Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Nunca igual

Hoy te volví a extrañar.

Me volvieron a preguntar que qué tal te iba, que si habías conocido a alguien, que si por fin me habías dejado libre o si yo había escapado lejos de vos, y solo pude contestar que estabas bien, que estábamos bien. Yo por mi lado, vos por el tuyo, sin saber de nosotros. Lejos.

No quería dar más detalles, no quería decir que estaba destrozado por una culpa, por ver llegar el desenlace sin lograr evitar el final , no quería admitir que no era solo yo, sino que mis miedos también echaban de menos la manera en la que les calmabas, pero mientras contenía a todo lo que quería salir me confesaron que: eras una mujer hermosa y buena. No pude evitar sonreír y pensar "no sé si serías hermosa y buena, pero el mundo tenía un color diferente con vos".
No eras la unica que soñaba en colores.

Creía que eso era el amor; hacer del
tiempo un lugar menos cuerdo juntos, pero es que me sonreías como diciendo que nunca te ibas a ir, indudablemente no te fuiste, seguís acá, pero tal vez se te olvido explicarme la parte en la que cuando te querias ir y no sabías como... Ahí me siento culpable.

Hoy te tuve un poco más cerca sin querer al escuchar tus canciones.
Supongo que tengo que acostumbrarme, pero yo qué sé, si es que hoy te he querido un poquito más fuerte, un poquito más despacio, un poquito más seguro. Con un poquito más de cuidado.
Entendía que a veces llega ese alguíen que nos cambia la vida de golpe, pero..., pero no se nos queda en ella.

Hoy me volví a sentir solo porque vos no estabas para convencerme de lo contrario. Entonces, casi sin querer, me susurre que te había perdido, y me he olvidado sonreír al comprender que tenía razón, que había sido todo gris. No te había sabido cuidar, no te había dicho que nunca olvidases que te amaba. Y dolía -y sigue doliendo- quererte, pero no había dejado de hacerlo y aún lo hago. Parece que contigo solo el presente es el que vive. Quizá por eso no pueda acabar pasando página, porque te he leído tantas veces que ya me sé tus diálogos de memoria, tus guiones y tus punto y final, aunque conmigo te hayas olvidado de escribirlos. Y si, ¿te diste cuenta de que eras para tanto?

Ojalá alguíen llegue y te de un abrazo que te rompa los miedos, por tu talento de sonreír ante adversidades, o ojalá nos espere un termo a punto para agregarle charlas a ese tole tole de mates, ojalá cantes tanto que hasta el arpegio de Dios se de cuenta que vas acorde a su melodia. Ojalá, porqué de todo se sale, pero nunca igual.
leer más   
2
sin comentarios 27 lecturas versolibre karma: 14

La verdad de sus ojos marrones

Posee en sus ojos marrones la verdad del universo. Desde aquellos, desde la orilla de sus pupilas, pueden observarse las siete maravillas del mundo en el estrecho margen que da un pestañeo. Es algo irónico darse cuenta, pero en sus ojos puedo esconderme allí perfectamente, entre las estrellas, y sentirme diminuto, insignificante, pero en paz. Al mirarla creo que tal vez fuera el lugar al que acudían los dioses a refugiarse en tiempos de guerra, o que quiźas allí solamente pertenecían las musas de todos los escritores que se encontraban en una época de escasez emocional, de escasa inspiración, algo de lo que posiblemente eran responsables cada una de esas musas que venían a los ojos de la mía en busca de tranquilidad.

Ya que, al fin y al cabo, eso es ella para mí; una musa que me ha dado tantos motivos para quedarme que, después de muchos desengaños, había decidido no abandonarme a mi suerte.
Ha hecho que sonría sin tenerle miedo al presente.

Indudablemente no me la merezca, pero,
¿qué puedo hacer si es solo ella la que me impulsa escribir? En ningún verso he encontrado a otra mujer que esté dispuesta a susurrarme una canción mientras intenta quitarme de mis pesadillas. Ninguna que me saque de mis casillas para demostrarme que más vale abrir la puerta a experiencias nuevas que quedarse encerrado en una absurda zona de confort. Bailar, reír; vivir todo lo que siempre he querido, y no dejarme amarrar por los que nunca han vivido. Solo ella me ha podido enseñar que el mundo está ahí para nosotros, que no puedes quedarte esperando, y que si no lo intentas, lo más probable es que sea él quien te consuma en fracasos.

