Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Epitafio para Gabriela

Gabriela
si te tocara escribir tu propio epitafio ¿Qué normas seguirías?
¿Cómo lo harías?...

Te miro
y eres como la personificación de la inocencia en cáscara —sólo por fuera—
buscando a ver quién se atreve a destrozarte en sus yemas,
como se hace con una minucia...

Yo escribiría de ti, esto:

«Aquí yace Gabriela,
la que fue una niña que siempre vivió aferrada al vértigo en su columpio de hiedras,
hambrienta por otros lugares en el cuerpo;
pero...
cuando por fin hallaba algo lejanamente parecido a la promesa,
venía con su otra boca y lo devoraba...
Ella era como una pequeña mantis:
con esa hambre eterna...
siempre sola».-



@ChaneGarcia
...
leer más   
9
1comentarios 54 lecturas versolibre karma: 90

Pozo de agua mansa

Me encanta lo engañosa que eres con el rostro.
Si fueras un accidente... serías un pozo redondo
de borde irregular y aserrado como el de los fractales
en la franja de tu diminuta empedradura.
Redonda
cual cristal oscuro en los convexos de un cuervo maléfico
como el de aquella Profecia
o en los dos azabaches de un potro que de sudor relumbra.

Serías una laguna de aguas tranquilas
¿Sabes?... ¡¡¡El agua mansa!!!
a donde los hombres incautos acuden a nadar desnudos y luego ¡¡¡Zas!!!
como en el parpadeo de un mordisco, mueren cocodrílicos
sin dejar apenas rastro alguno en la sutilidad del espejo erizado
que apenas tiembla.

Serías como el negro ponto, casi igual que el vino:
un enorme cuenco de agua violácea
a cuyo fondo sólo habitan cadáveres lívidos cuya tibiesa ya lo ha abandonado
rumas y rumas de cráneos limpios
alfombrando tu ya extensa sabiduría de Circe.

Y aunque ¡Sí… es cierto!, en realidad no te conozco
he llegado a pensar que para ti los hombres sólo somos medallas que cuelgan al cuello
o “piercing” de tus pezones.

De hecho
a veces creo que eres como una boca de higo rosa
con lengua de lija
toda bífida
que te alimentas de las masculinidades de aquellos hombres femeninos
que...
sabiéndote...
y valorándote...
se te acercan aun conociendo el riesgo que conllevas.

Eres la verticalidad obscena en una boca tentácula
en su clara sonrisa de valva
con el papo almendrado
en "almohadidad" de tu vikini amarillo
columpiándote sola
en la tranquilidad de tu jardín secreto
con ese saco roto que nunca se llena
tu estomago, siempre hambre.

Llevas adherido la belleza que le es propia a un “alien”.
En ti no hay un lugar como para que se retuerza el germen del amor
ese sentimiento que, según tú, todo lo frena.

Eres toda una Apolo en ciernes:
desollando a placer a tus Marsias
aún vivos.




(a la MaGa Rosas)

@ChaneGarcia
...
leer más   
3
sin comentarios 20 lecturas versolibre karma: 57

La sombra de una eme muerta

La sombra de una eme muerta cae por delante de mí
como una vaca-mamut de patas gruesas
negra, como el frío hálito que ahora me envuelve.
Una eme invertida en doble ve cuadrada
con ese aspecto tosco propio del diseño industrial de la oxidada Unión Soviética.

Yo la llamo "resortera de sombras"
la ye de una bifurcación
por cuyo “abra”, broncínea brilla el estertor de esa última luz
aliento de un sol moribundo que se hunde
que acude puntual al patíbulo de su horizonte para lo de la muerte diaria.
Heladas jaurías vendran a esparcir la escarcha de sus aullidos
desde el mismo borde de donde extiende la noche.

Creo que hoy...
será uno de esos días en que el frío me muerda
y los que viven penando, vengan a espantar
al doblar el recodo en aquella esquina
justo en la curva que bordea esta ciudad extraña.

