Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Incompatibles ("la hora del cuento", ¡ja!)

Prefieres ir recto,
yo quiero dar vueltas,
tus pies en el suelo,
los míos se elevan,

yo no tengo dueño
y tú te lo inventas,
al caer te lamentas,
si caigo... despego.

Adoro ir a tientas,
tú tienes que verlo,
tus sueños son sueños,
los míos son metas.

Te gustan las tretas,
soy claro y sincero,
me encanta la juerga,
no sales ni muerto.

No entiendes mis letras,
sin ellas no duermo,
por más que te metas
con mi "hora del cuento",
escojo leerlas
si sangro por dentro,
elijo perderlas
entre otros mil textos.
leer más   
6
5comentarios 22 lecturas versoclasico karma: 90

Mis tres recuerdos

Bajo el sol del horizonte
he guardado tres recuerdos,
de mi tierna adolescencia,
un verano allá en mi pueblo,
mis canciones, las de siempre,
y el tercero son tus besos.

Aunque queden algo lejos
calentitos los mantengo,
cuando pierdo la paciencia
a buscarlos voy corriendo,
al contrario que el presente,
me dan paz cuando los veo.

Y he notado que en la noche
el sol juega a protegerlos,
pues mirando las estrellas
también he podido verlos,
los mantiene así latentes,
como un brillo entre destellos.
leer más   
17
4comentarios 68 lecturas versolibre karma: 104

... por la borda

Desgarrando mi personalidad a golpe de negativa,
lento viene mi final, como un barco a la deriva.
Se me encoge esta ciudad, se hace estrecha y medio altiva,
increíble pero real, porque ayer yo estaba arriba.

Homicidio a voluntad y en grado de tentativa,
he matado a mi verdad, que postrada, ya es mentira.
Estoy solo ante un disfraz protector de la embestida,
que reprime un día más los rencores del que mira.

Y en el fondo de la mar está mi alma compasiva,
sólo a esa profundidad lo que fui no se lastima,
por la borda saltarán mi coraje y mi autoestima,
el sedal se soltará del carrete de la vida.

La tormenta engullirá los pedazos que resistan,
destrozando sin piedad todo resto de empatía,
y en la parca inmensidad, mi esperanza y mi agonía,
ahogarán mi lealtad, omitiendo que eras mía.
leer más   
18
12comentarios 97 lecturas versoclasico karma: 121

Ni contigo ni sin ti

Tú,
que vives a la sombra de tu humor,
que finges ser un necio en el amor,
no busques fama si no das la cara,
no quieras cama sin tocar mi alma.

Tú,
que sigues siendo un niño al que callar,
que anhelas mi cariño y nada más,
no digas que no entiendo lo que pasa,
no entiendo que digas que me resbala.

Por ti,
caería en el abismo sin mirar,
sabes que tu sentido es mi verdad,
en ti hay la luz que guía mi velada,
velando mi rencor con tu mirada.

Sin ti,
un lío y no un lazo al corazón,
con celo me desplazo hasta el perdón,
no veo, sin tus ojos, un mañana...
no duermo sin tu brazo como almohada.

Y así,
deseo una caricia nada más,
que roces con tu dedo, al brindar,
mi mano y sin quererlo se nos vaya
saltando, el corazón, al Himalaya.
leer más   
15
4comentarios 52 lecturas versoclasico karma: 111

Nací para ti

Yo
nací
para amarte a ti,
verte despertar... a mi lado.

Yo
nací
para estar por ti,
que nunca jamás... te hagan daño.

Ver,
oir
y sentirte en mí,
ir siempre detrás... de tus manos.

Ser
un "sí"
en tu frenesí,
quiero respirar... de tus labioooos.
leer más   
17
8comentarios 93 lecturas versoclasico karma: 107

Todo que perder

Dudas al frente de un barco inseguro,
surcas los bares de calles extrañas,
mares y muros...
duerme en la playa,
sueños oscuros despiertan al alba.