Voy a ser yo el que busque su mirada entre las personas, ignorando las miradas vacías que piden a gritos escritos que les llenen. Ya aparecerá alguien que escriba tanto como para hacerlo, ese ser que no seré yo. Mientras aguardo por ese que se apropie de todas las musas -al igual que la mía- para plasmar el poema más bonito del mundo, tratare que mis delirios, encerrados en unas lineas inservibles que echan a patadas al amor, tengan su final en sus ojos, para que las siete maravillas tengan por seguro que posiblemente ELLA OCUPE EL PRIMER LUGAR.
leer más   
5
sin comentarios 34 lecturas versoclasico karma: 72

Tonto Consuelo

Fuerte golpe, redención.
Amparo al corazón de un niño en detención.
Bufanda aislada, duplicación de amor: No escuche tu adiós.

Tonto, muy tonto el consuelo de saber que protege mi cielo,
Sin su mirada, todo se vuelve recelo. Vuelo corto, sin ganas de volar,
alas que nacieron por aparentar.

Fiel empujón al sentimiento, nada de traición, que no sea ofuscación tu aspecto.
Sin silueta, no se proyecta el cuerpo. Sin tu esencia, se me quebranta el pecho.
Molida esperanza. Rienda suelta a que protejan mi coraza.
Que no caiga en la impericia de pedir perdón, que es mejor aceptar a la idealización.
leer más   
9
1comentarios 69 lecturas prosapoetica karma: 85

Sin dirección

Deambulaban en el mismo Universo.
En la misma realidad.
Los dirigia la misma física.
Los iluminaba el mismo sol.
Giraban sobre la misma Tierra.
Respiraban el mismo aire.
Bailaban sobre el mismo suelo.
Poseían la misma química.
Los cautivaba la misma gravedad.
Y de sobra comprendían que sentian de lo mismo un poco.

Y aún así, frente a frente,
Se hallaban años luz del mismo destino.
leer más   
3
1comentarios 40 lecturas versolibre karma: 35

Explícame

¿Me explicas en qué nos equivocamos?
O explícame ¿en qué te equivocaste?
es que yo no tengo nada que replantearme.
Y no es orgullo ni ser egocéntrico, solo que agote mil formas de amarte.

Explícame por qué todavía no entiendo como fue que el flechazo de Cupido no logro traspasarte, como los mil "te quiero" y formas de abrazarte no lograron cautivarte.

Explícame porque así recojo mi corazón del fuego antes de incinerarse. Dame la chance dé reconstruir lo que no valoraste.
4
1comentarios 57 lecturas prosapoetica karma: 75

Lujuria Musical

Hoy serás vos mi Beethoven y yo tu piano. Tócame, crea algo nuevo, sorprendeme. Haz vibrar cada una de mis cuerdas.

¿Qué tal? Espera, quiero tomar las riendas, ven, acércate. Siéntate en el sófa con una lenceria afilada y un estado en 4. Te voy a penetrar las notas una por una, ¿no apuntas?

Husmea cada hueso musical de mi cuerpo en re mayor, estate atenta. No hay prisa, tómate tu tiempo.

Ahora quédate conmigo. No opines, no lo estropees. Estamos a medio camino del cielo. Disminuye el volumen de tus agudos, los vecinos escuchan y mi mujer luego se entera...
leer más   
4
sin comentarios 37 lecturas versolibre karma: 29

Solo para mi

Deseo deambular cada día la silueta de tu armonioso cuerpo, aunque lo intuya de memoria. Oír el cantar reluciente de tu melódica risa que a borbotones sale de tu hermosa boca. Ver cómo tus ojos hayan los míos y forman en su cúmulo una Vía Láctea efervescente. Oler tu excitante aroma imperturbable y saciarme, al dormir el sol, de tus edulcorados besos.

