Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Tu nombre

El poeta recorrió tu cuerpo, escribió
versos sobre tu piel marcada ya por
otras manos, el poeta intentó amar
tu corazón escribiendo versos a tu
nombre.

Tus dedos como fríos dardos se
incrustaron feroces en mis venas,
sangraron mis ojos gotas de sangre
sin color recordando tú mirada.

Se inventaron mis labios besos
moribundos, que caían rodando
por tú cuerpo e iban a parar bajo
la agónica nostalgia de tu vida.

Buscabas sin cesar otros caminos
que regresaran los años que pasaron
y te hicieran soñar que están presentes.

Saltaste del poema al discurso del engaño,
te parecieron muchos los días de poemas
y los cambiaste por la inmadurez de los
deseos.

Te amó con furia desmedida, te dejó
soledad como recuerdo, tus labios los
manchó la noche de mil besos y te faltó
un poema en la mañana.

¿Quien recorrió tus dedos con los besos?
¿quien besó con religiosa dedicación tus
manos? ¿quien dijo amarte para siempre
y te mentía?

No fui yo quien cambió tú vida, tú vida la
cambiaron quienes no leyeron entre líneas
poesía, poesía que enriquece el sueño,
los que nunca miraron unos ojos tristes
sin remedio.

Inspirarás algunas frases que no
pronunciará ninguna boca, yo
seguiré unido a algunos versos y
cuando pueda escribiré tú nombre
al alcance de las olas.

DTR.
leer más   
6
12comentarios 59 lecturas versolibre karma: 79

Nupcial

El templo
gigante se
adornó con
pétalos de
arena que
felices
revoloteaban
bailando
en la noche
nupcial llena
de luna.

La curiosa
espuma con
su tímido
vaivén
miraba
nuestras
risas,
entrelazadas
en las manos,
tus ojos robaban
la luz de las
estrellas, la
misma luz que
coronaba tu
desordenado
pelo y te hacían
más reina de
mi vida.

Fuego, agua,
tierra, aire, tu,
yo y un amor
más grande
que la inmensidad
del templo, la
promesa eterna
que mojó mis
ojos y el beso
que salió de
pronto sellando
entre los
dos el
compromiso
de vivir por ti y
esperar el fin
entre tus brazos.

El mensajero
de cristal voló
hacia las
olas,
pretendiendo
contar al mundo
nuestro sueño
y fue la firma
que juntó por
siempre un
par de vidas
que rotas se
curaron.

A la entrada
del templo la
brisa loca
calmó el
ímpetu
impaciente de
su fuerza, brilló
el fuego sentado
con nosotros,
apenas si
susurró
romántico el
aire.

La tierra
fue el altar que
recibió las
copas del
brindis en los
labios y el azul
del agua se llevó
cantando en su
rumor eterno
y entre sus
manos la noticia
feliz que estamos
juntos.

DTR
leer más   
5
4comentarios 45 lecturas versolibre karma: 72

La loca

Cambio esta loca mente por una
pierna de madera o por un brazo
plástico o por un ojo que no llore ,
la cambio porque piensa mucho,
por inquieta, por imaginar sin
límite, por mentir tan bien que le
creo todo.

Busco una mente que duerma de noche,
una mente que sueñe tranquila, una
mente que crea en la gente, una mente
que cierre los ojos con una sonrisa.

Una mente joven es lo que requiero,
sin tantos recuerdos, sin tanto sueño
incumplido, sin tanta estrategia, sin
tanto reparo, que no acuse tanto y
perdone en serio.

Sino la consigo por lo menos busco
que me la comprendan, que tengan
paciencia, que no le den motivos
para su locura, que cuando esté
intensa la dejen tranquila, que
responde feo cuando la cuestionan.

DTR
leer más   
7
2comentarios 41 lecturas versolibre karma: 80

Tregua

Me gustaría una tregua
de distancia, disfrutar
un café y contarte de
mi vida, mirar tus manos
sin tocarlas, disfrutar
tus ojos sin decirlo, oír
tu voz como si nada,
tomar un café endulzado
con tu encanto.

Decir sin temor y con
descaro la falta que me
hace tu presencia, una
tregua que me deje
guardar tu recuerdo
sin lamento.

Te reto a ti y a
tu mirada a que se
sienten junto a mi sin
recordar cuento te amo,
yo me reto a poder estar
frente a tus ojos sin dejar
que la tristeza turbe mi
mirada.

Pero que se aun café largo,
un café que dure más que
las ganas de no irme y
después, cuando ya parta,
yo me reto a olvidarte para
siempre.

DTR
leer más   
6
2comentarios 28 lecturas versolibre karma: 69

Pasajero

Sólo soy un pasajero silencioso
al lado de muchos pasajeros
silenciosos, soy un sueño que
alguien tuvo un día, en las filas
enormes de los bancos sólo soy
uno más que paga cuentas.

