Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Vieja aguanieve... (Dadaísta)

VIEJA AGUANIEVE
(( Dadaísta ))

Corre con los párpados del viento
acorralando al ojo sediento
en los árboles sudorosos y asustados
desnudando la noche que se filtra
en los sueños ahogados con lluvia
masticando los collares del humo
en la primer esquina indiscreta
un pirata afeita sus estrellas
con el aceite impostor de artimañas.

Todo el ruido dibuja esa sombra
del hielo nervioso anudando el insomnio
de la seda en los dedos crudos
fumando la seguridad sin zapatos
desenterrando la nostalgia yerta
intérprete inexperto del placer volátil
como el camino come unas sandalias a lo lejos
y desgrana el trigo un pan que huye gracioso
sonriendo pensativo en los bolsillos del cadáver.

Un puente pinta escaleras
y el miedo mira amarillo la espuma
no sin antes fabricar esperanzas
al hueso condecorado con pañuelos desenfrenados
aterciopelando cada latido picudo
en la entrada triangular ilusionada con la humedad
del polvo seductor de las guadañas ideales
donde el nido alimenta cada luz distraído
entre la mata y la meta se mete animoso el botón
y acompaña los pliegues erectos del suspiro
al despernancar el tornillo ensanchando el jarrón
bajo la mesa sin hambre y la falda de un volcán
con la adustez desabrida opulenta en el sillón.

Y luego se queja con el único fin de ser ignorada
la espina estrangulada por sus pálidos reflejos
en la falda que sostiene la cerradura
sin esperar carne nueva
en el mero juego de la cercanía perdida
del escarabajo en traje antiguo
como el mar se agita entre las olas
voluptuosas del impulso congelado en la arena
y coloca la espalda en las nubes
cargando lácteos recuerdos a los relojes
en la unidad del precipicio
tan tibio en el pasado con su azul pudibundez.

Autor : Joel Fortunato Reyes Pérez
Del texto y la imagen.

Lea más: www.latino-poemas.net/modules/publisher/article.php?storyid=23617 © Latino-Poemas
leer más   
17
10comentarios 81 lecturas versolibre karma: 95

Arborescencia asolada... (Anticuento Neosurrealista)

Arborescencia asolada
((Anticuento Neosurrealista))

Fue aquel día, uno mucho de tantos, casi piedra, rama,
tronco o fruto, flor a cada paso, fue aquel día... Quedando
en un aullido de duda, cómplice del miedo al morir de
hambre dónde el vientre camina...
No sé si me comprenda... Déjeme explicarle, aquí dónde
la silla se sienta y espera darle vuelta a las piernas...

Todo sucede a cierta distancia de la selva, por los edificios
qué gritan, en la cama qué espía las pesadillas asustadas
con evidente interés, si no... ¿Qué sería del bosque empeñado
en extinguirse ?... Y de la sombra sin su brillo transparente.
Pasó una tarde, enorme, al colgarse de unas nubes que
desplegaron sus alas hundiendo el sol en mi nuca...

Pues usted sabrá que la noche se recuesta sin dificultades
en la sombra que pierde la vista por las trampas grises dónde
a veces la luna se baña... Yo no me acuerdo muy bien, y a veces
pienso que es por lo del sol en la nuca, diciendo y rediciendo que
las mentiras ya no engañan, ni los hielos enfrían, y cada vez el
fuego quema menos al rescate de la ambición bordada entre
piruetas que palpitan en las entrañas de este siglo... Aunque
viéndolo bien, para demostrarlo solo tengo que apartar el
ramaje por la mañana, y me aseguro de seguir siendo árbol...
Como le decía, no sé si me comprenda... Déjeme explicarle...
Serían las siete de la mañana cuándo me vi tirado de bruces
sobre el césped qué aparentemente no había notado el cambio,
al concluir la noche inexplicablemente entreabierta, sin sentir
vergüenza por la mutación del paisaje, y las torturas empotradas
sumidas en el polvo, concentraban todas sus energías en hacer
la confusión más cotidiana, la muerte más dichosa, y viajero al
tiempo con el aroma sonoro de la infancia en su regazo... ¡Sí!.

Gloriosamente implacables apagaban las masacres con el agua
qué crece en demasía fecundantemente aniquiladora, y perforando
los desiertos más frecuentes en las víctimas del inmediatamente
eterno frío, bravo y frágil guijarro con el privilegio de ser olvidado al
instante sin demasiados trámites, y muy económico en fragancia.
Además, la nieve negra había brotado caudalosa junto a los juncos,
que arrasando la desesperación del silencio estaban hechas un
desahogo inútil, dado el rumor de las hojas que abaten al sufrimiento
débil en la huerta cautiva sobre los riscos de ilusiones con el lecho
de la misma esencia del agravio más fértil, y de apariencia virginal...
Mire usted... Para comprenderlo mejor he pensado vegetalmente...

___El tiempo sabe lo qué hace, y por eso los relojes nacen ciegos
en sus manecillas, y tocan sin publicidad la lluvia moribunda que
crece fuerte con la prisa escondida, mojando la impaciencia en cada
esquina, para no escuchar las miradas del espejo que penetran las
palabras dónde el alba no se atreve, ni hay cristales con sed, y la
virtud se labra redonda y metálica en el suicidio de los cuernos...

