Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Muñeca de placer

Tu baja mirada besando mi segunda frente, chupando las mejillas como las de un anciano incitando a que genere un lago blanco , haciendo que siempre señale el horizonte como un barco listo para entrar en un mar , que en cada salida dispare las olas de tu marea, pero es un recuerdo muy clavado en mi mente pues como olvidadiza ahora solo se la mamas a un cabron, a quien en tu boca ve un agujero sin intención de amarlo, que le chupas hasta las entrañas porque es lo que hace sin sentido. Es lo que buscaste dejar de ser la exquisites de un placer a ser la muñeca plástica de alguien más !
leer más   
5
4comentarios 34 lecturas versoclasico karma: 62

¿Como amar sin ser amado?

Como amar alguien que no te ama ?
La amas en silencio
La amas en tu poesía
La amas en sus errores, en sus días de tristeza y alegría,
La amas aunque sus ojos lloren por otra razón
La amas aún en tu impaciencia, discutida por su incoherencia,
La amas aceptando el futuro pero no el presente,
La amas aún sin amarla de frente, sin que la gente vea que en tu mente
La amas porque sabes que más allá de la soledad, existe la posibilidad . Que me ames.
leer más   
5
2comentarios 71 lecturas versoclasico karma: 57

Diosas

El cielo me boto, me escupió como lucifer al enfrentarse con Dios,
Pues para mí ella era una Diosa de la cual era su fiel ángel que la adoraba,
En la tierra donde nadie más que tú te agradas,
Caí sin previo aviso, caí sin más decir más directo mi boca al piso,
Como un perro de calle maltratado, como el drogo señalado
No tenía otro camino más que tomar, solo el de regresar
Al lugar donde me fui, dejando atrás a quien junto a mí
Dio sus mejores años de vida, Pregunte: ¿Oh Diosa con qué derecho puedo regresar?
Con que regalo más grande yo te podría agradar,
Pues estoy vacío, mis manos solo rebalsan de aire y mi corazón de sangre,
Sé que te abandone, creyendo en una Diosa de falso Edén.
Al encontrarme con los pasos de mi niñez junto a los de ella,
Mi corazón palpito como bomba a punto de estallar,
Mi alma lloro esperando no encontrar rencor, pero
Me di cuenta que sentada bajo la literatura de nuestros pasados
Me esperaba sonriendo, sabiendo y esperando mi llegada,
En su eterna experiencia ella vio mis ojos y entendía que llegaba con sobra de
apatía hasta sus rodillas, rogando por el amor que no poseía.
Se levanto sin preguntar, me beso sin dudar, me sento
lleno mi plato de comida, lleno mi corazon de alegria y mi mente
de sabiduria.
Pues Realmente el cielo no era lo que creia,
¿Abra algo más hermoso, más inexplicable, que el amor de mi madre?
mi alma lloraba pues muy dentro comprendia que habia fallado a quien
su vida por mi daria, a quien en cada minuto rezo por mis sueños o fantasias,
Perdona madre, te he fallado tantas veces, ten Piedad Oh Diosa del amor
Copia exacta del todo Poderoso nuestro Dios,
Tu sin ningún problema me abrazaste supiste la falta que me hacia
Algún rencor en tu mente no existía, solo deseabas que regresara,
Que tu frente con el amor de madre e hijo besara
Y que a nuestro amado Dios fuese al único que rezara
Ese Día encontré el cielo verdadero y tú, a tu hijo salvaste del infierno.
leer más   
6
sin comentarios 37 lecturas versoclasico karma: 58