Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Mas allá.... no muy lejano

Sentada me encontraba
en un ojal como elevada,
todos se veían
miraba asombrada tanta gente
que reía, lloraba y caminaba.

Podía yo verlos
aunque lejos me encontraba.

Entre tantas palabras...
todo era confuso,
no entendía no Sabía
me sentía como niña,
apasionada y cuidada.

sonidos
que sostenían mi cuerpo,
me sentía a la vez segura
aunque nadie de allá lejos..
me mirara.

Estaba..
plenamente enamorada,
junto a pétalos de rosas
que acariciaban mi piel,
entre brisas que jugaban
con mis lagrimas lejanas.

Sentí pronto...
que me columpiaba
dentro de un perfecto ojal,
podía ver la tierra girar
Mis ojos enamorados
lloraban de tanta felicidad,
sentía que estaba entre ellos
aun estando dormida.

Luego mire a mi alrededor
una voz muy dulce
retumbo en mi corazón,
en ese instante sentí caer lentamente
profundamente...
a la verdad.

Despierta ya pude sentir...
un aroma especial me despertó
con un beso apasionado,
de pronto recordé ese lugar lejano...
en el cual una vez me enamore,
sentí en lo mas profundo de mi alma
entre lagrimas y besos
ese lugar donde un día me llevaron,
y me eleve.

Mas allá...
no muy lejano.
leer más   
10
3comentarios 93 lecturas versolibre karma: 83

Amor prohibido...

Sin querer mis ojos Te vieron
sin saber tus labios soñaron...

ojos que hablan
recorriendo el jardín de Tu edén,
labios que escuchan mi corazón manso
como un rió desbordado,
y un volcán en el olvido.

ojos que hablan
de tanto placer,
por lo que ven...
labios que escuchan
y se posan,
recorriendo en lo profundo de Mi edén,
Sabiendo cada detalle...
con cada beso profundo.

Ojos que hablan
muy suaves...
susurrándote al oído,
impertinentes
se acercan,
se posan,
invaden Tu dulce voz
Te llaman
con un beso,
una sonrisa mañosa
misteriosa,
que me llevan
al perfecto y desconocido,
amor...
prohibido.
leer más   
3
4comentarios 19 lecturas versolibre karma: 47

Amistad sin fin...

Amistad...
es la que habla
cuando nadie nos escucha,
amistad que canta
amistad que abraza.

No tiene descuidos
siempre tan exacta,
es como las olas que vienen
y arrasan.

tiene como amante
aroma de rosa,
penetra en tus huesos
complace tu alma.

No tiene distancia
ni aun el océano.

Aunque ya no tenga fuerzas,
nunca abandona
siempre dispuesta.

permanece como el cielo
nunca envejece...
siempre tan niña
siempre inocente.

nunca se duerme
siempre despierta...

pendiente a vivir...
fluye como el sol
que penetra en la mañana,
de una dulce habitación.

susurra de amor sin querer...
a ella la encuentras por la noches
y en cada amanecer.

al Norte...
al Sur...
Este y Oeste
Ella siempre permanece.

Amistad...
que nunca muere,
amistad eterna,
amistad sin fin.
leer más   
6
4comentarios 40 lecturas versolibre karma: 66

Amor ausente

Te miro
y siento tropiezo de amor,
anulo los pasos del corazón
que se apresuran atrapar mis...
pensamientos.

te miro y descubro
en lo oscuro de un vagón,
semejante a una luz
que se apaga en un profundo silencio.

te miro y puedo sentir
la distancia apasionada
a lo lejos del atril.

te miro y te busco
no te hallo en la mañana,
ni te encuentro en la soledad
de nuestro inmenso jardín.

te miro y estas ausente
como feliz lejos de mi,
tu mirada se apresura
como dudosa y astuta,
tus ojos brillan a la luz
de la mañana
sin sentir que estoy ahí.

te miro
y no sostengo
ni un instante
la penumbra...
que traspasa el rosal
de la duda que conspira
contra ti.

estas ausente...
y no puedo evitar
amarte a la distancia
y no tocarte,
y no abrazarte,
y estas ahí.

te miro...

y descubro...
que tus ojos y tu andar,
no caminan junto a mí.

te miro y me miras
y ya no puedo callar
y ya no puedo sufrir.

te miro
y me animo a decir...
amor ausente
te dejo ir.
leer más   
6
2comentarios 35 lecturas versolibre karma: 69

Amor de otoño tallado en el alma

En medio de mil palabras hoy les relato esta historia que enciende fuego en mi alma.

Recuerdo cuando tan solo era una niña.
cada mirada de Ella era un suspiro sincero tallado en mi corazón,
me llevaba de su mano y sus raíces penetraban fuerte mi espacio

hablábamos y hablábamos dentro de un gran fruto de sonrisas,
Su espíritu en lo mas profundo quería abrazar mis pasos
Ella era mi abrigo en medio de tanto vació.

que lindo era ir por el mundo
en ese mundo donde solo ella podía estar y abrazar,
un día sin presumir su atención desperté en un gran amanecer
ahí donde el sol aparece sin querer
para contarte esas historias,
que en otoño...
dan abrigo y placer.

presumido cielo.
cuanto amor ya me dabas con el amor de otoño
tallado en mi alma,

eres mi gran relator
apoyada en Tu corazón
cuento esta historia de amor,
y entre tanta compasión
me trasladas sumergida de la mano.
En otoño entre hojas secas
que me hablan de Ella,
mi madre...
raíz que vive en mi sangre.
leer más   
15
10comentarios 160 lecturas relato karma: 95