Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Esclavo Lacayo

Vas a plegarte inevitablemente,
a mi locura de bastos enredos.
Seducido por el coqueto encanto,
de un maldito hechizo mágico.

– – –

Serás mi favorita posesión escogida,
por ser yo quien de tí sea tu dueña.
Siempre presto y dispuesto a ser usado,
para mis propios juegos depravados.

– – –

Eres mi sumiso sirviente lacayo,
sin posibilidad de gozar a derechos.
Más que el exigente y obligado privilegio,
de satisfacer a tu dueña en sus mandatos.

Iván A.
2
sin comentarios 18 lecturas prosapoetica karma: 33

¿Quién Será?

Me pregunto quién será esa chica
que despierta tanta dulzura,
al mostrar sin miedo ese anhelo
que con sus bellas palabras evoca.

No puede ser más que el hechizo
que una hermosa estrella provoca.
Y que hace de ti el parecer acontecer,
la magia que una sonrisa siempre otorga.

Eres mi anónima frescura de inspiración
que alegra los momentos del día
y por ello agradecido escribo,
la sencillez de éste sentido poema.

Iván A.
3
sin comentarios 33 lecturas prosapoetica karma: 37

Time To Die - 02

CAPÍTULO 3

ESPERANDO QUE ALGO SUCEDA

Ya estaba amaneciendo y Silvia aún permanecía inmóvil y con la mirada perdida, en el mismo rincón donde se cobijó. Esperando el destino incierto que le aguardaba.

Poco a poco la mañana avanzaba, y fue llenándose del trasiego de un día habitual. Se levantó y miró por la ventana. Observando a la gente como se comportaban, ajenas e indiferentes y sintiéndose abandonada a su propia suerte.

¡Tarde o temprano ocurrirá! Dijo para si misma. Y nada podrá evitar que pase lo que tenga que pasar. Se giró y fue hacia el escritorio. Abrió el portátil, lo encendió y entró en su correo.

Allí seguía sin abrir el mensaje que le había llegado la noche antes “Time To Die”. Hizo clic con el ratón y abrió el mensaje pero, justo en ese momento su portátil se apagó. Rápidamente comprobó el cable de corriente y si estaba todo conectado. Efectivamente todo parecía estar bien. Apretó el botón de encendido, pero aquello seguía sin funcionar.

Por un momento quedó desconcertada, y se acordó del móvil. Lo agarró y lo encendió. Los segundos que tardaba en encenderse le parecían en ese momento algo exagerado. Puso su número Pin y dibujo con su dedo, el patrón de desbloqueo.

Al momento comenzaron a llegarle un sin fin de notificaciones de llamadas perdidas. Todas ellas de número oculto. Por un momento se quedó pensando a quién llamar. Nadie sabía de aquel juego al menos, nadie sabía que ella estaba apuntada en la web. Por lo que decidió llamar a una amiga, simplemente por hablar con alguien y quizás, pedirle que viniera a verla.

Pero al marcar el número, el teléfono no emitía ningún sonido de llamada. Lo volvió a intentar y nada. Cambio de número llamando ahora a otra de sus amigas. Pero lo mismo, el teléfono no daba señal alguna. Hizo varios intentos con diferentes personas y con ninguna el teléfono funcionó. Pero tenía cobertura y señal de Internet.

¡Internet eso!. Abrió el navegador y simplemente pulso en una de las páginas favoritas que tenía guardado sus iconos, en la pantalla de inicio. Se abrió el buscador de Internet con un mensaje que decía algo así como “Sin conexión a Internet, compruebe la señal en su zona”.

Silvia nuevamente entró en pánico. Aquello no era casualidad. Aquello se trataba de una manipulación de esa maldita gente de aquella web. Las lágrimas comenzaron a brotarle, sobre todo por desesperación. ¿Qué se suponía debía hacer?. Estaba incomunicada y solo le quedaba salir a la calle. Pero eso, le producía un pánico terrible.

Desesperada, se fue al salón con el teléfono móvil en la mano, se sentó en el sofá y se dispuso simplemente, a esperar a que algo ocurriese.



CAPÍTULO 4

LA LLAMADA

Las horas de la mañana iban pasando sin que nada ocurriese. Silvia parecía estar asumiendo lo que consideraba inevitable y eso hacía que su estado, fuese cada vez de más calma.

Se percató que desde que la noche anterior se sentará frente a su portátil esperando recibir o no el correo de esa web, no había ni comido ni bebido nada. Así que se dirigió a la cocina y se preparó un té solamente. Los nervios le tenían el estómago cerrado y no le apetecía nada.

Pasó la mañana entre el sofá y mirar por la ventana. No volvió a intentar alguna otra forma de comunicarse con alguien, ni siquiera lo pensaba. Solo esperaba a que algo ocurriese. Aunque no tenía idea de que.

Pero justo al dar las 12 de la mañana, su teléfono comenzó a sonar. Lo cogió rápidamente y miró la pantalla, número oculto. Sin duda, era eso lo que había estado esperando. Silvia descolgó y dijo, ¡Dígame!.