¡Ah!... ¡Espeso es el reino de las pasajeras sombras!
hasta que otra vez nazca nuevo el viejo sol
y con su dorada flor hecha de espinas —cual santísimo— venga
y rompa su esencia.-



@ChaneGarcia
...
4
1comentarios 15 lecturas versolibre karma: 53

La Maga Rosas

Sí, yo lo sé...
el día que te conozca me quedaré mudo,
porque voy a sentir en ti el cosmos de una tarántula,
tú... con tu implelable carita de mosca de fruta,
con esa pose en mantis,
cuerpo de hierba... cerbatana,
como esa monjita verde en oración perpetua.

Tú... tú eres como esa niña nueva que se integra tarde a un colegio
de mini falda escocesa,
con tus medias gruesas hasta la rodilla.
La trampa bajo la hojarasca.

Eres como una “Catherin Tramell”,
bronceada y leve…
vestida en el resplandor pulcro de ese blanco griego,
abriendo por un instante el abismo entre la piernas,
mostrándonos la visión fugaz de tu otra lengua,
la boca que no habla,
el ojo que no ve,
la herida en el costado, seca…
esa hermosa cara de Cristo y lampiña cuyo estupor vuelve piedra a aquel que ose mirar sudoroso.

¡Es que yo ya lo he dicho!:
contigo no se negocia;
uno simplemente ama o muere.

Por eso es que me gustas (de lejos)
porque siento que me aterras.-


@ChaneGarcia
...
leer más   
4
sin comentarios 25 lecturas versolibre karma: 68

El asomo de una flor radiante

Una flor radiante
asoma los largos filamentos de sus doradas espinas
a través de los huecos de aquel follaje negro,
un poco más, y ya a pleno saldrá el dios de esta helada Crematoria,
arrasando con el acero rubio de sus ojos,
toda esta breve calma de hadas,
de amarillo ninfa aceitoso
en este aire inmóvil de las seis matutino.
¿Es un girasol de agujas…
... o ardiente alfiletero?


@ChaneGarcia
...
leer más   
12
3comentarios 67 lecturas versolibre karma: 90

La Luna sobre un araguaney

El cuarto menguante flota en su apogeo,
y regenta sobre el ápice de una copa exigua,
sedimentando a la sabia argentosa,
de un enjuto araguaney que se viste en flor escasa.
Sus guacharacas,
lo mismo que sus campanulas amarillas,
duermen friolentas el final de enero,
en la modorra pesada de una baja marea,
como si estuviesen a la espera,
hibernando
en el sueño de su próximo plenilunio.
¡Ah! ¡Qué hermoso trono sobre el bosque de bestias!,
gobierno de transito breve,
para ese medio pastel lunar,
torta y biscocho,
de queso y nata espesa.
¡Sencillamente hermoso!


@ChaneGarcia
...
4
sin comentarios 29 lecturas versolibre karma: 72

Reflexión ante una ventana de hotel

Llevo ya rato parado en ventana,
mirando a lo lejos la marabunta,
cómo hierve esta ciudad que ya no es mía…
Parezco toda una Mnemósine en pose,
adormecido en una inercia que no le es propia a mis hábitos,
yo... que siempre he estado en movimiento,
acostumbrado a no perder un tictac en lo que me atañe ahora, desde mi arribo,
el rumiar las sombras del recuerdo.

¿Para qué vuelto?,
seguro de que me arrepentiré…

¡Qué ironía!, yo que nunca tenía tiempo para conocer las ciudades,
que siempre andaba con un sólo correcorre encima,
he retornado sin darme cuenta a este rincón perdido que ya creía olvidado en mi agenda,
y al que me juré no volver.

¿Qué?... ¿Acaso alguna leve señal de decadencia pura?,
¿Me asalta de repente el atisbo cursi de un sentimiento otoñal?,
¿El reloj marca mi descenso ante los primeros síntomas de que me estoy haciendo viejo?

¡No!... no lo creo... Tan sólo es curiosidad, me parece,
y de que me he dejado morder por su negro gusano:

Probarme a mí mismo que puedo caminar por esas calles y no sentirme ajeno,
que no me invada ese hedor a tristeza que aquí todo lo puebla
o me salpique esos rastros de nostalgia —a la que siempre le he huido—,
a no verme presa de un odio enconado que se ha guardado en el baúl de mis tripas,
o que me bese esa antigua amargura y la hez de su rabia…

¿O es que acaso he vuelto para contemplar las ruinas...
de mi decadente padre?,
ese viejo espejo roto, grueso como el un roble
en cuyos trozos partidos no me he querido ver en años…

¡¡¡Dios!!!... ¡La sola permutación de estas posibilidades me hace un erizo en la nuca!
porque caigo en cuenta...
de que en realidad me estoy retando a mí mismo
y sin saber qué hacer.

