Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

A quién le importa...

¿Y qué más da
si hoy me siento triste?
Sobre este cúmulo
de adioses reunidos
debo entender
a qué sabe el olvido.

Debe acabarse el mundo
muy temprano
antes que el gallo cante
y se desgrane el día.
¿Y a quién le importa
si debajo de la piel
creció el olvido?

LUCÍA
Derechos Reservados
leer más   
10
9comentarios 78 lecturas versolibre karma: 106

Te sobra tiempo...

No puedo contenerte
Traspasas mis fronteras
Estás en todas partes
Te me metes por dentro
Resuenas en mis valles
Recorres mis conventos
Te adentras en mi cielo
Porque estoy y no estoy
Porque mi piel se acaba
Porque me falta el tiempo.

Tu juventud me envuelve
Tus besos me refrescan
Tus caricias me acechan
Mis canas me ennoblecen
La tarde se termina
La luna ya se asoma
Se va haciendo de noche
Mis años me golpean
Y no entiendes de nada
Porque te sobra tiempo.

LUCÍA
Derechos Reservados
leer más   
5
3comentarios 36 lecturas versolibre karma: 72

Todavía...

Si el agua cae lentamente
sobre el cristal de las ventanas
en un día cualquiera
de lluvia imaginada,
pueda ser
que no sea tan simple
que me olvides.
Porque soy y no soy
y en tu memoria
existo todavía.

LUCÍA
Derechos Reservados
leer más   
7
sin comentarios 31 lecturas versolibre karma: 81

Esquivando caminos...

Levantarse en la mañana,
como si nada.
Tender la cama
y mirar el vidrio de la ventana
para saber si amaneció lloviendo.
Tomar el café caliente
y leer las noticias.

Quererte en octubre
como si fuera enero.
Acicalarse,
ponerse bonita ante el espejo
porque cada día
es una despedida.

Salir a la calle
con los pensamientos
enredados en el cuello
y alistar las palabras
como anzuelos
para recibir algún “buenos días”
de cualquier transeúnte
desconocido.

Terminar en la tarde
con el cansancio
de una larga jornada
y depositar el estrés
en una bolsa blanca
para que nadie sepa
cómo ha sido mi día.

En resumidas cuentas,
vivir sin ti todas las horas
y esquivar el camino
donde la soledad
inventa crucigramas
con tu nombre
y se siente…
más cerca.

LUCÍA
Derechos Reservados
leer más   
4
sin comentarios 23 lecturas versolibre karma: 73

Poema para un dolor eterno...

Aférrate a mi,
querida hermana,
ahora que has perdido a tu hijo.
No sueltes este lazo que nos une
y que está lleno por dentro
de tu sangre y la mía.
No permitas que se rompa
cuando me necesites
y avanza por la vida
con el luto en el alma.

Allí donde la luna se marchita
encontrarás ángeles en espera
para secar tus lágrimas.
Aférrate a mí,
pues sólo me acompañan
las palabras.
Deja que ponga flores
en tu pequeño instante
y que llene con este poema
la huella irreparable
que ha dejado...
tu hijo.

LUCÍA
Derechos Reservados
(In Memoriam- 19-09-2019)
leer más   
10
8comentarios 79 lecturas versolibre karma: 109

Balada para un encuentro...

Quiero invitarte
para que me acompañes
a llenar el vacío de las horas
en estas largas tardes
de octubre.
Te invitaré a un café
o si prefieres un whisky
y compartimos.

Hablaremos de tantos
momentos aturdidos.
Nos reiremos de los tiempos
en los que queríamos
eclipsar las horas
y ahogar el amor
en la garganta.

Recordaremos
las siestas dormidas
y las veces que caminamos
por el río,
o la canción que entonamos
mientras recogíamos ciruelas
con la frase de amor suspendida
en el aire.

Cada palabra que digamos
irá directo al calendario roto
para formar una montaña
de besos y de abrazos apilados.
Al final de la tarde,
no dejaremos
de contar
estrellas.

