Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

El universo ( Soneto alejandrino)

El universo gira con energía pura
y nos envuelve a todos con fuerza maternal,
penetra nuestro cuerpo brillando cual cristal,
¡Su grandeza infinita goza de extensa holgura!

Es todo movimiento, cambia su vestidura.
Mi universo refleja la gran fuerza vital
del ser que la creó, con amor sin igual,
afinando su trazo con perfecta estructura.

Universo diverso, mi universo disperso;
tu grandeza enamora, ¡qué lindo te decoras,
con los cuerpos celestes: los planetas y estrellas!

Materia, energía, es todo el universo,
¡Muchos de sus misterios recónditos ignoras!
Pues su magia y bondad, siempre dejará huellas...

Edith Elvira Colqui Rojas- Perú -Derechos Reservados
( Reto de mi grupo de Poesía:Hacer un poema al universo)
leer más   
6
3comentarios 32 lecturas versoclasico karma: 102

Píntame en colores de amor

Píntame en colores de amor,
quiero sentir tu pasión, en mágicos pinceles.
Píntame en colores de armonía perfecta,
¡Qué hermosas pinturas pinta el amor!
Enamoran el corazón.

Qué colores más bonitos pusiste hoy en tus lienzos:
¡Son los colores del amor!
Le pintaste dulzuras a mi alma,
un brochazo salpicó en mi corazón,
Eres mi vida, eres mi sol,
¡Alegría de mi corazón!

Píntame en un lecho de rosas,
píntame entre flores y colibríes.
Dale vida a mis retratos, ¡Ponles emoción!
Cuántos colores de armonía perfecta, pintaste hoy, amor
¡Tú me pides que yo también me pinte!
Pues de todos los colores de amor, me pinto yo.

Los colores del amor brillan, en nuestra cara,
tu alma se ha pintado de rojo pasión,
mi cuerpo, se ha pintado en ansias de amor.
Coge nuestras pinturas predilectas:
Píntate también tú,
la cara, los brazos, la piel, el alma...
¡Somos pintores locos de amor!

Pintaré lo que siento, en los lienzos del amor
que todos admiren mis lienzos en telas de ternura para ti.
Píntame en tu cuerpo, en tu piel y en tu corazón.
Amor, píntame entre rosas, también
¡Me gusta tanto las rosas!

Píntame a besos amor, quiero sentir tu sabor
Y...¿De qué color son tus besos?
Píntame en tus sueños,
píntame en tu vida,
píntame en todas partes mi amor.
Quiero ser pintada por ti
acariciada, en los pinceles del amor.

De todos los colores quiero tu amor.
En verde esperanza, en rojo pasión.
En naranja de alegrías, en amarillos de ilusión.
Píntame en todos los colores del amor.
Yo te ofrezco siempre mi mejor color.
Píntame con delicadeza,
con trazos finos de consideración.

Píntame el alma, (Tienes que hacer un buen bosquejo para esto)
En pinturas derramadas de amor, quiero ser amada.
Acaríciame el alma con tus pinturas exquisitas
y después, bésame en colores de explosión,
¡En pinturas y colores estalló el amor!

Y luego de pintar felicidad con nuestro amor,
pintaremos también el mundo de amor.

Autora: Edith Elvira Colqui Rojas - Lima - Perú
Poema publicado en Mundo Poesía el 31 de marzo del 2016
Derechos Reservados
leer más   
12
6comentarios 96 lecturas versolibre karma: 122

Todo tú me enamoras (Soneto Alejandrino)

Tus ojos me cautivan en su latente embrujo,

con sus efervecentes cristalinas fontanas

irradian mucha paz y amor en sus ventanas;

siento un amor secreto por su refulgir brujo.


Tu risa me enloquece con su sonoro flujo,

cubriendo de alegría, mis noches y mañanas;

tiene tanta dulzura de almas albas y sanas

que en su son me enamora, con su timbal de lujo.


Tu pasión me subyuga con su escarlata tez,

en sus mares navego con elevadas velas;

todo tú me enamoras, si absorta te contemplo.


