Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Insípido

INSÍPIDO

Chasqueo la lengua en desprecio,
un sinsabor de esta vida,
un encuentro cercano a lo paranormal,
como este mundo, sin inteligencia ni remedio.
El aire, la tierra, el fuego, el viento,
nada tiene ese sabor que busco,
ese espía del cielo que me da conocimiento;
la invasión perfecta al intelecto.
No es el dulce de ese amor
o la amargura de una mala rima,
el secreto celoso de no saber
de lo que te inquieta, esa gran pasión.
Un derecho es ese sabor;
¿a qué sabe el amor?, ¿cómo hueles?,
¿cómo duerme el cosmos en mi lengua?
"Quiero oler tu sonrisa, mi razón".

© 2019 Elías Enrique Viqueira Lasprilla (Eterno).
España.
4
1comentarios 41 lecturas versolibre karma: 56

Trance I

Me suplica el cielo
que ya es mi hora;
"vengo de otra alma",
le respondo al tiempo.
¿Quién si no iba a ser yo,
un retrato de un vago artista,
de un ritmo mudo,
intentando dar buen ejemplo?
La tierra no me obedece,
mancilla puercos de la vida,
los que agravan el Mal,
sobrantes arenas de mi desierto.
Las viandas de mi corazón,
épocas de mala cosecha,
germinan como espadas,
afilando el desprecio.
Las almas, ¿qué son?,
figuras retóricas de este mundo,
sinalefas de imaginativa unión,
poemas viejos de un escritor, muerto.

© 2019 Elías Enrique Viqueira Lasprilla (Eterno):
España.
14
6comentarios 56 lecturas versolibre karma: 82

Paisaje

Los rumores del mar,
del cielo y la tierra,
del origen del cosmos,
aquello que es estelar nación.
Las habladurías de las ramas,
ardillas tejiendo cuchicheos,
poemas entredientes,
pulpas para la naturaleza del amor.
Existe un campo al que pertenezco,
un deseo varado en boca silenciosa,
cofre cerrado, perdida la llave
entre ocultas letras llenas de pasión.
Alas del cielo, millones,
en mis sueños están tus nubes,
las que veo en un pozo de lágrimas
por tenerte en mis brazos en flor.
Cada cuerpo a su alma,
cada ser a su destino,
aquella vía que nos lleva a otro mundo,
en el tuyo anido, senador de tu corazón.

© 2019 Elías Enrique Viqueira Lasprilla (Eterno).
España.
2
sin comentarios 47 lecturas versolibre karma: 22

A un pedazo de flor

Humilde planta que yaces
en un vasto desierto,
y lo único que ves,
no es nada más que soledad.
Lástima, perjurio, increpancia sin demora,
lo que llueve no son lágrimas,
sino deshechos de destinos;
lo que vienta no son insultos,
sino palabras en contra de las almas.
¿Qué hace un sueño
viajando por el cielo?
Buscar a Dios, su única nube,
o la llamada del Divino Infierno.
¿Para qué vivir con el estigma del dolor,
cuando otras flores crecen
entre castas doncellas de oros,
y pobres de amor?
Para qué ser de la tierra
si de tierra misma condena saciedad,
viste destrucción a pies gusano,
con rostro de ángel, y sonrisa de caído.
De qué vale enamorar al enamorado,
cuando de lágrima escondida
amanece la luna de día
y el sol de medianoche, fuego de estrellas...
Humilde planta que yaces
en un vasto desierto,
y lo único que ves,
no es nada más que la ilusión de un imperio.

© 2019 Elías Enrique Viqueira Lasprilla (Eterno).
España.
2
2comentarios 36 lecturas versolibre karma: 30

Demencia

Locura, infestación, perturba, ansia,
furia desmedida en constante acecho,
gracia que es ella, la jeta de Lucifer,
encontrada en los recodos de la magia negra.
Oscuridad, encierro, laboratorio de quejas,
bosques inmensos de noches mortales,
lágrimas inmersas en continuo odio,
días después de guerra sin tregua.
Venganzas, vida que no respeta,
un tiempo futuro los colocará en su lugar,
en ese que llaman justicia,
eso que después da la felicidad, la eterna.

