Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Soliloquio en prosa...

Se me han extraviado
tus puntos cardinales
justo allí en el lecho habitado
de arcaicos corredores.

Te busco
en las paredes desteñidas
en esas largas horas
cuando creo que al recuerdo
se lo ha tragado la tierra.

Mi corazón palpita
y el perro te reclama
en tantas noches bóreas
de relámpagos llenas.

En el perchero sigue
el sombrero de siempre
y la bufanda negra
ya no me dice nada.

Se me han extraviado
tus ojos en la grada
y el diván me interroga
y te espera…te espera…

Mi soliloquio acaba
cuando llegas a casa
y el sol por la ventana
se mete y se recrea.

Estás aquí a mi lado
en el lecho que guarda
la placidez del alma
y el azul de este cielo.

LUCÍA
Derechos Reservados
leer más   
2
1comentarios 12 lecturas versolibre karma: 38

Oración...

Señor:
Soy quien te invoca
todas las mañanas
en el parque desierto.
Claro, no soy la misma.
Ahora el tiempo inclemente
invade mis andares
porque no me diste
la juventud por siempre.

Soy cual pintura tenue
que se borra lentamente,
aunque a veces sienta
que como a una niña,
me cuidas en silencio.
Eres como un misterio
indescifrable.

Déjame todavía,
concebir estos versos
sin importar
que la estrella esté remota
y que a la rosa se le hayan
arruinado sus colores.

Déjame sentir, Señor,
que aún me habitan
la tarde,
la ciudad,
la ilusión,
la vida
y Tú.
leer más   
12
2comentarios 66 lecturas versolibre karma: 103

Me conoce demasiado...

¡Me conoce demasiado,
sabe todo de mí!-
Me adivina en los desvelos
perfumados de la noche
ansiando sus varoniles brazos,
tocándole la espalda a la locura
porque ha sido siempre mi pretérito
en espasmos, incompleto.

Sabe en qué noches lo ansío
o en qué momentos me derribo.
Me ha visto con los pies desnudos
buscando a la mujer
que abandonó algún día
en los muros inflexibles del olvido.
Me imagina enrollando mi cabello,
mientras canto melodías a los dioses
y Venus me presta su túnica
para envolver mis frágiles caderas.

¡Sabe todo de mí!-
Percibe que la ventana
le devuelve mis miradas
y un colibrí se asoma
por cada poro abierto.
Siente mi dulce aroma
que le llega de lejos
y escucha ese sonar
de sábanas al viento.

Me imagina bailando con la lluvia
porque intuye que me entrego
con todos mis harapos,
mientras me deshago en los recuerdos
o grito que lo amo,
lanzando gemidos casi eternos
y esa serpiente del deseo,
corona con laureles
mi cabeza.

LUCÍA
Derechos Reservados
leer más   
16
2comentarios 64 lecturas versolibre karma: 103

Debió ser de la noche...

¡No sé de dónde
me vinieron las palabras!
Debió ser de la lluvia,
de la primera lluvia
o del cántaro lleno
o de la alegría que llora.

O tal vez,
se metieron despacio
por el cristal de las ventanas.
Quizá me las trajo Neruda
cuando en aquélla playa
me hiciste con tus manos
aquél collar de nácar.

Hay días en que pinto
paisajes en las nubes
y el viento que me toca
me acaricia la cara.
¡No sé de dónde
me vinieron las palabras!

Debió ser de la noche,
de la noche estrellada
o de esos vastos mares
que se ven en los sueños.

Hay días en que pinto
rebaños aturdidos
y un largo soplo aúlla
y la palabra canta…

LUCÍA
Derechos Reservados
leer más   
5
2comentarios 41 lecturas versolibre karma: 75

Buscándote...

Bajo un tiempo indeciso
he salido a buscarte.
Nada pido, nada espero.
¿Cómo olvidar un viejo
amor dormido?

En el sendero
los pájaros me indagan.
La vida gira
y te sigo buscando
sin olvidar el camino
de regreso.