– Hola Silvia, ¿sabes quien soy?

– Sé quién eres

– Estupendo Silvia. Que te parece si vamos directamente al asunto que ambos sabemos. Seguramente pienses que tu decisión de no desear saber y por tanto no querer participar, creas que hayas cometido un error fatal. Sin embargo, era justo lo que llevamos esperando que hiciera alguno de los participantes de los siete juegos que hasta ahora hemos realizado. ¡Pero por fin tu lo has hecho!. Escucha atentamente, porque voy a explicarte de qué se trata.

Acabas de activar, “EL JUEGO FINAL”. Hasta ahora, como bien sabes hay siete ganadores o si lo prefieres, supervivientes, que son los que consiguieron terminar su participación en sus correspondientes juegos, con vida.

Estas siete personas, se encuentran retenidas a la espera de que sucediera ésto. Por supuesto también, porque la policía siempre entrometida, los hubieran detenido. Pero afortunadamente, ha llegado el momento esperado, “El juego final”.

A partir de este momento, iremos llevando a cada uno a un lugar diferente. Pero todos, en un punto en el que estén a la misma distancia de tu ciudad y con los mismos recursos para poder llegar a ti. Una vez todos ubicados, los soltaremos.

El juego final solo tiene dos únicas posibilidades de terminar. Una es, que alguno de ellos te encuentre y acabe contigo y la segunda, que seas tú quien consiga matarlos a todos. Y ser por tanto la ganadora y sobre todo, seguir con vida.

Esta vez Silvia, negarse no es una opción. Porque ellos, tienen la obligación de encontrarte y matarte. Ya que no conseguirlo, las consecuencias para ellos…mejor no las quieras saber. Créeme Silvia cuando te digo, que una vez comience el juego, serán capaces de hacer cualquier cosa por llevar a cabo su misión, porque de lo contrario, sus vidas se convertirán en un infierno.

¿Estás preparada Silvia?. Corre, porque el juego comienza, ¡YA!.

Iván A.
3
sin comentarios 34 lecturas relato karma: 54

Ya Queda Poco

Ya queda poco y voy eligiendo
cuáles recuerdos guardar.
No quiero más lastres que soportar,
ya los aguanté sin rechistar
y merezco sólo quedarme,
con aquellos que me hicieron disfrutar.

Aúnque aún no sóis consciente
que se trata de un adiós anticipado,
no os sintáis mal ni os preocupéis,
cuando por fin comprendáis,
que fue un preludio premeditado.

No queda ya ni un trozo de tierra fértil
que sólo poder con sueños abonar.
Tampoco voy a negaros
que me voy triste y decepcionado,
sabiendo que aquello de mi recuerdo,
fue una mentirosa y falsa representación.

Aún me quedan recuerdos que elegir,
pero lo que sí ya tengo claro
cuál de todos ellos no voy a dudar,
en acallar en un profundo abandono
que sólo merezca poderlo olvidar.

Iván A.
5
2comentarios 30 lecturas prosapoetica karma: 66

Time To Die - 01

Se trata de un relato de suspense e intriga, llamado “Time To Die”. Espero os guste y os mantenga pegados capítulo a capítulo.

CAPÍTULO 1

EL SORTEO

Van a dar las diez de la noche y el mensaje va a enviarse. ¿Serás tú una de las cinco personas en recibirlo?.

Así comienza este escalofriante juego. Cinco personas elegidas al azar, en donde cada 15 días se convierten en los siguientes protagonistas de un malévolo juego, creado por una anónima web ¿Quién se salvará?.

La primera regla de la web es, que todos los inscritos participan obligatoriamente tras un sorteo aleatorio. ¡Negarse, no es una opción!.

Los elegidos, reciben un correo donde se les indica que han sido seleccionados para el siguiente juego. También se les comunica, el lugar y hora donde han de presentarse. Allí, un coche los recoge y lleva a un lugar no revelado y que jamás debe ser nombrado.

“Time To Die” (Hora de Morir). Es el nombre y la finalidad del juego. Solo existe una única manera de conseguir salir con vida y es, ser el que de entre todos los participantes, tenga menos escrúpulos, conciencia y dignidad. Porque las pruebas por las que tendrán que pasar, les pondrá a examen su propia conciencia. Teniendo que debatirse cada uno de ellos, con la forma de entender conceptos tales como el bien o el mal y todo, con el único fin de salir con vida de aquel lugar.

Solo uno puede salir con vida. Los demás, deberán morir a manos de sus compañeros. Con cada prueba, un elegido para convertirse en víctima y otro para ser verdugo. Rehusar aceptar ser verdugo, conlleva como resultado su aniquilación inmediata.

¿Estás preparado para mirar tu correo?. El juego comienza, ¡YA!

Silvia esperaba ansiosa que dieran las diez de la noche. Su corazón latía tan fuerte, que era posible escuchar sus latidos. Nerviosa y sudoroso no dejaba de mover la pierna de forma incontrolada.