Quisiera yo habitar, en tu agua como un pez,

siempre proyectándote, como actor de novelas

que me seduce siempre con la miel de su templo.


Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados
leer más   
18
6comentarios 91 lecturas versolibre karma: 119

¿Dónde estás cariño mío? (Cuarteta glosada)

¿Dónde estás cariño mío?

mi lucero predilecto,

sin ti siento ¡tal vacío!

mi pretendiente perfecto,


No te veo por mis valles,

ya no te siento en mis rosas,

ni en mis notas melodiosas,

ni en la acera de mis calles.

Ya no veo tus detalles,

ni te escucho en mi bohío,

ya ven a calmar mi frío,

¿No ves que sin ti me muero?

Ven pronto que desespero,

¿Dónde estás cariño mío?


Mi dulce guardián del alma,

¿Por qué fugaste tan pronto?

Regresa sin ti me atonto;

tú mis ansiedades calma.

Baja señor de tu palma,

torna en bella luz mi aspecto,

arroja de mí lo abyecto

que me mata y envenena

con su cruel daga punzante;

mi lucero predilecto.


Si no estás me desespero,

hundida en el pavimento,

me lleno de sentimiento,

la muerte pronto prefiero.

Yo te extraño caballero,

necesito de tu río;

sin ti el camino es sombrío,

no existe luz encendida,

y te extraño sin medida,

sin ti siento ¡tal vacío!


Extinguida tu mirada,

de mi jardín y mis huertos,

se duermen mis sueños muertos;

soy huérfana abandonada.

Mucho ansío tu llegada,

¡Ven pajarillo dilecto!

Mi dulce vino selecto,

te he reservado mis flores

con matizados colores,

¡Mi pretendiente perfecto!


Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados

Conformada por cuatro décimas todas glosadas a una cuarteta. Así, se suman en total cuarenta vocablos octosílabos.
Mas la décima de despedida serían cincuenta.

En ambos versos, se puede observar que cada décima termina con un vocablo de la cuarteta, es decir, termina con una línea contenida en la cuarteta inicial. Eso significa que "el verso está glosado a una cuarteta"
En la última décima de despedida, al final incluye la cuarteta inicial.
leer más   
11
8comentarios 89 lecturas versoclasico karma: 117

Noche de brujas

Noche de brujas,

noche de horror espanto y llanto;

¡Noche de aromas de Allan Poe!

Noche negra como betún.


Sendas brujas salen en fila,

al bosque de almas frías yertas se dirigen;

acompasadas, ceremoniosas, sigilosas.

Se oye el silbido del viento agreste;

miles de voces de ánimas de ultratumba se lamentan,

¡Ay, qué noche terrorífica y azarosa!

Escoltada por la luna redonda brillante, expectante.

Séquito de brujas,

entonando sus raros cánticos,

mezclados con exclamaciones propias de sus hábitos:

"Huiqui mayej, walka mayej"

En sus caras, salta la maldad y la convicción ciega.

Sus ropajes amplios negros,

sus cabellos madejas de telaraña,

sus uñas, afilados puñales,

sus narices, riscos muy altos

y sus gorros castillos elevados;

delatan sus macabras intenciones...

Internadas en lo profundo del bosque

que esboza su sonrisa hipócrita, cómplice,

inician su rito satánico:

Trazan un círculo grande con sus escobas añejas,

le prenden fuego e invocan a las almas de ultratumba,

¡Todo el bosque de puro susto retumba!

Se elevan entre las llamas,

almas y calaveras,

algunas piden piedad, clemencia;

otras blasfeman contra el cielo

con voces de espectral trueno.

La brujas alborotadas,

celebran su noche fantasmal,

danzando jubilosas en alrededor del círculo ardiente.

¡Míralas están en trance!

Arde el éxtasis del mal en sus corazones

invocan a, duendes, sapos, y ratones,

¡Prenden sus calderos en fuegos altos!

