontrará aquí bismutos,
y disfrutará tensándonos la cuerda sin romperla,
jugará felino con nuestros temores nocturnos,
antes de hundir fiero sus puñales bucales.
Él siempre ha sido frío y plutónico igual que un vano hueco,
rodeado de todo ese calor ajeno inalcansable,
siempre allí,
a un palmo de su garra:
La cosa intenible,
ese hálito tierno que entre sus dedos filosos, ceniza se vuelve
cual intacto pétalo estrujado
por las yemas de su gélido ardor.
¡Sí! ¡Ya lo siento!
Allí viene el que no tiene nombre,
el que no está vivo
el no-muerto.


@ChaneGarcia
...
leer más   
12
6comentarios 38 lecturas versolibre karma: 98

Las musas danzan en su cabeza

Cinco son las musas que danzan en su gamelote de nieve negra,
esas hierbas de cintas alargadas que como las ondulaciones de un mar herbáceo,
es donde su locura colinda lo mismo que con su genialidad rupestre.
El Tiempo va haciendo lo suyo en aquel rostro bien marcado.
La lejana buenmosura de su juventud campechana
se le ha ido derrumbando cual muro enmohecido por el liquen de la vejez.
En sus ojos ahora brilla una carencia de niño huerfano,
nos traspasa como quien busca con la mirada
ese cariño que muy en el fondo sabe
que aquí no encontrará brazos maternos.
Se pierde entre sus uveros mal pintados,
descoloridos por una suerte de lejía española.
Su templo de paja y barro estaba en los predios de Macuto,
hasta que un día vino el torrente
y borró de un plumazo
todo de raíz.
Se llamaba como lo que hacía…
Armando,
y sus trazos por ahí aún reverberan las paredes
... encandilando a los ojos transeúntes por el Metro
con los garabatos en sus soles de agosto.
Así era él
boceteando musas sin rostros,
a veces con cuerpos de Botero,
con caras chuecas y pintarrajeadas
cual si estuviese haciendo sus muñecas de trapo.


@ChaneGarcia
...
leer más   
11
1comentarios 40 lecturas versolibre karma: 89

La estación del óxido

Llega los meses del óxido,
y brotan todos esos colores improbables,
esa belleza que se tensa estando en calma
que sólo anticipa lo erizado en la escarcha
el hilo de acero de la luna en el filo de una guadaña,
... el rasero inevitable,
por el que tendremos que atravesar al año.-


@ChaneGarcia
...
leer más   
16
6comentarios 64 lecturas versolibre karma: 102

La musa francesa

Allí, en el muelle
... sentada
estaba en el borde la musa francesa.
Me miraba de frente con su cuerpo de soslayo
atravesándome con sus dos flechas de Talía.
¡¡¡Dios!!! ¡Qué mirada tan clara!
Es que se te ensarta en los ojos.
Es de esas que cuando te mira
no tiene miedo a los límites.
De short de blue jean y una blusa en marrón de cruda.
¡Nunca había visto el perfil de una espalda más sana!
Su cuerpo esconde la forma que sugiere
Entre esa piel de durazno y las leches de nácar.
La cascada en su pelo...
ondulado es como el de aquellas griegas de otras eras.
Me mira inclinada
y toda ella parece como una espiga de oro:
Su tronco se mece
a contracorriente de lo que le marca la brisa.
Sentada en el muelle vive esperando a que le llegue una nada
entre los beige y marrones
mojando sus pies
en el veteado azul de la bahía.-


@ChaneGarcia
...


P.D.: www.flickr.com/photos/75297900@N00/45075174544/in/dateposted-public/
leer más   
14
4comentarios 93 lecturas versolibre karma: 106

Elefantiasis lateral

Su rostro dibujado en el suelo
se le derrumba igual
como se hunden en el ponto
los antiguos templos de Grecia
o se inclinan tangentes de Pisa
las otroras columnas de Roma ya sin punta...
Era en mí la angustia de ver aquella espesitud
en su larga cara de agua lenta.
Era aquel sufrimiento mudo
en su faz de vela derretida.
Aquel hombre, seguro era un horror sin voz,
una resignación sin remedio.
Era un erial...
lejos de la germinación
de toda posible esperanza.-