Empalagoso, tierno y egoísta, mi impar deseo: te deseo solo para mí.

Mi inmortal capricho, del que jamás me llegaré a agotar. Mi señera narcosis del que nunca despertaré; aunque eso sólo proyecte morir para existir en un mundo cuya órbita gire suspendida en ti y en mí, en nosotros, como un único pensamiento. Un homicidio común, íntimo, fugaz, placentero y lindo; sumado a un perpetuo renacer; siendo este deceso más corpórea que la inherente vida.
leer más   
3
sin comentarios 70 lecturas prosapoetica karma: 37

Defecto andante

Llegará el día,
como es inevitable,
que te quedarás solo
porque ella se habrá ido,
y te temblaran las piernas
como lo haces al escribir esto.

Llegará el día,
y ojalá que sea lo antes posible,
se te partirá el alma
al comprender que ya no,
ya nunca
podrás escuchar sus consejos,
no podrás saborear sus abrazos,
no podrás sentirte con la seguridad de que alguien estará ahí
cuando tú lo necesites.

Porque si de verdad
hay alguien incondicional,
eres tú.
Creéme soy tu autoestima, soy tu ataud.
leer más   
5
3comentarios 71 lecturas prosapoetica karma: 65

Muerte de amor

¿Por qué la muerte arrastra a líos?
¿por qué cambió por ti?
¿por qué no me llevó a mí?
regresa completa
o llévame de aquí,
arrástrame contigo
a donde sea, te sigo.
No acabemos con esto,
lo que pudimos ser en la vida
seremos mejores en la muerte.
¿Juntos hasta que la muerte nos separe?
amor mío,
juntos hasta que la misma
muerte acabe.
leer más   
5
sin comentarios 40 lecturas versolibre karma: 67

Quería quererte

Quería quererte hasta confundir
los límites entre el cariño
y la obsesión,
aunque comenzara a ver la realidad difusa
y deambularía sin rumbo
-ojalá hacia tus brazos-.

Quería quererte
hasta no poder proyectarte
en ningún sitio más aparte de en mis brazos,
pero lo cierto es
que jamás te he visto más hermosa
que cuando eras solamente tuya,
sin necesitar de impulso
para echarte a volar.
Si vieras lo que vales, dejarías de llorar.
Con solo ver lo que veo, comenzarías a brillar por propia voluntad.

Quería quererte, muchacha,
con el corazón del centinela enamorado,
clavel en mano
e inquebrantable lealtad
de fe única,
pero de qué serviría escribirte como musa
de mi poesía
si en este mundo
son los buenos
los que acaban perdiendo,
y yo todavía
no he ganado ninguna mano
a este juego que llaman vida.
No logre aún que me mires como realmente mi corazón querría.

Quería quererte sin darme cuenta que hace rato lo hacia...♡
leer más   
5
1comentarios 36 lecturas prosapoetica karma: 65

Cariño Corrompido

Cuando te fuiste, no miraste a quien rompiste.
No existe enojo, el odio seria imposible.
Si te proyecto, te invento.
No pretendo entender porqué lo hiciste,
eso no me invocaría a tu lado,
solo abriría las cicatrices.
Pasan los meses, estoy mejor,
cuando observo el retrovisor
elijo la imagen de bienestar,
la que no me impulsa para atrás,
la que me dan ganas de avanzar
ya no por vos,
sino por mi,
creo merecerlo por cada dolor que me hiciste vivir.
Te quiero igual,
espero nunca nos volvamos a encontrar.
leer más   
5
1comentarios 38 lecturas versolibre karma: 62

Temerosa Felicidad

¿Quien me puede entender?
¡La quiero en mi vida!
A pesar de las piedras me gusto la caída.
Ese virus letal dejo en sequía, ya no tengo más sed, solo abierta una herida.

¿Como poder explicar mi actitud innegable?
¡El dolor empezaba a agradarme!
Mi tristeza terminaba en la bodega fantaseando olvidar mis problemas
embriagando la razón. Sigo lento,
sin reflejos, sin el hecho de un espejo.

¡De no poder levantarme comencé a correr!
Es que veía su cuerpo girando como un carrusel...
¿Sera el efecto abstemio o la estaré perdiendo otra vez?