© 2019 Elías Enrique Viqueira Lasprilla (Eterno).
España.
2
sin comentarios 30 lecturas versolibre karma: 23

¿Para qué hacer poemas?

¿Para qué hacer poemas?
No son más que palabras bonitas,
hermosas vivencias de antaño,
secretos bien merecidos,
o ejercicios para una literata lengua.
¿Quién los lee?, ¿quién da más?,
¿quién te nombra el éxito
o quién te da gracias y amor por ello?
¿Para qué hacer poemas?
Solo escriben pensamientos rimados,
objetos metafóricos, aventuras del sentido,
mente que vuela, viaja a la nada,
allí, vacía, llora por otros enamorados.
Un poema no es más que un verso,
estrofa, métrica, libertad de amor,
cárcel del destino, uno solo quien lo lea,
lo llueva, lo recite con su voz;
luego, al olvido, ahí queda,
en un cajón para la traición.
¿Para qué hacer poemas?
Son solo divinas palabras,
erotismo desvivido por boca femenina,
genealogía familiar, dones extraviados,
furtivos romances, historias en vela;
son solo letras para soñar en soledad.

© 2019 Elías Enrique Viqueira Lasprilla (Eterno).
España.
4
2comentarios 36 lecturas versolibre karma: 41

Continuidad

Encima de que los ríos vagan pobres,
llenos de soledad, ansiosos de vida,
viven por lo que llaman continuidad,
solo dan de beber a mujeres y hombres.
Botella al mar, carta a los sobres,
viaja lejos al barco de otro río,
al lago de otros mares impíos,
busca lo que desean los corazones.
Cambiar la vida de tantos colores,
un arcoíris o un cielo turbio,
poemas que quedan en vela,
velas que apagan mis versos de dioses.

© 2019 Elías Enrique Viqueira Lasprilla (Eterno).
España.
4
sin comentarios 31 lecturas versolibre karma: 60

Paso

Adoradas sean tus andanzas,
las que propongas a una nueva vida,
las que vengan de otro tiempo,
de tu esencia, perfume de venturanzas.
Grandiosa tiranía, tus alianzas,
en cada dedo, en cada planta,
dorso y tobillo, hasta en talones;
por ellos vuelan mis alabanzas.
En soledad por ellos, añoranzas,
hieden a tierra mía, mi pertenencia,
mi dueña sagrada, camina por mi fe,
promulga mi vida, llena de adivinanzas.
Camina, camina, me alcanzas,
llega hasta el sino mismo de Dios,
ahí dejo mi tiempo, te espero,
templo para tus pies, mis esperanzas.

© 2019 Elías Enrique Viqueira Lasprilla (Eterno).
España.
5
2comentarios 34 lecturas versolibre karma: 67

Pulsera

El valor de un hombre, no existiera,
el día en que clavó su espada
en lo más hondo de su corazón,
llegó a casa, y a lágrimas rompiera.
El grito de amor femenino, mujer sufriera,
acorrale en sus manos esa sangre
del que fue su caballero noble,
ahora solo es asunto de lo que prometiera.
Un verso apasionado, un beso que lo despidiera,
en su lecho, un héroe de cementerio,
un campeón imperante, monarca,
un hombre que lo valiera.
Para ella mucho más, su hombre le acudiera,
en último aliento, sin vida,
con el deseo de entregarle todo…
Todo lo que él pudiera.
Hasta el día en que yo muera,
tendrás mi poesía en tu brazo,
rodeada estarás de mi alma,
en forma de humilde pulsera.