Bajo una noche larga
camino sin hallarte.
Nada pido, nada espero,
me quiebro hacia la sombra
del crepúsculo y lloro
entre luciérnagas
despiertas.

Tu imagen se dibuja
entre estrellas remotas
que después
desaparecen.

LUCÍA
Derechos Reservados
leer más   
14
2comentarios 78 lecturas versolibre karma: 108

Hay días...

El reloj da la hora
con sus minutos muertos
en la casa que tiene
escaleras tan altas
que hasta el perro se queja
y se queda dormido.

Hay días somnolientos
que parecen cansados
cuando la lluvia cae
sobre tejas de barro
y resuena y repica
en los cuartos vacíos.

Hay un día en suspenso,
como meditabundo
que invita a la esperanza,
a pernoctar en pinos
y cipreses que crecen
tocando el infinito.

Pasan los niños riendo
y clavando sus pisadas
cuando despierta el día
sobre la calle vieja
rumbo a la escuela hecha
con las maderas nuevas.

La iglesia con campanas
que ya no toca nadie
invita a arrodillarse
en un funeral nuevo
y el piano suena y suena
con un canto olvidado.

LUCÍA
Derechos Reservados
leer más   
12
3comentarios 68 lecturas versolibre karma: 102

Pasos tranquilos...

Me iré contigo lejos
a una ciudad de ensueño
y viviremos juntos
la hora del exilio.

Con montañas inmensas
y ríos que transporten
un arenal de besos
en tu cuerpo y el mío.

Nos iremos cantando
con cielos que reflejen
corazones que dancen
en aguas transparentes.

Me iré contigo entonces,
cuando los dos tengamos
la mirada en lo mismo
tocando el horizonte.

Serán pasos tranquilos
con una rosa blanca
y tocarás mi alma
con tu mano invisible.

LUCÍA
Derechos Reservados
leer más   
19
8comentarios 135 lecturas versolibre karma: 97

Cada poema...

Cada poema emerge
desde dentro del alma
como un ave que huye
del sitio señalado.

Cada poema viste
un traje que semeja
un vestido de novia,
muy blanco
en la espesura.

Cada poema sale
de sueños que he tenido
y corre como un libro
que puede ser leído.
Como un lienzo lo lleno
del peso de la vida
y lo tejo hilo a hilo
como una telaraña.

Cada poema grita
el santo y seña triste
de alguna desventura.
Pueda ser que quisiera
alguien hacerlo suyo
y tomar de su esencia
mientras pasa el hastío
y se esparce despacio
muy lejos, cerca al cielo,
donde el amor que muere
prepara sus hogueras.

LUCÍA
Derechos Reservados
leer más   
15
6comentarios 66 lecturas versolibre karma: 103

Ni abrazos, ni lamentos...

Amor: Ya no me busques.
He muerto para siempre.
¿No te acuerdas?
De este cuerpo de antes,
sólo quedan dos alas.

Te dejo mis harapos,
mis versos, mis secretos,
para que te pasees
con ellos el domingo
por el parque de enfrente.

¿Cuánto tiempo
dolieron las heridas?
Ya no tengo ni besos,
ni abrazos, ni lamentos.
Sólo quedan dos alas.

LUCÍA
Derechos Reservados
leer más   
10
6comentarios 70 lecturas versolibre karma: 104

Amante de otros tiempos...

¡Se cierran las heridas
que dejaron los tiempos!
Una sombra se asoma
por el patio de casa
y todo lo vivido
tiene color de aurora.

Los abedules guardan
sus misterios benditos.
Ellos saben de antaño
y saben de mañana
y la ausencia recobra
los girasoles muertos.

Amante de otros tiempos
que floreces ahora,
que traes miel e incienso
para rociar mi lecho:
Ya no soy ese barco
que se quedó esperando
a ese amante que nunca
apareció de nuevo.

¡Ya no hay sangre
en la herida!
El invierno da paso
a ese sol de verano.
Ya las canas de aferran
a la vida que pasa
y en la memoria caben
los dolores del alma.