De nuevo, una vez más se encontraba sentada en su escritorio frente a su portátil. Preguntándose por qué se había apuntado a esa maldita web y cómo era posible que aún no la hubieran cerrado. ¿Quizás es que era mentira todo aquello? pero, ¡las imágenes que subían después de cada juego parecían tan reales!. Era cierto que solamente estaban disponibles durante unos minutos y no era posible analizarlas con detenimiento pero aun así…

Diez de la noche. Silvia aguanta la respiración. Pasa casi medio minuto y nada ocurre pero justo cuando su mente parece empezar a relajarse, un nuevo mensaje acaba de llegar a su correo. “Time To Die” su pesadilla, acaba de comenzar.

CAPÍTULO 2

ELEGIDA

Un terror se apoderó de todo su cuerpo. No lo podía creer, había sido una de las elegidas. Se mantuvo inmóvil, con la mirada fija en la pantalla de su portátil, sin atreverse a abrir el correo. Tan solo leía una y otra vez el asunto del correo, “Time To Die”.

Se preguntaba que pasaría si no lo habría. Y cinco minutos después de recibir el correo, al que permanecía mirando fijamente, su teléfono móvil comenzó a sonar.

Dio un sobresalto y lo cogió nerviosa. “Número Desconocido”. Su corazón latía tan fuerte que sentía iba a desmayarse. El teléfono seguía sonando sin parar hasta que le dio a la tecla de colgar. Pero después de unos segundos, de nuevo comenzó a sonar nuevamente con número privado y Silvia volvió a colgar. Casi de inmediato este comenzó de nuevo a sonar. Estaba completamente desesperada ya que sin lugar a duda, quien llamaba debían ser los mismos que le habían mandado el mensaje.

Así pues, Silvia apagó el teléfono para no seguir recibiendo llamadas. Así permaneció durante un buen rato, ni llamadas ni ningún otro mensaje. Cosa que le tranquilizó bastante.

Sus pensamientos se agolpaban en su cabeza. Si esto iba en serio, cosa que no había dudado nunca, a ella no la dejarían que simplemente pasara de ello. En algún momento vendrían a por ella. Quizás era hora de acudir a la policía.

Paralizada entre el miedo y la consternación, pasó horas frente a su portátil. Tenía miedo de salir a la calle a esas horas de la noche. Miedo de encender su teléfono y volver a recibir llamadas de aquel número oculto o peor aún, de haber recibido algún mensaje amenazador. Pero al no tener teléfono fijo, no tenía forma de ponerse en contacto con la policía. ¿O quizás si había una?.

¡Internet! Seguro a través de la web de la Policía, podría ponerse en contacto. Ya fuera por email o quizás incluso un chat.

Rápidamente accedió al buscador de Internet y al comenzar a escribir, apareció en medio de la pantalla un mensaje “Time To Die”. De nuevo la invadieron el terror y la angustia. Otro mensaje que decía “Time To Die”, apareció encima del anterior. Y de repente otro y uno más y otro y otro y otro… Cada vez a más velocidad por lo que Silvia, saltó de la silla y desenchufó el cable de la corriente pero, este al tener la batería continuó encendido y de un fuerte golpe, cerró el portátil.

Silvia se levantó y se sentó en una esquina de la habitación. Sus lágrimas caían por sus mejillas, sintiendo un doloroso pánico al pensar que le iría a pasar. Lo que comenzó como un juego atrevido y lleno de adrenalina, se había convertido en la peor decisión tomada hasta ahora. Estaba jugando, con la muerte.

Iván A.
4
sin comentarios 22 lecturas relato karma: 60

Una Chica Me Dijo

Una vez una chica me dijo:
si eres capaz de contar
las estrellas que se ven,
haré el amor contigo
hasta el amanecer.

Así que mirando el cielo
me puse a contar.
Una, dos, tres…
Cuatro horas después,
ella me dijo:

Olvídalo, si adivina
que me hace sentir calor
y deseos incontrolados,
seré tuya hasta que salga el sol.

A los tres cuarto de hora
y sin ninguna convicción
ya de adivinarlo me dijo:

A tomar por culo.
Si tan sólo me lo pides,
me acuesto contigo.
Y entonces lo vi claro.

Ella lo que realmente
me estaba pidiendo
era que la abrazara
y escucháramos el silencio.

Pero me dí cuenta tarde
y se marchó murmurando
palabras mal sonantes.
¡¡¡Ayyy!!! Si me cogiera ahora.

Iván A.
5
sin comentarios 37 lecturas prosapoetica karma: 51

Oscuras Noches Sombrías

Puede que las noches sombrías,
esas en las que la belleza transforma
en una oscura negrura.

Hagan confundir todos mis sentidos,
llevándome a un profundo precipicio
abarrotado de locura.

Terminando nuevamente con mis manos,
cubiertas del color de la Santa muerte
y sin recordad, ésta vez a quién le tocó.