Me pierdo entre el gentío de la
séptima y las vitrinas me miran
curiosas, me empujan los afanes de
los otros y pasan por mi lado los de
paso rápido, como algún día los
míos.

Sólo soy el obrero que madruga,
que almuerza al medio día y
que tiene pensamientos quincenales,
soy el pasajero tres millones del bus
que va llegando.
leer más   
5
sin comentarios 17 lecturas versolibre karma: 72

Cita

¿Que un café me enfrente
con tus ojos? ¿que un café sea la
excusa para el fin de tantos años?
¿que un café como aquel día
ponga tus manos a mi alcance?

Me declaro la víctima insensible,
Me declaro cobarde del verde
de tus ojos, me declaro sordo a tus
palabras suaves, me declaro curado
de tantas noches solas.

No acudiré a la cita con mi
muerte, no buscaré más lo perdido,
no dejaré que mis ojos te extrañen
nuevamente, dejaré volar las
mariposas que se fueron.

No quiero un café que me
trasnoche, no quiero beber el
amargo elixir de tu taza, después
de tanto tiempo entendí cuanto
puede durar tu ausencia.

Soñé tanto volver a verte que
no soy capaz de hacerlo sin amarte,
sentí tu perfume tantas veces que
tu olor se pierde en mis recuerdos,
prefiero ser abstemio de tus ojos,
prefiero estar curado de tus manos,
prefiero besar hoy tu recuerdo que
mirar tus labios con ganas de
besarlos.

DTR
leer más   
4
sin comentarios 20 lecturas versolibre karma: 58

No respondas

Un poema no precisa
de respuesta, nunca
espera que le escriban
de regreso, sólo busca
alojarse entre tu pecho.

Sólo unos ojos requiere
que caminen por sus
letras, que los recites
sin sonido, con suave
movimiento de los
labios.

No quiere causar dolor,
sólo aliviar la carga de
los sueños de un poeta o
poner ritmo a su tristeza,
no, no debes responder a un
poema.

La mejor respuesta es el
silencio y si una lágrima
quiere escapar, deja que
ruede hasta tus labios y
allí le de sabor salado a
la nostalgia.

Pero si quieres responder,
cierra los ojos, abre las
manos y conecta el corazón
con el poema, así el poeta
sentirá tu vida resbalar
entre sus letras

DTR
leer más   
6
sin comentarios 20 lecturas versolibre karma: 70

Un café conmigo

Cuando quieras un café conmigo,
prepáralo, que sólo el sonido de los
trastos altere el silencio religioso
del proceso en medio de las
sombras que resisten el amanecer
del nuevo día.

Piensa en mí en medio de tanto frío,
lenta ve dándole forma al aroma que
te envuelve, escucha tu respiración...
Acomoda hacia atrás el cabello qué
invadió tu cara, cruza los brazos
mientras el vapor me forma en tus
recuerdos.

Camina despacio, con las manos
ocupadas por la taza, deja que tu
cuerpo caiga con la elegancia
adormecida en el sofá que
adorna la esquina y con cada
sorbo cierra los ojos.

Ya habré dado yo forma a tu
recuerdo con el café distante
que preparo, ya habré despertado
el silencio con el lamento adolorido
de esta cafetera terca a olvidarte.

Ya estaré sentado disfrutando del
aroma del recuerdo, con los ojos
también cerrados, intentando matar
el frío en cada sorbo.

El mundo está afuera y no da espera,
debo salir a hacer como si no existieras,
a vivir la vida que quedó en silencio,
desde el día que nos tocó hacer café
sin pronunciar una palabra.

DTR
leer más   
11
sin comentarios 65 lecturas versolibre karma: 88

Al apagar la luz

En noches como esta
que la sonrisa se va
tras el pasado, que los
sueños no son más que
un recuerdo, respiro
lento evitando despertar
el silencio.

Me quedo fijo,
con los ojos clavados en
esa pared que tanto me
conoce, evito imaginar,
logro hacer estático mi
interior que convulsiona
víctima de mí, que hace
preguntas sin respuesta,
que critica...

Pasaron los cumpleaños,
las felicitaciones sin
respuesta, las despedidas
sin manos sacudidas, los
besos sin memoria, los
abrazos sin apretón, sólo
tu ausencia está presente.

La pared se hace negra
tras el clic activado por mis
dedos, pero se queda la
mirada allí, pegada,
queriendo ser sorprendida
por el sueño.

DTR
leer más   
4
4comentarios 27 lecturas versolibre karma: 52

Pensamientos

Colgaba de la noche ese silencio
como flores de pensamientos en un
balcón frío, golpeado por el viento helado,
por un tiempo que pasó rápido, sin pensarlo,
se detuvo como un suspiro a mitad
del pecho.