LUCÍA
Derechos Reservados
leer más   
6
4comentarios 31 lecturas versolibre karma: 74

Balada para la soledad...

Cómo llenarte, soledad,
si eres instante perpetuo
donde habita el olvido
y los duendes se ríen
de los remordimientos.

Si duermes en mis parques
donde el amor se recrea
y no admites el beso
o el abrazo continuo
de regocijo y paz.

Cómo llenarte, soledad,
si las quimeras llegan
cuando nadie me mira
y voy sola contigo
y no te quieres ir.

Tal vez, para llenarte
traiga nieves perpetuas
y las ponga por dentro
donde el frío te ahuyente.
Que el aire fresco vuelva
a donde nadie, nadie
pudiera descender.

LUCÍA
Derechos Reservados
leer más   
13
13comentarios 84 lecturas versolibre karma: 107

Más tarde...

Dime:
¿Hasta cuándo
durará este asombro?
Este círculo diario
atado a tus labios rojos
y a tu carne dorada.

Este recorrer constante
de tus calles sin rumbo
y de tus recovecos
inefables y absurdos.
Este deambular ausente
donde la vida misma
embellece las esquinas.

¿Hasta cuándo
durará este asombro?
No quiero tener siempre
un enjambre giboso
de estériles estrellas.
¿Sientes mi corazón
atado al tuyo?

Más tarde será tarde
cuando el desamor reviente
en las ruinas de mi pecho.
Siento la soledad
venirse entre mis noches
cual catástrofe erguida
en medio del asombro.

Más tarde,
sabrás que has abierto
mi puerta más secreta
cuando observes tranquilo,
lo que queda de mí.

LUCÍA
Derechos Reservados
leer más   
3
2comentarios 48 lecturas versolibre karma: 46

A tientas por tu piel...

Ahora no sé quién soy.
Camino entre
recuerdos agrietados
viendo caer la lluvia
sobre el mármol.

Me desplazo despacio
sobre todos
los relojes atascados
rumbo a tus pensamientos
buscándote a tientas
hasta tocar tu piel
deshabitada.

Comprendo tus suspiros
cuando fundes tu alma
con la mía
y quieres volcar
toda tu sangre
hacia el origen mismo
y hacia ese universo
que guarda y atesora
esta pasión
desenfrenada.

Me escondo
entre tus brazos
con la intención clara
de fluir hacia tu arteria
y sentirme amada
mientras te imagino
en esta latitud que me rodea
y el amor se funde
con la esfinge
y es… uno solo.

LUCÍA
Derechos Reservados
leer más   
9
10comentarios 92 lecturas versolibre karma: 95

Nuevamente niña...

Jugar a ser
nuevamente niña
bajando las estrellas
con las manos,
es como devolver
los sueños a la nada
quitando el corazón
a una sirena enamorada.
Es como saltar por un abismo
repleto de murciélagos
con las manos atadas
a la espalda
y caer muy lejos,
donde la memoria se pierde.

Jugar a ponerme
cascabeles en el cuello
para que se espanten
las hadas a mi paso,
es como descubrir
una herida lacerada
quitándole el dolor a las pisadas,
riendo en algún circo de payasos
con un antifaz cubierto de miradas
y llenar de serpentinas mi cabeza.

Jugar a ser
nuevamente una niña
en noches de sargazos
y de lágrimas,
es como desnudar
a la mujer que llevo dentro
para adornarla
de sueños inútiles
y ponerla a desfilar
en pasarelas de silencios
donde se admiran las espinas
y se desechan las rosas.

LUCÍA
Derechos Reservados
leer más   
2
sin comentarios 42 lecturas versolibre karma: 40

Los hijos...

