Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

La silla vacía

Esta podría ser una bella mañana, bueno, podría ser una mañana más bella; tú estarías sentado a la cabeza de la mesa, la locura a tu derecha, el cantante a tu izquierda y la belleza que es tan sabía al frente tuyo; beberían café y habría huevos con jamón y pan tostado, reirían como bobos y harían planes para reunirse a comer.

Pero,... Un día decidiste partir, y aunque la mañana es bella, la silla en la cabeza de la mesa siempre está vacía; la ocupa Dios cuando viene a suplirte, pero Dios sabe que tiene muchos hijos así que les agenda la comida de los sábados nada más; el cantante un día se quedó sin voz y no entiendo si fue porque se le acabó, o porque prefirió el silencio y la indiferencia, y toma su café en mudo y se aferra a su desayuno para no tener que hablar.

La belleza, está radiante, mi Padre le regaló dos bolsitas de paz y un paquetito de no estás sola; pero aquí entre nos, a veces me apachurra verle sola en la carne, porque no es un secreto que nunca podrá encontrar en nadie más lo que amo de ti.

Y la locura, bueno ella fue y vino; se sienta a la mesa como grande pero a veces no le llegan los pies al piso, en tu huida le apagaste la flama y anduvo cazando problemas para entretenerse, un día le llegó el amor, otro distinto al que tú te llevaste y re encendió su llama, y anda brincando alrededor de la mesa pero... a veces observa la silla vacía y piensa en ti. Se entristece un poco y después sigue saltando fingiendo que no pasó nada.

Y la mañana es muy bella, es fría, sin viento; perfecta para reunirse a la mesa, en la cabeza está Dios porque anoche me leyó y vino a recordar a todos que aunque hoy le tocaba desayunar con los López, Él siempre estará ahí; a la derecha la locura con su amor y sus bendiciones, a la izquierda el cantante desgraciadamente aún en silencio, y al frente la belleza de a poco más plateada, llena de paz, con cicatrices claro, era muy obvio, pero feliz para si.

Y en el teléfono un mensaje tuyo del más "hasta allá", una disculpa, un si hubiera y tres te extraño.

Está es una mañana bella, y en otro tiempo, y en otra historia lo pudo haber sido un poco más.

.HAra GonRA.
211119
leer más   
2
2comentarios 14 lecturas versolibre karma: 13

Desayuno

... está mañana solo quiero desayunar, o desayunarte, lo que tu prefieras...

Te apetece un café con leche y dos besos; uno lento, tierno, casi imperceptible pero sumamente delicioso; y el otro tan apasionado que te robe del momento mismo y te transporte a donde solo estemos tu y yo, y el café por supuesto.

Y si acompañamos con algo de fruta, por ejemplo unos trozos de melón servidos en la curva de tu hermosa e interesante espina dorsal; una uva traviesa en tu ombligo, algo de manzana roja de en tu boca y fresas con miel en tus labios.

Se que soy de muy buen apetito por lo que estoy seguro me hará falta más de ti; y también del desayuno...

Se me antoja tu piel en todas sus versiones; húmeda y completamente erizada, frágil, fuerte; y servida en mi cama; y de postre, si no es mucha molestia y aunque se que en el desayuno no existe el postre, quiero un orgasmo, y otro y otro más, dicen que del postre nunca es suficiente.

Y ahora no me queda nada más que decir que fue un desayuno exquisito, ¿que habrá en la comida?

120415
.HAra GonRA.
leer más   
5
sin comentarios 26 lecturas versolibre karma: 68

Estoy enamorado

Estoy enamorado de ti, no encuentro otra bendita explicación a esa loca manía de mi cabeza por pensarte todo el santo día, pienso en tu sonrisa que es analgésica, pienso en tus besos que son profundos y violentos, y totalmente deliciosos, pienso en tus caricias que ahora valorando todo son muy pocas, te invito a aumentar mi dosis.