Ya no recuerdo a cuantas sus almas arranqué,
ni hasta cuándo se las seguiré arrebatando.
Porque yo de mí, no soy mi dueño.

Tampoco quien en mi decide, qué o no hacer.
Soy una víctima más, sufriendo la ira furibundas de un ser maligno, que me consume desde dentro.

Acabad conmigo porque no me veo capaz,
de ponerle fin a esta psicosis insana de muertes.
Que día a día va creciendo en destrucción.

Llega la noche y de nuevo empiezan mis hábitos.
Acabad conmigo de nuevo os suplico.
O mañana me temo, habrá de nuevo otra muerte.

Iván A.
9
sin comentarios 69 lecturas versolibre karma: 89

Ilusiones De Promesas

Si rozara tu piel con mi ternura,
sabría lo que por tí yo siento.
Ya que mis palabras no convencen,
te lo diré con la ternura que muestra,
mi corazón apasionado.

Porque de nuevo queda mi alma vacía
a la espera de tus nuevas promesas.
Esas con las que una y mil veces
aún te atreves a prometer,
que tú aún me sigues deseando.

Confundiendo la verdadera realidad,
con mi propio sueño de engaño.
Porque sabes que anhelo en deseos
de seguir saboreando,
el sabor de los besos en tus labios.

Y soñar imaginando cada noche,
las lujuriosas fantasías que provocas,
cuando con tus brazos me rodeas,
haciéndome morir al gozar de tus placeres.

Iván A.
4
sin comentarios 25 lecturas prosapoetica karma: 45

EXPEDIENTE “indicio de criminalidad” 003

En este expediente trataremos el posible suicidio de un militar retirado. Los hechos ocurrieron en una zona de Sevilla Capital. Más concretamente junto a la explanada en la que tiene lugar la feria de Sevilla. Una zona donde residen muchas familias de militares.

LA LLAMADA
Sería ya entrada la tarde, cuando desde el juzgado nos avisaron para ir al levantamiento de un cadáver. Al llegar al lugar, entramos en uno de los bloques de piso de la calle y ya desde el portal y en cada uno de los rellanos del piso al que había que subir, estaba custodiado por la Policía Nacional.

Se encontraba todo muy en silencio, una atmósfera siniestra se palpaba en el ambiente. Al llegar a la puerta del piso, un policía se nos acerco indicándonos que el juez y el forense aún no habían llegado. Nos hizo un ademán con la cabeza indicándonos donde se encontraba el cuerpo. Al mirar hacia allí, podía verse un pasillo con una puerta cerrada al final.

Frente a la puerta de entrada se encontraba otra ésta, una doble puerta acristalada y que también se encontraba también cerrada. De repente se abrió, y un hombre salio de allí dirigiéndose hacia la calle. Al abrirse se pudo ver que dentro se encontraba un grupo de familiares, y al parecer por lo que se pudo distinguir, debía tratarse del comedor de la casa.

Mi compañero me indicó que fuéramos a ver el cuerpo para ojear que tipo de material necesitaríamos a la hora de sacarlo de allí. Nos acercamos junto a uno de los policías y antes de abrir la puerta, éste nos advirtió de que la escena que íbamos a ver no era para nada agradable. Mi compañero y yo nos miramos como queriéndonos decir ¿Qué nos quedaba aun por ver?.

Y desde luego el policía tenia toda la razón, aquello parecía una escena sacada de una película “Gore”. Se trataba de un cuarto de aseo pequeño. de apenas 2X1,5 metros cuadrados y todo, absolutamente todo, estaba bañado de sangre. De las paredes y muebles aún podía verse gotear sangre.

El cuerpo se encontraba sentado en el la taza de water vestido con un pijama. Aún se apreciaba perfectamente como tenía las muñecas de ambos brazos seccionados con un profundo corte. Pero no solo las heridas estaban en las muñecas, su cuello estaba casi decapitado, tenía un profundo corte que le abarcaba media garganta.

Tras cerrar nuevamente la puerta y dirigirnos hacia la entrada todos, mi compañero y policías allí presente, nos miramos seguramente teniendo en mente el mismo pensamiento ¡Qué escena más escalofriante!.

Como teníamos que esperar la llegada de las autoridades (Juez y forense) decidí entrar para explicarles a los familiares el procedimiento a seguir una vez trasladáramos el cuerpo. Entré en el salón y me encontré a unas 7 u 8 personas dentro de él. Ni siquiera me miraron, creo que no fueron consciente de mí. Se encontraban en tal estado de shock, que nada de lo que ocurría a su alrededor parecía importarles. Y al encontrarme yo también con un desasosiego por lo que había presenciado, decidí esperar a más tarde para hablar con algún familiar.

LAS AUTORIDADES
Por fin llegaron las autoridades, y tras hablar con los policías se nos acercó el juez y nos dijo si teníamos todo dispuesto. Al confirmárselo, nos dirigimos nuevamente al cuarto de aseo, abrimos la puerta y ambos quedaron perplejos por la escena. ¿Como vamos a entrar ahí? Dijo el juez y es que como indiqué antes, se trataba de un cuarto de aseo muy pequeño.

