Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Dicen

Dicen que tú y yo
somos uno mismo; y me
parece que eso es verdad.
Pero no todo mundo lo
entiende del mismo modo.

El otro día, quisieron venderme
una laptop, la verdad, era una
muy buena oportunidad, pero
les dije que me permitieran,
que lo consultaría contigo.

En seguida me dijo la persona:
“¿acaso tú y él no son uno mismo?”
-”¿Por qué tienes que preguntarle?”
-"¡Toma tú la decisión!”.


Y entonces yo le contesté:
"No puedo tomar yo sola la decisión,
porque como dice un amigo (Miguel Adame:)
cada cabeza es un mundo", pero
si él estuviera en la misma circunstancia
que yo en este momento, diría exactamente
lo mismo: “permítame consultarlo
con mi mujer” - “Por tal razón,
es que él y yo somos uno mismo”

¿me expliqué?


Letizia Salceda,,,
leer más   
16
14comentarios 86 lecturas relato karma: 102

Melifluo

Nunca olvides lo fuerte que puedo
ser cuando en las batallas tengo
que luchar, mas soy tan frágil como
una gota de cristal…

Es mi naturaleza humana
de mujer.

Cariño mío, hay noches que solo
deseo de tus labios el néctar que gotee
de la calma. Entrar en comunión
contigo en el conticinio. Quiero de tus
manos el elixir que me haga
sentir amada.

Soy esa rosa enigmática que sucumbe a
la paz que tus brazos me dan, que
solo deseo tu piel sentir, y que por las
mañanas amanezca con el rocío de tu
calor, más no quedar deshojada,
hoja por hoja.

Porque soy delicada, como ese sonido
melifluo que se esconde entre pétalos
y mil sombras…


Letizia Salceda,,,
leer más   
20
14comentarios 70 lecturas versolibre karma: 89

Estado de emergencia

He puesto sobre mi frente
y espalda “estado de emergencia”
todo mi ser, mi alma, mi cuerpo
y mente, se encuentra en estado
crítico.

Duermo, desayuno, como y ceno
todos los santos días, sin embargo
mi alma se muere poco a poco. Y no
hay necesidad, porque tengo mucho
para dar.

Mis labios piden desesperadamente
que los besen otros labios que estén
llenos de pasión y ternura.

Mis brazos piden a alguien a quien
abrazar por distintas horas del día,
y yo, estoy perdiendo el tiempo
contestando mensajes inútiles que
a nada me llevarán.

Mis ojos desean perderse en el
océano de emociones cuando
al apagarse la luz, mi cuerpo sea
acariciado por otras manos.

Mis manos están ávidas de amor,
deseo componer un verso y tener
a quién dedicárselo acompañado de una
bella melodía.

Mi alma necesita urgentemente
sentirse amada, deseada, querida
que no pase un día, sin esa expresión
pequeña que hace grandiosas cosas
inesperadas, “Te amo”

Estoy en estado de emergencia
si pasa un día más, la catástrofe
será inevitable, mi corazón dejará de
latir y mi alma y espíritu se irán
poco a poco extinguiendo sin haberles
concedido el derecho a sentirse amados…


Letizia Salceda,,,
leer más   
18
27comentarios 144 lecturas versolibre karma: 101

Mágica Poesía

Un verso secuestró mi alma
sin darme cuenta.

Por la noche mientras dormía,
se introdujo en mis sueños y fue
invadiendo poco a poco mis
pensamientos silenciosos.

Y surgieron palabras desordenadas,
como una caja de pandora,
sorpresivamente brotaron y corrían
de un lado a otro, chocando entre sí
sin saber de dónde venían y a dónde iban.

Hasta que el verso miró a una gran
multitud de pensamientos, todos
desorientados. Y comenzó a tocar a cada
uno con la suave y melodiosa voz de calma.

Entonces las palabras y pensamientos
respiraron hondo, llenaron sus pulmones
de aire y poco a poco todo se fue
ordenando hasta encontrar su lugar,
sintieron alivio.

El primer pensamiento fue cálido
y callado, más no mudo, porque
empezó a hablar con mesura, tenía
la cara de ángel lleno de ternura.