Nadie puede huir ni de su pasado
ni de sí mismo. -



@ChaneGarcia
...
4
sin comentarios 24 lecturas versolibre karma: 74

El gran ojo sin parpado

Dios tiene que ser como la globularidad de un gran ojo sin parpado,
redondo,
siempre abierto,
con aquella esclerótica de marcados estratos,
cogollando a una pupila en el lejano centro.
Una pupila, ¿negra o azul?,
que se enfila como un haz de tren hacia nosotros.
Dios debe ser como un gran mosaico de empedrados, armando…
sosteniendo la entidad de una esfera,
como sucede en un ojo de mosca,
donde cada punto en cada estrado de la piel de cebolla,
está a la misma distancia del punto interior.
No hay mejor concepto para englobar la titularidad de Dios que un ojo-esfera,
transparente planeta de agua vítrea,
con una pupila negra a manera de núcleo,
entronada en su interior fondo.-


@ChaneGarcia
...


Imagen usada: Mural created from nails, Toronto City Hall, Ontario, Canada (© Lycia WalterShutterstock)
leer más   
8
3comentarios 55 lecturas versolibre karma: 88

Fragmentos sin horizonte

Ese cuadro mágico en donde ya no hay mar
ni tampoco cielo
ambos son como la amalgama en una sola cuña
con el garfio de un uno, hiriendo esa sepia en el suelo.
¡Ah!... ¡¡Qué hermosa es la entrada del puerto de Trouville!!
con toda esa diafanidad en el agua
lo nítido escapándose de los fragmentos…
cual líquido metálico en un espejo roto.-


@ChaneGarcia
...
leer más   
12
4comentarios 69 lecturas versolibre karma: 94

Sueño sin itinerario

¡No sé cómo llegué allí!
Las agujas de pino alfombraban mi vereda,
bajo como una piedra en mantequilla,
me deslizo como el trineo que parte la niebla
y que no deja marcas en la arena.
Luego hay un salto sin control al que no me opongo…
Ahora me concientizo en un yo sin cuerpo,
sólo soy una entidad en un par de ojos,
voy en los lentes de una abeja,
sobrevolando la sepia ondulante de este mar de trigo
con olor a lavanda,
a lo lejos diviso la muralla de piedra,
negra de donde desnudo crece el árbol de roble,
las venas raíces que en se alzan como garras de vieja,
que hambrientas buscan arañar un trozo de Sol.
Vuelo casi sin tener consciencia,
voy en la despreocupación de mi itinerario.
Una extraña brújula es la que me guía por dentro,
como si una mano negra
desde el cenit
controlara la aguja que sostienen mis cuerdas.
Soy algo así como un muerto a la deriva
bajando el río…
sólo me dejo llevar hacía lo inevitable,
y despierto del sueño…
empapado en estos escalofríos. -

@ChaneGarcia
...
leer más   
9
2comentarios 40 lecturas versolibre karma: 94

El anhelo

Las sombras diurnas
pedestres
se alargan vampíricas,
acentuando el ya frío aire que reinaba en el ambiente.
El temor se nos anidará en los ojos como pájaros negros agoreros,
al ver al Sol besar a clavo aquel rojo horizonte.
Él... abrirá los ojos infectos,
y levantándose como una tabla,
saldrá de allí todo hambriento.
Por el olor que deja el miedo
nos encontrará aquí bismutos,
y disfrutará tensándonos la cuerda sin romperla,
jugará felino con nuestros temores nocturnos,
antes de hundir fiero sus puñales bucales.
Él siempre ha sido frío y plutónico igual que un vano hueco,
rodeado de todo ese calor ajeno inalcansable,
siempre allí,
a un palmo de su garra:
La cosa intenible,
ese hálito tierno que entre sus dedos filosos, ceniza se vuelve
cual intacto pétalo estrujado
por las yemas de su gélido ardor.
¡Sí! ¡Ya lo siento!
Allí viene el que no tiene nombre,
el que no está vivo
el no-muerto.