El forense se aventuró a entrar en la escena y comenzó a realizar las pertinentes tareas para verificar en primera instancia lo que creía haber podido pasar y causado la muerte. Para la inspección ocular nos pidió que entráramos para poder ayudarle a manejar el cuerpo. El problema no era su manejo, ya que siendo aun muy reciente no había indicios de ningún “rigor mortis”. Pero estaba todo tan lleno de sangre, que la manipulación era costosa.

Tras un rato de inspección, donde pudo comprobar que a primera vista, sólo se apreciaban cortes profundos en las muñecas y garganta. Concluyó con la posibilidad de que lo que posiblemente hubiera ocurrido, fuese que tras cortarse en las muñecas y ver que tardaba en acabar con su vida, pudo quizás intentar acelerar la cortándose el cuello.

Así que tras acabar con la tarea del forense y de la policía judicial. procedimos a manipular el cuerpo y bajarlo hasta el vehículo donde sería trasladado al anatómico Forense, para la correspondiente autopsia.

Tras acabar con toda esa tarea, tocaba volver a entrar en el salón para hablar con algunos de los familiares y explicarle el proceso a seguir. Quizás esto es por extraño que parezca, lo que más parece costar. El tener que tratar con los familiares directos del fallecido en esos momentos tan recientes, encontrándose éstos en tal estado de shock, es algo que cuesta bastante.

Al entrar intenté visualizar y localizar al que quizás pareciera estar más entero. Y decidí hacerlo con un señor de mediana edad, que resulto ser su cuñado. Tras comentarle que el cuerpo sería trasladado al anatómico forense, le expliqué que deberían ponerse en contacto con su funeraria, para comenzar con el tramite de papeles. Y al día siguiente tras terminar la autopsia y recibir la autorización del juez, pudieran disponer del cuerpo para su entierro.

CONCLUSIONES
En esta ocasión, las cuestiones que debieron tomar a consideración las autoridades fueron: ¿Realmente se trataba de un suicidio? ¿No había ninguna otra u otras personas implicadas en la muerte de esta persona? y ¿Qué fue lo que le llevó a realizar tal hecho?.

Las hipótesis con las que deben trabajar los cuerpos de seguridad, los testimonios de los testigos y las pruebas halladas en la escena y los datos obtenidos por la autopsia, son las que al final llevan a poder resolver hechos tan misteriosos como este.

Aquí termina un relato más de “EXPEDIENTE indicios de criminalidad” hechos verídicos ocurridos tiempo atrás, y en los que tuve oportunidad de participar. Siendo testigo de los hechos y los procedimientos que siguen los profesionales para su esclarecimiento.

Expedientes de “indicios de criminalidad” por Iván A. Saavedra
2
sin comentarios 14 lecturas relato karma: 19

EXPEDIENTE “indicio de criminalidad” 002

Hoy tratamos el supuesto caso de un asesinato y la manera que utilizaron para intentar deshacerse del cuerpo. Para ello nos trasladaremos a la localidad de Lora del Río en la provincia de Sevilla. Hora aproximada del suceso 2:30 de la madrugada.

El suceso ocurrió en una zona de cultivo de maíz situado en la Ctra. Peñaflor. En el tramo que va desde Lora del Río a Alcolea del Río. Unos testigos llamaron a la GuardiaCivil para informar de que un vehículo que se encontraba entre el maizal estaba ardiendo. Los agentes se acercaron junto a una dotación de bomberos para verificar el suceso.

Tras apagarlo, comprobaron que en el interior del vehículo, en la parte de atrás de este, se encontraban restos de un esqueleto. Por lo que se dio aviso al juzgado de guardia para proceder con el protocolo de actuación.

Hasta allí se desplazaron el juez y su secretario judicial, el forense y los técnicos de la funeraria-judicial encargados del levantamiento y traslado al anatómico forense para su posterior autopsia.

Para acceder al punto exacto había que entrar por un camino de tierra y adentrarse como a 1 km de distancia. El coche, se encontraba en medio del maizal que ya en esa época estaban ya de bastante tamaño dificultando el poder ver el vehículo desde el camino. Pero tuvo que ser tal el incendio que provocó y calcinó el vehículo, que había causado un extenso radio de cultivo calcinado de alrededor del vehículo de bastantes metros.

La llegada al lugar fue lo bastante rápida por parte de las autoridades encargadas del levantamiento, que aún en esos momentos se encontraba humeante. Tras inspeccionarlo por dentro se descubrió los restos de un cuerpo. Tan solo quedaba intacto la columna vertebral, algunas costillas, las escapulas, clavículas y el cráneo.

Lo espectacular del estado del cuerpo no era ya que prácticamente se había desintegrado, lo más llamativo era que el cráneo estaba seccionado por la mitad de forma transversal por encima de lo que seria la frente. Podía apreciarse el interior de éste y aun continuaba por algunas partes quemándose el interior, por lo que se tuvo que proceder a apagarlo.