Éstos actuaban en sincronía,
parecían una mágica pareja de
baile, bailando una melodía que
solo en sus oídos se podía escuchar.

Y el verso comenzó a interpretar
aquello que había estado dormido,
olvidado y no comprendido…

El verso tomó forma viva y surgió
la primera estrofa, encantadora
y así la segunda le siguió, hasta
completar los versos, hechos
de pensamientos y sentimientos
más claros y limpios como el agua
de un manantial.

Estos tenían manos, boca, ojos, oidos
y plasmaron en la hoja de papel,
con tinta de color quietud, un bello poema,
el cual, en este instante acabas de leer…


Letizia Salceda,,,
leer más   
22
15comentarios 82 lecturas versolibre karma: 102

Fecha de caducidad

Él tuvo que irse para encontrarse
a sí mismo.
Ella le prometió esperarlo
pero, aquella ausencia se prolongó.

Después de 5 años, él volvió
y la buscó.

Pero no lo intentó cuando
al irla a buscar, le dijeron que
ella vivía casada y una hijita
tenía.

Él la miró desde afuera de su hogar
bailando con su hijita una
melodía alegre y a su lado
su esposo tocando la guitarra.

La vio tan alegre, que sintió celos
y un coraje le invadió, pues recordó
la promesa. “Ella no cumplió”
- se dijo a sí mismo.

Ella supo que él la buscaba,
pero ya no lo amaba.

Un día se toparon en el supermecado,
él la abordó y le cuestionó, ella
le dijo “fíjate en la fecha de caducidad
del paquete de carne que llevas”
- estaba vencido-

“Yo te amaba tanto que estuve
dispuesta a esperarte, pero no sabía
que el tiempo sin fecha, es tiempo
que pasa y también caduca”…

Él comprendió que todo en la vida
tiene fecha de caducidad, inclusive
los sentimientos de amor, cuando
no son correspondidos…


Letizia Salceda,,,
leer más   
22
19comentarios 138 lecturas relato karma: 104

Cajita Musical

Por las noches entre
sollozos y lágrimas
le da cuerda a su
cajita musical.

Viene a su mente
un vago recuerdo:
un “te quiero, nunca
te voy a olvidar” .


Pero él no volvió,
el amor en otro hogar
encontró y de ella
se olvidó.

Baila muñequita! que
en cada giro mi soledad
se oculta y mi alma
escucha una nota de paz.


Letizia Salceda
leer más   
18
18comentarios 96 lecturas versolibre karma: 93

Punto y aparte

Su alma bañada de misterio
descubrió en el tiempo
el vestido que le devolvería
la sonrisa olvidada.

Leía y leía los versos de su
historia y en la página no elegida,
puso el punto final y cerró
el capítulo.

Nadie de nuevo le volvió a mirar,
solo el viento le rumoraba que
lo que había dejado atrás
nunca más le haría llorar.

Los príncipes azules y hadas
salieron de las páginas de su vida.
La envolvieron entre sus hojas
ella entonces se dejó amar…


Letizia Salceda,,,
leer más   
13
8comentarios 68 lecturas versolibre karma: 95

Viejita Linda

Mamita linda,
cúanto te extraño
ya son 5 meses
que no te he visto,
no te he besado
no te he abrazado

Mamita linda,
eres una viejita
muy hermosa.
¿Qué importan tus
arruguitas? Si el corazón
nunca envejece – me
dijiste un día...

Con tus manitas
vas tejiendo tu trencita
en tu cabello blanco
como la nieve.

¿Y qué importa si
a veces nos enojamos?
Siempre estás lista
para perdonar y tu
corazón es noble,
sabes mi amiga ser…

Mamita, de todas
las viejitas, eres la
más linda porque
desde siempre tu voz
y tus palabras han
sido mi luz, que me
han guíado entre
las sombras.

Viejita linda, cuánto
te amo… Escucha mi
sentir ahora que aún
tu corazón late,
te amo, mamita linda…


Letizia Salceda,,,
leer más   
12
14comentarios 91 lecturas versolibre karma: 95

Estreno simultáneo (colaboración con @vsmc2002)

Estreno compañía,
diurna, matutina,
nocturna, tardía,
cálida, convencida.

