Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Preludio

Tus labios,
cómo el preludio luminoso de
una noche intensa de amor,
pasión y poesía
leer más   
17
4comentarios 70 lecturas prosapoetica karma: 89

Divino regalo

Quiero beber tu miel,
esa humedad que de entre tus caderas
brota como un néctar divino
y ceremonial listo para la liturgia del amor.
leer más   
18
5comentarios 88 lecturas prosapoetica karma: 90

Nota de viajero

Oh Paisajes de Catamarca,
verdura en pleno por doquier,
quesillos de cabra,
chingolos, chimangos cantando
las nostalgias de esos caminos,
caminos perdidos y largos
que no llevan a mí comarca
solo a las majadas que pastan
allá por los cerros
leer más   
14
6comentarios 78 lecturas prosapoetica karma: 91

Luces

Bendita sea la luna,
que hace que tu piel desnuda
sea lo mejor de la noche.
Un concierto de luces,
de vientos y poesía.
Qué hermoso combina,
la luz de la luna con tu piel.
leer más   
23
14comentarios 115 lecturas prosapoetica karma: 84

Destino ignoto

¿Qué será?
Lo que vaya a ser,
que no por eso no anochecerá,
ni el sol dejará de ser.

¿Qué será? Mi vida, no lo sé;
solo sé que castigaré
a este espíritu inmundo, lo sé;
y con Dios lo que venga enfrentaré.

¿Qué será?
Lo que vaya a ser.
Solo tengo este día, que mañana no será,
y la venia del altísimo por ver
leer más   
14
4comentarios 67 lecturas versolibre karma: 82

Milonga de la hada

En medio de mi acostumbrada nada,
apareció entre cánticos como de sirenas,
un perfume dulzón, era una hada,
que decía venir a consolar mis penas
y sin que yo la solicitase,
presta estaba para que en ella me amparase.
Entre devaneos, lisonjas de miel,
se entrometían ciertos cotilleos de hiel
que solo me anudaban más el pecho
aumentando mi desconcierto, de hecho.
Danzamos juntos en esa fiesta,
cotillones, bocadillos y una trapatiesta
que me sacó de la holganza
cuál si fuera yo el blanco de la venganza
de los pesares que aquél paria
causó a la hada sin templaza.
Claro está que solo componga
con estas letras una Milonga,
de lo que a mí me sucediera
una noche cualquiera.
leer más   
15
8comentarios 94 lecturas versoclasico karma: 99

Te extraño

Aquella madrugada,
dejé que te fueras.
Lloré hasta perder la cordura,
bebí más licor que nunca.

Hoy, acaricio tu recuerdo.
Ebrio solo por el sentimiento,
quisiera que aquí estuvieras,
que no te hubieras marchado,
no antes que yo.

Te extraño.
Y sé que te extrañaré hasta el último momento de mi vida.
leer más   
16
5comentarios 70 lecturas prosapoetica karma: 95

Olvidado

Búscame en tu olvido,
allí me encontrarás como me dejaste,
deshojado, con manchas de café en mis páginas.
Con la desolación de un libro abandonado
en un bazar del centro de la ciudad.
leer más   
18
7comentarios 102 lecturas prosapoetica karma: 89

Gin tonic

Yo, un Alcohólico idealista en bancarrota.
Un desajustado del alma en busca
de encajar, y al final solo encajo
con mis letras y mis sueños rotos.
Nubes hechas de algodones amargos,
una lluvia de gin tonic cayendo en los
escombros de mi pasado,
en la fracturada dignidad que dejé en el pavimento de aquella ciudad amurallada de
montañas calladas y celosas del sol.
Quistes de palabras, relámpagos de alcohol y de facturas endosadas al frustante presente para una dudosa posteridad debajo de la poesía que anoche llorando me venció en un sueño que me regresó a lo que ya me cansó.
leer más   
14
4comentarios 81 lecturas prosapoetica karma: 91

Cien

Le hice el amor a tu recuerdo,
tras estallar en las entrañas de
nuestros momentos, lloré.
Siempre te voy a recordar,
cómo la musa de cien sueños;
Como esa historia de invierno
que se tuvo que acabar.

Siempre te voy a recordar,
cada momento de mi existencia y
hasta en el último suspiro de mi vida
habrá sensaciones que revivirán
solo con el viento que entre en mi ventana
perfumado de aquellos días,
oculto, implícito en cien poesías.
leer más   
5
2comentarios 54 lecturas prosapoetica karma: 68

Crónica de un día de mayo

Desnudo,
sin las chocantes ideas que recibí,
me serví un café.

¿Cuántos días será bueno llorar?
¿Dos? ¿Cinco? ¿Treinta y seis?
¿O definitivamente te mando a la mierda?

Leí los diarios.
Me perdí en la sección de números.
Sin tener acciones en ninguna empresa, me interese por una procesadora de polímero.
La intención, olvidarte.
Y pasé a la sección de deportes.

Tomé una ducha con agua helada.
Desayuné un poco de fruta,
Mandé un e-mail al infierno, con copia para Dios.
Me perdí en un par de canciones de Atahualpa Yupanqui, una de Víctor jara y una poesía de Octavio Paz.

El resto del día, salí a encontrarme con una metrópoli abarrotada de sueños rotos.
Salí a buscarme entre tanto papanatas que ocupa un lugar en el tren suburbano, y solo encontré más hastío.

