Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Grietas

No me gusta volver
por el camino de ida,
tampoco que se repita
en el cielo
el mismo color,
detesto que una persona
apremie a otra, no me gustan
los gritos
ni en las fiestas,
no deseo nada
que no se pueda lograr
jugando limpio, las trampas
ni para vengarse,
sé que me queda mucho
por aprender, entender de mí mismo,
aceptar mis orígenes
y mi destino,
en la palma de las manos de mi padre
vi grietas como ríos, en sus ojos
cansados
vi morir mi ignorancia,
no había tiempo por aquel entonces
para amores baldíos,
las grietas eran ríos y aquellos silencios
los entendería hoy de otra forma,
quizás como un abrazo
mientras se duerme
o un beso sin adiós.
leer más   
5
5comentarios 46 lecturas versolibre karma: 82

Lienzo manchado

Frente a la muralla
el hombre se descalza y da la espalda
al mundo,
la religión no convirtió
a los olivos ni la fruta amarga
dejó de crecer,
hay caminos de piedra y sol, horizontes
amarillos que obligan
a buscar la sombra,
la calle son las venas
de una vida que bombeamos
entre todos,
queda la estela de lo que soñamos,
una rayo de luz interior
que hasta a los ojos escapa, un eco
de ausencias, tristes momentos
que van desapareciendo desalojados
por el peso del tiempo,
por las varillas de un reloj
que suena y nadie ve,
el día aparece como un lienzo inmaculado
y el hombre la huella que lo mancha.
leer más   
5
3comentarios 44 lecturas versolibre karma: 73

Ida y Vuelta

Cuando te cubre esa soledad
que sucede al vaso vacío
ya no existe derrota ni verdad
y esa línea recta que dicen
honra al hombre que la sigue en sus días
dobla la esquina hasta el próximo bar.

Después de calibrar el sabor de un buen beso
en la boca,
y acertar con la dulzura de una cálida lengua,
no habrá vapor de hogar ni cielo santo
capaz de empañar la efímera luz de la ilusión.

Después de gozar en la cama con la libertad,
cuando venga el destino y nos pida sudor en la frente
ya no podremos pagarle su ronda
y en su cáliz de fuego amargo
arderá en mentiras el presente.

La vida transcurre ajena a nuestros cuerpos,
el tiempo nos azota
con su látigo de duda eterna,
sólo esa nube líquida
que vive tan cerca
y que siempre vuelve
nos aporta el reposo necesario
para poder olvidar.

Pero el olvido también es muerte
y deja vacía las calles
y borra los lugares
donde esa vida esquiva
trató de seducirnos.

Por eso muchos caminos son sendas que traza el miedo
y muchas miradas solo buscan una razón
para no ver nada.
leer más   
11
4comentarios 73 lecturas versolibre karma: 101

Noria

La ciudad dormita
inerte, distante,fría,
si me fijo en las nubes
comprendo la muerte del sueño
incapaz de descifrar las figuras
que amasa sobre nosotros el cielo,
en el aire que atraviesa mi pecho
siento la memoria
de aquellos túneles que no vieron la luz,
de las torres de humo que ensucian los ríos,
si me fijo en la gente
veo rostros diferentes
que caminan sin verse, cuerpos que se apresuran
hacia una misma luz
que los iguale,
en el mercado semanal, en los parques
y edificios sin dueño
surge una voz que nadie escucha,
es el lamento de una vida escondida
que lame la piel del mundo,
es el quebranto simultaneo de la luna y el sol,
mis piernas
me sujetan
y me quieren llevar
hacia las dunas de una playa escondida,
al final de una novela de amor
en la que nunca triunfe el poder,
si conociera de cerca más idiomas
mis sueños serían quizás
diferentes,
siento que toda mi vida
ha ido viajando en un vagón
de noria,
bien agarrado por temor a caer y siempre
tentado de soltarme
y aprender a volar.
leer más   
11
3comentarios 90 lecturas versolibre karma: 90

Hambre

Todo en esta vida parecía más sencillo
cuando todavía nos asustaba
el frío del alba, cuando
el grillo nos enseñaba a escondernos
y nadie pretendía
tener la llave de nuestra soledad.


Hay un hambre que duele en el estómago
y viene de lejos, una úlcera anunciada que
se oculta entre la arena de los días,
en la espuma gris de las horas,
es un dolor que nos obliga a comulgar
y a bendecir con errores
el pan de cada día,
viene de tan lejos el hambre
que no la entendemos ni la vemos llegar,
nos guía la mirada
y es como una caricia dulce,
una palmada en la espalda
que alivia y duele a la vez;
a veces es una voz
que se suma en silencio a la nuestra,
es la longitud que nos falta para llegar a alcanzar ciertas cosas
que nunca debimos anhelar,
a veces es el cuerpo que suplanta
al nuestro
y lo admiramos,
es un todo que nunca llega a ser nada
y nos confunde.