Estreno entre tus brazos
alegrías, soñando con
amanecer a tu lado
cada día.

Estreno media vida
y dejamos atrás penas,
junto a mi alma gemela
que se llama Leticia.

Estreno buenos días
meneando la cucharita
en la taza del café
cuando leemos poesía.

Estreno amor
desecho trizteza y melancolía,
sueño que ya la conocía
y sin embargo no lo sabía.

Estreno nuevas emociones
que siento junto a ti, es un
déja vu, porque no estabas
aunque ya existías.

Estreno charlas amenas
digo adiós a las mareas,
contemplamos juntos
estrellas y luna llena.

Estreno nuevas respuestas
a preguntas jamás cuestionadas
bajo el manto estelar que
miramos juntos en la hamaca.

Estreno sueños,
escapo al pasado,
subo escalones
me alejo acompañado.

Estreno nuevo horizonte
donde encontramos
el presente y el futuro
juntos nos está llamando.

(imagen tomada de Internet)
leer más   
15
16comentarios 106 lecturas versolibre karma: 100

Muñeca de papel

¿Quién eres tú falsa mujer?

Maquillas tu rostro, con encanto
ocultas el monstruo

Muñeca de papel!

Andas por las calles abanicando
tu dulzura y sensualidad
cuando en realidad solo deseas
la felicidad de las demás, robar

No quieras intimidar con tus modos
a querer conseguir lo que no
te pertenece, solo porque hablas
hasta por los codos

Si buscas los retos, búscate una
vida propia, verás que no es fácil
conseguir y conservar lo que con
esmero se logra y se llega a amar

Muñeca de papel!

Deja ya de querer apantallar con
tu selfie de mona, y ese bla bla
según tú para enseñar, nada que
ver con tu real personalidad

Hacer, decir y ser, son cosas
muy distintas. Ve! primero demuestra
quién eres y luego ven a querer
lecciones de vida dar.

Mírate al espejo, ¿a caso no alcanzas
a ver que solo eso eres? Una
muñeca de papel.


Letizia Salceda,,,
leer más   
17
17comentarios 110 lecturas versolibre karma: 104

Mujer

Todos los días son día de la Mujer
porque no existe el día sin mujer...


Mujer que ríes y lloras
mujer que cantas y bailas
mujer que hechizas y engañas
mujer tradicional o millennial
que acaricias y devoras
que te ocultas tras las sombras
que actuas sin máscaras
a veces musa a veces poeta
a veces ola a veces roca
a veces débil a veces guerrera

Derriban tu imperio y te
levantas entera,

Se acercan a tus críos y te
lanzas como fiera

Insultan tu belleza y con
inteligencia derrotas

Te hieren el alma y como
tonta tras las puertas lloras

Las lágrimas salen y la fuerza de
una leona corre por tus venas

Tu instinto de mujer, sexto sentido,
alerta cuando detectas peligro

Despiertas a destiempo del sueño
profundo, y aún así sabes quién eres

Renuncias a tus sueños dorados
por los de tus hijos amados

Entregas el alma con mesura, mas
te enamoras con desmedida

Tus manos crean maravillas, por
las mañanas inventas locuras

Creadora de sueños, amante de
ilusiones, destructora de hogares

Tan bella, llena de virtudes que
ensombreces tus errores

Enaltecer y dignificar tu nombre
o por la basura dejarle caer

Tú mujer, tú, tienes el poder
de ser quien tú quieras ser


Letizia Salceda,,,
leer más   
22
26comentarios 125 lecturas versolibre karma: 113

Ven (a @vsmc2002)

De los segundos muertos
surgió un instante, donde tu tiempo
y el mío se hicieron amigos

Tú llorabas cada mañana, yo,
mientras veía ocultarse el sol

Mi corazón me dolía de tanto
espacio contenido para amarte
y te dije: “ Ven, quédate en esta vida
conmigo y recorramos el mundo”

Ya no lloras, ya no duele, solo ha
quedado en el pasado todo lo malo.