Cuando los hijos
vienen al mundo,
se protegen de una tormenta
de relámpagos,
se aíslan del mal
y de los fantasmas de la noche,
se alimentan
cual pájaros recién nacidos,
se arrullan con canciones
de cuna improvisadas,
se miran a los ojos
con infinita dulzura…

Los hijos son nuestros
cuando no tienen alas.
Cuando no pueden volar
son indefensos.
Cuando están en la casa
son muy nuestros
y los amamos tanto,
que los atamos a la vida
con un beso.

LUCÍA
Derechos Reservados
leer más   
5
3comentarios 36 lecturas versolibre karma: 76

Hoy compré flores...

Hoy compré flores
para el jarrón vacío.
Son rosas rojas
para adornar la casa
y hacer que hagan parte
de algún poema nuevo.

Pasa volando el ave
que viene a visitarme
y sus alas resbalan en la noche.
El viento gime
en el dintel de las ventanas
y es como si preguntara
por qué no has venido a verme.

Muy cerca escucho voces
pero no entiendo qué dicen.
Los autos se alejan velozmente
pero tu ausencia llora
en todos los rincones.

Hace treinta días
con sus noches
que mi lecho no tiene
un suspiro delicado
ni un tierno abrazo
o un beso resbalando
por los pliegues que deja
la esperanza.

Pueda ser que mañana
cual arpegio insospechado
llegues a visitarme
acompañado de la lluvia.
Hoy compré flores
para ver si venías
a hacer parte
de este poema.

LUCÍA
Derechos Reservados
leer más   
14
4comentarios 80 lecturas versolibre karma: 101

Intangible...

Nunca serán mis ojos
puestos en charcos de barro,
ni las avenidas
por donde pasa el ruido
lo que hace la historia.

¡Eres tú,
sumido en tus meditaciones,
proyectándote mudo en el cosmos!
Son tus manos
sosteniendo el universo
para que yo pueda
dormir plácidamente
y nunca ponga en duda tu amor,
que es como un canto.

¡Es la mar a lo lejos,
con sus olas gigantes
donde tú me sumerges
y me das ese beso!
Es tu alma que aloja
pedazos de mi carne
cuando desfallecido,
me regalas suspiros
y paciente me enseñas
a mirar las estrellas.

Es toda tu sangre
que corre como un río
por mis valles
que guardan lo intangible,
cuando llegas cansado
a disfrutar mi abrazo
sin importar que sean
las cinco... de la tarde.

LUCÍA
Derechos Reservados
leer más   
15
4comentarios 82 lecturas versolibre karma: 97

Lejos...muy lejos...

Y muchas veces siento
que he dejado en la vida
pedazos de mi carne.

¡Viajar lejos, muy lejos
en busca de aventuras
renovándome siempre
entre el calor y el frío!

Y muchas veces pienso
que caminando busco
lo que nunca he perdido.
Cualquier ola me empuja
hacia inefables brazos
y el sol de la mañana
proyecta tu figura.

Y tantas veces pienso
que doy vueltas y vueltas
en torno de mi misma
y la luna me dice
que tome el primer vuelo
para verme contigo.

En las noches de junio
que parecen tranquilas
aparece la estrella
que guía al caminante
y te busco en la sombra
de un horizonte mágico,
de una ciudad perdida.

¡No estás, no te vislumbro!
Viajar lejos, muy lejos
izando aquéllas velas
indómitas del alma
mientras llega el invierno
y no logré encontrarte
en el tibio reflejo.

LUCÍA
Derechos Reservados
leer más   
10
5comentarios 66 lecturas versolibre karma: 112

Apegos...

Bajó el rocío.
Se apagó la llama
y se quedó la voz
en la penumbra
como preludio
de una noche larga.

Llegó aquél frío
e inundó la estancia
sobre el peldaño
de esa larga escala.

Y no quise ser yo,
ser invisible,
ser sueño,
ser ángel,
ser beso,
ser lumbre,
ser mentira.

Llegó aquél día
y no volvió la noche
con la dulce sonrisa
y el apego.