Pensándolo bien... Es extraño, cuando llegué a la huerta, el nogal
nadaba en nueces recargado en el ciprés que nunca hablaba con
el encino, y que aún permanece estacionado junto a la higuera,
como una flor desgarrada al salir de puntitas por la ventana desde
la que nos miran las mesas y las sillas, clavadas en la alfombra
de plumas, culpables de lavar el suelo con los platos boquiabiertos
entre los párpados inertes por el instante sin disfraz.

___Bueno...
Usted como buen fruticultor sabe de aquella manzana qué provocó
el desorden achicando la vida que nos dió nuestro primer ancestro...
___¡ Sí, claro, ! Y también, como el durazno tiene la costumbre de
dejarse tragar, y acariciarse por la papaya y el guayabo que tiemblan
de pie al injertarse un parapeto...

Ya no soy el embalsamador suave de los barcos, las arcas ni los
fantasmas atrapados en la oruga con sabor arbolado solo...
¡No señor!... No, no... La verdad circula hoy por las alcantarillas, y vive
multiplicándose en el corazón de los panteones como el venero
inenarrable...!... Incluso he pensado flotar a veces en el río, en ser
balsa o escritorio, aunque ser marco no está mal para el ropero
que sabe del vestido por el librero de aquellos postes en la calle,
y de los durmientes bajo el tren...... Escuche usted bien...

___Mi error ha sido querer estar en un té caliente con la cautela de
la canela viendo al cedro en la puerta, y al roble como el sauz llorón
en la ventana por los álamos perdidos en el fragor del imposible...

Pero... ¡ Sí, pero !... Hoy me incendian las angustias del plástico,
y el plomo pagando a crédito, todo el descrédito del honor fingido,
sobre todo, por hacer del diluvio un polvo que chorrea tranquilidad...

___Sólo nadie lo sabe, y él nunca traiciona a cualquiera... Por lo que
he decidido pensar en la cruz de hojalata en las plantas macilentas
de un tierno palillo, y dejar de planchar hojas en este escritorio asoleado...

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez
Del texto y la imagen.

Referencia útil es...

es.wikipedia.org/wiki/Cuento
leer más   
14
3comentarios 66 lecturas relato karma: 92

Empobrecimiento Cierto... (Neosimbolismo)

EMPOBRECIMIENTO CIERTO
(((Neosimbolista)))

Al salir por donde la entrada es posible
e imposible perderse ignorado
e intangible parecer ígneo
con tan poco hielo frío
como mucha humedad acuosa...

¡Que acusa que acosa que excusa!

En el fondo más elevado, intermedio,
En la cúspide más honda, incipiente, está,
En el empobrecimiento cierto... ¡ Cierto, cierto !

___ Palpitante pérdida pasmosa ___

___ Vitrificada gloria vana ___

En el empobrecimiento cierto... ¡Cierto, cierto!.

********

Ya que en la historia verdadera está
todo cuanto en el pasado se contiene.

Y no se dice a conveniencia. Ni se inventa.
Y no se oculta contingente. Ni deforma, ni suprime.

Amputando a la memoria..

El equilibrio.
Ala manera del vuelo

De la tinta de la pluma
Ala moda del cielo

Infinito inventado inveterado
¡Finito viento veterano!

___ Al modo del hombre ___

De la espada de la espuma

___ ¡ Al hacer el océano plano y pobre ! ___

Autor del texto e imagen: Joel Fortunato Reyes Përez.

Referencia útil es...

pt.e-stories.org/read-stories.php?sto=12456
leer más   
14
9comentarios 88 lecturas versolibre karma: 85

Atesorado Grandilocuente

ATESORADO GRANDILOCUENTE

En esa palabra donde los recuerdos habitan
los campos intactos de fieles ayeres
al ritmo inflamado de una nave
por la juventud cubierta
de indemnes senderos.

Palabra no dicha al hondo bostezo
palacio de juegos y soberbio apetito
de lirios de ceniza de grutas de sueños
del boscaje fragancia y lenguaje
con la ingenua pureza con viajes de espejos.

Bien que van con el caletre
de cristales franqueados de miel y pastel
y gacelas y frescura y corceles y gracia
en tres miedos vibrantes
en cuatro nubes corriendo... ¡Van que vuelan!.

En cinco canicas inertes... ¡Dónde...!
Las campanas otros tiempos tocan
Los verdores otros límpidos cánticos
Las flores otros aromados cielos
Los amores otros mundos vieron...

En esos tiempos, en esos tiempos estaban
Inundando los vacíos sin marcas
Sin crueles gritos anónimos
Ni efusividad insípida
Ni andanada escrupulosa...

Con la inmensidad sencilla
Atesorado
Con la probidad tolerante
Grandilocuente
Con la avenencia fácil...

¡Cuánto ancladero floreciente!
Ya curioso ya incauto ya imperioso
¡Cuánto acopio esclarecido!
Formal plúmbeo a veces
Reservado divertido a veces...

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez
Del texto y la imagen.
leer más   
15
4comentarios 81 lecturas versolibre karma: 94

Al divino colibrí izquierdo... (Experimental Náhuatl-español)

AL DIVINO COLIBRÍ IZQUIERDO
(Experimental Náhuatl-Español).

Otipitzaloc otimamaliuac in mochan
In Omeyocan in Chicunauhnepaniuhcan.
Fuiste fundido.
Fuiste labrado en tu casa.
¡ Sitio de la dualidad !.
Lugar donde hay 9 compartimentos.

