Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Plusvalía

Nací demasiado joven, mi vida tiene antecedentes,
demasiadas coyunturas. No es mi culpa me repito.
Y como una bolsa del supermercado me pesa
cada vez que lo repito.
Alguien paga su compra con una tarjeta de crédito
crédito crédito crédito crédito crédito crédito
Yo no lo creo.
La cajera le da la máquina, no es la primera vez que pasa
que lo veo pero me veo ahí,
esa mirada obcecada, constante, expectante, esperando.
Qué mira. No hay mil metros de distancia. Qué pasa.
5
sin comentarios 38 lecturas versolibre karma: 68

Más vale volando

Los pelos son como parásitos que crecen en mí,
mi cuerpo es el lugar -donde viven los parásitos-.
Anoche me encontré una víscera en mi felpudo
que gritaba sí
y mi sonrisa diletante se tornó.
Tengo delante de mí un ave, la cabeza
No pienses, disfruta. No pienses, sonríe. de un ave.
Su, de ella, cabeza.
Por favor, que no vuelva a ocurrir, mí sola imaginación fue suficiente.
6
2comentarios 46 lecturas versolibre karma: 79

Extremos

La temporalidad quema mis fuerzas,
creí haber abandonado un límite
pero solamente crucé la línea para meterme en otro;
esa línea que une es lo más cerca que estoy de fuera.
Estoy cansado y casi no puedo concentrarme
Huele a lluvia tras mucho sol. en lo que escribo.
Viene un aroma a lejía.
6
2comentarios 50 lecturas versolibre karma: 82

Crónica del 31 de agosto

Sentado en la estación de bus
leyendo un artículo sobre la mala poesía moderna de Madrid
mientras me quito sutilmente cera de la oreja,
Tengo al lado una pareja de un chico y una chica
que no paran de besarse porque ella se va a ir en uno de esos buses.
Se van y me doy cuenta que desde aquí sólo veo 4 de las 8 paradas en las que mi bus podría pararse
por lo que me levanto, lo veo y me subo a él pensando
que todo es un desastre.
7
2comentarios 34 lecturas versolibre karma: 90

Una cosita pequeña

El sol ilumina el prado
al nacer la niña. Cerca
de ella hay una vaca
que lame la sangre
que allí esa madre
había sangrado.
13
sin comentarios 71 lecturas versolibre karma: 107

Palabras mayores

No temas, todas mis heridas fueron involuntarias,
ya recogí la mesa pero falta vajilla,
una nota comprensiva y una botella de vino barato.
Esa botella con la que mandé un mensaje de auxilio,
con la que me encontraron y me salvé,
con la que nos emborrachamos pero no estuvo bien.
Empezamos con bromas pero un te quiero fueron palabras mayores.
Bonita expresión. ¿Mayores en edad o en importancia?
Éramos unos críos casi igual que ahora
pero míranos, otra vez mintiéndonos, menuda forma de destruir el lenguaje.
6
3comentarios 66 lecturas versolibre karma: 74

Autopsia

Recogeré del polvo del suelo cuando ya esté muerto
un cadáver emocional que no sueña con madrugadas.
Autopsia.
Sí, la intranquilidad cosió mis heridas
y ahora soy títere de esos hilos.
Erratas en la sombra
esperando la compañía
de mil barcos fantasma
que de refilón ofrecen una miríada.
17
5comentarios 119 lecturas versolibre karma: 114

A una amiga que lo está pasando francamente mal

Corte del flequillo de la infancia
porque golpear tambien lastima
desde que el reloj no nos da las horas, nos las quita.
La muerte siempre fue la excusa,
no queda nada por lo que rendirse.
15
8comentarios 109 lecturas versolibre karma: 96

Croma

Yo no doy porcentajes de mí,
me desprendo de mi ser
y habito esa amargura feliz
en la que te tuve alguna vez
donde no me creo yo mismo
y el desencanto me doma,
miro fijamente al vacío
pero sólo veo un croma.
12
4comentarios 45 lecturas versoclasico karma: 109

1965

Se rompe el tiempo en el cristal
de la ventana por donde mira
la esparanza añorando quien sabe qué.
De los pedazos salió un escorpión
que arrastra aun a día de hoy
épocas pasadas en su espalda
pero cuyo aguijón fue guillotinado por los revolucionarios franceses
allá por el año 1965.
12
2comentarios 67 lecturas versolibre karma: 84