Ahora atesoramos los momentos que
un día serán los mejores recuerdos.
La alegría nos acompaña en medio de
las tristezas al recorrer el nuevo rumbo…


Letizia Salceda,,,
leer más   
15
11comentarios 79 lecturas versolibre karma: 100

Dos noches

Esa noche…

Ella con sus ojos, le dejó ver el
destello, que creyó, le devolvería a
él la sonrisa y que reconsideraría
su decisión…

El dolor le invadió hasta la médula
cuando él, la abrazó – pero no con
la misma intensidad – y se despidió
de ella para siempre…

Cuando él dio la media vuelta, ella
deseó eternizar el crujir de sus pasos
sobre la duela y que algo sucediera
para detenerlo y convencerlo, pero no
sucedió.

Entonces, tras escuchar cerrarse la puerta,
pudo comprender que él jamás
volvería…

Esta noche…

Pasaron 30 años, esta noche aún le
recuerda, recostada mirando la luna
tras la ventana… cumplió su dicho:
“puedo, pero no quiero vivir sin ti”

Lentamente cerró los ojos. Su cara brillaba,
tomó un último aliento cuando supo
que él allí estaba, entonces le sonrió
dulcemente, y pudo por fin descansar…

Aquellas dos noches fueron la más
triste y la más feliz de su vida…



Letizia Salceda,,,
leer más   
15
15comentarios 124 lecturas relato karma: 115

Sola

Hasta su sombra llevaba
muchos rostros ocultos…


No soportaba la hora después de las 10 de la noche.
Maquillaba su rostro; el delineador de párpados
le marcaba el camino del misterio.

Sus labios color carmín derramaban la miel del éxtasis.
Sus largas piernas eran dos ríos que corrían hasta
el manantial de la perdición.

El rincón de su cuello, era aquel que debajo de la sombra
del árbol, todos deseaban recostarse. El aroma de su
piel incitaba a perder la cordura de los incautos.

Sedientos, se bebían el vino de su amor.

Ella buscaba, anhelaba,
esperaba, deseaba,
creía en aquel, quien de
todos sus rostros ocultos,
le descubriera el corazón,
porque al cerrar sus ojos,
solo le acompañaba una
taza de café y aquella terrible
realidad:
estar sola



Letizia Salceda,,,
leer más   
20
22comentarios 122 lecturas versolibre karma: 109

Codependencia

Me arrastré como un gusano para
seguirte a donde tú fueras, sin siquiera
recibir a cambio una mirada en la
cual conmigo te perdieras.

Mi corazón se aceleraba si yo te
buscaba y no te encontraba, quería
matarme si de ti nadie razón
me daba.

Las noches en que tú no llegabas
yo me escondía bajo las sábanas
y mordía la almohada pensando
en dónde estarías.

A donde tú estuvieras quería yo tener
la certeza, no es que desconfiara era
solo para mi tranquilidad y no llevarme
una desagradable sorpresa.

Si al móvil yo te llamaba, me punzaba
la cabeza si al buzón entraba. 200
llamadas perdidas tenías el otro día
y tú quitado de la pena.

El día que no nos veíamos yo
no existía, mis manías afloraban
y a todo mundo fastidiaba hasta
conseguir que me odiaran.

A nadie escuchaba cuando de ti
me decían que no valías la pena
te defendía hasta con las uñas
mentras que tú vivías otra escena.

Lloré hasta vaciar mis ríos y como
tonta me dejé llevar, al psicoanalista
fui a dar, para venir a escuchar por
vez primera: “codependencia”.


Letizia Salceda,,,
leer más   
16
17comentarios 108 lecturas versolibre karma: 100

Carter

Hermosa criatura, cuyo encanto va
abriendo el camino al horizonte del
siempre y las ventanas de lo posible…

¿Quién osa despreciar tu belleza
diferente a lo que estipula la sociedad?

¿Quién dice que lo hermoso tiene que
ser perfecto?

¿Quién no desearía un abrazo y cariño
de la fuente cristalina de tu amor?

Tu belleza es poderosa como esa
que rompe esquemas al mirar tus ojos.

Tu sonrisa es colorida como los
campos verdes en primavera.