¡Oh!. Colibrí, colibrí, colibrí.
El del trino izquierdo.
---Huitzilopochtli---
¿Tlenon mitzmaca?
¿Itlah mitzcocoa, itlah oticpolo?
¿Qué te da?
¿De qué estás malo?
¿Qué has perdido?

Tiahui nenecuai.
¡Vamos a beber aguamiel!.
Amo tle mopano chihuaz, cabo zan
Atontli toconconizque.
No te pasará nada, al cabo solo...
agüita vamos a beber.
X´huallauh, ca tli.
¡Ven bebe!.
X´camachalo.
Abre la boca.

¿Otimozauh?
¿Ayunaste?.
X´camachalo.
Abre la boca.
X´huallauh, nimitzcamapopaz.
Ven: te limpiaré la boca…
Xi mochia zantepitzin,
Amo zanzan xi mapuraro.
Espérate tantito,
no más no te apures.

Noyolo: ticmati abel nimitzelcaba,
Iban yon iga aman nimitztabilolia.
Corazón mío:
Sabes
Yo no te puedo… Olvidar,
y por eso te escribo ahora.
Xic mati yecti, tajca iban
tayobal nimitzpia noixtenco.
Sabe bien,
de día y de noche te guardo,
ante mí.

Amo xic nechelcaba,
totoga timotasque…
No me olvides,
nos veremos enseguida.
Ye motech on quiza,
in ihuintixochitli.
De tu interior,
salen flores embriagadoras.

In quetzal poyomatli ic
icuilihuic noyol
ni cuicanitl.
Con flores de embriagante belleza.
Se pinta mi corazón:
¡ Soy cantor !.

In xochitl aya tzetzelihui,
ya an huel icuiya,
Ma xon ahuiacan.
Flores… Se esparcen…
Ya las oléis… Gratamente.
¡Gozaos!.

Toutes les droites appartiennent à son auteur Il a été publié sur e-Stories.org par la demande de Joel Fortunato Reyes Pérez.
Publié sur e-Stories.org sur 01.11.2017. Autor: Del texto y la imagen.

Referencias útiles...

es.wikipedia.org/wiki/Náhuatl
es.wikipedia.org/wiki/Huitzilopochtli
leer más   
18
15comentarios 112 lecturas versolibre karma: 83

Sibarita Sibilino

Sibarita sibilino

Me devuelve el aire, como si alguien nos llamara
con una voz querida, añeja, cálida, familiar…
En una mansión callada, bajo la última piel,
del verano en parejas de suavísimos danzantes.

¡Sibaritas salamandras satinadas!

Nieves, estampas nítidas del tiempo suave,
cautivador aliento, atrayente palpitar, lúcido.
En alegre calma, sin represión ni olvido,
sin los dedos artesanos del abismo, en hierro dulce.

¡Sibilinos secretos sentimientos!

Desde el epílogo de pesar entre la miel y hiel.
Desde el prefacio en que muero con laureles.
Como la última protesta del primer polvo.
Como la primera gota de la última lluvia.

¡Satinada salamandra sibarita!

¡Ay , dulce tiempo!.
Silencioso, leve, sabor a eternidad,
al venir un mal, tan presto infernal,
celoso de la espuma, de leña y ceniza.

¡Sentimiento secreto sibilino!

Pues toda plenitud es la promesa,
del escabroso verde antes del rosado,
donde el platear del otoño es grisáceo,
tan flexible como peligroso es el tigre.

¡Satisfacción sanguinaria seducción!

¡Oh, sibilino sibarita!
en la libertad de la selva del cristal,
como espléndida es la muerte, y su visita
del ángel en el rostro de las nubes y los huesos.

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez
Del texto y la imagen.


Lea más: www.latino-poemas.net/modules/publisher/article.php?storyid=26196 © Latino-Poemas
leer más   
12
15comentarios 97 lecturas versolibre karma: 97

Contrariedad Procaz... (Neosimbolismo)

CONTRARIEDAD PROCAZ
(((Neosimbolista)))

¡Vaya pues!.
Vaya, vaya, el juez y el pez,
a la última fila del primer reflejo.
Del espejo, del cangrejo, del canguro,
tan seguro como abeja abajo la uña,
del anillo del cabello del camello.

¡Vaya pues!.
El azúcar diminuto en un segundo.
En un dolor de botellas durmiendo.
En un rincón de párpados desnudos.
En un hueco de setas ebrias.
En un curso de musgo magro.

¡Nadie va!.
No, nadie nieva nunca, nadie lo niega,
ni tropieza con el sueño silencio.
Donde sólo las estatuas han huido,
donde sólo los muertos tiemblan.
No, nunca nunca, nadie nieva sólo.

¡Nadie va!.
Por el vientre de la tarde sin cuchara.
Sin el montón de playas pulpas plenas,
con el rabo del ojo entre las piernas,
y el filo del aire entre las curvas.
No, no, ni las ventanas con torso blanco.

¡Adelante, como siempre!.
Como siente la hoja el amarillo,
y reverencia el hilo al hielo,
en la pasión serena del violín,
y las fervientes burbujas añejas,
en la mirada azul del cangrejo.

¡Adelante, adelante!.
Como siempre el agua se levanta.
Donde el fuego sonríe a la ceniza,
y ella fragua cometas agoreros,
y ellos destiñen al insomnio,
y las cigüeñas y los matorrales.

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez
Del texto y de la imagen.