Dejas un hueco sin espacios. Dejas aislados un par de sueños esquivando el fracaso.

Vi bruma irritada encubriendo mi esperanza, vi caer su recuerdo rendido en suspicacias.
11
2comentarios 128 lecturas prosapoetica karma: 84

Clímax

#RelatoErótico

Te veo de espaldas, túmbada en la cama con tu vestido rojo incomodo por desprenderse de tu coraza. No dices nada, no omites nada, yaces relajada. La miro y planeo por donde comenzar, es que es tanta tentacíon que conlleva a varios caminos por tomar.

No pienses nada, solo expulsa las sensasiones. Sólo fundire mis manos en tu espalda. El flechazo hace que se alivien las tensiones. Anhelas calor humano, versos de otro ser que te hagan sentir mujer. - ¿Tú marido no te lo hace bien? Ok, mejor no debatamos ese tema...- Arrimo mi cuerpo al tuyo, invoca el calor. Mis labios merodean tu cerviz…jadeo tu aroma de mujer. Me excita como hueles…

Mis manos arrulan tus brazos, tus caderas, timidamente. Te inviertes sobre un costado ofreciéndome tu pecho nítido. Abrojo uno de ellos en mi mano como dulce mariposa y situo mi boca sobre él con un beso tierno.

Oigo tus leves bisbiseos, apenas ostensibles penetrar en mi oído. Me gusta, me encantan tus movimientos ladinos, elásticos al acercarte aún más a mí. Me abrazas mirándome rotundamente a los ojos y te beso. Nuestros labios se confunden amorosamente. Nos disgustamos el uno al otro. Deja que besuqueé todo tu cuerpo, tus misterios , tus deseos…

Suavemente acerco mis facciones al sumidero de tus muslos. Radiante calor intenso. Tu esfervecente fragancia me embriaga. Mi boca ya en tu centro. Lo divulgo con mis labios, muy suave. Mi lengua transita tu vulva desvelando hasta el último patrón. Pruebo tu licor excitante y me cego.

Flamea tu cadera por mi mastil. Gritas un himno nacional de placer, la coreo me sienta bien, mimo tus lunares desde arriba, disfruto cuando botas encima. Noto requiebro creciendo en mis ojos. Un capullo que se va abriendo en mi mente hasta que detona en una extrepitó de placer que insinua que te quiero.

Me siento en el infierno con tal fuego que siento. Reposo a tu cintura, posas tu mejilla en mi pecho mientras disminuye tu respiración profunda. Descansa mi amor, que yo acechare tus sueños…
leer más   
4
sin comentarios 57 lecturas relato karma: 43

Quizás

Quizás estén de más estos versos,
quizás los leas antes de que comience.
Quizás estés atenta, quizás no.
Quizás sea más la herida lo que entristece.
Quizás hoy mis palabras suenen peor,
pero prefiero esto a tu silencio.

Si guarde algún secreto fue por amor,
si me guardas rencor es por despecho.

Quizás esas risas eran señal de que tu
me querías, quizás esas miradas eran
lo único que nos quedaba.
Quizás sea un poco tarde y vengo a darme
cuenta, quizás sea un sueño o simplemente
soledad.
Quizás llegó la hora dé esperar,
quizás un tren que me lleve bien lejos.
Quizás encuentre en alguna ciudad
un fiel lugar para ponerme viejo.

Quizás de vez en cuando en un café
me siente a recordar los viejos tiempos,
es que fui feliz mientras duro y volver sería arruinarlo todo.
Quizás era tu abrazo el que helaba.
Quizás sea una mala idea la de encontrarse.

Quizás estés esperando por mi y yo
que ando escribiendo para olvidarte...
5
1comentarios 73 lecturas prosapoetica karma: 78

Suplica

Ruego que el tiempo
sea tan categórico como dicen
y que desinfecte este desorden
que tengo entre lágrima y sonrisa.
leer más   
5
1comentarios 23 lecturas versolibre karma: 75

Ramas del destino

Hoy las ramas del destino
rozan alto de tu fe.
Y tienen miedo que al podarse
puedan ver sueños caer.