Estoy enamorado de los días y las noches a tu lado saben a helado de vainilla con tarta de manzana y un pizca de canela; y aunque las tardes son mías te confieso que también las paso pensando en ti.

Los amores de estos días son crépe, y en ti yo sé que mis sentimientos estás perfectamente protegidos pues se alzan en algún material celestial totalmente inquebrantable y eso hace que cada día me enamoré más de ti.

Estoy enamorado de la distancia que nos separa, es perfecta, casi como el café, porque es amarga pero deliciosa a la espera de saberte pronto otra vez conmigo. Y me divierto imaginando que cuando estés aquí voy a besarte un poco, y después otro poco y si, otro poco también.

Estoy tan enamorado de ti que cuando escribo en tu nombre sonrió estúpidamente y me encanta.

.HAra GonRA.

281119
leer más   
3
sin comentarios 23 lecturas versolibre karma: 31

Dejaré de Amarte

Estoy planeando dejar de amarte, y no es por falta de amor... estoy planeando dejar de amarte sin importar la intensidad del dolor que produzca vivir sin ti, sin importar las cicatrices mentales, físicas y emocionales. Y es que el amor no acaba, se transforma y lo que hoy puedes darme no es lo que necesito. Estoy planeando cargar mi alma de rabia como escudo en el intento de borrarte de mi piel, es tan difícil no añorar el tacto fino de tu boca en mi ser. Pero en mi afán de hondear una bandera blanca yo prefiero dejar de amarte y terminar sin que haya una destrucción masiva.

No comprendo cómo es que no comprendes; no asimiló como es que quieres impartir justicia, sin haber dado amor pleno, limpio, desinteresado; cómo quieres obligar a una pequeña luz a entender el motivo de tu oscuridad. No intento sublevarme, quiero creer que puedes usar tu poder de la mejor manera; pero siempre que intento confiar, siempre que escucho un buen 'lo haré', te sorprendo ignorando un cariñito que hace lo posible por caerte bien.

Estoy planeando dejar de amarte, ruego a Dios la fuerza necesaria, y no es por falta de amor; es que prefiero que seas feliz, quiero pensar en los buenos momentos sin encontrar en ellos ningún rastro de odio. Estoy planeando dejar de amarte porque el amor que haz decido dar no nos alcanza y no logras notarlo. En cuántos pedazos debo partirme para no complicar con mi pasado el futuro, si amo tanto el presente que es mi pasado, de la misma manera que amo el futuro que está aquí

Estoy planeando dejar de amarte, así, amándote tanto.
leer más   
3
sin comentarios 39 lecturas versolibre karma: 39

Ella era letras

Ella era letras,... su piel era una historia escrita cada día, parecía tener tatuado líneas de párrafos interminables de perfecta ortografía y gramática, sus pensamientos se iban escribiendo en su alma conforme salían de cada acto; tristeza, dolor, desesperación y agonía se clavaban en negras y escandalosas mayúsculas; puntos suspensivos, comas, todo tan marcado como si se hubiesen hecho con cincel.

Su alegría, esos momentos de dicha, de inmensidad gozosa, esos en los que brillaba latente su chispa se dibujaban como perfectos cuentos de letras cursivas, bellas y claras, casi difuminados con un trozo de nube,...

Ella era todas sus sensaciones danzando...

El era amante de las letras, sabía que leer, como y cuando debía hacerlo; le daba sentido cuerdo y claro a cada lectura; podía leer el alma, la sonrisa, la mirada, e incluso el tono de la piel; su don era desconocido hasta para él, no había tenido tiempo, ganas, ni una buena historia que leer, su vida había trascurrido hasta entonces en breves relatos sin sentido y en las noches oscuras de soledad interrogante, solo podía pedir una cosa... una historia absurda, loca, rosa, interesante que poder leer, de la cual ser parte importante, a la cual simplemente venerar.