El forense, por un momento quedó totalmente sorprendido por como debió ser la temperatura para que el cuerpo estuviera en esas condiciones. Con la ayuda de los técnicos funerarios se comenzó a intentar rescatar todas las partes de lo que quedaba del cuerpo. Procediendo a recoger de la manera más delicada, las partes enteras del esqueleto para que estas quedara intacta y posteriormente, a cernir los restos que quedaban en el interior de vehículo para poder separar las partes que pertenecían al cuerpo de las partes del vehículo.

Tarea ardua por las condiciones en las que se encontraba todo aquello, entre la oscuridad (alumbrados con focos), los restos de cenizas mezclados con el agua utilizada para apagar el incendio, la tierra y otras circunstancias del lugar.

Una vez recogido todo posible resto del cuerpo, se traslado al anatómico forense para practicarle la correspondiente autopsia. Para ello el forense tuvo que recomponer los restos recogidos e identificar cada parte.

La policía judicial inspeccionó la zona y tomó nota tanto en el lugar del suceso como en el estudio que practico el forense, para poder tener una hipótesis de lo ocurrido. Y fue por la sospecha de un vecino del lugar como se pudo encauzar la búsqueda y resolución del caso.

Ya que al parecer, este vecino tenia sospecha de que la persona que había sido encontrada quemada en el vehículo podría tratarse de su propio hijo. Tenia la sospecha de que hubiese podido ser como consecuencia de un ajuste de cuentas y creía suponer quien podía haber sido los autores del hecho.

El caso continuó investigándose hasta poder llegar a solucionarse. Teniendo como premisa las siguientes cuestiones. ¿Cuál era la identidad del cadáver encontrado? ¿Se trataría del vástago del testigo que aseguraba ser su hijo? ¿Cuál fue la causa de la muerte? ¿Estaba ya muerto cuando prendieron fuego al vehículo intentado borrar toda posible huella? y ¿cual fue el móvil del supuesto asesinato?

Como siempre, muchas son las hipótesis con las que trabajan los cuerpos de seguridad para llegar al esclarecimiento de todo hecho delictivo. Utilizando para ello la cada vez más avanzada tecnología que se va desarrollando.

Un relato más de un echo verídico que sucedió tiempo atrás. Espero sean enigmáticos, curiosos y el misterio que rodea a cada uno de ellos. les provoque un estallido de imaginación y conspiración. Para que ustedes mismos saquen sus propias conclusiones.

Expedientes de “indicios de criminalidad” por Iván A. Saavedra.
2
sin comentarios 23 lecturas relato karma: 19

EXPEDIENTE “indicio de criminalidad” 001

En esta ocasión se trataba de un accidente. Una avioneta que tras despegar del aeropuerto de Sevilla y cruzar la N-IV que está a escasos metros, comienza a desplomarse sobre las tierras de cultivo de un barrio a las afueras, pero cercano al aeropuerto llamado “Valdezorras”. Cayendo justo al final de las tierras o dicho de otra forma, justo y afortunadamente antes de comenzar las casas y calles del barrio.

Tras desplomarse comenzó a arder teniendo que acudir los bomberos para extinguir el fuego. Ya una vez sofocado y controlada la situación, comprobaron que había tres cuerpos calcinados. La policía allí presente dio parte al juzgado y este tras conocer los hechos, activaron el protocolo destinado a posibles indicios de criminalidad. Mientras las autoridades pertinentes, los servicios de funeraria-judiciales y todos los cuerpos de la ley necesarios acudían, se fue formando un conglomerado de espectadores, curiosos y prensa alrededor de la zona.

Una vez presente todas las autoridades y llegado el juez y el forense, se procedió como siempre y forma habitual. Pero justo antes de proceder, alguien intervino y pidió poder hablar con el juez, ya que quizás debiera de conocer primero ciertos datos que un individuo, que decía ser responsable de la empresa, además de ser los que habían contratado la avioneta, tenía algo que contar. El Juez, apartado a un lado junto a esa persona mantuvo una conversación con él mientras le mostraba papeles y documentos. Después de un rato y ya pidiéndole que se retirara, el juez se acercó y en tono muy serio dijo: que solo se acerquen a la avioneta dos policías, los dos técnicos funerarios, el forense, el secretario judicial y yo mismo ¡Nadie más!. Extrañado por la seriedad de cómo lo decía, así se procedió.

Llegar hasta la avioneta era como entrar en un pantanal. Los bomberos como era normal, utilizaron gran cantidad de agua y productos y al extenderse por el campo, se formó una gran cantidad de fango. Pero antes, tras estar ya solo las personas que el juez indicó, nos comentó que esa avioneta había sido alquilada por una empresa para acudir a Marruecos para cerrar un negocio de compra de pescado al por mayor y que se dirigía allí con gran cantidad de dinero (aproximadamente unos 150,000 euros) y que había que proceder con la máxima diligencia posible. Más o menos lo que quería decirnos es que tuviésemos cuidado y atentos para descubrir, si era aún posible encontrar restos del dinero que pudiera haberse salvado.