Referencia útil...

es.e-stories.org/read-stories.php?sto=12456
leer más   
5
3comentarios 39 lecturas versolibre karma: 75

Templanza Añil... (Fauvista)

TEMPLANZA AÑIL
[[[[ Fauvista ]]]]

Por el sueño dorado
que soñaba anoche escarlata
a ese ensueño brillante
que no duerme desdeñoso.

Ya soñaba azulosa la fiebre
a las fieras fulgurantes.
Y los grises alaridos
en los brazos morados.

¿Con qué color sin calor?
¡Como palidez descolorida!
Las ventanas rojas lloran…
¡Aquéllo glauco que perece!
En las puertas que hubiesen purpureado.

Por la verdosa espuma herida
las castañas pestañas del bosque
son atigradas en la soledad
dulces amarillos en las hojas
mieles cerúleas en torrente
quitando el carmesí al infierno
y los pacíficos faroles plateados.

No quiero que te pierdas hoy,
en los vientos magenta,
en un día que pueden vivir,
los gritos de los colores
y lo que no pudo ser flama.

Muy lisos los verdores no lloran,
aunque todas sus hojas callen,
en los ojos de vidrios marrones
y la flores amarilleen enrojecidas,
en el invierno verdiazul del campo.

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez
Del texto y la imagen.

POST DATA:
Información útil

es.wikipedia.org/wiki/Fovismo
y
www.youtube.com/watch?v=HvNnc4s06sk
leer más   
5
4comentarios 39 lecturas versolibre karma: 76

Rozadura Afilada... (Neodadaísta)

ROZADURA AFILADA
(Experimental Neodadaísta)

No sé por cuál extraño misterio de la vida,
ni cruces ni plegarias necesito,
ni un árbol… Sólo un cuervo que se pierde,
el agudo octavino y la trompeta.

Vence a la nube el sol: de su albo seno,
y una fisonomía silenciosa,
va en frágil nave desafiando al viento,
satisfecho, ofendido, receloso,
de flores una veces y en otras de nevada.

De aquél barco conservo, muy vivo, un recuerdo,
redondo, lento, entre la parda roca,
sin tener salida, en mí se encierra,
por el viejo porvenir desconocido,
que el tiempo, acuarela, ha desteñido.

Cuando doliente y triste huyó la tarde,
al monte en vela, promesa de la espiga.
¡Junto al abismo!... La rosa ya inmortal,
por frágil, y mucho más, que por hermosa.


Toutes les droites appartiennent à son auteur Il a été publié sur e-Stories.org par la demande de Joel Fortunato Reyes Pérez.
Publié sur e-Stories.org sur 16.04.2018.... (Autor del texto y la imagen)

Referencia útiles son...

es.wikipedia.org/wiki/Dadaísmo
también
soyliterauta.com/dadaismo-literario/
leer más   
15
18comentarios 96 lecturas versolibre karma: 84

Alambicado Intríngulis

ALAMBICADO INTRÍNGULIS

Sobre un lago de sueños largos,
anidan blandas las ventanas,
los pasmados pasillos, el turbulento entusiasmo,
deglutiendo malabaristas malmandados,
allá donde los párpados resucitan fábulas,
e instantes de plata,
e inquisidores encantos.
*
**
¡Ni lo pienses!. El fuego ocioso muere solo,
y las ausencias permanecen,
y el horizonte desaparece,
como esplendente portento,
como vínculo insondable.
¡Facsímil al culebrear, al lisonjear,
al desagraviar, escabroso pululando!.
**
*
¡Oh, lámpara peregrina!. Hierve al destino gris.
Desnuda la llama tierna y adversa.
Sin encubrir lo intrincado.
Sin dispersar demorando,
al inusitado insolente,
friático, atosigante, viscoso desfiladero,
en la ingente ingenuidad del incauto.
*
**
Como los relámpagos que lentos huyen,
abriendo relojes donde mueren sueños.
En las mañanas de seda, de cera, de lodo,
en la fuente de los pantanos. ¡Ni lo pienses!.
Hielo e hilo es lágrima al desvanecerse.
¡Como ola pensativa!.
Como consuelo en las rodillas. ¡Sin futuro!.

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez
tanto del texto como de la imagen.
leer más   
15
10comentarios 57 lecturas versolibre karma: 93

Hontanar Volátil... (Neodadaísta)

HONTANAR VOLÁTIL
(Experimental Neodadaísta)

En vano cantado de amor. ¡Cuánto verso!.
Por eso, tantas veces fue franqueada la puerta,
dejando en la penumbra media esfera,
de los cielos indescifrable mudez,
estando dentro el recogido anhelo.

Míralo, audaz, en su atención vacila,
allá por donde huye la avenida honda,
al cuello, al rostro, y los redondos muslos,
por un simple siglo, no lo tuvo,
y no se consuela con el nuevo piso.

Es el canto de llama, es el canto del tigre,
del porqué, del cómo y del cuándo,
hace odiarse, hasta el punto que siente amor,
y de vencer la incertidumbre se espanta.
en el barco que flota clavando las pupilas.

Era un hombre que bajaba y una noche ascendía,
como la más espléndida escultura,
en sus hojas congelada, ya febril ya apasionada,
entre el llanto y la risa como un péndulo oscila,
leal, áspero, tierno, liberal… ¡Éter furiosa fuente!.

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez
tanto del texto como de la imagen.