Una tarde de esas que nunca deben contarse; en la habitación siete de un lugar cerca al cielo; así sin conocerse; sin saber más que soplidos de sus vidas,... él, descifro cada línea de su cuerpo, la llenó de besos, por cada sílaba; y con más de un infinito de caricias recorrió la historia que le decoraba el cuerpo; leyó su alma y le dio la más compleja inspiración llenando de nuevas y perfectas sensaciones cada poro de esa piel.

Las hojas en blanco las lleno de a poco con besos más que lentos y comenzó a notar como ella en sus silencios casi ahogados comenzaba a escribir su verdadera historia. El tiempo trascurrió casi sin tiempo, la piel de ella era una compleja, diferente y especial historia, e incluso sin querer pudo notar que todo lo demás se iba borrando; y el conoció su don, había convertido a esa mujer de letras y sensaciones, en su lectura preferida, en la autora predilecta de la que ahora, también era su historia.

Desde entonces se hicieron uno... ella era letras y la mejor de las historias,... y él, el mejor lector.

.HAra GonRA.
5052014
leer más   
3
sin comentarios 16 lecturas versolibre karma: 45

Un sueño

... estaba recostada entre las sábanas negras de mi cama, hacían resaltar el hermoso color de su piel desnuda, la mire un momento, quería guardar en mi mente ese cuadro totalmente perfecto; no noté cuando abrió sus ojos, también me miró, asumo que buscaba al igual que yo la manera de hacer el momento menos incómodo.

-Quisiera que nunca tuvieras que irte- fue lo único que supe decir; ella me miró fijo un segundo, el espectáculo de verla vistiéndose fue un impacto, un breve impacto; sostuvo el aliento y otra vez centro su atención en mi...

Suspiró -Desearía nunca haber estado aquí-

No fue lo que dijo, estoy acostumbrado al amargo momento de los episodios que parecen ser perfectos; lo que hizo diferente este momento fue que era ella quien lo decía está vez y supongo que por dentro se rompió en mí todo lo que en ella yo ya había destruido; sin embargo guarde la compostura y la acompañe a la puerta...

-Fue un placer-, y sonreí estúpidamente.

-Fue un error-, y dio la vuelta sin mirar atrás.

... está mañana sonó el despertador y pude sentir enseguida el dolor de cabeza por la resaca, creó que a sido solo un sueño y busco impaciente su cuerpo a mi lado, pero no,... ella ya no estaba ahí.
leer más   
4
sin comentarios 41 lecturas versolibre karma: 52

Me quedan las letras

Después de haber probado todas las maneras de decirte tu ausencia y darme cuenta que ninguna había funcionado, me senté y por unos minutos me permití llorar... Lloré esperando que en cada gota saliera de mí la amargura de haber entendido que te era ya, en resumidas cuentas, Insignificante.

Por supuesto no te deje verme, no quería que me culparas por sentir más de lo debido.

Comprendí todas esas veces que escuche decir que el amor debía alimentarse, que el amor cambia y que amar es una decisión, aunque esa decisión duela cómo la chingada.

Añore con drama el pasado, tal vez vi lo que no existía, tal vez existía pero ya no más.

Por primera vez la seguridad del dar por hecho que lo tuyo es tuyo, me aterro, y con todo el pesar de haber sido parte de la magia me sentí parte del mobiliario.

Te e pensado desde que amanece, me a resignado a amarte desde lejos y e dejado de llorar.

Espero en desesperada esperanza que un día vuelvas a contarme historias en las que seamos magia danzarina. Un beso loco lleno de necesidad apasionada, una mañana en que pienses en mí tan lejano que te sea necesario extrañarme.

Porque estoy aquí... En la mitad de está nada en la que me haz colocado, y por ahora me quedaré en silencio. Se me han acabado los intentos de decir que estoy desapareciendo y no puedes notarlo.