Una vez junto a lo que quedaba de avioneta, mi compañero y yo le expusimos al juez, que la mejor manera para retirar los cadáveres, seria ir quitando cuerpo por cuerpo e ir metiendolos en las bolsas destinadas para ello y apartándolos de la zona, así sucesivamente para ir viendo despejada la avioneta o los restos que había, para así ver que era lo que aún quedaba.

Así se hizo, uno a uno fuimos retirando los tres cuerpos. Para haceros una idea, parecían estar asados y no quemados. De la avioneta solo quedó intacta la cola y al quitar el último cuerpo, increíble como es la vida, aparece un paquete bien hermético donde se veían fajos de billetes. Efectivamente, el dinero se encontraba en la parte trasera, justo la parte de la avioneta que quedo intacta. No podría decir si estaba todo el dinero ya que tras retirar los cuerpos fué la policía quien se quedó a cargo de la recogida y recuento del dinero. Pero por la posición del paquete y el nulo daño que se apreciaba, me decantaría por decir que posiblemente se encontraba completo.

Tras retirar los cuerpos, estos fueron llevados al anatómico forense para realizarles las correspondientes autopsias. Quedando para la policía cientifica la labor de obtener y verificar la declaracióm hecha por el reponsable de la empresa.

¿Qué ocurrió realmente para que la avioneta se desplomara nada más despegar? ¿Llegó a salvarse el total del dinero? y ¿Realmente se trataba de mayoristas de pescados que iban a cerrar un negocio?. Con muchas hipótesis debieron de trabajar lo policía científica y el juez para llegar al esclarecimiento del caso.

Expedientes de “indicios de criminalidad” por Iván A. Saavedra.
1
sin comentarios 30 lecturas relato karma: 13

Pétalos De Lirios

Voy a arroparte con pétalos de lirios.
A lanzarte mil y una mirada velada,
mientras te voy hablando flojito,
aquí cerquita muy a la verita tuya.

Para que veas y escuches
que ya ni tan siquiera me duele,
eso que dicen la gente queda
después de un largo tiempo
y al que todos llaman recuerdo.

Porque ya no pierdo mas tiempo en odiar,
a quien ni tan siquiera eso merece.
Ahora toca de nuevo empezar a soñar,
y disfrutar con quién bien lo merece.

Voy a reír con esa buena gente,
esas que también las mecen.
A disfrutar cada instante sin permitir,
que consigas las estropee,
con el dolor de tus malos recuerdos.

Siempre hubo una nueva vida,
que no cobraba aranceles,
por el simple echo de querer soñar,
con esa persona a la que siempre amaste.

Porque ya no pierdo mas tiempo en odiar,
a quien ni tan siquiera eso merece.
Ahora toca de nuevo empezar a soñar,
y disfrutar con quién bien lo merece.

Iván A.
4
sin comentarios 31 lecturas prosapoetica karma: 60

Diálogo Con La Muerte

No vivas temeroso,
pensando
que cualquiera
de éstos días,
seas tú el próximo
por quien yo ese día venga.



Ya que por mucho
que lo intente,
nada va a impedir,
que tú y yo ese día,
nos veamos
frente a frente.



Así que no malgaste,
ni tan siquiera
pensando lo intentes,
el querer pasar
veladamente,
por cada momento
de tu presente.



Tan sólo una cosa
ten siempre presente
y es que cuando
ese momento,
por fin a ti te llegue.



El que tú me veas
a mi de frente,
es porque en ésta vida
ya tú te encuentras,
completamente ausente.

Iván A.
3
sin comentarios 15 lecturas prosapoetica karma: 43

Mi Propio Temor

Me preocupa que
amanezca un día
y no ser capaz de
sacarte una sonrisa.
Descubrir el momento,
de que mis besos para ti
ya no tengan sabor.
Que las mañanas sean
oscuras y ya no brille
el arcoíris de la ilusión.
Me preocupa tanto
que a veces me olvido,
que es tan sólo cosa
de mi propio temor.

Sonrisa, besos y amor.

Iván A.
5
5comentarios 40 lecturas prosapoetica karma: 64

No Le Busque Sentido

Estoy ahora mismo que no me hallo. Pues resulta que un amigo, me acaba de mandar una foto por whatsapp, con las uñas de los pies pintadas de rojo y rosa, ¿Os lo podéis creer?. Mi amigo con las uñas de los pies, pintadas de rojo y rosa.

De verdad que no doy crédito, cuando todo el mundo sabe que esos dos colores no combinan para nada.

En fin, bueno el sabrá. Yo desde luego no he podido callarme y se lo he dicho bien clarito. Que va a ir haciendo el ridículo. Pero mira, allá cada cual y es que además no me extrañaría, porque éste es muy sentimental y delicado y basta con que le hagan un par de críticas más y si encima va con burla, para que entre en crisis.

En serio, que lo conozco muy bien y no acepta para nada las críticas. Y mira que se lo digo constantemente. José Ramón por favor, que te lo decimos porque eres nuestro amigo y te queremos.