© 2018 Elías Enrique Viqueira Lasprilla (Eterno).
España.
3
2comentarios 24 lecturas versolibre karma: 52

Bestia

Quién eres tú la que arranca de mi bestia
el rugido más preciado,
el secreto de una letra,
el orgasmo más delicado.
Qué eres andando en mi mente,
que por tierras hermosas,
en ellas vives feliz,
como toda diosa en ti, pasión indigente.
Te tomas por aguas puras,
empolvados mis pasados,
limpio lo bañas, me desnudas,
dejas ver un futuro de dos enamorados.
Cómo haces con tus halagos,
alabanzas en secreto, amor astral,
te desvives tras mi sombra,
cuando conmigo sueñas, pero no estás.
Y clamas mi perfecto
nombre en estrado del Amor,
lo desgarras por todo el universo,
como si fuera mi vida, tu último rezo a Dios.

© 2018 Elías Enrique Viqueira Lasprilla (Eterno).
España.
3
sin comentarios 35 lecturas versolibre karma: 45

Polvorón

Dónde está mi turrón,
en la mesa hay nada,
en la nevera no viven,
los necesito en mi corazón.
Como ella, quien los come en mi habitación,
¡ensucias mis manos de ellos!,
de amor, de nata, azúcar
y gloria por la pasión.
Conozco esa sensación,
de cuando me besas con ellos,
me arrastras a tu dulzura,
y te susurro: menudo polvorón.
¡Dónde está mi turrón!
Te los has comido,
todos, sin mi permiso,
tienes ahora toda mi atención.
¡Dónde han nacido, en qué región!
Duros, blandos, de aceites, afrutados,
golosos y empolvados de victoria;
comerte por ellos, será mi mejor decisión.

© 2018 Elías Enrique Viqueira Lasprilla (Eterno).
España.
2
sin comentarios 32 lecturas versolibre karma: 33

Palma

La palma de tu mano,
ese techo del mundo para mis ojos,
cae sobre mi amor,
limpia mi cuerpo humano.
La palma de tu mano,
origen de los antojos,
esquila mi tez con seda de viento,
bendice mi infantilidad, me haces verano.
La palma de tu mano,
obedece a lenta impaciencia,
elegante, convertida en glamurosa,
mi manía a tu mañana, tan cotidiano.
La palma de tu mano,
olorosa a duendes, fragante vergel,
de tus nudillos hago mil lemas,
de tus dedos, mi patria como héroe y villano.
De la palma de tu mano
yo hago magia, líneas del cielo, los cometas
que esquían el firmamento,
escriben que soy tu eterno niño anciano.

© 2018 Elías Enrique Viqueira Lasprilla (Eterno).
España.
9
4comentarios 65 lecturas versolibre karma: 100

Puerta

La puerta que todo desconoce,
un simple armario, una vértebra de titán,
un siglo de madera, un enlace al Todo,
dos universos siempre nos unirán.
Detrás de ese secreto,
el estigma del qué dirán,
crucemos esa puerta innominada,
esa que designa quiénes nos llamarán.
Y un vacío puede haber, la Nada,
los ojos desean saber, y verán
dentro el origen del Destino,
el mundo de mi alma y corazón, te amarán.

© 2018 Elías Enrique Viqueira Lasprilla (Eterno).
España.
14
8comentarios 70 lecturas versolibre karma: 118

Ascua

Las llamas de la hoguera,
chisporroteos del juego,
como un niño, ahí me planto,
observo lo que tanto me espera.
Tú y yo, que mucho nos uniera,
allá arriba, donde estés,
rezo porque escuches mi voz,
siempre vivo a tu vera.
Oh, señor, ven a quien te quiera,
yo aquí, tumbado en la alfombra,
por la ventana, mi mirada de serafín,
niño soy en tu abrazo me vistiera.
Oh, señor, escucha mi manera,
te escribo esta poesía en carta,
para cuando te suicides por el tejado,
Papá Noel, no te quemes en mi hoguera.

© 2018 Elías Enrique Viqueira Lasprilla (Eterno).
España.

*Dedicado a un santo gordinflón.
2
sin comentarios 34 lecturas versolibre karma: 29

Energía

ENERGÍA

Somos el enigma que reluce espejos,
lo conduce al infinito,
lo llevan tan demasiado lejos,
se sirve de lo que necesito.
Cambia de rumbo, en busca de consejos,
el rayo de luz que lee mi escrito,
renueva esa arruga de los viejos,
es mi legado, es mi grito.
Calla los silencios, todos los complejos,
envuelve en su magia el mito,
nos lleva una eternidad, caminar como cangrejos,
lentos, apacibles, llegamos al rito.