Información útil es...

es.wikipedia.org/wiki/Dadaísmo
también
www.youtube.com/watch?v=vaUYsdgLz8w
leer más   
15
17comentarios 101 lecturas versolibre karma: 101

Impertérrito rebenque

IMPERTÉRRITO REBENQUE

De la locura el cruel vértigo hace orugas,
que desgajan al marfil cada blancura.
¡Y al otoño en vano secan!. Ahogadas.
En las penas perdidas encendidas. Hoy.
En la espantosa grandeza del indiferente.

Ven, y morirás conmigo alegre. En un canto.
Bajo las ruinas de un bostezo. Estéril.
Con el audaz frontispicio en el zapato,
en el cuerpo claro de una cadena rota.
¡Vayan las extrañas cañas al lucero esquivo!.

¡Ya la eternidad necesita un descanso!.
Y los dátiles las praderas marinas,
y la leche flores calientes ligera.
Con la espiga de fortuna ingrata,
en la brasa del azúcar por el suelo.

Las copas al aguardiente calman. ¡Sapos!.
¡Y todas las ventanas miren madrugadas!.
¡Y el dolor nevado cultive volcanes!.
Con las heridas pupilas del durazno,
en las puertas donde mueren primaveras.

Por el barro sin consuelo del pantano,
las piedras con las palomas hablan,
a los topos de la vieja encina.
Y agazapado un deseo las manos mueve.
¡No soy callado!. ¡Soy mudo y nada mudo!.

El azul de las abejas es rojo a una hormiga.
¡Y sin saberlo la tristeza escapa!.
¡Toma, el cielo es de oro y usa botas!.
Porque la ventisca es fresa grande,
del infinito donde los sueños viven.

¡Elévate, levántate!. Mira el pequeño muro.
¡Más grande es el hombre en su bajeza!.
Ya nada puede despreciar de la injusticia.
Es dueño de la impureza y la ama.
¡Sólo se arrepiente y hay perdón automático!.

El recuerdo nítido de la consciencia es neblina,
brillante, el portal del éxito arrogante.
¡Estoy muriendo sin sed!. Bello oasis.
Las paredes felicitan al escarabajo.
¡Y las estrellas expulsan cualquier culpa!
.


****
leer más   
15
15comentarios 83 lecturas versolibre karma: 92

Cubiletear

CUBILETEAR

Cuando escuches el trueno me recordarás…
Y tal vez pienses que cuando escuches el trueno
me recordarás el timbre de la voz de los otoños
y tal vez pienses que amaba la hoja seca ...

El saco sano satisfecho sayo satinado sobre.

La nieve, noble y altiva y a la par grotesca,
amansando la lluvia con su manto, con su canto,
con sus quimeras grandiosas y brillantes.
Y en el rayado cielo se verá fuertemente crédula.

Coyuntura, crápula, crasa, crepitación, cresta, casta.

Y en el corazón, como entonces, estará el fuego ...
Con las claras huellas de las flores seductoras.
Del ímpetu aborigen y los púdicos amores.
Con el ronco acento y los pálidos destellos.

Delatora delicadeza demacrada demorada duda.

De duelos elevados, de llameante desierto,
cuando es el alma pura y no la espera,
la dulce envoltura del goce y la lujuria,
en los rubios escalofríos apasionados.

Ardiente arrebato arduo aro argentado.

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez
Del texto y de la imagen.
leer más   
18
27comentarios 138 lecturas versolibre karma: 98

Al unísono versátil... (Experimental con lipograma monovocálico )

AL UNÍSONO VERSÁTIL
((Experimental con lipograma monovocálico))

Nunca vengo, y ahora el cielo,
extrañarme dice un sueño,
no recuerdo ni mis pies,
y sólo, el viento canta.

Acaparad la calma.
Acabarla alarma.
¡Agasajad la paz!
Al alma ablanda.

Nada sé. Me fui con mi pelo.
Dando al agua mi sed.
¡Ella sola se humedece!.
Mi traje de invierno espera.

Las alacranadas abrasan,
acalambran agarbanzadas.
Abarcarlas abarranca.
Agarrarlas agarrafa.

Soy el mismo, no tengo dudas,
las fabrico con el destino.
¡Que muere y continúa viviendo!
En la mesa, la silla y la cuchara.

Alada alaba al alba.
La abrava la abraza.
La aclama la aclara.
Alargarla ala al alma.

En tanto la lluvia me viste,
en pocos segundos amarillo,
el sol la piel acaricia.
Y estos ojos ven poco.

Adapta al alma.
¡Aclamad la calma!.
Clama acatarla.
¡Al afamar la paz!.

Esperando la ventana mira,
los zapatos descalzos con hambre,
sueñan cada vez caminos,
con el mar en cada labio.

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez
Tanto del texto como de la imagen.

Lea más: www.latino-poemas.net/modules/publisher/article.php?storyid=25840 © Latino-Poemas
leer más   
14
17comentarios 117 lecturas versolibre karma: 110

Velado Sincera... (Experimental)

VELADO SINCERA

El sol
Apagado
Cerca del descuido imagino
Porque
Anoche soñé conmigo dormido al sol
Al olvido cotidiano anoche, siendo
Asoleado
Joven foca de la playa en un guijarro
De los montones multicolores
Sumergido al reluciente hielo
Velado, sin cera, solo flama
¡Por el hilo despacio qué piensa ágil!
Cerca de la selva en cera salvo el fuego
¡Dónde los renos pacen!.

Unos pinceles descalzos
Llorando por mí el agua grande
Al cordel ondeante del viento
Por la humillada del bosque pregunta
La salida paralítica del fuego en llamas
Húmedas nubes de langostas en la hierba.