Deja que tus sueños te alcancen y
te lleven en hombros de orgullo.
Inventa travesuras en medio de este
mundo raro, conquista nuestro corazón.
Despierta con el canto de las estrellas
y corre lejos, porque en tu poder está
el mañana…

Letizia Salceda,,,


Imagen tomada de la web
leer más   
19
14comentarios 124 lecturas versolibre karma: 95

Hielo

Ella bailaba con la melodía
del viento. Su sonrisa se convertía
en cientos de mariposas jugando
sobre las flores silvestres.

Sus ojos eran la ventana a la alegría
y sus lágrimas corrían sobre sus
mejillas barriendo la nostalgia
de otros ayeres.

Ella no ha muerto, solo está
dormida. Bañada de frío invierno,
su mirada se hiela. Aún conserva
el fuego en sus venas.

Paciente espera a ser rescatada...
Danzar de nuevo y enjugar sus penas...



Letizia Salceda,,,
leer más   
25
24comentarios 122 lecturas versolibre karma: 92

Tú y yo

Hoguera que no se extingue
Dos cuerpos que se bañan
de besos y caricias, noches
y días, deseo pingüe.

Del sueño anhelado,
somos lo más cercano.
Nuestros suspiros fundidos
despiertan los sentidos.

Veneno y pócima, que mata y
revive; el gemido que nos ata.
El pecado es no amarnos, la
divinidad cuando nos entregamos.

La soledad dejamos de padecer,
decidimos juntos permanecer.
Ansiosos buscábamos un nido,
Nos encontramos, la pesadilla se ha ido.

Los sentimientos mudos, hablaron
por primera vez, interpretamos
nuestros silencios, lecturas
interminables frente a la desnudez.

Entre piernas y brazos dejamos
abrir el cielo, rozando el sublime
lugar casi olvidado, donde las
sábanas dejaron de ser de hielo.

En esta vida y la siguiente, con
ojos abiertos o cerrados, tú y yo
eligiéndonos para escribir versos, en
nuestros corazones quedarán sellados.


Letizia Salceda,,,
leer más   
18
19comentarios 114 lecturas versolibre karma: 87

Ave perdida

Extendió sus alas todas quebradas, en sus
ojos se veían los océanos pero sus lágrimas
se habían secado. El corazón abatido
latía como un suplicio, el cuello se hundía
entre ecos olvidados…

En cuanto el alba apareció, con una última
voluntad, desde un almenaje emprendió
el vuelo, no era libre pero la libertad encontró
en un nuevo cielo, sus ilusiones anidaban
en un nuevo día...

Ya no era más una ave libre perdida...


Letizia Salceda


(imagen de la web)
leer más   
15
23comentarios 136 lecturas versolibre karma: 105

La suma de todos los males

Escucho un bip constante. Mis ojos
se mantienen cerrados pero mis músculos
se mueven con esfuerzo, todos desganados.

Recuerdo el humo del cigarrillo, mis
pensamientos se tornaban relajados,
con mis amigos echaba carcajadas -
“a mí el cáncer me hace los mandados”.

De lunes a jueves al gym de 7 a 9.
Manejo las cosas a mi conveniencia,
¿será verdad que en cuerpo sano mente
sana? aunque sea solo de apariencia.

De viernes a sábado, los desvelos,
¡qué buenos! Me dicen "el antropólogo”
porque del sur conozco todos los
antros. ¡Cobran vida los desenfrenos!

“Una no es ninguna y dos la mitad de una”
La ley del borracho – pero qué más da-
Yo no lo soy, solo deseo vivir la vida
con alegría, no importa que sea mentira.

De ningún exceso, me he privado.
Tengo los consejos de mis viejos bien
memorizados. He tocado fondo pero
le caigo bien al diablo, soy un privilegiado.

He perdido la cuenta. No escuché el "basta",
me decían insensible. Toreando con sarcasmo
la ley de la vida: “A todo acto hay una
consecuencia”. Creo que soy invencible.

Debí corregirme, pero es demasiado
tarde. La suma de todos los males, me pasa
hoy la factura. Mírate en mi espejo, quizá
tú estés a tiempo. Haz tu propia conjetura.


Letizia Salceda,,,
leer más   
17
20comentarios 169 lecturas prosapoetica karma: 88