LUCÍA
Derechos Reservados
leer más   
12
6comentarios 88 lecturas versolibre karma: 112

Cada poema...

Cada poema emerge
desde dentro del alma
como un ave que huye
del sitio señalado.

Cada poema viste
un traje que semeja
un vestido de novia,
muy blanco
en la espesura.

Cada poema sale
de sueños que he tenido
y corre como un libro
que puede ser leído.
Como un lienzo lo lleno
del peso de la vida
y lo tejo hilo a hilo
como una telaraña.

Cada poema grita
el santo y seña triste
de alguna desventura.
Pueda ser que quisiera
alguien hacerlo suyo
y tomar de su esencia
mientras pasa el hastío.

Cada poema brota
de algún dulce momento
y se esparce despacio
muy lejos, cerca al cielo,
donde el amor que muere
prepara sus hogueras.

LUCÍA
Derechos Reservados
leer más   
5
1comentarios 34 lecturas versolibre karma: 76

Dulce tristeza mía...

¿Me vas a abandonar,
dulce tristeza mía?
¿No sabes que en ti
puedo encontrar refugio?

Contigo bajé las escaleras
y si te vas, veré el vacío
y el umbral de tus lares.
Me quedaré sola
en la casa
de la noche mía.

En las soledades,
hay silencios largos
en los cuales
las cosas se abandonan
y el azul del cielo
se muestra más ameno.

La soledad puede
cubrir el tedio
del invierno
justo cuando el hielo
del corazón,
empieza
a derretirse.

LUCÍA
Derechos Reservados
leer más   
9
1comentarios 49 lecturas versolibre karma: 90

Que me quieres, dijiste...

No te alejes, amor.
Quédate junto a esta mujer
que conoce tus caminos.
¿No te acuerdas?
No soy una impostora
que a tu cita llega tarde.

He caminado meses
deteniendo los relojes
porque sabes
que te quiero.

Bajo un cielo de estrellas
detuve la tristeza
y hoy llegas a decirme
que tú también me quieres.

Te has acostumbrado
a mis inviernos húmedos
porque sabes que mi alma
no tiene ni una cana.

¡Que me quieres, dijiste!
Y yo que me sentía
como cosa olvidada
en el rincón
de mi casa.

En mi lecho encendiste
esa llama sombría
que ha encontrado el camino
hacia la luz del día.

LUCÍA
Derechos Reservados
leer más   
5
1comentarios 25 lecturas versolibre karma: 59

La huella de tu mano...

Estaba azul el cielo.
Volví a tener tu nombre
como vuelve el recuerdo
de la risa de un niño
con sus pequeños pasos.

Estaba azul el cielo.
Te buscaba en el parque,
en los caminos de antes
y por las soledades.

Ahora he sentido
a qué sabe el regreso
después de tanto tiempo.
Es ceniza que vuela por entre
las ranuras de un traje antiguo.

¡Todo no se ha perdido!
Es posible que pronto
te encuentre sumergido
en un sueño lejano
y entonces me regales
la huella... de tu mano.

LUCÍA
Derechos Reservados
leer más   
4
1comentarios 40 lecturas versolibre karma: 64

Regreso...

¡Entra pues, amor,
no te quedes afuera!
Hace frío esta noche
y casi es primavera.

¿O es que ya no deseas
recorrer los rincones?
Una estrella fugaz
te regresó a mis pasos,
cuando gotas de lluvia
cubren la enredadera
y despuntan al día
cantando los albores.

Pensé que no volvías,
que te ibas para siempre,
porque mis sienes tienen
nacarados colores
y tus pasos se vuelven
lánguidos y pesados.

¡Te veo diferente,
como un desconocido!
Pueda ser que en ti exista
un poco de ternura,
porque yo estoy segura
de amarte
todavía.

LUCÍA
Derechos Reservados
leer más   
14
3comentarios 77 lecturas versolibre karma: 92