@ChaneGarcia
...
leer más   
12
6comentarios 40 lecturas versolibre karma: 98

Las musas danzan en su cabeza

Cinco son las musas que danzan en su gamelote de nieve negra,
esas hierbas de cintas alargadas que como las ondulaciones de un mar herbáceo,
es donde su locura colinda lo mismo que con su genialidad rupestre.
El Tiempo va haciendo lo suyo en aquel rostro bien marcado.
La lejana buenmosura de su juventud campechana
se le ha ido derrumbando cual muro enmohecido por el liquen de la vejez.
En sus ojos ahora brilla una carencia de niño huerfano,
nos traspasa como quien busca con la mirada
ese cariño que muy en el fondo sabe
que aquí no encontrará brazos maternos.
Se pierde entre sus uveros mal pintados,
descoloridos por una suerte de lejía española.
Su templo de paja y barro estaba en los predios de Macuto,
hasta que un día vino el torrente
y borró de un plumazo
todo de raíz.
Se llamaba como lo que hacía…
Armando,
y sus trazos por ahí aún reverberan las paredes
... encandilando a los ojos transeúntes por el Metro
con los garabatos en sus soles de agosto.
Así era él
boceteando musas sin rostros,
a veces con cuerpos de Botero,
con caras chuecas y pintarrajeadas
cual si estuviese haciendo sus muñecas de trapo.


@ChaneGarcia
...
leer más   
11
1comentarios 40 lecturas versolibre karma: 89

La estación del óxido

Llega los meses del óxido,
y brotan todos esos colores improbables,
esa belleza que se tensa estando en calma
que sólo anticipa lo erizado en la escarcha
el hilo de acero de la luna en el filo de una guadaña,
... el rasero inevitable,
por el que tendremos que atravesar al año.-


@ChaneGarcia
...
leer más   
16
6comentarios 65 lecturas versolibre karma: 102

La musa francesa

Allí, en el muelle
... sentada
estaba en el borde la musa francesa.
Me miraba de frente con su cuerpo de soslayo
atravesándome con sus dos flechas de Talía.
¡¡¡Dios!!! ¡Qué mirada tan clara!
Es que se te ensarta en los ojos.
Es de esas que cuando te mira
no tiene miedo a los límites.
De short de blue jean y una blusa en marrón de cruda.
¡Nunca había visto el perfil de una espalda más sana!
Su cuerpo esconde la forma que sugiere
Entre esa piel de durazno y las leches de nácar.
La cascada en su pelo...
ondulado es como el de aquellas griegas de otras eras.
Me mira inclinada
y toda ella parece como una espiga de oro:
Su tronco se mece
a contracorriente de lo que le marca la brisa.
Sentada en el muelle vive esperando a que le llegue una nada
entre los beige y marrones
mojando sus pies
en el veteado azul de la bahía.-


@ChaneGarcia
...


P.D.: www.flickr.com/photos/75297900@N00/45075174544/in/dateposted-public/
leer más   
14
4comentarios 93 lecturas versolibre karma: 106

Elefantiasis lateral

Su rostro dibujado en el suelo
se le derrumba igual
como se hunden en el ponto
los antiguos templos de Grecia
o se inclinan tangentes de Pisa
las otroras columnas de Roma ya sin punta...
Era en mí la angustia de ver aquella espesitud
en su larga cara de agua lenta.
Era aquel sufrimiento mudo
en su faz de vela derretida.
Aquel hombre, seguro era un horror sin voz,
una resignación sin remedio.
Era un erial...
lejos de la germinación
de toda posible esperanza.-


@ChaneGarcia
...
leer más   
11
5comentarios 48 lecturas versolibre karma: 107

El asombro iluminando el rostro

Muchacha iluminada por el asombro
la sorpresa eriza tu melena lamida:
la crencha en el medio
y ese cabello en cascada como el de una virgen de pueblo,
insípida
una Topacio bien cruda
como la mejor Grecia Colmenares.
No eres ella sino otra;
pero hay algo en tu rostro de "Bugs Bunny" que me recuerda,
que la belleza también puede ser esa piedra rubia sin tallar.
Estás allí,
toda alumbrada con tus puntas humedas,
ese cabello en permanente estática,
y esa sonrisa loca de niña estrábica,
que siempre espera ver lo nuevo
algo emocionante
al doblar la esquina.-