Traslucido deseo
que no encuentra refugio:
¡Trae pronto en las nubes
pedazos de su carne!

LUCÍA
Derechos Reservados
leer más   
18
8comentarios 75 lecturas versolibre karma: 108

Realismo...

El hambre,
camina agazapada
por las calles del mundo.
Come desechos,
excrementos,
reciclaje de vida.

No se lamenta,
porque no tiene
asistentes que la escuchen.
Corre tras un pedazo de pan
que alguien dejó abandonado
como si fuera el cáliz que cae
de un cielo que calla.

Bebe la leche vieja
en recipientes
con olor a muerte.
El hambre es frío,
es querer asirse
a un velero que zarpa
cargado de quejidos
en una noche
de tormenta oscura.

Es estar secuestrado,
muerto en vida,
con una mano extendida.
Es llevar en el corazón una bandera
y por traje, un sucio cobertor
tejido con hilos arrancados
de un pedazo de patria
enmudecida.

LUCÍA
Derechos Reservados
leer más   
15
5comentarios 56 lecturas versolibre karma: 114

Bajo las ruinas...

Un amor, dos amores,
luego un dejar de amarte
con sus mil resplandores.
Allí está esa imagen
en la prisión sombría
y yo cierro mis ojos
para que no se vaya.

¡Oh, Pájaro ambulante!
Yo te cuido aquél nido
para que cuando vuelvas
de posarte en las ramas,
puedas dormir tranquilo
bajo mi abrazo trémulo.

Yo espanto los duendes
en esas noches bóreas
y protejo tu cuerpo
en las meditaciones,
para que las fatigas
no te quiten el sueño
y sientas que soy tuya
aún bajo las ruinas.

Te amo en los latidos
de muchos corazones,
aunque ataquen furiosos
jauría de leones.
Yo protejo este nido
de la bruma del tiempo
y te guardo este beso
mientras llegas de viaje.

LUCÍA
Derechos Reservados
leer más   
5
4comentarios 30 lecturas versolibre karma: 71

Agonía...

No hables ahora,
sólo escucha.
El agua que gotea
en las albercas
lavará las impurezas.

Aspira el aire
que viene de la calle
para que puedas sentir
cuando la muerte llegue.

Reconoce sus marcas
porque el mediodía
sabrá poner sus huellas
en la rústica acera.
A la vuelta de la esquina,
un ángel invisible,
espera…

No olvides las antiguas oraciones
mientras la golondrina
exorciza tus temores
y te vistes con el traje
de los héroes
que vienen de luchar
en las batallas.

LUCÍA
Derechos Reservados
leer más   
10
1comentarios 48 lecturas versolibre karma: 108

Ave de paso...

Mientras lloren tu ojos,
yo beberé tus lágrimas…
Este amor lucha en el tiempo
porque no quiere ser ave de paso.

¡Yo no lo sé explicar,
pero te Amo!
Tal vez, sólo fue un sueño.
Yo no lo sé explicar,
pero, recordando tus ojos
me va tragando el mar.

¡Oh, amor taciturno!
Todas las noches dejo
las ventanas abiertas
para que tu suspiro
quiera llegar al beso.

Cierro al fin las ventanas
cuando el beso se tarda
y no ocupaste el nido.
¡Yo no lo sé explicar,
ave de paso!

LUCÍA
Derechos Reservados
leer más   
3
1comentarios 19 lecturas versolibre karma: 45

Manos viejas...

A la vuelta de la esquina
sobre la tierra desnuda
con una rosa en la mano
llegabas buscando el alba
en las torres del olvido.

¡El sol en la tarde aquélla
rompía los corazones
con sus trompetas de plata!-
La lluvia ya no caía.
Resonaban las campanas
de la iglesia tan lejana.

Unos ojos se asomaban
por los resquicios del alma,
como buscando mis ojos
por toda la senda clara.
A la vuelta de la esquina
y con el viento de noviembre,
un pajarito traía
el amor en sus dos alas.