© 2018 Elías Enrique Viqueira Lasprilla (Eterno).
España.
5
6comentarios 71 lecturas versolibre karma: 75

Fundición

Me viajas a una de tus lunas,
te descubres, me haces estremecer,
yazco perdido en tu mundo,
me llevas a tu boca, tu poder.
Una de mí, una esencia mítica,
no sé cómo lo haces, lo que te quiero ser,
una doncella legendaria, una profecía,
eres el misterio de antes de Dios, mi mujer.
Eres el destino que me guía a tu cielo,
la luz del firmamento que me das de comer,
el emblema de nuestro universo,
eres la Sangre, la que siempre quiero beber.

© 2018 Elías Enrique Viqueira Lasprilla (Eterno).
España.
3
sin comentarios 46 lecturas versolibre karma: 30

Suave

Lares de tu cuerpo,
viajan en forma extrema,
se estigmatizan en mis manos,
se dejan hacer en mi voz suprema.
Por ellos me encuentro,
envuelto en cintas de crema,
esas que son tus besos,
los pasos de mi emblema.
Me ato a tus manos,
me quiebro por una blasfema,
me tachas a veces de tonto,
así soy, tu dulce dilema.
Cuánto te amo, cuánto te quiero,
te deseo más que una gema,
más que todo en el universo,
mucho más que coronarte con una diadema.
Soñarte todos los días,
en visiones, soy Aristóteles, tu teorema,
y quiero regresar a ti,
a nuestro amor, nuestro gran poema.

© 2018 Elías Enrique Viqueira Lasprilla (Eterno).
España.
2
sin comentarios 33 lecturas versolibre karma: 16

Oscuro

Ojos que desconocen lo que ven,
saben del corazón,
no miran al desconsuelo,
observan fuera de la razón.
Ojos de eso que es Todo,
los que contemplan esta habitación,
rezan bajo la cama,
bajo el secreto de la imaginación.
Ojos amigos, tan íntimos,
alegres y llenos de compasión,
reacios a recibir un castigo,
solo quiero el tuyo, mi vida, mi pasión.

© 2018 Elías Enrique Viqueira Lasprilla (Eterno).
España.
2
sin comentarios 42 lecturas versolibre karma: 18

Fuegos

Anoche te volví a soñar,
te sentí de nuevo,
eras como un ser de otro mundo,
dentro de mi azar.
Como un fuego blanco en particular,
uno henchido de tanta luz,
rebosante de vida ecuménica,
como una bomba nuclear.
Estallaste mi corazón tan popular,
me asolaste, ya no quise nada,
solo a ti, tu poder, tu beso,
tu sonrisa tan singular.
Y pensaba en muchas cosas, un centenar,
de repente una la atrapé,
como un deseo perfecto:
te quería convertir en mi hogar.

© 2018 Elías Enrique Viqueira Lasprilla (Eterno).
España.
5
sin comentarios 30 lecturas versolibre karma: 59

Mundos

Nuestros mundos, unos con otros,
cielos azules, futuristas, desérticos,
a tan llenos de vida, también,
como tantos y demás bellos.
Eres el dulce de mi niño interior,
ese que no deja de chillar secretos,
a los ojos de tantos ángeles,
me muero en tus brazos, en tus misterios.
Tu olor... Es un mantra, un trance,
uno de esos que llegan a esotéricos,
sabor natural, dulce, salado, uva,
melocotón, turrón y a quesos.
No redimo de cada uno, preciados,
cada cual es mi ser, todos ellos,
y en ti puedo vivir en paz,
vivir por todo lo alto, juntos, eternos.

© 2018 Elías Enrique Viqueira Lasprilla (Eterno).
España.
4
3comentarios 46 lecturas versolibre karma: 51