Almorcé algo típico,
charlé con los vetustos edificios del centro.
Leí, me encontré con un par de amigos,
y volví a casa solo para dormir.
Tuve ese sueño recurrente en que vuelvo al mercado de mi pueblo, a dónde siendo un crío acompañaba a mi madre a las compras.
Todo ésto, es para que sepas que estoy mejor conmigo, que contigo.
leer más   
4
sin comentarios 27 lecturas versolibre karma: 50

La poda

Solo soy un sarmiento
de esta gran vid que eres tú.
He sentido que algo me fue arrancado y reproché ¿por qué has podado de mí, ramales y floraciones? ¡ me ha dolido mucho mientras las arrancabas! ¿Te estás divirtiendo conmigo?
Ante las podas que has hecho,
solo imploro tu gracia para aceptar, para continuar adelante sin lo que tú has decidido quitar de mi vida; tu gracia para no amargarme y entender con toda la claridad que solo me puede dar tu luz: que solo soy un sarmiento de tu vid, y que me has podado para que te ofrezca más y mejores frutos.
leer más   
11
4comentarios 76 lecturas prosapoetica karma: 81

La delicia de tus ojos

Guiado por tus ojos
llegué a la comarca del poniente.
He venido desde muy lejos,
largo fue el camino. Yo he sido paciente,
solo para verme en la delicia de tus ojos.

Un oráculo te adivinó,
cuando mi suerte perra fulminó
aquellas aguerridas maneras de
vivir con las que mi sino me conminó
a andar el camino, siempre en pos de,
y que a consultar a la santera me llevó
aquella noche calurosa de embriaguez.

La santera, el oráculo pronunciaba
entre el sopor de sus cavilaciones
y sentencias que ella recitaba,
con la solemnidad que las oraciones,
esa noche le inspiraban.

Ella me dijo: "Veo hacia el poniente,
una luz. Una danza entre nubes en el sitio
donde tu camino siendo adolescente,
comenzaste bajo el auspicio
de aquel que ilumina nuestra mente".

Y así, caminé.
Roto y herido por la batalla.
Pero al fin te encontré.
Y aunque recorrido yo haya,
muchas leguas; tus ojos miré,
como los de oráculo que no tuvo falla
de la agraciada santera que consulté.

En la delicia de tus ojos,
ahora me deleito fascinado.
Y en lo tierno de sus arrojos,
encuentro lo que yo obstinado
tanto busqué triste y embriagado.

Hermosos tus ojos cual olivares,
bordeando tus pupilas;
a veces en tonos mares,
inundando un campo de lilas.
leer más   
13
10comentarios 107 lecturas versoclasico karma: 83

Infinito vacío

El cielo rebosante de estrellas.
Yo, lleno de un vacío matemático,
suspiro por tí...

Cada noche.
leer más   
17
5comentarios 61 lecturas prosapoetica karma: 93

Penitente

Abyecto corazón,
imploras piedad a la gracia,
arrepentido y desolado;
penitente reo de condenación
clamas a mil voces,
con lisonjas y zalamería
te refieres al cielo,
solícito de serenidad;
cuando adormecido,
seducido y ensoberbecido,
desdeñoso, ignoraste la voz
de la conciencia que
desgañitaba en gritos
por advertiros el mal camino
leer más   
8
7comentarios 58 lecturas prosapoetica karma: 90

Me perdí

Me perdí,
pero me volveré a encontrar,
aun cuando no me hallo,
volveré a verme al espejo
sabiendo qué camino tomar.
Hoy estaré a la vera del camino
esperando por tí, Señor.
leer más   
6
sin comentarios 47 lecturas prosapoetica karma: 54

Luna llena

Una luna llena de recuerdos,
nostálgica, taciturna y guapa,
nos declama con una voz engolada,
la poesía de tus ojos que la miran
en ese parque noctámbulo
mientras la ciudad entera se le entrega.
leer más   
20
8comentarios 113 lecturas prosapoetica karma: 102

Rutina matinal

Desnuda corres a la ducha
llena de tí
abundante de tí
sobrepasada de tí
como un poema
como un regalo divino
desnuda y en armonía contigo misma
con Dios y con mi sed
verte correr hacia la ducha
tan libre como un crío
tan mujer como la luna
hermoso poema
leer más   
19
18comentarios 131 lecturas prosapoetica karma: 87

Fruta elegida

Me gusta besarte, olerte y probarte.
Encontrarte cada día más deliciosa,
paladear ese sabor a tí; de fruta elegida.
cada vez más concentrado con el paso del tiempo. La madurez te sienta bien.
Eso de la vanidad, ya no es para nosotros,
eso fue la máscara con la que ayer escondimos nuestros miedos, nuestra falta de aceptación.
Ahora nos desnudamos tal y como somos.
Y así aprendemos a amarnos cada día más.
Con nuestra imperfecta armonía,
con tu concentrado néctar,
y mi ávida sed de tí.
leer más   
13
6comentarios 78 lecturas prosapoetica karma: 94

Hasta agotar existencias

No encuentro un corazón de la talla
del vacío que dejaste.
Tampoco mañanas como las
que tú me regalaste;
ni las noches de lluvia en tu regazo,
mientras los relámpagos alumbraban
nuestros cuerpos que se abrazaban.
Se han agotado las existencias
y la dicha de esas vivencias.
Hoy solo queda llorar,
y volver a empezar.
leer más   
17
6comentarios 66 lecturas versolibre karma: 93