¡Frío al silencio inoportuno callando!
Lejanas lluvias al gratín de golondrinas
Anoche soñé conmigo
Al sol de los umbrales salidos llegando
La guitarra en dulce decoro
Sincera... Claro el bosque rosado
Al hierro susurrando los rebaños
Al mes mece cómplice cereza luna fresa
Vistiendo de choza un verano
¡Del cordero más rebelde!
Por la tortuga rauda ruge dúctil.

Porque
Anoche me soñé soñándome asoleado
El sol, sin cera, flama apagada
¡Donde las pendientes tiemblan blandas!
Endurecido, flotantes los helechos
Voluminosos atrapan las miradas
Y entre las estrellas flores danzan
Calderas en qué hundirse.

¡Sincera!___Al vapor garabateando
Enmudecido__Me soñé soñando
Hambriento__De selváticos aromas
Cerca tan cerca
Los dolores compañeros del regazo
¿Acaso?____¡En la blancura lujuriosa!
¿Ocaso?____¡En la pureza voluptuosa!
Velado_____Al ruido qué revienta fuera
Por el reflejo indestructible dentro
Porque
Cotidiano el olvido imagino me sueña
Al dormirme
Un paraíso de serpientes lujosas
Velado al descuido cerca multicolor
Con todo...

Aquéllo____¡Al calmo cantar de flautas!
Al sol dormido
Soñé conmigo
En un guijarro
El agua grande
Al sol dormido
¡En la noche qué fulgura!
Sincera su luna en mí lago velado....

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez.
Del texto y la imagen

Lea más: www.latino-poemas.net/modules/publisher/article.php?storyid=10799 © Latino-Poemas
leer más   
14
8comentarios 68 lecturas versolibre karma: 106

Tremolar...(Experimental Latín-español)

TREMOLAR
(Experimental Latín-español)

I.- NON AETATE, VERUM INGENIO, APISCITUR SAPIENTIA
Porque dormida está la noche y no se opaca,
con el buen apetito, salta, en su pecho el saber.
¡Oh!. Con resignación el frío hielo muere,
y en su calor, el incensario, colora el humo.
¡En estrofas, entrad, soñadores del alma!.
Y empuñen la espada con la frente.
¡Oh!. El ingenio, de contorno alado.
Arrancando, deshaciendo, apretando.

II.-NOLI INTER EOS AMBULARE QUORUM ESSE ADHUC POTES SERVUS
En potencia la miseria es vital. ¡No olvidarla!.
La testa bien plantada se hace serena.
¡Cuídate al rodar la rueda arrolla!.
Y engendra la testa desgreñada. ¡Oh, sí!.
Y la sombra asombra al claro día,
en la cándida cadena. ¡El combate perdido!.

III.-NON ACCIPIMUS BREVEM VITAM, SED FACIMUS.
Con la emoción falta de voz en mano,
errabundos en la mirada pensativa.
¡La vida en sus labios se seca!.
No circular ligero, donde la vida pasa.
¡Magnífico y distante el aliento cuida!.

POST DATA:
I.- No es la edad, sino el ingenio lo que da la sabiduría.
II.-No camines entre aquéllos de quienes todavía puedes llegar a ser esclavo.
III.-No recibimos una vida corta, sino que nosotros la acortamos.

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez
Del texto y la imagen.


Lea más: www.latino-poemas.net/modules/publisher/article.php?storyid=23407 © Latino-Poemas
leer más   
18
19comentarios 102 lecturas versolibre karma: 107

Amalgamándose... (Cuento)

Amalgamándose
((Cuento))

Las últimas preguntas fueron demasiado agradables.
El día se levantó para marcharse estupendamente.
Durante algún tiempo en el periódico local no pasó
nada. La tarde tenía la mala costumbre de dormir
con la noche; la nieve seguía fría, el sol en el cielo,
y el gorila con la cara de malas pulgas. El hambre
acompañó a una cuchara hasta la mesa. Luego
limpió un vaso, y lo vio cruzar la sala, pequeña,
polvorienta, sentada en un banco. Entonces sacó del
pantalón una camisa nueva y escribió con ella una
reflexión:

(( Vestirse con esperanza permite bañarse sin agua ))

En el bosque empieza a obscurecer, y las sombras
ya no duermen juntas; murmuran a los faroles y
confunden las luciérnagas con minúsculas estrellas.
__ ¡Hoy el cielo no es el mismo de ayer!.
Lo he visto al releer tanto poema llorando, novelas
de amores frustrados, pasiones vulgares vestidas de
seda y libros nunca escritos.
__ No vengas ahora con melancolías baratas...
He sufrido lo suficiente como para llenar una biblioteca
y dejar en el balcón unas cuantas sonrisas esperando
turno para matar más esperanzas ingenuas.

La llegada de algunas máscaras con aspecto de personas
eliminaron nuevamente la única nubecilla de realidad
a los pies de la cama... Mientras tanto fue necesaria una
cierta dosis de complicidad con el desamparo.

Al entrar en el reino de la tristeza, no olvidó sus viejas
lágrimas ; tuvo un dulce sueño, pero fue incapaz de
narrarlo, ya que el verdadero sentido de lo que había
experimentado quedó circunscrito a ese episodio de
la noche... El no reconocerse frente al espejo lo
inquietaba ; sus amigos llevaban el féretro y su cuerpo
en los hombros, pero él no estaba ahí...

