Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

El Quijote de la Mancha (Jotabé con estrambote)

Muchos me tildan loco caminante

y de bellas mujeres tierno amante.


En molinos de viento cabalgando,

en quimeras y sueños voy cantando,

mis hazañas a Sancho voy contando,

mi campo de batalla contemplando.


Veo en esos molinos enemigos;

de mi locura, cuerda son testigos.


¡Apura fiel caballo rocinante!

Que al grito de mi dama, voy volando

¡Soy Alonso Quijano, mis amigos!



Prendo ilusión en mis trigos,

camino entre las nubes fantasmales;

de cordura, no doy buenas señales.




Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados
leer más   
9
14comentarios 113 lecturas versoclasico karma: 104

Juega el colibrí

Juega el colibrí en su pileta emocionada;

bebe de las fuentes diamantadas,

pica alegre las campanillas moradas

y bate sus alas jubilosas delgadas.



Se refleja en la fuente de aguas claras,

hace fiesta con algarabía enamorada.



La fuente mira con cariño al colibrí,

le sacia su sed con agrado,

¡Salpican sus aguas por todo el jardín!



¡Qué bello se ve mi colibrí!

Libando su miel, mi pequeñín,

parece un niño juguetón de alhelí,

o un acróbata bailarín

arrobado en su festín.





Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados
leer más   
15
12comentarios 75 lecturas versolibre karma: 98

El concierto de la musas (Soneto Alejandrino)

En los bellos jardines del Olimpo florido,

nueve musas relajas celebran un concierto

de sonatas tan bellas ¡qué levantan un muerto!

Endulzando nuestra alma, también el fino oído.


Sus hermosas tonadas parece que han salido

de un jazmín oloroso que abierto va despierto,

o de un libro sagrado que nos espera abierto;

son sublimes sus notas, que tocan mi vestido.


¡Canten mis lindas musas, alegren nuestro mundo!

Lancen mágico polen de dulzor y esperanza;

¡Enciendan las farolas de la luz fantasía!


Trasmitan su mensaje de armonía profundo

y rieguen nuestra tierra de ternura y confianza;

¡Con ustedes cantando mil cielos tocaría!



Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados
leer más   
9
6comentarios 106 lecturas versoclasico karma: 111

Lo que yo no comprendo, amado mío (Soneto clásico con paradoja)

Lo que yo no comprendo amado mío,
por qué yo al olvidarte, te recuerdo;
por qué, en mis sentimientos no concuerdo,
y siento en mi interior, ¡tanto vacío!

Y tengo la cabeza hecha un gran lío
y en mil contradicciones yo me pierdo,
pues en mis sentimientos, yo discuerdo,
y quisiera llorar al pie de un río.

Si pretendo arrancarte de mis huesos
te impregnas en mis días y mis noches
y no puedo alejarme de tus lazos.

Me queman los latidos de tus besos,
me punzan las agujas de tus broches,
y ansío como loca tus abrazos.


Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados

paradoja : verso dos


TEMA: Lo que no comprendo.

FORMA: Soneto clásico.

RIMAS:

- Consonante.
- Sin asonancias entre las rimas.
- RIMAS: ABBA ABBA CDC DCD / CDE CDE
.
RITMO: Acentos en 5,7,9 solo un máximo de 3.
.
METRO: 11 sílabas.
.
EXTENSIÓN: 14 versos.
.
FIGURA RETÓRICA: Paradoja.

.
leer más   
14
11comentarios 155 lecturas versoclasico karma: 92

Soy culpable

Soy culpable.

Sí, acepto ser culpable, ¡Soy culpable por amar más que él!

Sí, merezco, los corales del llanto en mi tez.

Sí, fui yo quien amó más,

¡Pero por amar a nadie se le puede condenar!


Sola me tendí esta cárcel el día que te amé sin medir, ni calcular,

el día que pensé que me ibas amar igual.

Burbujas construí, castillos de arena fugaz

que no eran realidad.


Culpable por quererte,

culpable por pensarte,

culpable por perdonarte una y otra vez,

culpable por no poderte olvidar.


Ya me impuse mi auto sentencia

y luego de expirar mi pena

la luz del cielo veré,

en las barcas de un amor nuevo

me subiré.

¡Seré libre,

libre otra vez!


Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados
leer más   
16
8comentarios 139 lecturas versoclasico karma: 103

En el ocaso de la vida, la muerte nos hace guiños (Glosa,Glosa)

*En el vaivén de las hojas,

y en ocasos de la vida,

quedan a cero las fojas;

nos quedamos sin salida.


*Nos quedamos desarmados,

indefensos como niños,

cual ratones asustados;

la muerte nos hace guiños.

*******************************


*En el vaivén de las hojas

entre alegrías y penas,

sentirás que te condenas,

si de odio no te despojas.

Y resuelto el mal arrojas,

destruyendo los pasados

en mil polvos olvidados.

El tiempo jamás perdona,

socava nuestra persona,

*Nos quedamos desarmados.


Y en ocasos de la vida

parecemos marionetas

a las personas sujetas

por la juventud perdida.

¡Y sufrimos sin medida!

Faltos de amor y cariños

y a veces sin los aliños,

mendigamos el amor;

y se muere nuestra flor,

indefensos como niños


*Quedan a cero las fojas,

no existe la juventud

vamos perdiendo salud,

nos sumimos en congojas.

Caemos en paradojas,

¡Siendo mundos olvidados,

por cualquier viento llevados!

Y tratamos de escapar,

caminamos sin parar;

*cual ratones asustados.


Nos quedamos sin salida.

y nos sobrepasa el tiempo

jugamos a contratiempo

¡Ah, qué ingrata es esta vida!

De pena y dolor vestida,

hay vacío en sus corpiños,

nos deja casi lampiños;

y acabada su función,

sin duda y sin compasión,

la muerte nos hace guiños.

Autora: Edith Elvira Coqui Rojas-Perú-Derechos Reservados
2.3. Glosa-Glosa. Es una variante original de Manuel Graterol Santander.

Para lograrla, se toman ─en lugar de una─ dos estrofas-pie. Luego, en el transcurso de la escritura de cada décima, se va colocando un verso del texto Nº 1 (verde) como ENCABEZAMIENTO y un verso del texto Nº 2 (marrón) como PIE de la décima.

(Tomado de: Sobre arte poética)
leer más   
17
14comentarios 156 lecturas versoclasico karma: 115

Glosa a la inversa de la primera estrofa de La niña de Guatemala de José Martí

Quiero, a la sombra de un ala,
contar este cuento en flor:
la niña de Guatemala,
la que se murió de amor.

La niña de Guatemala de José Martí
************************************

La que se murió de amor,

la que por él no dormía,

que en silencio le quería,

y le brindaba su flor.

Ella era todo candor

y se murió si más gala

que el destino le señala;

yo quiero rendirle honores;

y brindarle muchas flores

Quiero, a la sombra de un ala.
**********************************

La niña de Guatemala

ilusionada doncella,

con ojos de bella estrella,

era una linda chavala,

mi pequeña colegiala,

moría loca de amor,

por un galante señor,

lo que motivo en mi ser

a todo el mundo exponer;

contar este cuento en flor

******************************

Contar este cuento en flor

me lacera las entrañas

y teje mil telarañas,

causando pena y dolor,

¡No es cualquier cuento inferior!

creo que a nada se iguala,

pues esta historia me cala,

y me causa conmoción

también desesperación

La niña de Guatemala
********************************

Quiero, a la sombra de un ala,

llorar por esta pequeña

de blanca luna risueña,

¡Ella descansa en mi sala!

Y yerta por esa bala

que le plantó ese señor

tan fino y encantador,

mas cruel la paralizó

y quieta muda quedó,

la que se murió de amor.

Autora. Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados
leer más   
12
11comentarios 122 lecturas versoclasico karma: 88

Glosa en décimas al poema Vivo sin vivir en mí de Santa Teresa de Jesús

Vivo sin vivir en mí,
y tan alta vida espero,
que muero porque no muero.

Santa Teresa de Jesús
********************************
Esta vida no me llena;
esta vida soberana,
una ilusión, hueca, vana,
que en sus tules me envenena.
Son sus manos de arena,
de sus penas me vestí
sus sinsabores comí;
navegante solitaria
en mi lucha tenaz diaria:
Vivo sin vivir en mí.