Temblaban sus pétalos de miedo,
brillaron sus pálidos colores esperando
no perder sus hojas con el implacable viento,
que estrujaba cabelleras y secaba lágrimas
en mejillas entumecidas incapaces de
fabricar sonrisas.

Y fue la lluvia sin llamarla, y como magia
se convirtió en tormenta, azotó ventanas, sus
víctimas favoritas, llenó los desniveles del piso
e hizo felices las atascadas cañerías, el frió se
apoderó de todo.

Se mojaron las palabras pretendidas por la
soledad del poeta trasnochado, escribió versos
al viento, al frío, a la soledad y hasta a la
ausencia, recordó palabras de promesas
incumplidas y se atrevió a llorar sin darse
cuenta.

Escurría pegada el agua que escupía
el cielo a ventanas sin brillo por el miedo,
ventanas con caras que miraban hacia
afuera y los chorros de agua parecían
lágrimas sobre ellas, lágrimas que
lloraba el infinito.

Y lo que fue susurro que arrullaba,
terminó en estruendo que asustaba y vino
el insomnio a pasar la noche, acompañado
de pensamientos sin balcones, sin pétalos,
ni colores y se completó el suspiro detenido,
que salió adolorido desde el pecho.

DTR
leer más   
5
sin comentarios 23 lecturas versolibre karma: 62

Y vuelvo a vivir

A veces me pasa que el mundo
me aburre;
a veces no basta que tú te
confieses;
se nota en el cuerpo
y en las vagas frases
sin solicitud; a veces recuerdo
que también mentí y hacen
los recuerdos volver a mentir;
a veces me pasa que
temo perder y busco la mano
del que nunca está o espero
el consuelo que nunca llegó;
a veces me pierdo, a veces me
encuentro, me encuentro y me
hablo, me cuento
temores y me doy aliento;
a veces fracaso y otras
tantas no; a veces, muy pocas,
me duermo profundo; a veces
con sueños o con pesadillas;
algunas no sueño…y tampoco
duermo, igual me levanto
y vuelvo a vivir.
leer más   
4
2comentarios 31 lecturas versolibre karma: 55

Culmen

Cuelgas, palpitas, te meces entre
ramilletes de silvestres flores,
caes, revives, tiemblas en mis
manos, mueres, vuelves a la vida,
amas y suspiras.

Te invento cada noche, sales de
mis sueños, murmuras suave a mi
oído, besas y gimes, pones punto
final y luego inicias.

Amarte es infinito, no tienen fin los
besos de tu boca, agredes el idioma
y me hace feliz el gesto de tu cara,
muero sediento abrazado por tus
muslos, sudo la mezcla de tu sudor y
el mío.

Luego el silencio...
Tú respiración tranquila, tus ojos que
aún brillan, tus pequeñas manos en
mi pelo, tu desnudez tranquila y las
ganas de amarnos nuevamente.

DTR
leer más   
5
2comentarios 31 lecturas versolibre karma: 74

¿Que me pongo mañana?

Ponte te tu mejor sonrisa, deja
tu pelo libre, abre tu corazón, dale
brillo a tus ojos mirando la luz
del nuevo día.

Suaviza tus manos con el perfume
de tu cuerpo, ponte el más hermoso
de tus pasos, descuelga las más
dulces palabras y llévalas contigo,
llena tu cartera de saludos, tus
bolsillos de esperanza.

Pon colores vivos a tu cabeza, un
rojo pasión a tu corazón, azul
profundo a tus ojos, rosa suave
a tu sonrisa, el color mas
suave que encuentres a tus manos,
no olvides llevar en una cajita el
negro más profundo para cubrir
con él las cosas malas.

Sal caminando, orgullosa, erguida, con
la frente en alto, que quien te mire
te admire, que disfruten tu elegancia y
tu hermosura, que la paz de tu alma
se refleje en tu cara y que el mundo
se enamore de ti, como tú de la Mañana.

DTR
leer más   
2
1comentarios 18 lecturas versolibre karma: 23

Ahí, Aquí

Estás ahí, aquí, presente,
temblando entre mis
manos, latiendo
silenciosa, llenando de
recuerdos cada sueño,
estás aquí, ahí, presente
como el aire.

Te marchas y regresas,
empacas tu perfume
y te vas muy lejos
y regresas cubierta del
olor que te llevaste y
llenas mi vida con tu
aroma.

Nos vamos los dos
cargados de mil risas,
de sonrisas guardadas
en la cara, con las
manos repletas de
caricias, con muchas noches
nuevas y el deseo de
estrenarlas por la tarde.

Estamos aquí, ahí, presentes
como siempre, unidos por
las manos y los labios, juntos
como tiene que ser, inseparables,
aquí, ahí.