El hambre es una herencia,
lo único que nos pertenece,
algo imposible de perder.
leer más   
4
2comentarios 41 lecturas versolibre karma: 68

Próxima Estación

Han prohibido los colores,
se ha esfumado el arma,
la única que unas manos
quebradas por el trabajo
podrían utilizar,
la alegría se desangra
al igual que la piel
pierde bonanza
con los días y el sol,
han pisado el orgullo de los árboles
y asesinado con luz tóxica su sombra,
han vuelto a pintar con ceniza el viento que barre las calles,
y todo esto ocurre
al no saber detener este oscuro vendaval,
esta ilusión de carencia,
este idioma que nos agoniza en la garganta
sin explicarnos.

Reina el humo en las ventanas huérfanas
de amor,
en los párpados del día cuando se abre
y en la boca del cielo al anochecer,
un pasado aún peor
puja por reconducir este caos,
todos los corazones que aún conservan su rojo
se esconden en el monte
alentados por la humedad de la tierra
y la ilusión
de encontrar los restos de un cielo
que se pierde.

Los centinelas yacen dormidos
bajo un diluvio de pájaros sin alas,
tortugas sin nombre conocido
se encargan de izar la bandera de la nueva nación,
sólo el hambre se rebela
aunque su ira sin precio
se ahoga despacio
en un mar de arena.

Ahora el día y la noche
hablan la misma lengua
y recitan a punta de pistola credos
en los que nadie cree,
un poeta amante de licores
recita en el parque su eterno poema,
hemos trasladado el mismo problema
de un lado a otro,
es el único balance transparente,
el último recurso dicen
para que podamos seguir la travesía.

Somos habitantes del pueblo
que nos vio nacer,
sordos y extranjeros
no conocemos el nombre de quienes nos rodean,
aspiramos el polvo que nos queda
fingiendo no sentir pena
ni ilusión.

Caminamos sumisos a una voz que apenas suena
hasta llegar
puede que ya sin vida
a la próxima estación.
leer más   
9
8comentarios 103 lecturas versolibre karma: 91

Sombras somos

Como el paso de una sombra
a la hora que muere el sol,
cuando el aire
descubre lo importante
y se diluye la derrota,
recorremos la memoria
sin saber
que la luz que ha de orientarnos
nunca saldrá de su oscuro portal.

Avanza la lluvia
en los brazos de las nubes,
como nosotros,
que llegamos hasta aquí
guiados por voces y aromas,
por promesas de verdes manjares
y placeres de azul.

Somos sombras
que vienen y van, pasajeras,
escapando de tormentas
que las disipen,
huyendo en otros,
evitando razones para despertar,
para descubrir los huecos que deja la vida
en la mirada,
en la palabra,
en la forma de amar.
leer más   
4
2comentarios 34 lecturas versolibre karma: 46

Herencias

El sudor se hereda
igual que las penas
sin explicación,
un día
percibes que tu hogar
se hallaba bajo la higuera
y amparado por sus sombras
tratas de adaptarte al espacio,
un día
sólo son piedras y el manantial
sólo escupe agua negra.

Nadie nos supo explicar
que para avanzar en la vida
hay que repartir codazos.

Canta mi madre
y esa voz es ya eterna.

La muerte nunca llega,
está.

Si vivir rima con sufrir,
amar debería rimar
con volar.

Fotografía arrugada,
parcelas de vida cuarteadas.

Mírate las manos,
recordaras todo lo que
hiciste
y temblaras pensando
en lo que queda por
hacer.

Si grabas días de sol
en tu memoria
alcanzarás el temple
necesario
para soportar las grises melodías
que no paran
de sonar.
leer más   
6
6comentarios 55 lecturas versolibre karma: 74

Fado

La única alma
que puebla este silencio
yace encerrada entre las piedras
que reposan dentro de mi cuerpo,
la noche es oscura,
es el interior de un baúl jamás
abierto,
son los ojos
de un recuerdo que nos persigue
incansable
buscando herir nuestra paz.

Silencio, paz, oscuridad
y la ternura que escapa de mi piel
para perder su voz
y ser ya lágrima.
leer más   
10
7comentarios 88 lecturas versolibre karma: 109

Quien sueña....

¿Qué tamaño
debería tener la morada
de un soñador?

El alma
de quien se sabe a la deriva
en este mundo
sin ventanas,
busca su luz
en otras almas,
su paz
en otras guerras.

Quien sueña
porque conoce los paisajes
que otros no ven
siempre perdona
al ciego,
nunca
retrocede al sentir
el peso que en su espalda
añade la culpa.