___ ¿Cómo explicarlo a quién ignora su historia?.

El destello de una vela le lanzó una mirada, sin dejar,
como es natural, de percatarse que ya no tenía sombra.
Tampoco pudo decir en voz alta que no estaba de acuerdo
con el sentido común, en un estado tan extraño.
A duras penas pudo contener un grito al darse cuenta
que tampoco tenía boca... No recordaba su nombre.
Se preguntaba si estaría muerto; sentía poco a poco ir
ascendiendo sobre los demás y se dejaba llevar por el
vuelo silencioso en el que nadie parecía reparar.
Entonces hubo una pausa.

__ No sé como explicarlo. ¿Y además, a quién le importa?
¡Apenas hace media hora que no me conozco!.
___ Tal vez un año o un siglo...
No quería confesarse que se engañaba.
¡En el olvido todos somos iguales!___ Se decía.
Tengo que despedirme de mi mismo. ¿Quién puede evitarlo?.

El espejo finalmente tenía la razón, no sobre un hombre en
el sentido estricto de la palabra, sino sobre un ser poco
más que iluminado por su memoria...
El tiempo dejó de ser importante y finalmente pudo
vivir eternamente en el olvido.

It was published on e-Stories.org by demand of Joel Fortunato Reyes Pérez.
Published on e-Stories.org on 07/05/2014.
Autor: Del texto y la imagen.
leer más   
20
26comentarios 141 lecturas relato karma: 105

Asi que vereis... (En Castellano Medieval)

ASI QUE VEREIS
(Experimental en Castellano Medieval).

Ser mucho firme, nin mucho durar
para destroir sin detenimiento
muertes e penas muy descomunales.
Jamas contra mi no alcanca valor
e asi lo verás de fecho pasar
arte nin seso, nin buena costunbre

¡ Ca de sus ojos le privo la lunbre !.

Nunca es oido el pobre sin fabla
pues su buena rason nunca le vale
non es escuchado de cosa que diga
non es conoscido e menos preciado
de bueno a malo, de malo a peor.

Ciegos bien como vestiglo
del mundo non vemos nada
de ceguedat atamaña
guardevos la claridat.

¡ E por el que darlo quiso !.

Obrado fue por natura
pontones e puentes
montes e ribera
de ribera muy estraña
la entrada fue escura
por saber cuanto es en él.
¡ Baxo sobieron e alto cayeron !.

En fuertes presiones de gran asperesa
e seyendo del mundo el mas excelente
es quien no conosce lo que ante si vee,
sueño e viento, cosa corronpida
veslo agora do está escondido.

De oro coronas de piedras labradas
atan buen encuentro que yo vi venir
senblante amorosso e viso suave.
Biva en memorias despues de sus dias
cuanto la vida humanal durare.

Que poco a poco se muestra lo oculto
e commo cuando topa en algun foyo
que todo a la redonda lo cercava.

Cerca la ora que el planeta enclara
nasce a las veces muy oliente rosa
en prado verde que un rosal enflora
de grant abtoridat avia senblante
e angelical e musicado canto.

Viniendo el dia, pasando la aurora
non sé si velava, nin sé si dormia.

Nascia un arroyo de aguas corrientes
caliente la una, e la otra fría.

Asi que veréis. ¡Asi que veréis!.
Ca él es principio, fin e el medio.

***

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez
Del texto y de la imagen
leer más   
15
8comentarios 98 lecturas versolibre karma: 104

Con el soberbio soborno... (Neosurrealista)

CON EL SOBERBIO SOBORNO
(((Neosurrealista)))

Pasando por él la tierra inmóvil, ve como la calle por el sol muere
olvidando marcar, las sombras a su paso, donde el agua se evapora,
y una manzana ríe de pena, al caminar una escoba y renovarse las hojas
con que me abrigo,en periódicos agrios,
y te abrigo con la última nieve del fuego.

Pues es dado que cae, cargado, de cielo en cielo,
el país de encuentros en su pólvora,
y el país bajo cualquier volcán sin sueño,
convertido, a veces,
en el silencio de la piedra, en el grito de un algodón,
pues no hay salida fuera de sí mismo,
ni zapatos en la estufa,
es un hotel costero, de botes con botas abandonado.

Donde todas las puertas se hacen hilos y nos llevan hasta el mar,
atrapado en la punta de un cabello, sin caballo,
en el primer peine del vidrio.
Y se merma así el caudal, en la máquina de vapor envuelto en dulces,
memorias debajo del olvido de un escarabajo,
que viene a reponer al hombre en su trabajo, arenas movedizas,
aceite y navajas, días y noches, por el forro de los nimbos.

Ya cada cantar, es torre de Babel, en la piel de las orugas,
al perderse en línea recta, el especial triángulo del durazno en su almíbar.
Y en la que busco, una carreta, una pluma de pescado, en calcetines.

Sólo encontraré al bosque entero, ya lo sé,
con la sangre del tiempo,
y el pulso hecho teléfonos inquietos,
que devoran las ingenuidades con gusto,
y el latido secreto del cerebro,
en los sótanos con su fuerza.

Los gusanos se hacen árboles de la noche a la mañana,
y los libros perecen de ansia después de las letras,
escondidas en la tormenta.
Debo estar sana de pies a cabeza, dice la mano en el techo,
donde una paloma está en huelga,
por tener dorados rayos en la sangre,
y una violeta en la puerta tras la puerta,
donde la gasolina es más barata, con la que enroca
un humilde rey marmóreo, de vidrio silencioso,
que quiere terminar, sin polvo, ni sales,
entre los talones del juego,
de lo que reposa o se alza.