@ChaneGarcia
...
leer más   
11
5comentarios 48 lecturas versolibre karma: 107

El asombro iluminando el rostro

Muchacha iluminada por el asombro
la sorpresa eriza tu melena lamida:
la crencha en el medio
y ese cabello en cascada como el de una virgen de pueblo,
insípida
una Topacio bien cruda
como la mejor Grecia Colmenares.
No eres ella sino otra;
pero hay algo en tu rostro de "Bugs Bunny" que me recuerda,
que la belleza también puede ser esa piedra rubia sin tallar.
Estás allí,
toda alumbrada con tus puntas humedas,
ese cabello en permanente estática,
y esa sonrisa loca de niña estrábica,
que siempre espera ver lo nuevo
algo emocionante
al doblar la esquina.-


@ChaneGarcia.
...
leer más   
13
3comentarios 51 lecturas versolibre karma: 106

Para mí, hoy no habrá conticinio

Cae el Sol,
y las umbras se alargan,
allí en el asfalto está ese extraño diapasón de carne negra,
esa "ye" de sombras,
por cuya horqueta transitan las piedras sonoras,
esos bólidos metálicos en cuatro ruedas,
bestias siseantes,
como balas-planetas... vagabundas,
cuya estela,
no dejará asentarse la otra hora del té,
esa hora extraña de nada ni de nadie,
ese breve instante,
en el que podemos decir:
"Ahora sí es que las cosas duermen".
Después que el astro haya muerto,
seguirán las balas,
acelerándose por el seno de esta curva de asfalto,
bramando sus rosarios de ecos,
cual zancudos,
zumbando en la concha de mi oreja
no me dejaran dormir.
¡Ahhh!... ¡¡Cómo cae el Sol...
hacía su sueño de antípodas!!,
y ahí,
en la garita,
cómo me gustaría caer con él en los párpados de la sombra,
en la pupila negra de su inconsciencia.-



@ChaneGarcia
...
leer más   
15
6comentarios 60 lecturas versolibre karma: 116

El placer a solas

Dedicado a María Gabriela Rosas (la Maga Rosas).


Leer poesía es
en cierto modo
una experiencia masturbatoria
en donde la imagen en la belleza de las palabras
te onaniza los ojos.
¿No sé tú!; pero en mi caso
es como un arrebato hacía otra parte
donde puedo ser un yo-desnudo
ese rincón de mi armario donde no existen lobos
... devorando...
poniéndole etiqueta a todo
con lo de su juicio fatal.
Por eso digo que la poesía te salva
es sanadora
a través de ese placer dado a solas:
La lectura
tirado allí
en el babel de mi cuarto
sólo con un "bowl" de cotufas
una buena taza de chocolate caliente
hojeando el más reciente libro de la "Maga" Rosas
columpiándose ante mi asombro
toda de piernas abiertas
mostrándome con desparpajo
esa otra boca ciega
y roja
que allí como flor se esconde.-


@ChaneGarcia
...
leer más   
23
4comentarios 85 lecturas versolibre karma: 123

Camioneta plata y burbuja (esperando con su ronco acento)

El monstruo de argento
tenía las patas redondas
cuyos radios
—como en un ojo de buey—
habían tejidos, una hermosa telaraña blanca
gorda
espesa en los extremos
afilada en vértice hacía el centro
buscando esas líneas
la aguja de un obelisco caleidoscópico.
Ahí estaba eso:
Pulcro como el cromo lunar
inmóvil como la leche de un peñasco
ronroneando con toda esa voz grave
de satisfecho esperando al dueño.
¡¡Cómo odio cuando pasan esas bestias con su paso pausado!!
siento que me acechan.
Es como si sus ojos de cristal ahumado
se relamieran en mí
al no poder comerme.
¡Odio cuando esas camionetas pasan así de lento!
así de despacio
esperando a quién sabe qué
quién sabe cuándo
quién sabe por dónde.


@ChaneGarcia
...
leer más   
12
1comentarios 63 lecturas versolibre karma: 138

Leve intoxicación puntual

Estaba oculto en el baño
como colegial que fuma a escondidas
(sin soltarla) batiendo la puerta
para difuminar aquel extraño olor
el rancio tufo a yerba cocida
o el penetrante hedor a tabaco de brujo de Sorte
—y... lo confieso— un pedo que sin querer se me había escapado
follando el descuidado esfínter.
Con todo y eso
a pesar de mis esfuerzos vanos
un delicado tul de llovizna
sostenido en puntillismo
seguía envenenando el aire
alienando mis neuronas
mareando al claro peso de la razón
persuadiéndome así
en ver pequeños enanitos verdes
que sé muy bien que no están ahí
asomándose tétricos
entre los untuosos cabellos de la noche.-