Haiku IV

Son como clavos
las pulseras de dos
de mis muñecas.
10
2comentarios 144 lecturas versoclasico karma: 85

Ecos

Torpeza como el agua del mar
naufragando en la playa.
Sucia por la descortesía de la gente,
la ciudad quiere corazones póstumos
para honrarlos después de abrazar el humo
de los que entre sonrisas mienten.
Con las barras de la cárcel del pensamiento se hará un timbal
cuyos ecos empequeñecerán
hasta el rincón más recóndito
de este Estado mental.
10
6comentarios 81 lecturas versoclasico karma: 116

Aborigen

Me duele el cuerpo y no es por ti,
son orgasmos las turbulencias del avión
que chocó en la isla desierta
dónde los aborígenes
desconocen lo que es echar de menos.
Yo no.
13
3comentarios 67 lecturas versoclasico karma: 87

Vela

Con todas mis noches en vela
crearé un barco para salir a flote
de las turbulentas aguas de la noche
en las que tú a solas me dejas.
La tormenta será mí sino,
la calma; una esperanza de la inocencia
o también lo más parecido
a mi destino pero con el nombre de penitencia.
7
2comentarios 37 lecturas versoclasico karma: 74

Caníbal

La marcha de los locos hacia su espectro
caminando con una máscara antigas
porque el aire es el mayor veneno
de este mundo de suicidas,
también hay dioses en el infierno
que cedieron a lo carnal y caníbal
imposible frenar en el último momento.
8
sin comentarios 45 lecturas versoclasico karma: 74

Pseudocementerio

Por ese pseudocementerio que tengo en una cajita
escondida entre los libros de mi estantería.
De alguien que yo no conocí
una flor metálica y la esquela de un periódico
que nunca leí.
Polvo de los años pasados hasta ahora.
7
2comentarios 32 lecturas versolibre karma: 74

120 km/h

Desee tener lo que el mundo me pedía,
hoy vagabundo de mí surco otras etapas,
soñé con imaginar donde me perdería
mientras tú con tu cuerpo me tapabas.

Mi mundo interior está a salvo bajo tus mantas,
aun cuando no subía las persianas pasaban los días
y las noches a los peligros sucumbían,
lucharemos contra lo que haga falta.

Hoy sólo quiero ponerle a la muerte trampas
para que caiga como yo caí en la melancolía
con unos ojos desolados como ante las largas

luces de un coche a 120 km/h en la autovía
que imparable contra la vida empuja y carga
como si al no sentir nada hiciera que no existía.
11
2comentarios 140 lecturas versoclasico karma: 88

Tarifa por peligrosidad

Echando de menos hasta poder echar de menos,
todo lo que siento creo que está demás...
iado lejos de la frontera que no quiero cruzar.
Tengo al cielo bebiendo de mis manos.
Esto merece una tarifa por peligrosidad,
no tiene buen sueldo.
Caer y rescatarte y encontrar el punto medio
para llamarlo arte.
Paracaidismo rezando al viento,
puenting sin cuerda ni puente.
Una huida hacia delante.
11
8comentarios 78 lecturas versolibre karma: 91

Periódico

En este parte no hay noticias buenas
ni cuál prefieres antes
Hay gloria y muerte, tiempo y deporte
pero la reina de la colmena,
del enjambre es la palabra mayúscula,
la palabra grande,
la foto mal sacada, el frame mal escogido
(o bien).
10
sin comentarios 59 lecturas versolibre karma: 94

Tan naíf

No consigo atajar la muerte
sólo partes del camino,
tengo escondido en la trastienda mi bienestar con el mundo.
Nadie le pide explicaciones al cuchillo por quien lo utiliza
si soy un asesino es por inercia
el tiempo mata con manecillas
y casi sin violencia.
Exponen el arma del delito en sus muñecas
yo no sé ni en que año vivo
las mías acompañan lo que quieren decir mis manos.
No me parece creíble,
no me gusta nada de lo que escribí
a veces quisiera prohibirme
este sentimiento tan naíf.
9
5comentarios 63 lecturas versolibre karma: 99