DTR
leer más   
6
1comentarios 29 lecturas versolibre karma: 74

Fidelidad

Cuando te vaya a engañar lo
notarás en mis ojos, lo notarás
en mis manos, lo notarás en mis
respuestas vagas.

Cuando te vaya a engañar ya te
habrás dado cuenta antes que
te he dejado de amar, cuando
te vaya a engañar te lo habré
contado sin palabras y en
silencio.

Nunca engañar dejó tranquilas
las noches largas, el que engaña
siempre pierde el brillo de la
mirada, los sueños y la sonrisa.

Nunca intentes descubrir un
cabello en mi camisa, es más
fácil sacudir que ocultar una
mirada, no me digas que me
has visto ocultando mi mirada.

No te engaño porque quiero
tener la frente en tus ojos, no
te engaño porque amo sentir
mi alma en tu pecho.

DTR
leer más   
12
6comentarios 67 lecturas versolibre karma: 88

Primavera

Se arrodilló mi alma y vencido por tú
voz, suplique el perdón que no merezco,
escuche la metamorfosis de tú voz en
corto tiempo, se quebró en pedazos la
dureza de mi mano y tembló mi vida
suspendida, aferrada del pequeño
aparato en mi oído.

Te conté mil cosas olvidando respirar,
como alcanzando el tiempo, con el afán
de no callar para evitar el llanto, sentí
salir mi vida del profundo túnel y floreció
mi risa, como florece la vida con tu nombre.

La gente desapareció de pronto, se hizo el
silencio y quedamos solos en el mundo, sólo
escuchaba tu voz como recogiendo sueños,
el perdón quedó flotando, los mañanas en mis
manos, la alegría lista a salir del encierro de
tus labios y mis ojos frescos por decir tú nombre.

DTR
leer más   
5
sin comentarios 23 lecturas versolibre karma: 60

El innombrable

Oh bestia llena de todos los pecados,
el pueblo ciego que te sigue a tropezones,
se enfrenta al pueblo que mira con tristeza
los triunfos del engaño.

Oh bestia inmunda desciende al inframundo
de donde Satán por compasión no debió darte
permiso de salir a hacernos daño.

Devuelve bestia horrible la sonrisa que robaste
al salir de las pailas del infierno, la maldad no
sonríe, solo gime, calumnia y acusa sin razones.

Si tienes un poco de humanidad entre tus manos,
rojas como la muerte a garrotazos, regresa a lo
profundo de la tierra y libera de torpeza al pueblo
que te sigue.

DTR
leer más   
5
2comentarios 34 lecturas versolibre karma: 50

Jueves 28 de mayo del 15

Yacía tu cuerpo en medio de todos,
flotaba tu alma sobre las cabezas,
el frío impregnaba sin misericordia,
lloraban los ojos de tus cinco hijos.

Partías del mundo con hondo
silencio, tus ojos cerrados ya
nunca se abrieron, tus manos de
genio se quedaron quietas, besamos
tu frente, no había palabras, sólo
se sentía tu marcha hacia el cielo.

Miramos tus canas, tu pequeño
cuerpo, que se fue encogiendo
hasta que te fuiste, dormías
tranquilo, eso parecía, ya habías
terminado tu paso en la tierra.

Abrazados todos, cruzando
miradas, se veía mi vieja más
sola que nunca, oraba en silencio
pidiendo permiso para el largo
viaje que estaba empezando.

La noche caía, el tiempo fue
lento, nos permitió la vida pasar
muchas horas alistando el viaje
que el viejo quería, dijimos
secretos muy cerca de su oído,
besamos su rostro, apretamos sus
manos, mojamos su pecho con
nuestros lamentos.

Se murió mi padre, decía por
dentro, nunca había sentido
más grande tristeza, amé
a mis hermanos con mucha más
fuerza, eran parte suya, la que
nos dejaba, para no olvidarlo,
para ver sus manos en las
manos nuestras.

DTR
leer más   
5
3comentarios 107 lecturas versolibre karma: 74

Ven

Ven, ven, ven noche,
aquí esperan con deseo de morir
entre tus brazos mis angustias,
ven, ven con tus manos frías
a rozar con tu oscuridad mis
canas.

Te espero con tus ojos de
luna congelada, con tu brillo de
estrellas tras la bruma, con ladridos de
perros que saludan tu llegada,
ven, despierta los gatos que maúllan.

Ignora las luces de los postes,
alarga las sombras que se escapan,
esconde los besos prohibidos de
infieles amores clandestinos, ven
noche, no te temo.

tantas otras cómo tú me desvelaron,
tantas noches que he pasado me
hicieron conocerte y no temer tus
largas horas.

DTR
leer más   
5
sin comentarios 17 lecturas versolibre karma: 58