El hilo de luz sólida, crea una transparencia en la lejanía,
en la mano que hace alrededor del cuerpo nueces,
y estremecido, el soldadito,
ahora oigo duro en el nuevo patio.
Allá donde el descenso de la rueda termina,
y desteje a los sueños el vestido del segundo,
que hace a los minutos en un año.

La luz se hace y forja con estruendo la realidad, seca,
con hambre y frío,
y descubre de pronto que la fiesta,
está haciendo gestos a las almohadas.

Era casi imposible a las palabras de aquel día,
callarlas con las ventanas cerradas,
y el timbre en el vientre de una tortuga, pues
grabaste en unas hojas, a los ojos que te fecundaron,
y se fueron ciegos al río de frente.
Con la única camisa, por la noche, recomendando al camión,
cada hombre bueno, en las esquinas,
del último armadillo sin pintar.

¡Que queda, se ve la rapidez en las pantallas!.
Tanto, que te hace llorar hasta el fondo, en un dedo de ignorancia,
que crucificó al respeto con la primera arcilla,
que le sacó la lengua, y la inteligencia le secó el saco,
por estar la coliflor esperando ser clavel.
Nadie puede un río imaginar, con el trampolín,
entre las uñas sucias,
a dos seres tan frágiles,
con la mente de un ladrillo,
con el fulgor que había, como una hebra invisible,
en la hembra de un deseo capilar,
que quiere sentir varios centímetros de felicidad,
en el metal que deja calvo al yeso, y nada sabe,
del bastón por el mango entre ciruelas,
porque la cereza confunde con el membrillo,
y una pera hace al nogal con su tela.

De no tener más freno que la muerte,
el cuervo volará con las ranas.
Por ser tan raramente humano, como para decir,
claramente que es ahí donde hay mil contracciones,
en menos que canta un gallo,
y donde poner los ojos, adornando las rodillas,
para no perder el rumbo, y las distancias sean menos espesas,
cuando se moja bajo la lluvia, un litro de leche tibia.
Ni cuando, se convierte el carbón en diamante blando,
en una brizna de hierba seca,
quemada por el sol, en las calles,
al encontrarse hechicero,
tanto la sábana como el sudor del aliento.
Así alondrare los días, el busto que viene y se va péndulo.
Pues las leyendas que escuchaste, son verdades que
sollozan por la razón perdida, de las pastillas de plastilina.

*******

Alle Rechte an diesem Beitrag liegen beim Autoren.
Der Beitrag wurde auf e-Stories.org vom Autor eingeschickt Joel Fortunato Reyes Pérez.
Veröffentlicht auf e-Stories.org am 07.12.2018
Autor: Del texto y la imagen
leer más   
19
15comentarios 122 lecturas versolibre karma: 105

Orologio di Sabbia...Arena del reloj... ( Italiano-Español).

OROLOGIO DI SABBIA
Arena del reloj

E il tempo verso il basso. La strada.
Giorno lento. La mano lontana.
Il tempo sul ponte.
L'orologio in basso la tabella vi.
Stava camminando nel deserto.

¡Arena, Sand, areia, sable, sabbia!

Y la hora bajo. El camino.
Lento el día. La mano lejana.
La hora sobre el puente.
El reloj bajo la mesa.
El desierto caminaba.

¡Arena, Sand, areia, sable, sabbia!

Più che il paesaggio. Era il momento.
Era il crepuscolo della notte.
Un enorme acqua. Little sete.
Intrappolando il mare. Una bottiglia.
Lontano il tempo. Stavo camminando.

Más que paisaje. Era tiempo.
Era el crepúsculo de la noche.
Una enorme agua. Poca sed.
Atrapando al mar. Una botella.
A lo lejos la hora. Caminaba.

¡Tiempo, tempo, temps, wetter, weather!

Volando durante la notte. Gialla speranza.
All'alba sopra. La strada.
Una tartaruga tesse le onde con le nuvole.
Un cuscino, sogni. Vino.
La copertina del verbale.

Volando la noche. Amarilla esperanza.
Al amanecer arriba. El camino.
Una tortuga teje olas con nubes.
Una almohada sueña. Vino.
La funda de los minutos.

¡Vino, vino rosso, Rotwein, vin rouge!

E ' venuto dopo aver lasciato.
Vino. Añejo. Il giorno.
Ai piedi dell'albero. Radice di anni.
E il tempo.
Distant... altri sole in senso orario!.

Vino después de irse.
Vino. Añejo. El día.
Al pié del caracol. Raíz de años.
Y la hora.
Lejana. ¡Otro sol del reloj!.

¡Reloj, clock, Uhr, Wanduhr, relógio, pendule!.

Ha abbassato il ponte.
La tabella. L'orologio.
Bajó el puente.
La mesa. El reloj.

¡Arena, sabbia, sable, areia, Sand!

Il deserto.
Era il momento. Sabbia e orologio.
Uno solo. Ora molto di più!.
El desierto.
Era tiempo. Arena y reloj.
Uno solo… ¡Ahora mucho más!.

*************
Publicado originalmente en italiano.

Ha sido publicado en e-Stories.org a solicitud de Joel Fortunato Reyes Pérez.
Publicado en e-Stories.org el 17.04.2012.
Autor: Del texto y la imagen
leer más   
17
18comentarios 126 lecturas versoclasico karma: 108