Procuro felicidad
en su miles de peldaños,
resplandecer muchos años
con mis rosas de bondad.
Desterrando la maldad;
sus virtudes yo prefiero,
por sus pétalos yo muero,
y anhelo sus bellos ojos
encerrados con cerrojos,
y tan alta vida espero.

¡Quisiera la plenitud
de su linda risa bella!
Y las luces de su estrella
alcanzando la salud.
No quiero su ingratitud,
solo un verso compañero,
su abrazo leal sincero;
mi felicidad persigo
y resuelta yo le digo:
que muero porque no muero.


Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados
leer más   
18
14comentarios 163 lecturas versoclasico karma: 93

Te he amado con el alma (Soneto)

Te he amado, cariño, con el alma,

con corazón y cesta dadivosa,

con toda mi gavilla generosa;

te he regalado mis versos en calma.


Tu ternura infinita me desalma

y acaricia los ecos de mi rosa,

me deja como niña temerosa,

¡Tu vida con mi vida siempre empalma!


Yo te he amado ciegamente, vida,

sin medir los extremos de mis actos;

¡Porque yo sí te amé de modo pleno!


Por ti, de mil tersuras fui vestida,

por ti, conservé mis besos intactos,

¡No había descubierto tu veneno!


Autora:Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados
leer más   
13
16comentarios 151 lecturas versoclasico karma: 99

Yo solo quiero un beso de tu boca ( Dos liras especiales de 5 versos. 7a, 11B, 7a, 7b, 11B –7b, 11C, 7b, 7c, 11C)

YO SOLO QUIERO UN BESO DE TU BOCA (Reto lírico)



Yo solo quiero un beso

y de los manantiales de tu boca;

a su miel quiero acceso,

pues su seto provoca,

¡Su jugo delicioso me sofoca!


Su textura me aloca,

y sus sábanas rojas me fascinan,

¡Se derrite mi roca!

Sus faros me iluminan;

sus ambrosías dulces me dominan.


Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados.

CADA LIRA: COMPUESTA POR 5 VERSOS (5+5 =10 versos)

MÉTRICA:

-Los versos segundo y quinto son endecasílabos

-Los versos primero, tercero y cuarto son heptasílabos

RIMA:

Consonante 7a, 11B, 7a, 7b, 11B –7b, 11C, 7b, 7c, 11C.

-El 1º con el 3º

-El 2º con el 4º y el 5º

-El 6º con el 8º

-El 7º con el 9º y el 10º
leer más   
17
16comentarios 134 lecturas versoclasico karma: 102

Sola y descalza

Sola, arañando la puerta del desconcierto,

descalza de tus besos y tus ternuras,

se caen las frutas de la ilusión,

se cierran las ventanas de la reconciliación

y gime la nostalgia con su voz de astros perdidos solitarios.



La ropa del dolor está ceñida en mí,

ajustada, muy ajustada;

tanto que duele...

Soy piedra inmóvil en mi habitación.

Rabiosa me persigue la duda

y el cuadrado oscuro de la pena,

¡Cuerpo perdido, que desparezca todo sentimiento de amor hacia él!

Quiero volver en mí,

¡No me gustan las gotas del eterno silencio de su figura!


No esperaré eternamente a la mano invisible que me consuele,

volveré a ser feliz

sin él,

¡Lo juro!



Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados
leer más   
15
10comentarios 108 lecturas versoclasico karma: 92

Estoy enamorada

Hoy confieso a los mares, al sol, al viento, al firmamento:

que estoy enamorada.

Hoy camino en las cuerdas suicidas del amor

y no me caigo decepcionada.

Hoy me visto de rosa encarnada,

de cisnes, de amapolas enamoradas.

Hoy quiero decirle resuelta y segura al mundo

¡Estoy enamorada!

Y me siento feliz de estarlo

porque estar enamorado es un envidiable estado

en el que el corazón del pecho ha volado

y se siente que el cielo a los pies ha bajado,

¡Y se hacen mil cosas con aire descabellado!


Estoy enamorada

de un amor que tiene rosas de ternura a punto

siempre para mí,

estoy enamorada de un hombre que me dice:

Tú eres mi única rosa, mi favorita.


¡Qué bello es estar enamorada,

de un alma de pan, de un alma buena, serena!

De un hombre galante que si sabe tratar a una dama.


No, no estoy desvariando,

solo cuento en estas líneas lo que Dios me está regalando:

Un amor con aureolas doradas,

un amor de virtud comprobada.


Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados
leer más   
12
2comentarios 53 lecturas versolibre karma: 84

Madre tu belleza (Soneto)

Absorta veo madre tu belleza,

esa cara apacible de paloma,

el grato desplegarse de tu aroma,

y en todas tus labores, tu destreza.


Destaca en tu sentir, perdón, nobleza,

el amor cual bandera de tu idioma,

tu fe y tu garra nunca se desploma;

entregas, madre santa, tu riqueza.


Yo te amo, te venero, madre buena,

porque siempre regalas tu ternura;

eres una amapola entusiasmada.


Tu canasta de amor va siempre llena,

¡Qué amorosa y qué bella es tu figura!

De radiante princesa iluminada.


Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú






FORMA:

Soneto
.
RIMA:
ABBA ABBA CDE CDE

Sin asonancias entre las rimas y solo con 3 acentos fuera de sitio.

DIFICULTAD:

Poned un adjetivo epíteto y un adjetivo especificativo.
.
Los epítetos son los que no aportan información relevante para el tema, su función es poética. Su posición es delante del nombre:
.
Caía la blanca nieve
.
Los calificativos especificativos son los que aportan una información necesaria para diferenciar el sustantivo al que acompañan, su posición es detrás del normbre:
.
Quiero el coche plateado
Epíteto y Adjetivos:



Esa cara apacible de paloma.

entregas madre santa tu riqueza.

Yo te amo, te venero, madre buena,

eres una amapola muy entusiasmada.
leer más   
12
8comentarios 136 lecturas versoclasico karma: 80

El pájaro rojo (Octava italiana)

Canta el pájaro rojo en su rosal,

jubiloso saluda el nuevo día;

bello acento en sus notas él tejía

deleitando a los hombres con su son.

Anida la belleza en su apariencia,

semeja un emperador de gran factura,

todo el jardín admira su figura,

le celebra extasiado, su gran don.


Su música contagia a las personas,

con sus timbres hermosos melodiosos,

con sus bellos silbidos deliciosos,

¡Es un niño pequeño, mi gran sol!

Nos alegra las tardes frías, yertas,

¡Es un ángel caído de los cielos!

Nos apaga las penas en sus velos;

¡Sublime ave, tu voz es un farol!


Autora: Edith Elvira Colqui Rojas Perú-Perúú



La octava italiana u octava aguda, creada por Salvador Bermúdez de Castro y por ello llamada a veces bermudina, es una estrofa que se compone de ocho versos de arte mayor, que suelen ser endecasílabos, eneasílabos o decasílabos, y con rima consonante, según el esquema (11-,11A,11A,11B';11-,11C,11C,11B').


El cuarto y el octavo verso son agudos.

primer y quinto versos libres

Octava Italiana
leer más   
13
10comentarios 76 lecturas versoclasico karma: 106

Tómame de la mano

¡Ven tómame de la mano amado!
Un nuevo horizonte nos espera en sus albores rosados;
sembrémosle vida con nuestros besos esperados,
¡Vamos juntos al cielo de versos decantados!

Tomados de la mano
en pisadas serenas caminamos,
somos dos almas que se aman demasiado,
¡Del amor disfrutamos todos sus tramos!

Miremos el futuro con flor de esperanza,
el sol sus rayos níveos nos alcanza;
nuestro amor florece en respeto y confianza.

Juntos, siempre juntos, conjugados,
yo soy tuya, tú, eres mío;
somos uvas enamoradas de un solo viñedo,
fuentes que desembocan en un mismo río enamorado.

Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados
leer más   
10
10comentarios 82 lecturas versolibre karma: 79

Camino cual Quijote en sus quimeras (Romance con alusión a un personaje)

Camino cual Quijote en sus quimeras

y como Alicia vivo de ilusiones,

porque el mundo falaz me decepciona

con sus malestares y sus terrores,

pues la bondad de Blanca Nieves huye

y rugen las maldades de los hombres,

¿Y quién nos salvará de esta amenaza?

¿De estos negros y fúnebres rincones?

¿Harry Potter, el hombre araña rojo?