De pronto surge en medio del círculo de fuego

El rostro del príncipe del mal

con su cara de cabra y patas de cerdo,

¡Las brujas exultan en éxtasis frenético!

Con él también llega,

el caballero de la muerte,

montado en su caballo, cejudo, cetrino,

¡Hambriento de cadáveres frescos!

La brujas enceguecidas

e incitadas por su Dios negro,

sacan de sus costales, niños vivos,

y los sacrifican a su execrable ídolo infernal.

Todo el bosque se llena de gritos horrendos

y de sangre lozana, desperdigada.

¡Las brujas complacidas celebran!

Lucifer, sonríe a mandíbula batiente.

Las brujas terminaron el rito macabro:

Pedazos de niños regados,

calaveras huecas bailando.

Brujas danzando alegres,

¡Solo el cielo compasivo se lamenta y gime!

Las brujas en febril estado

regocijadas celebran.

Vuelan murciélagos y buitres

alrededor de la atroz escena.

Alegría y llanto,

en un solo evento:

Se oye el color del dolor

y el sonido de la muerte...

Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-

Derechos reservados/©

FIGURAS LITERARIAS USADAS:

Anáfora:

Noche de brujas,

noche de horror espanto y llanto;

¡Noche de aromas de Allan Poe!

Símil:

Noche negra como betún.

Metáforas:

sus cabellos madejas de telaraña,

sus uñas, afilados puñales,

sus narices, riscos muy altos

y sus gorros castillos elevados.

Epíteto:

Alrededor de la atroz escena.

Hipérbole:

Miles de voces de ánimas de ultratumba se lamentan,

Personificación:

¡Solo el cielo compasivo se lamenta y gime!

Asíndeton:

Acompasadas, ceremoniosas, sigilosas.

Antítesis

Alegría y llanto,

en un solo evento.

Sinestesia

Se oye el color del dolor

y el sonido de la muerte...

Paronomasia

montado en su caballo, cejudo, cetrino,
leer más   
15
7comentarios 98 lecturas versolibre karma: 130

Cuando quiero apagar tus besos (octotercietto)

Cuando yo quiero apagar los incendios de tus besos,

soberano caballero;


yo me aferro a tus excesos.


Cuando sus ojos morunos quiero evitar de mi altar,

poeta bello y divino;

yo me pierdo en tu mirar.


Y si acaso pretendiera, suprimir de mis fontanas,

sus caricias de manzanos;

mas me aferro a sus ventanas.


En vano hago resistencia con mis frágiles corolas

y mis ingentes braceos,

¡Dominas mis amapolas!



Tú Subyugas mis altillos con tu magia varonil,

hechizando mi floresta;

¡Eres mi sol, mi candil!


Mi artesano del amor, pintor diestro de mi piel;

yo te pertenezco a ti,

vivo feliz en tu miel.


No ya no haré resistencia, me entregaré a tus corceles;

seré tu fiel mariposa

y dejaré que en mí vueles.


Amo todas tus vertientes y tus varoniles piezas,

estas prendido en mi ser,

en ti descubro bellezas.


Autora: Edith Evira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados

El octo tercietto
Es una nueva estrofa o estilo, perteneciente
a la poesía llamada Neo-clásica,
o sea de nuevas estructuras. Ha sido creada
por María Inés Arrabal el 26 de Septiembre de 2018
y he aquí las normas para su escritura:

Octotercietto
1)- Número indeterminado
de estrofas conformadas por tercetos
2)- Cada terceto está formado por:
a)El primer verso será hexadecasílabo (16 sílabas)
con dos hemistiquios de 8 sílabas cada uno.
b)Los dos versos siguientes serán versos octosílabos.
leer más   
10
6comentarios 100 lecturas versolibre karma: 128

Cerezos en flor (Dos versiones)

Cerezos en flor, tus labios reventando de ternura,
cerezos en flor tus manos blancas y suaves;
tu piel tersa,
entre mis campos verdes...

Cerezo en flor,
como princesas blancas y rosadas
exhibiéndose risueñas en sus ramas,
son tus ojos ilusionados.

