Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Volar

Sentado veo a los pájaros en el cielo,
recorriendo largas distancias queriendo
ser libres, como cuándo alcanza la libertad un reo,
recordando risas pasadas y juegos de niños,
cómo polvo viejo soñando con poder convertirse
en estrella,
cómo eternidad brindando por
recuerdos todavía no vividos del más allá.

Alejado de los ruidos que me molestan
intento desconectar,
pero por más que lo intente esa voz en mi interior
vuelve a sonar.

Caminando por el camino de barro
manché mis bambas,
saltando para no ensuciarlas,
riendo con alguien que no conozco,
dijo que iba a salvarme y escaparíamos
juntos,
por eso confío en ella y aún sangrando,
aún estando ciego,
al clavo del amor ardiente me aferro.

Ha pasado otro y otro día,
soñando con el amor verdadero,
como cuándo una princesa besa a su
valiente caballero,
diciéndole que abra su corazón,
que el dolor ya pasó,
que ya no hay motivos para llorar
en noches tristes porque están juntos.

Lluvia turbia empañando cristales,
amor que perdura por siempre.
leer más   
4
sin comentarios 28 lecturas versolibre karma: 44

Camino perdido

Oh, bosque solitario,
descanso en tu regazo,
mis pies cansados reposan en tí,
a pesar del viento frío con dolor
aprendí a resistir.

Doy pasos en tu interior y sin quererlo
me desoriento,
camino sin saber cuál es el camino y eso
me produce miedo,
después al momento encuentro la calma y
todo tu calor siento.

Avanzo como si mis pasos no tuvieran fin,
sin importar que momento era,
alejándome del ruido por un momento
pude ser feliz.

Mi corazón late con fuerza recordando
recuerdos del pasado,
abrazando mi niñez,
pensando con inocencia que por siempre
ese niño podía ser.
leer más   
2
sin comentarios 19 lecturas versolibre karma: 13

Océano embravecido

Me perdí en la inmensidad del océano,
finas gotas de agua impregnadas por toda mi piel,
experimentando sueños lúcidos,
sin importar nada más que el ayer,
aun teniendo miedo por la situación la afronto,
rompiendo esos muros me alejan del llanto,
del rechazo,
del bolero cantado.

La desconexión mental desconectó por completo mi mente,
durmiendo esperaba despertar del letargo,
por suerte pude perderme para encontrar la salida,
laberinto que confundes y alejas a viajeros,
sol que irradias luz en las tinieblas,
niebla densa que confundes,
por como vistes parece que el invierno está triste.

Respiro fuera de casa y huelo a campo,
allí permanecen todos mis sueños pasados,
por la niebla todo el camino está ocupado,
recuerdos aún están presentes en mi corazón,
era feliz, sin pensar en mi alrededor.

Zarzas que pinchan y hacen sangrar,
aunque pueda ser diferente hoy,
el niño de ayer reside en mi interior.

Recordando tiempos pasados,
amigos, canciones, besos, ilusión
y un poco de comprensión,
las emociones vienen y van pero el corazón nunca se pierde,
por más que lo uses dura por siempre.
leer más   
2
sin comentarios 56 lecturas versolibre karma: 14

Observando la nada

Sentado en ese banco veo pasar el tiempo,
mis pies están adoloridos,
cansados de caminar entre tantos pinchos,
entre tanto ruido necesitaba desconectar
mi mente un segundo,
tomar un pequeño descanso,
no caer rendido al abismo.

Arboleda que te mueves,
pocas hojas tienes,
a mi lado siempre permaneces,
tonos verdes y amarillos,
el sol penetrando en mis ojos,
mis oidos idos por sentir la triste melodia sonar,
me hace sentir como el prisionero queriendo
alcanzar la libertad,
sin poder escalar lo más alto de la cima de
aquella montaña,
el calor que siento es el frío más verdadero,
imaginando el amor de un niño inocente,
siempre sincero.

Eres tú, arboleda,
capaz de alumbrar en el más estrecho de los caminos,
en la oscuridad me alumbras cuando mis pensamientos
son confusos,
pasos que hacen ruido en mi soledad,
observando a mi alrededor puedo conectar con mi interior,
pude decir tantas cosas en el pasado que ya ni recuerdo,
arrepentido por callarme,
por ser otro cobarde.

Oh, corredor que corres,
huyes pensando en tu futuro,
corriendo concentrado y decidido,
intentando ahuyentar a lobos
en el bosque más remoto,
rodeando la niebla que te dificulta ver el obstáculo,
soñando en la persona que más amas,
en ese mismo instante puede ser él mismo sin
importar nada,
el tiempo fluye más lento en ese instante,
porque sin pensar, el corredor solo vive.