Se han perdido en el camino,
sus zapatos claman sed,
y se alejan del divino
que agua puede poseer.

Una vez yace el deseó
quedan cenizas del amor.
Y las ramas del destino
invierten su dirección.

Cuelan por otro sendero,
entre tu risa y tu dolor,
pero seguirán creciendo
hasta poder ver de tu sol.

Hoy las ramas del destino,
de crecer van sin saber,
que son propensas al quebrarse
sin poderte yo tener.

Entre tantas letras y letras,
entre tantos tallos de tu piel,
las ramas de nuestro destino
se cruzaron otra vez.

Vecina mía, que lindo volverla a ver.
9
1comentarios 113 lecturas prosapoetica karma: 87

No mires atrás

No quiero que pierdas
ni un solo minuto
en volver a buscarme.
Porque te sigo queriendo
aunque no te lo haya demostrado
nunca.
Y quiero que seas feliz.
Algo que, aunque creas que sí
nunca vas a ser conmigo.
leer más   
4
1comentarios 58 lecturas versolibre karma: 41

Luna sobre el techo

Tus ojitos, paso a paso recibiendo,
la noticia que tan pronto llegaría,
de que ya no volverían a ver los míos, hidrataban poco a poco tus mejillas.

Que impensada llegar a hacer esta distancia, pero es un hasta luego y no hay duda, que aunque no vivamos bajo el mismo techo, aún vivimos bajo la misma luna.

¡El orgullo nunca me abrazo tan fuerte! Quise escapar, pero ya no pude verte. Agarre los restos... Fui directo a
detenerte pero ya era muy tarde y te llevaba la corriente.

No maquilles que me amaste algún día, no le restes ni exageres magia al cuento, no lo tires que no acaba todavía, el desenlace puede que sea muy lento...
leer más   
5
3comentarios 65 lecturas prosapoetica karma: 63

Prodigio de Dios

Seres de vía láctea, no lloren más.
Han vencido varias veces las noticias malas de "esperar"...
Certezas plegarias al Padre comenzaron a llegar. Mis pequeños pies del aire, madre, comenzaron a caminar.

Pequeño milagro que vino a sanar.
Lo siento, si el pecho suele doler.
Enfoca hacía adelante
Que ya... Me empiezo a mover
Proyecten hacía adelante
Que ya... Estoy por nacer.

"Papá,
Vengo del agua, Océano del cielo,
Orgasmo sín final que con su amor cumplieron.
Sale mi alma por primera vez,
encuentro en sus miradas mi lugar
Fuente de luz me salpica de
un poco de Sol fraternal.

Nacieron con alas, las cortaron por mí.
Nacieron con sueños, hoy sueñan por mí. Mis ojos fomentan que me parezco a vos, un poco de arte acuarela mezclaron los dos, pequeña prodigio del alba que vino hacerlos feliz.

Cubrirme del manto de Dios que es verlos sonreír."
leer más   
5
1comentarios 61 lecturas versolibre karma: 54

En tu nombre

La casa y un tinto, se encuentran hoy.
Las paredes se alargan si no estas vos.
Solo me queda el adiós, le alquilo a secuelas del desamor.
¡Que más quisiera que vuelvas por mí!
Este dolor agobiante no se quiere ir, la vida se fue detrás de ti, conmigo fermenta el verte partir...

En el momento del adiós, sé ha abierto una grieta que me dejo: las falsas promesas y la traición.
He intentado cerrarla con alcohol, pero penetran recuerdos de todo tu amor.

Incierta la mancha que derramo, espeso el vino, me charlo: exigile que vuelva, seremos mejor. Pero dipsómana de mis sueños sé marchó...

Reñida forma la de tu boca, el vino que daña sin dolor, no le temo sin hielo, con tu recuerdo lleno de ardor.

Las uvas dan vueltas de tanto sufrir, no se sienten seguras sino estas aquí. El vino intrigado por otro beber le ha abierto las puertas a un tal Lucifer.
Eras mi Angel, mira con quien termine...
3
sin comentarios 23 lecturas versolibre karma: 25