No quiero aferrarme estoy demasiado ahogado en la incertidumbre que me da no encontrar la manera precisa de encender una chispa en está ígnea oscuridad.

Y no voy a decir adiós, muchas despedidas forman parte de mis letras, así que me consumiré en gritos ahogados, en tristeza gélida y lágrimas silenciosas porque di mi palabra.

Y mi palabra y mis letras son lo único que me queda.

.HAra GonRA .
16052020
leer más   
4
sin comentarios 43 lecturas versolibre karma: 38

Impulsos

...ya era tarde cuando me dí cuenta en lo que te había convertido; todo tu ser, tu esencia, tus defectos, el sonido de tu voz e incluso esos ademanes raros, eran tan perfectos para mí, cada día despertaba con esa insistente necesidad de hacer el mundo un poco más rosa para ti; y a decir verdad cada cosa incluso la más sosa la hacía pensándote, creo que jamás pudiste comprender quien eras en mí, y hoy en esta noche como otras comprendí que la mejor manera, la forma más sensata incluso para mí de poder sacarte de mi alma, de mis venas, de está piel era gritarte en cada una de mis letras una muestra mínima de eso que no pude hacerte entender.

Cuando me percaté del error que había cometido, ya era tan tarde; tus besos... cada uno de ellos... desde el más frío y pasajero, hasta el más intenso y pasional, me alimentaron el alma; eran la muestra perfecta de perderte en el tiempo y el espacio; jamás pude dejar de soñarlos; algunas veces aún lo hago. Tu sonrisa se me hizo vició, no era tu carne, no era el poder que me daba tomarte de la mano ante el mundo; tu sonrisa... esos breves e iluminados momentos, eran mi más poderoso vició, y ser quien lo provocará me elevaba al título de nobleza.

Ni yo mismo, así, loco y desequilibrado eh logrado superar el hecho de que tú... cambiarás mis noches, mis días, mis silencios, los latidos de mi impulsivo corazón; la danza de mi alma, el tono y la textura de mi piel...

Una noche sin decirte adiós, seguramente sería de insomnio; una mañana sin decirte hola, sería un pésimo transcurrir; poder decirte te quiero... eso fue el agua, el aire,... la vida.

Cada canción me sonaba a amarte; e incluso algunas bastante podridas me hacían pensar como poder odiarlas juntos; la comida... mi sazón era superior al mejor chef si cocinaba para ti; y mi cabello siempre tenía un brillo de impacto cuando me preparaba para verte. La inspiración de mis neuronas se disparó y de mis dedos escurrían letras porque tú movías con uno solo de los tuyos el universo saltarín de mi cabeza.

Tenerte miedo, siempre me pareció divertido; pero la realidad es que siempre fue un tremendo respeto, pero no de esos que ensayas en el espejo; de esos solemnes e irrompibles; y cada alebrestado día me sentí tan orgullosa de ti; por nada, por todo, por ser tú... por engendrar en mí locura más que loca y la más disparata alegría.

Hablar de piel me volvió idiota, hacerte el amor o cogerte si prefieres, simplemente no tiene letras, ni palabras, no existe idioma o definición concreta, no alcanza nada para describirlo, así que tome un trío de puntos y cambie el rumbo antes de perderme un recuerdo...

Cuando me dí cuenta ya no pude continuar, escribirte había logrado que me pudiera enamorar aún más y mi deseo de no ser tan de ti se murió en algún párrafo que decoré con tu nombre; me perdí a mi mismo al notar que quien debía comprender era yo... comprendí que ya era tarde, mi vida era más tu vida y mi corazón latía porque existes tú; y concluí; te quiero porque estás en mis huesos, en mi piel, en mi alma, en mi sangre, en mi mente, en mi sazón, en el aire, en el agua, en el tiempo,... y en mis letras.

Te quiero porque eres el todo de este humilde y terco ser.

.HARA gonRA.

030214
leer más   
5
3comentarios 62 lecturas versolibre karma: 71