Cansado de no entender demasiadas cosas,
por más hablar dentro de mi tengo una espina clavada,
me atraviesa la garganta, me sangra,
mi canto hace tiempo que se apagó,
pero mi corazón sigue latiendo,
sigue latiendo por que suena más fuerte que mil te quieros.

Nubes grises acercan el fin,
por dentro muero, por fuera mi sonrisa miente,
sin poder reaccionar ante la tormenta tengo que alejarme
de ese lugar para no mojarme.

La inspiración volverá en otro lugar,
no hay motivo por el cuál llorar.
leer más   
5
2comentarios 30 lecturas versolibre karma: 75

Niebla invisible

En medio del puerto,
agua cristalina,
navega un velero,
el reflejo del sol ciega la vista.

Diviso el final del destino,
cielo nublado atormentando,
tormentas que vienen y se van del camino,
hacen más daño cuándo estoy solo,
soñando con el pasado,
pensando en mis seres queridos.

Por más que recuerdo no logro volver junto a ellos,
sigo pensando y pensando,
triste al recordar cuándo mis ojos eran libres,
ahora son esclavos del miedo,
cuánto daría por ayudarles y calmar su dolor,
cada día lo pienso,
pero vuelve a recorrer mi cuerpo el miedo y huyo corriendo.

En medio del destino me paralizo,
no hay abrazos ni caricias,
sonrisas ni besos,
no logro encontrar la paz entre tanto llanto,
tanto llanto me ahoga,
solo desespero mientras el tiempo avanza.
leer más   
13
2comentarios 76 lecturas versolibre karma: 122

Sueño contigo

Apareciste en mis sueños más profundos,
en mi mente permaneces día y noche,
me enredaba en tu pelo como si no hubiera un mañana,
en el mañana contigo me enredaba,
sin importar el ayer te besaba.

Olvidé todos mis errores porque todos los cometemos,
luchando por ser perfecto choqué contra
el muro de la realidad,
las imperfecciones son la norma normal,
no se puede batallar por siempre contra un
enemigo imposible de ganar.

Me fusioné con tus manos porque ya no tenía miedo,
aprendí a recorrer el laberinto en la oscuridad más absoluta,
a perderme hasta el más oscuro de los infinitos
mientras recorría el camino desconocido,
con tu cariño me fundía.

Escribí tantos cuentos de hadas que ya ni recuerdo mi llanto,
me impregné con tu calor entre las llamas de nuestra pasión,
las quemaduras ya no me hacían daño,
sigo soñando cada noche y no apareces,
pero no puedo odiarte,
solo espero sentado.
leer más   
6
sin comentarios 30 lecturas versolibre karma: 78

El revolucionario

El revolucionario sueña con hacer la revolución,
decirle que deje de pensar en eso sería matar una
parte de su interior,
su corazón late con mucha pasión,
porque solo quiere dar a los suyos una vida mejor.

Quiere cambiar este sistema sin importar nada más,
por eso daría su vida,
por la niña que a duras penas se puede alimentar.

Piensa en la lucha de clases y en el pasado,
siente mucha rabia dentro de él,
llora desconsolado.

Sabe que no puede dar marcha atrás,
coge un arma porque la realidad no puede esquivar,
aun llorando por el peligro que supone planta cara,
a los que de este mundo quieren aniquilar a muchos,
con bombas cayendo sobre países,
saqueando sus propios recursos.

Finalmente dispara y mata a uno,
triste por haber matado una vida humana,
feliz, por repartir el pan entre los suyos.

Eso es lo que le llena,
quiere ayudar hasta su última respiración,
hasta cambiar esta desigual situación.

Hombres y mujeres en el pasado lucharon juntos,
ayudaron a que este presente no fuera tan negro,
dieron sus vidas al destino,
sin importar nada más que traer un poco de luz
en este camino desolado.

Por los que a día de hoy no somos nada,
por lo que dentro de poco tiempo seremos,
sin valentía la clase obrera no es nada,
como el glorioso ejército rojo cantaremos.

El revolucionario sabe que para llegar a la meta mucha sangre
por el camino será derramada,
por esa razón un fusil en el hombro de cada obrero es la máxima
expresión de democracia, lo dijo LENIN.

¿Cuántos cómo él para acabar con los malos harán falta?
leer más   
5
sin comentarios 34 lecturas versolibre karma: 72