@ChaneGarcia
...
leer más   
6
2comentarios 39 lecturas versolibre karma: 78

Azahar frío en la madrugada

Llevo las manos completamente frías
me deslizo hacia abajo por la madrugada
camino, rodando como una patineta de acero
agarrando rocío al filo de una curva brava.
¡Ah! ¡Huele a quietud sostenida!
... y a mastranto
en el azahar que esparcen las bugambilias-cascadas:
Blancas como de encaje
lilas claras de enfermas
púrpuras-violáceas como el nazareno de una promesa viva
... sangrante.
Aún no ha salido el Sol;
todavía hay capas en tul de sombras.
Es el aire el que nos cala hasta los huesos
aguijoneándonos...
con el olor a hierba mentolada.-


@ChaneGarcia
...
leer más   
13
3comentarios 71 lecturas versolibre karma: 100

Fiel como la espina

Estás ahí de fiel como la espina
dispuesta siempre a hacerme daño
tu amor es como esos odios antiguos
de cuya brasa no fenece.

Enemiga como la mejor de las amantes
de dedicación diminutiva
es que nada se le escapa a tu ojo de águila
que con la palabra sabes justo dónde herir.

Así eres tú: una rosa deshojada
pero aún fresca
verde primitiva
con el garfio siempre a punto
en lo de tu largo tallo de espárrago.-


@ChaneGarcia
...
leer más   
4
sin comentarios 44 lecturas versolibre karma: 56

Vampiracnida

Los escombros lácteos sobre su piel oscura la delataban...
Ahí estaba esa mancilla en su boca
golosa y diminutiva
queriendo estirar más, ya una tronera.

Ahí estabas tú
con tus ojos de gata callejera y yusa
con tu hambre de mendigo
estrujado pétalo sin edad
velo de tul con nacaraciones
tras lo cual se esconde tu rotundo peso de Circe.

Mirarte era una cosa que daba miedo
lo mismo que picaba la curiosidad.
¿Cuántas pústulas...
y otros chancros te habitaran por dentro?
¿Cuánta sabiduría en cada cicatriz?

¡Pequeño joyero de legiones!
Enséñame tus Letras con esa lengua sabia
Sácate filo en la curva de mi cuello
¡Sé benevolente!
No inocules eso de lo que padeces tú
¡Ah! ¡Mi pequeña lamia!
"Vaca chiquita siempre será ternera"
diminuta niña barquisimetana.-


@ChaneGarcia
...
leer más   
10
4comentarios 90 lecturas versolibre karma: 89

El proveedor

Frotando allí
insistente está la yema
tratando de exprimir de mi fruta el zumo
ácidos calores que desde adentro vienen
gotas de negra magia
que sirven para volver a los hombres locos.

A veces siento
que para ti soy sólo un tinajero
me acudes cuando necesitas de mis llagas
mueles sin piedad la pulpa primitiva
encendiendo el sol de ese guisante.

A veces me siento como un preso
dentro de esta, mi mujer cautiva
hay sitios de mi que desconocía franco;
pero llegas tú con tu machete de rabia
y disipas toda esa maleza.

¡Ah!... ¡El dolor de los terrenos nuevos!
hasta que del ardor brote el cayo
y sea entonces
un pan comido entre los dos de acostumbrados.

A veces me siento como un exprimidor de jugos
me usas como tu objeto cotidiano
un crisol; un matraz de Erlenmeyer
donde puedes jugar con tus artes fatuas.

A veces me siento lleno de vacío
cuando me columpias con tus manos
hacía ese abismo...
Tú, sólo miras
mientras tuerces esa sonrisa de media cara
arrojándome a las llamas del pasmo.

Sólo tengo tiempo para dibujar muecas
me retuerzo en las sábanas como lo haría el gusano
llevo en los ojos el palpitar de un loro
apreto los dientes cual perro con rabia
brota la baba
y asperso la saliva.
Escupo el grito de un mono arisco
ardo aferrado a los dos filos de la cama.

Tú... Impávida
sólo observas y esperas
a que el tulipán bermejo
vomite sus galaxias
sus semillas liquidas
sus colores de niebla espesa
sus jugos...
escasos y codiciados
de como tú, nigromante, bruja lunar.

Me sueltas
arrojándome como un muñeco-colilla
mientras aún me calcino en lo de tu silla eléctrica
últimos estertores
luego, vacío total.

Dime: ¿Qué soy para ti?
¿Sólo una avellana enterrada...
en lo profundo de un tejido de hojarasca?
¿Una ánfora diminuta...
capaz de derramar la miel sus leches?
¿Sólo soy tu proveedor de mascarillas...
para cuando intentas renovar una juventud antigua y gastada? ¿Ah?
¿Qué soy?