@ChaneGarcia.
...
leer más   
13
3comentarios 51 lecturas versolibre karma: 106

Para mí, hoy no habrá conticinio

Cae el Sol,
y las umbras se alargan,
allí en el asfalto está ese extraño diapasón de carne negra,
esa "ye" de sombras,
por cuya horqueta transitan las piedras sonoras,
esos bólidos metálicos en cuatro ruedas,
bestias siseantes,
como balas-planetas... vagabundas,
cuya estela,
no dejará asentarse la otra hora del té,
esa hora extraña de nada ni de nadie,
ese breve instante,
en el que podemos decir:
"Ahora sí es que las cosas duermen".
Después que el astro haya muerto,
seguirán las balas,
acelerándose por el seno de esta curva de asfalto,
bramando sus rosarios de ecos,
cual zancudos,
zumbando en la concha de mi oreja
no me dejaran dormir.
¡Ahhh!... ¡¡Cómo cae el Sol...
hacía su sueño de antípodas!!,
y ahí,
en la garita,
cómo me gustaría caer con él en los párpados de la sombra,
en la pupila negra de su inconsciencia.-



@ChaneGarcia
...
leer más   
15
6comentarios 60 lecturas versolibre karma: 116

El placer a solas

Dedicado a María Gabriela Rosas (la Maga Rosas).


Leer poesía es
en cierto modo
una experiencia masturbatoria
en donde la imagen en la belleza de las palabras
te onaniza los ojos.
¿No sé tú!; pero en mi caso
es como un arrebato hacía otra parte
donde puedo ser un yo-desnudo
ese rincón de mi armario donde no existen lobos
... devorando...
poniéndole etiqueta a todo
con lo de su juicio fatal.
Por eso digo que la poesía te salva
es sanadora
a través de ese placer dado a solas:
La lectura
tirado allí
en el babel de mi cuarto
sólo con un "bowl" de cotufas
una buena taza de chocolate caliente
hojeando el más reciente libro de la "Maga" Rosas
columpiándose ante mi asombro
toda de piernas abiertas
mostrándome con desparpajo
esa otra boca ciega
y roja
que allí como flor se esconde.-


@ChaneGarcia
...
leer más   
23
4comentarios 86 lecturas versolibre karma: 123

Camioneta plata y burbuja (esperando con su ronco acento)

El monstruo de argento
tenía las patas redondas
cuyos radios
—como en un ojo de buey—
habían tejidos, una hermosa telaraña blanca
gorda
espesa en los extremos
afilada en vértice hacía el centro
buscando esas líneas
la aguja de un obelisco caleidoscópico.
Ahí estaba eso:
Pulcro como el cromo lunar
inmóvil como la leche de un peñasco
ronroneando con toda esa voz grave
de satisfecho esperando al dueño.
¡¡Cómo odio cuando pasan esas bestias con su paso pausado!!
siento que me acechan.
Es como si sus ojos de cristal ahumado
se relamieran en mí
al no poder comerme.
¡Odio cuando esas camionetas pasan así de lento!
así de despacio
esperando a quién sabe qué
quién sabe cuándo
quién sabe por dónde.


@ChaneGarcia
...
leer más   
12
1comentarios 63 lecturas versolibre karma: 138

Leve intoxicación puntual

Estaba oculto en el baño
como colegial que fuma a escondidas
(sin soltarla) batiendo la puerta
para difuminar aquel extraño olor
el rancio tufo a yerba cocida
o el penetrante hedor a tabaco de brujo de Sorte
—y... lo confieso— un pedo que sin querer se me había escapado
follando el descuidado esfínter.
Con todo y eso
a pesar de mis esfuerzos vanos
un delicado tul de llovizna
sostenido en puntillismo
seguía envenenando el aire
alienando mis neuronas
mareando al claro peso de la razón
persuadiéndome así
en ver pequeños enanitos verdes
que sé muy bien que no están ahí
asomándose tétricos
entre los untuosos cabellos de la noche.-


@ChaneGarcia
...
leer más   
6
2comentarios 39 lecturas versolibre karma: 78