Bueno no os voy a engañar, somos sus amigos cierto, pero quererlo, quererlo tampoco lo queremos mucho. Veréis, que no es porque sea mala persona. Pero tiene un algo que te echa para atrás.

Vamos a ver, lo diré claro. Mala persona no, simplemente que es un grandísimo hijo de puta, que cada vez que lo tienes delante, de lo único que te entra ganas es de meterle una patada en toda la boca. Ea ya está, ya lo dije. Me cae mal sí, ¿Qué pasa?.

¡Será tío mierda asqueroso!. No puedo, no puedo de verdad que no puedo. Y ya encima, va el come mierda de los cojones y se pinta las uñas de rojo y rosa. Pero, ¿se puede ser más tonto?.

Haber si cruza la calle y tenemos suerte de que te atropelle un autobús. Que eres más tonto y feo, porque mira que eres feo bocachancla.

Pero no oye, en serio. también tiene cosa buenas el hombre. Como por ejemplo… tiene… yo que sé… es una persona que…

Bueno pues ya está. Yo creo que ya sabe de sobra que no combinan y si a él le da igual, pues que queréis que yo le haga. Venga, hasta luego.

Iván A.
3
2comentarios 30 lecturas relato karma: 35

He Pecado Tanto

He pecado tanto
con las cosas que imagino
cuando estoy contigo a tu lado,
que aún así me niego
a querer dejarlo.

Aunque ello conlleve
alguna condena,
al negarme a no querer
dejar de renunciar,
a seguir continuando
el estar contigo fantaseando.

Por ser este
mi deseo más morboso.
Así que me afano,
en desabrochar
lentamente los
botones de tu blusa.

Mientras nuestros labios
se van rozando impacientes,
al sentirnos completamente
seducidos, por ser estos y no otros,
los deseos desenfrenados
a los que a ambos más provoca.

Que no es, sino el querer continuar
con viciosos juegos sensuales.
Produciendo en mí
un continuo y mayor ardor,
al escuchar tus suspiros
de incontrolados gemidos.

Mientras son mis manos,
las que con caricias
van recorriendo,
tus insinuantes
pechos excitados.

Y si esto es pecado,
entonces lo siguiente
debe ser una eterna condena,
al no podernos negar
a dejar que brote,
los más perversos
juegos carnales.

Iván A.
3
2comentarios 28 lecturas prosapoetica karma: 50

Tatuado A Lápiz

Soñé con imposibles
y para creérmelo me lo tatué.
Me negué a escuchar
a todo aquel
que intentó hacérmelo ver.

Sólo quise escuchar aquello
que únicamente mi corazón quería.
Cegado por un amor obsesionado,
tan sólo conseguía ver
lo que yo sólo quería creer.

Pero el tiempo cada vez
más difícil me lo ponía,
teniendo consciente que inventar
aquello que cada día,
más claro yo lo sentía.

Me lo tatué para impedir,
ser imposible no poderlo lograr.
Pero fue un tatuaje hecho a lápiz,
y el borrarlo hoy por fin pude conseguír.

Iván A.
4
sin comentarios 33 lecturas prosapoetica karma: 57

Juegas Con Las Palabras

Juegas con las palabras sin decir,
lo que tu mente traviesa trama.
Divirtiendome al arriesgar que creas,
que sobre eso yo no se nada.

Mientras cruzamos por azar miradas,
con las que pudorosos nos delatan.

Vamos diciéndonos con silencio,
lo que los dos sentimos por dentro.
Esperando la ocasión de insinuar,
lo que ambos no atrevemos confesar.

Iván A.
3
sin comentarios 29 lecturas prosapoetica karma: 56

Siempre Fuiste Tu

Es en la oscuridad
en la que te ocultas,
donde te abraza ese
inmenso dolor de soledad.

Hastiada del desconsuelo
que solo te trae
un lamento piadoso,
por sentir que mueres
de una triste nostalgia.

Hasta que de repente
todo tu mundo se ilumina,
al ver tu sonrisa y tus ojos
de sueños de ilusión.

No me dejes, ni me sueltes
mi mano porque eres tú
mi guía y mi motivación,
de creer que existe de verdad
un ángel que me alimenta
de puro y verdadero amor.

Eres tú, ¡siempre lo supe!
y fue por eso que esperé
toda mi vida, hasta llegar
a encontrarte de nuevo
y ya por siempre nunca más
volverme a separar de ti.

Iván A.
13
sin comentarios 68 lecturas prosapoetica karma: 88

No Me Juzgues

No me juzgues por lo que escribo,

porque yo sólo transmito

sentido sin ningún tipo de dogma.

Sólo son palabras que muestran,

distintas formas de pensar.



Y que yo tras escucharlas,

voy guardando para luego

al escribirlas poderles darle voz.

Siendo esas sí criticables,

por las ideas que puedan expresar.

Iván A.
4
sin comentarios 25 lecturas versolibre karma: 69