Cerezo en flor,
tu inocencia
de niña alba delicada.

Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú
Derechos reservados

Tu flor de cerezos
******************

Me deleito en gozar en tus cerezos,
en esos verdes campos, primavera,
¡Yo quiero disfrutar tus aderezos,
libremente con tacto y a mi manera!

Soy tu flor de cerezo delicada,
que en tus ramas se quiere enternecer,
ansío ser tu esencia renovada;
contigo quiero ser mejor mujer.

Son mis pétalos frágiles tu sol,
tu risa floreada mi alegría;
mi bello caballero tornasol,
del huerto mi sublime fantasía.

¡Qué bellas son tus flores,
mi amado, Sakura,
renacimiento del alma mía!

Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú- Derechos reservados
leer más   
14
4comentarios 77 lecturas versolibre karma: 112

Quisiera olvidarte ( Soneto con estrambote)

Yo quisiera olvidarte vida mía,

arrancarte a pedazos de mi mente,

y braceo sin ti, a contracorriente,

pues vives en mi pecho todavía.


Ni alejándome yo te olvidaría,

estás en mi rocío diariamente;

y no puedo borrarte, ¡es evidente!

¿Qué embeleso mi amado lanzaría?


Sometida al volcán de tus encantos

y rendida a las llamas de tus besos,

yo me dejo llevar por tu dulzura.


Adelgazas mis penas y mis llantos,

son tan indispensable tus excesos,

¡Yo no puedo olvidarte mi ternura!


No olvido tu figura,

a fuego estas grabado en mi memoria,

tu amor es mi presente y no mi historia.



Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados
leer más   
19
9comentarios 143 lecturas versolibre karma: 133

Mujer escarcha

Mujer escarcha,
violácea mañana,
aurora decantada,
chispa de ternura,
copos de albura.
Manto de sueños...

Mujer escarcha,
insondable cosmos,
ojos cristales de sueños,
silencio de noche callada...

Amor, primavera,
universo de vida,
polvos de entrega,
purpúreo aliento...

Mar inmarcesible de estrellas,
con el alba, aleteas.

Tus sueños despiertan sus verbos,
agitas tus alas;
te elevas a lo eterno...


Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú Derechos reservados
leer más   
14
10comentarios 104 lecturas versolibre karma: 142

Brisa marina

Brisa marina
abundancia de peces,
eclosión de mar...
leer más   
16
6comentarios 97 lecturas versolibre karma: 137

Tiempo muerto

El tiempo se deshace en nebulosas sombras.
Se quema,
se quema el tiempo,
y no regresa el pasado ya muerto.

Quisiera detener sus agujas en mis dedos hechizos,
quisiera borrar sus mapas de mi cuerpo
y de mi espacio,
pero él implacable caballero, avanza a tropel agigantado,
con sus espuelas de plata que no perdonan nada.


Juventud, dinero, fama,
se ahogan en sus aguas evaporadas.
Del pasado anciano no queda ya nada.
¡Tiempo muerto,
tiempo yerto,
velando estoy tus agujas añejas!

En un amor de antaño
me dejaste marcada;
ansiando en mis noches oscuras
sus guirnaldas de pasión colorada.

Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados
leer más   
17
4comentarios 76 lecturas versolibre karma: 130

Los caballeros de la noche

Ya baja sus pestañas la tarde

en sus arreboles de colores.

Llegan los caballero de la noche

a besar mis ansias,

siento su cabalgatas tocar mis linderos;

¡Me cercan en sus tropeles de angustia!


En su carcaj cincelan melancolías púrpuras.

En su luna redonda eclipsada,

veo que él aún me ama.


La noche y su luna reflejada en el agua,

pinta caravanas de plata brillantes.

Su soledad de hojas muertas

alcanzan mis pisadas desahuciadas.


¡Oh noche irreverente!

Mausoleo de mis sueños muertos,

¡No me arrebates las últimas esperanzas de cielo abierto!