@ChaneGarcia
...
leer más   
7
7comentarios 131 lecturas versolibre karma: 99

La vida es un inciso

Vengo de afuera,
voy hacia adentro,
soy de la noche,
breve es mi día,
aquí sólo estoy
de paso.

Fuera de este paréntesis
hay la unidad de dos noches:
La boca del mismo útero
que nos vomitó al nacer;
esa misma boca con dientes
que nos espera ahí adelante.

¡Ah!... ¿Lo sientes?
Ese es el horror
de tener que volver
a esa casa oscura.-


@ChaneGarcia.
...
leer más   
14
6comentarios 106 lecturas versolibre karma: 93

Torso

La brisa fría me ondea atravesándome fantasma
¿O soy yo el que la atraviesa a ella...
cual flecha inmóvil?
Torso desnudo que se enchina por la lengua del viento en la borrasca
pareciera que estoy en Galicia
plantado en sus costas de frío
con su humedad de musgo y manto de niebla;
pero no...
Sólo es mi terraza
íngrima de sueño que se despereza
calistenia de gato
un domingo en la mañana
muy de mañanita
antes de que apriete la erizada cabellera del Sol.-


@ChaneGarcia
...
leer más   
7
5comentarios 80 lecturas versolibre karma: 106

Cascada de luz

Desde el cenit
y como una cascada
una luz grisácea levemente azul nos moja
y nos resplandece mortuorios
cual si estuviéramos impregnados de una extraña purpurina
esa escarcha indeleble del fuego fatuo.

La escalinata y el suelo
brillan de azules
como un claro de luna apastelado.
El jardín de siempre parece otro
como si...
sin darnos cuenta hubiéramos atravesado un umbral
y llegado a un sitio distinto
idénticamente irreconocible
donde a las cosas se les difumina el borde
allanándose el sexo en los acentos
entonces, los opuestos se anulan
en una igualdad plomiza y acuarelada.

Las flores de sombra brillaran fantasmas
los helechos se tuercen y murmuran sus escamas de armaduras pétreas.

La gota canta muda en el limbo de la hoja
ya no hay más abejas solares ni mariposas de fuego
sólo un manto de silencio nos cubre
y se teje un cascajo de grillos
con campanadas de ranas
haciendo goterones a lo lejos
intermitentes
en un sólo coro húmedo y desordenado.

La cascada de luz se seca
el bostezo del anochecer nos traga
y brotan las Wendys diminutas
hadas de fanales verdes
con ese extraño fuego de luciérnagas.-


@ChaneGarcia
...
leer más   
5
6comentarios 65 lecturas versolibre karma: 69

Árbol con voz de fauno

¡Háblame!
¡¡Háblame!!
¡Árbol, háblame!
Sé que me sientes
sé que me respiras
cuando rozando te paso por ahí.
Cuando te me siento a tocar la lira
y mullo un hueco en el cojín de tu raíz.
¡Háblame!
¡¡Háblame!!
Con esa voz de madera
con el murmullo de hojarasca
como aquella antigua fuente retorcida en sauce.
¡Háblame!
Con lengua de lápida
como si tus palabras no tuvieran revés
cual hechizo inicuo pronunciado en lava
¡Ah! ¡Esa magia roja con la que nunca puede negociarse!
Esa inevitablilidad en la ley de las cosas
frente a lo cual
es mejor apartarse y dejarla seguir.
¡Háblame!
Como lo haría el jazmín que sostiene a la brisa.
¡Háblame!
Del segundo equinoccio de la tarde.
¡Háblame!
De los laberintos que tu memoria esconde.
¡Háblame!
Con tu claroscura voz de fauno.-


@ChaneGarcia
...
leer más   
10
8comentarios 101 lecturas versolibre karma: 84

Instrumento pasivo

Lastímame con tu vaivén
de balancín petrolero
y engurruñaré mis pies buscando una atadura
querré colgarme de una estalactita de garfio
mientras tú allí hambrienta apagas la fiebre.
Yo seré esa roca verde
donde se amuela el cuchillo
y como un mástil de piedra dejaré pasar el rayo.
Apretaré los dientes como en una extraña sonrisa
mientras intentas llegar
donde yo ya desmayo.
Querré gritar tu nombre
y mentarte la madre
pero estaré horizontal
casi como muerta
entre papeles alterados
y roles opuestos
seré de ti la llave
abriendo tu puerta
mientras tú, bacante, te suicidas.
Seré el altar de sangre esperando tu rabia
tu pedernal negro queriendo lastimarte
un gnomon sin sombra encarado hacía ti.-


@ChaneGarcia
...
leer más   
3
1comentarios 45 lecturas versolibre karma: 53