¡Oh, tú que aún no me olvidas!-
Toma el corazón y grita,
que yo estoy aquí en la fuente
esperando un beso frío.
Hoy es siempre en el recuerdo,
en el silencio, en la calle,
en los abetos que se izan
por el camino que pisas.

En la casa,
la soledad se parece
a la canción que entonabas
en esas noches serenas.
A la vuelta de la esquina,
sobre la tierra desnuda,
vendrás a romper las rejas
para entrar a mi morada.

Tendré listas las quimeras
cuando llegues de aquél viaje
con el equipaje a cuestas
entre la luna y el viento
buscando mis manos viejas.

LUCÍA-
In Memoriam
(Derechos Reservados)
leer más   
10
4comentarios 86 lecturas versolibre karma: 93

Vacío...

A veces,
siento que el amor
está latente
en el centro de mi casa.

Sin embargo,
aunque no quiera,
en el centro de mi casa
está el vacío.

LUCÍA
leer más   
14
6comentarios 101 lecturas versolibre karma: 105

Elegía para un encuentro...

Esa mañana,
todo parecía perfecto.
Era domingo entonces
y caminando distraída
me extasiaba en los jardines.
Bajo ese cielo pálido
te volví a ver
muy lejano y ausente
con esa gran serenidad
de siempre.
Te volví a ver
en ese campo de
geranios ardientes
y no te dije nada
por no abrir los caminos
ni escarbar las simientes.
Quedó el viento en suspenso
y los labios callaron
en la pesada tarde.

LUCÍA
leer más   
13
3comentarios 102 lecturas versolibre karma: 85

Heraldos...

¡Que no se muera el beso
detrás de los fracasos!
¿Para qué retomar
los heraldos del cariño,
cuando ya no tenemos
la mirada en lo mismo?

¿Qué es eso
que tienes que decirme?-
¡Si yo ahora navego
enredada en la bruma del silencio
y mi luna brilla con la luz
que le regala mi esperanza!

¿Por qué quieres volver,
cuando he aprendido
a reconocerme las heridas
permitiendo que florezcan?
¿A qué vas a volver,
si ahora viajo sola, acompañada
del metro de la vida?-

Arreglo mi equipaje
a cualquier hora
y me voy a Roma,
o al parque,
o a la esquina
o simplemente doy vueltas
en torno de mí misma.

LUCÍA
Derechos Reservados
leer más   
13
3comentarios 85 lecturas versolibre karma: 84

Rueda el mundo por dentro...

¿Qué quiero de la vida?
¿Qué espero de este cielo?
¿Acaso la caricia del viento
en la mañana?
Yo me creía sola
con las manos abiertas
atrapada en un sueño,
pero escuché ese canto
en medio de la niebla.
Rueda el mundo por dentro
mientras la alondra vuela
encima de la tarde.
¿Qué le pido a la vida?
Que me permita asirme
fuertemente a ese árbol
que me espera paciente
en medio de la bruma
y da sombra a los días
mientras me voy de viaje.

LUCÍA
Derechos Reservados
leer más   
7
1comentarios 91 lecturas versolibre karma: 91

Debió ser de la noche....

¡No sé de dónde
me vinieron las palabras!
Debió ser de la lluvia,
de la primera lluvia
o del cántaro lleno
o de la alegría que llora.
O tal vez,
se metieron despacio
por el cristal de las ventanas.
Quizá me las trajo Neruda
cuando en aquélla playa
me hiciste con tus manos
aquél collar de nácar.
Hay días en que pinto
paisajes en las nubes
y el viento que me toca
me acaricia la cara.
¡No sé de dónde
me vinieron las palabras!
Debió ser de la noche,
de la noche estrellada
o de esos vastos mares
que se ven en los sueños.
Hay días en que pinto
rebaños aturdidos
y un largo soplo aúlla
y la palabra canta…

LUCÍA
leer más   
8
2comentarios 80 lecturas versolibre karma: 92