Prende tus pupilas estrellas en mis ojos;

hazme creer en su regreso de nuevo pegaso.

Siembra semillas de sensibilidad en su corazón de piedra;

¡Dile presto a mi amado, que vuelva!


El mar sereno bulle en sonatas de Beethoven.

Me da sosiego en mi noche llagada.

¡Arropa mi nostalgia!

Acompaña mi soledad de huesos muertos.

¿Cuándo volverás a mis huertos?

Necesito de la ternura de tus sonetos;

sin ti mis días son conciertos incompletos.

Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados
leer más   
6
4comentarios 48 lecturas versolibre karma: 98

En tus encanto ( Aviléman)

Absorta en la pradera de tus besos,

rendida en el bajel de tus encantos,

fantaseo sumida en tus excesos,

suplicándo tu miel y suaves cantos.


Contigo siento dicha, sentimientos en flor,

y diviso el Olimpo rodeado de amor.


Libando de tus besos con dulzura,

alcanzo los linderos de los gozos,

y trepo en tus murallas de ternura,

¡Siento de la pasión sus alborozos!


Cercada en tus caricias, quiero siempre vivir,

¡Tu voz y tu terneza, quiero siempre sentir!


Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados
leer más   
15
10comentarios 89 lecturas versolibre karma: 138

Hojas de otoño

Hojas de otoño,

multiplicadas en nostalgia sedienta;

secuestradas mariposas silentes,

entre mis dedos...



Marchitas se juntan

en un solo ramo de soledad y pena.

Exudan melancolía de su piel seca y desgastada.

Lloran en nombre de tantas hojas muertas.



Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-derechos reservados
leer más   
13
9comentarios 97 lecturas versolibre karma: 137

En las praderas del alma (Sextillas)

En las praderas del alma,

suenan sonatas de calma

en ternura,

con sus flores remozadas

y sonrisas despertadas

en dulzura.


Resuena los violonchelos

en voz clara de riachuelos

cadenciosos,

y bullen los sentimientos

narrando dulces momentos,

deliciosos.


Henchida en gozos exulta

con su tez, serena, oculta,

y sin máscaras;

ya no desea mas nada,

su alegría nada orada,

en sus cáscaras.



Porque brilla su entereza,

en su pulpa de grandeza

elevada;

descansando en su laurel,

con flores de su vergel

tan variada.



Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados/copyright ©


Sextilla de rima:

8a,8a,4b, 8c, 8c,4b

también existe


8a, 8b, 4c, 8a, 8b, 4c
Nota: Todos los poema publicados aquí son de mi autoría, refrendados por su registro y publicados en muchos portales de poesía en donde publico. Gracias. tengo varios blog y páginas de poesía pero prefiero darlos a conocer de a pocos aquí (Saludos para todos)Búsquenme en google por mi nombre y sale.
leer más   
21
10comentarios 89 lecturas versoclasico karma: 145

Humo tóxico

Humo gaseoso tóxico,
fueron tus promesas de papel.

Humo que quemaba mi sien,
humo que me abrasaba la piel y los labios.
Humo que destruyó mi corazón.

Ya no quiero tus promesas humo gris,
¡Estoy intoxicada con tus mentiras radioactivas!

Quiero descontaminarme de ti,
limpiar mi piel de tus hollines malsanos;
purificar mis ilusiones de esta experiencia gris.

Hoy quiero respirar aires nuevos de libertad,
¡Volver a creer en un amor de verdad!

Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados
leer más   
12
13comentarios 106 lecturas versolibre karma: 131

Mis rosas llorosas

Mis rosas afligidas y llorosas

en su estanque de melancolías,

besan el agua con sus labios sedientos.


Han caído del rosal,

como plumas,

como bailarinas cansadas

sin aliento.


Quieren dormir en sus cielos inventados,

para no sentir el dolor

de tu lejanía.


No han perdido su rojo color,

llevan el amor encendido en su pecho.

Aunque estén en el estanque sin techo,

¡Sienten que te aman todavía!