Quien entiende
el poder de la tierra
sobre los hombres
camina
despacio
sin pisar
a nadie.
leer más   
13
8comentarios 85 lecturas versolibre karma: 112

Verdades y mentiras

Las cosas no son tan malas como parecen
quiero creer, es verdad que oscurece antes
en las casas más pobres, es verdad que muchos
pobres no tienen casa y mueren ahogados
mientras la procuran o mientras la sueñan, es verdad
que nadie me empujó al camino que tomé, o quizás es
mi destino algo común, no sé,
el remedio está antes de la enfermedad,
el amor viaja en el aire
y una chica joven una tarde estornuda por primera vez,
no fue por falta de explicaciones, pero aprendí
a equivocarme en los cruces
y por eso seguí adelante, y fue quizás por esa determinación
que ahora estoy aquí, yo camino desde el día
que aprendí a confiar en mis piernas, siempre traté de entender
las palabras que me llegaban, la música, la poesía,
ahora comienzo a interesarme seriamente
por el cambio climático y la meteorología,
a veces creo que mi esfuerzo es desproporcionado,
que debería imitar a los aviones, a los aeroplanos
que vuelan atravesando el cielo
sin importarle la forma de las nubes, no, no se puede
ni debe intentar tenerlo todo bajo control,
otras veces me veo
como una muñeca rota
esparcida en la moqueta, una nota impensable
entre el dedo y la cuerda,
un metéoro buscándole las vueltas
a su propio
universo.
12
10comentarios 106 lecturas versolibre karma: 103

Tinieblas

Será una luz
ese halo frío donde se oculta lo oscuro?

Porque el sueño nace en lo oscuro
como la vida,
pasamos años dormitando
como enfermos sin diagnóstico
en salas de espera,
esperando aprenderlo todo
para escapar
y no tener que aceptar el vacío
y el espesor que nos ciega
al avistar la cima.

Sabemos que volveremos
al punto de partida,
como vuelve la música después de desplegar sus colores
a la primera nota,
o el poeta
una vez rodado y vencido
regresa al primer verso o al recuerdo
de una playa, de un beso
o qué sé yo.

Porque debemos seguir
pese a los malos tragos,
venciendo los pesares
por esa senda que se esconde y aparece
y se esconde otra vez en la memoria.

Sólo los caminos que yacen en ciudades enterradas
acogerán nuestros pasos,
de los jardines que se levanten entre el polvo
recogeremos ramos de flores,
la golondrina que nos advierta de las trampas del viento
nos enseñará a volar.

Debemos vencer a la fuerza invisible que abre y cierra
todo este sueño,
a la eterna madrugada que reside
en el olvido.

Mientras llega sin principio ni fin el ocaso,
bailaremos con mil trajes nuevos
jugando a contarnos
los unos a los otros.

Debemos obligar a todo este barro
a despejar la senda,
y cuando nadie nos vea
hacernos fuertes
entre esta espesa tiniebla.
leer más   
19
7comentarios 69 lecturas versolibre karma: 118

Miedo

Vamos subiendo una cuesta muy empinada,
los rostros de los que bajan
asustan,
pasan los días como trenes fugaces
envueltos en humo,
mucho sol en invierno
y agua en verano, silencio en el circo
y estruendo en el palacio, las piedras del camino
son sólo recuerdos que nadie atendió,
ceniza que mancha, luces que emergen
como ascuas
desde un fuego subterráneo
y eterno,
yo no inicié nunca nada
y nada por lo tanto concluí, vivo
exento de lógica
y sólo el miedo
me da buenos consejos.
leer más   
11
4comentarios 80 lecturas versolibre karma: 108

El primer sol (en colaboración con @Pequenho_Ze)

Buscábamos el primer sol
en aquella playa desierta,
nuestra piel aún sin nombre
y todas nuestras preguntas
flotando sin respuesta.

Siempre amanecía demasiado tarde;
las olas temblorosas sonreían
agitando los minutos, y la noche
apuraba el colapso de los ojos
con los miedos vendidos.

Entendíamos el significado
pero no las palabras que lo nombran,
iba a ser sin saberlo
una larga e inquietante travesía,

en la nube más azul del cielo
nuestros ojos se perdían el duelo
entre la duda
y el miedo,
pero avanzamos,
como el alma más rebelde lo haría,
abrazando cielo,
desafiando al viento,
y gritando al mundo
toda nuestra vida
en un solo verso.

Y el mundo girando
a veces a favor
y casi siempre al revés.

Alma gemela
que llenas mi pecho de luz serena,
tu mano salada
deletrea mi destino.

Renuevo mi fe en el deseo,
que siento que muerde por dentro
esa libertad azulada,
de unos labios abiertos
que dan cuerpo y vida
de nuevo
a una boca hasta ahora cerrada.