Pues el hombre no entiende las razones

sumido en su egoísmo ciego, vano,

sin pensar en las coces de los pobres;

codicioso en riquezas se deleita,

acumulando bienes en sus bordes,

sin meditar, que vueltas da la vida,

y a todos llegará la negra noche,

y se verá en la ruina, muerto en fosa;

sufriendo del destino muchos golpes.



Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados

Rimas asonantes: ea,oa,ue,a,o,ao,eia,ia,oa

Alusión: Quijote, Alicia, Blanca Nieves.
leer más   
10
5comentarios 66 lecturas versoclasico karma: 83

Las apariencias (Soneto con estrambote)

Hay que cuidarse mucho de apariencias

engañosas, que esconden varias trampas,

en su faz melindrosa y en sus rampas;

mintendo con sus portes y presencias.



Personas que parecen inocencias

y que en el fondo guardan muchas grampas,

pues urden hartos males en sus pampas;

exhibiendo doblez en sus conciencias.



Algunos muestran caras generosas

pero guardan veneno en su tapiz,

¡ Atacan por la espalda los ladinos!



Otros no muestran caras tan hermosas

pero vemos bondad en su matiz,

¡Hay que diferenciar todos los vinos!



¡Cuidado!, en trajes finos,

se pueden esconder seres horribles,

dejando sinsabores increíbles.



Autora :Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados
leer más   
12
6comentarios 68 lecturas versolibre karma: 99

En el país de las almas en pena

En el país de las almas en pena,

flamea la soledad como bandera.



Un alma se sienta entre pájaros mudos,

la otra divaga buscando respuestas huecas,

y el alma roja se duerme en la luna sombría.

No hay descanso para el alma

que hierática mira su camino sin fondo.



Son almas vagando en sus oscuridades afiladas,

suplicando un agua salvadora para sus suplicios;

suplicando el dulce pan de la misericordia.



Se oyen sus gruñidos y sus gritos,

no tiene paz y están sumidas en los valles muertos.

Son almas que dialogan con los cuervos, loros y faisanes,

pues en la tierra de los vivos ya murió su voz en sus desvanes.



Son almas ahogadas en la pena,

que corrigen sus errores,

sus amargos pasos en falso,

para ver luego, la luz iluminada, redentora.




Son almas atormentadas,

que nos dejan en estado catatónico.



Autora Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos
leer más   
10
2comentarios 57 lecturas versolibre karma: 83

Se deshace la quijada de la paz

Se deshace la quijada de la paz,

y entre miles de pensamientos lúgubres, aterradores,

se blanquea el ojo de la cordura.

El hombre se ahoga en sus propios botes de raciocinio,

en pedazos se destroza el planeta

y el tablero de damas de lo regulable se hunde en su jugada perdida.



Las aves mueren en cielos grises,

el mar avisa la muerte de peces, conchitas y corales

clavados en alfileres de mortandad.



En la contaminación del agua

el hombre siembra su propia muerte,

su ojo ciego no le deja ver el daño

que ocasiona al ecosistema.

El muñón de la duda aparece:

¿Habrá salvación para nuestra tierra?

¿Cuántos años de paz aún nos esperan?



Hay amenazas de guerras,

el hombre vive aterrorizado,

su cara se deshace de estupor,

No comprende:

¿Qué hice yo?

¿Porqué deben morir ahogados mis hijos y mis sueños

en una guerra que no pedí, ni entiendo?

Y se rompe la cabeza

pensando: si valió la pena miles de años de historia,

para volver a la barbarie de la violencia.



Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados
leer más   
14
10comentarios 81 lecturas versolibre karma: 86

Tu amor llegó - Soneto Dodecasílabo

Tu amor llegó sutil y en sus mariposas

regalaba rosas, bellas y fragantes

y un cálido mundo de luces brillantes,

destilando dulces, mieles deliciosas.



Tú amor de diamante, con perlas preciosas,

iluminó el mundo con alas gigantes,

me hizo sentir viva, con nuevos semblantes;

llenó de alegría, mis noches brumosas.



Tu amor llama pura, fuego inquebrantable,

elixir de dioses, trofeo dorado;

plenitud y magia, lugar confortable.



Contigo yo siento, que el cielo ha bajado,

Tú eres ese Bécquer, de porte agradable,

el que me subyuga, de encanto mi amado.



Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú- derechos reservados
leer más   
13
12comentarios 87 lecturas versoclasico karma: 114