Fugaron de tu lecho,

y lloran con su corazón maltrecho,

recordando, nuestros sublimes momentos.


Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-derechos reservados
leer más   
11
6comentarios 67 lecturas versolibre karma: 134

A Lorca (Poema dedicado a Federico García Lorca)

A las cinco de la tarde
habló la voz del poeta,
entre forrajes y matorrales.
Buscando árbol de sangre
y en fiebre de arcilla.

Un poeta,
que no se ha muerto para siempre,
porque le visita un brazo de la noche
por su ventana.
Que se levanta para oír aullar al perro asirio.
y ama a Guadalquivir.
Ése que lleva una rosa de sangre,
con el corazón roído de culebras.

Lorca camina en una silla de arena,
se viste con la pluma de vidrio
y mira con ojos de estrellas.

Mira jinetes muertos,
en caballito fríos.
ansía una mano,
para su agonía.

El poeta
de las arriesgadas y creativas metáforas
y los sueños de lunas.
El poeta de las mil caras:
Lorca romántico,
Lorca político,
Lorca niño,
Lorca español,
Lorca del mundo.

Al que por amor,
le duele hasta el aire.
El de los romances canciones y baladas,
al creador de sublimes historias en los poemas.
Aquél, que veía dulzuras infantiles en la naturaleza.

Balas siniestras
pretenden enfriar su corazón de agua,
pero resurge con su pluma de sable,
con su voz que se columpia en las mentes de las gentes,
cual martillazo incesante.
Perdura sus letras en los oídos, en los papeles y homenajes.

Torero que no se dejó vencer en la plaza.
Aunque venía sangrando.
Que fue engañado por una casada,
que le dijo que era mozuela.

Hoy tu perfil en la arena,
es un viejo silencio,
con cara desolada.

Vuelve dulce cantor,
España te llora, en mantillas de puntillas...

Aurora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú
Derechos Reservados/Copyright ©
leer más   
10
14comentarios 120 lecturas versolibre karma: 120

Tu voz (Buriena)

Tu voz entre jardines timbra en dulce sonata
de cantos amanecidos
y en sublime vibrar de fonemas de plata,
¡Enamora los sentidos!

Hechizan mis florestas con su ternura innata,
con locura pasión y arte.

Obnubilada en sus cánticos,
de violonchelos románticos,
¡Solo vivo para amarte!

Amor nunca me niegues, el timbre de sus ecos
que cautivan mis florestas,
en sus timbales tiernos y en sus galantes flecos
y en sus decoradas fiestas.

Con tu voz me das paz y rellenas mis huecos;
me deleito en su ternura

Tu voz de ángeles preclaros
me ilumine con sus faros,
colme siempre mi figura.

Autora Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados
leer más   
16
10comentarios 163 lecturas versoclasico karma: 125

Te regalo mi silencio (surrealismo)

Te regalo mi silencio para pacificar tu alma.

Mi silencio hecho de pájaros negros volando.

Mi silencio, mar mudo de piedra.

Mi silencio de sangre coagulada...


Mi mirada no hablará frases de amor en tus ojos,

mi voz estrangulada en los árboles lejanos

ya no dirá nada:

¡Silenciosa, habla más callada que despierta!


Mi silencio hechos de cal y arena,

zumba en tu alma.

Quiero que mi silencio arrastre los hilos de tu pasión.


Te regalo mi silencio de manos, de voz, de piel, de alma.

Me quiero quedar desnuda.

Silente y etérea para ti.

Para que toques el sabor de los alisios del yoga profundo

en mí.

Y sientas la paz con el universo,

la paz como mariposa bailando contenta en tu mente y tu alma.

¡Que mi silencio llene los vacíos en ti!

Que mi silencio te diga, todas la frases y versos de amor que hoy no te pude decir con palabras.

Que mi silencio te abrace y te ame.

Silencio:
¡Clava tu voz en el corazón de mi amado!


Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados
leer más   
15
12comentarios 106 lecturas versolibre karma: 121