Buscamos el primer sol del día
en una playa desierta, el alma henchida
sin miedo al naufragio.
leer más   
14
13comentarios 144 lecturas versolibre karma: 107

La nada

La nada no es mentira, la nada
no es verdad, la nada es siempre
lo contrario, ni agua ni fuego,
caricia invisible
con mano de hierro, voz
que nos hace bajar
la cabeza, orden que aterra
a quienes nunca la oyeron,
la nada es un camino
repleto de sendas
sin destino,
a ella se llega
cuando el peso de la carne
revela su último secreto,
cuando todo continua
igual
y el cuerpo
es ya sólo un recuerdo.
leer más   
7
8comentarios 104 lecturas versolibre karma: 102

Ha llovido todo el día

Ha llovido todo el día.
Fue alegre mojarse y subir empapado al tranvía.
El tranvía era verde, y el río.
Vi mojarse a mucha gente, viejos que miraban al suelo, desprotegidos.
Fue divertido ver cómo se destripaba el cielo al pasar por el viejo puente.
Luego, comencé a pensar en mi cómodo sillón,
junto a la ventana.
Me gusta ver correr el agua entre las tejas.
Me gusta leer por la noche
con la ayuda de una vela.
Así, entre las tinieblas que cubren el salón,
me despojo de la responsabilidad
y olvido el miedo
que inconscientemente
tenemos a la autoridad.
Somos tan poco..nos han engañado tanto…te echo mucho de menos.
Tú, en el sur.
Dejando que el sol
bese uno a uno los poros de tu piel,
tus senos, tu frente,
mi vida.
leer más   
18
13comentarios 151 lecturas versolibre karma: 112

Nuestro mar

Disfruto con los dibujos
que el sol estampa en tu cuerpo,
observo cómo te muerdes los labios
ante mis ojos mudos.

Ahora
ya no queda nada
ni siquiera
un poco de silencio,
hemos olvidado todos los nombres
y perdido todo el miedo,
nos cerca el deseo
que nos fundirá hasta los huesos,
y ese mar que nace
es sólo nuestro,
en él navegaremos
engullidos por sus olas
hacia donde nadie
nos pueda salvar,
escaparemos
de una patria vendida
cuya gloria
hace ya mucho
dejamos de esperar.
leer más   
13
2comentarios 67 lecturas versolibre karma: 105

De excursión a un pueblo cualquiera

Un reloj huído
del tiempo
cuelga de una pared desconchada,
las campanas
permanecen mudas
colgando sobre la muda piedra,
boinas y bastones
amenizan la tarde noche
en la plaza,

desde este balcón de madera
que el hombre y el tiempo
ennegrecieron,
sólo el vaivén de las hojas del árbol
me recuerda que algo queda
de algún improbable futuro
por llegar,

en el aire se abrazan
aromas de viandas
y negros vinos,
y por fin
antes del sueño,
tu sonrisa iluminando
este oscuro
cuarto
y mi destino.
leer más   
10
6comentarios 72 lecturas versolibre karma: 84

Periferias

No basta el verde
para cubrir la montaña de esperanza,
para borrar el lamento de la niebla
que penetra en sus lomas
como un puñal,
no puede el viento y sus rachas
impedir el brillo del sol,
ni sirve para perdonar
un poema de amor.

De los balcones
cuelgan ropas eternamente húmedas,
los bares están vacíos,
las calles están plagadas de tiempo
que trepa por las fachadas grises
como un hongo salvaje,
de muchas ventanas asoman rostros
escondidos tras el humo,
en sus ojos vive la misma derrota
que tiembla en sus manos.

El silencio se apodera día a día de las horas
en estos barrios olvidados,
hay quienes gritan por la calle enloquecidos
porque adivinan
que tras el brillo enfermizo de este sol
bajo la lluvia se irán ahogando
uno a uno
los restos de sus sueños,
porque entre el brillo
de ese sol que es ya hoguera
fluye la ceniza que apagará definitivamente
su voz.
leer más   
16
7comentarios 96 lecturas versolibre karma: 93

Soñando entre ruinas

Fueron muchas
las uñas afiladas que buscaban mi sombra,
muchos
los ojos derrotados golpeando mi rostro,
como piedras ardientes,
como látigos de fuego,
se me acusaba
de robarle alegría a la tristeza,
de estudiar el vuelo de los pájaros
y de caminar mirando al cielo
por la arena del mar
las noches de luna llena,
fui obligado
a mirar el sol en secreto,
a despreciar la flor del naranjo
y a negarle
el abrazo apasionado a la soledad,
fui castigado a dejar de sonreír
a quien me negó el saludo,
a olvidar el primer beso
y a recitar con la mirada
poemas de amor,
fueron muchos los castigos,
fueron muchos los intentos desesperados
y vano el resultado,
uno fue creciendo en silencio
y cultivando en secreto
esta inútil e imprescindible manía
de soñar entre las ruinas
mientras escucha al corazón.
leer más   
13
7comentarios 71 lecturas versolibre karma: 94