Driblas detalles de tiempos futuros,
sigues pisando sin ver a quién dañas,
cañas y vinos...
codos en barras,
mirada absorta que siempre te engaña.

Te crees que has pasado momentos muy duros,
deshechas la vida, ya nada te importa,
tascas y tortas...
cortas batallas,
al suelo le cuentas tu lucha por nada.
leer más   
14
7comentarios 78 lecturas versoclasico karma: 111

Homenaje a Freddie (Mercury por supuesto)

Mama,
debes saber,
que he matado a una mujer,
apuntaba y disparé...

Mama,
descubro aquí
que el miedo siempre está lejos de ti.

Mamaaaaaa, uuuuh uuuh uuuuuuh,
ahora qué mas da,
el viento se ha llevado lo que fuimos,
lo mejor...lo mejor...
sería no haber nacido.

Tarde
para entender...
lo he echado todo a perder,
mi futuro y mi niñez.

Mama,
me cuesta seguir,
el cielo se oscurece tras de mí...

Mamaaaaaa, huuuu huuu huuuuuu,
(estoy perdido)
no quiero terminar,
no quiero que todo esté decidido,
lo peor.... lo peor,
es que tú lo hayas sufrido.
leer más   
18
4comentarios 58 lecturas versolibre karma: 112

Su culpa

Es a causa de su luz
que he perdido las estrellas,
es mi cielo y es mi cruz,
no es en blanco y en botella.

...me trastoca mientras hablo.

Su mirada anda inventando
una balsa en la que floto,
mar adentro, remolcando,
con la caída de sus ojos,

me libera y me condena...

Es por culpa de sus piernas
que me estoy volviendo loco,
porque en sueños me rodean
y despierto si las toco.

Es mi todo y es mi antojo.

Cuando creo tomar las riendas
me topo con el contorno
de sus labios, que me muestran
el empíreo en que me alojo.

Me da paz y es pernicioso.
leer más   
18
12comentarios 116 lecturas versolibre karma: 126

No podrás pararme

Suéltame, déjame ir,
este es mi momento,
a favor del viento.

Únete, prueba a subir,
al rebufo puedo
remolcarte al cielo.

Soy un coche de carreras
que no quiere entrar en boxes,
soy voraz como una estrella,
ves detrás porque te come.

Soy fugaz, no me contengas,
más si crees que me conoces,
esa brizna de la hoguera
que te prende con su roce,

que hasta la Luna se eleva
harta de tantos calores,
buscando su propia senda
alza el vuelo sin temores.

Un guepardo tras su presa
con alardes de conciencia.
Soy arcoíris de colores,
no de siete, de millones.

Voy cargado de ilusiones,
miro atrás y no interesa,
si en mi ruta te interpones
entrarás fijo en barrena.

Y si es corto pero intenso
la verdad es que no lo pienso,
soy un bloque de agua inmenso,
que no cede ante el terreno.

No me pares en lo bueno,
no podré por más que quiera,
mi tranvía del deseo
va directo hasta su meta.
leer más   
15
9comentarios 91 lecturas versoclasico karma: 121

Quítame todo

Dame tres vidas sin rojo en el cielo,
pasos sin vuelo de una golondrina,
vuelca tu ira sobre este, mi pecho,
quiero el derecho a dar lo que pidas.

Ciega mi instinto, siégame el día,
arranca de cuajo mi "algo" distinto,
engulle sin pena toda mi alegría,
convierte mi senda en un laberinto.

Desgárrame el cuello, extrae poesía,
transforma el cuarteto en cruda elegía,
derruye mi techo de estrellas perdidas,
reabre sin miedo mis viejas heridas.

Y si con eso no quedas contento
toma mi aliento, agarra mi vida,
sólo te pido que a cambio de ello
nunca permitas que ella no exista.
leer más   
25
13comentarios 117 lecturas versoclasico karma: 121

El adivino

Tengo visiones, hago conjuros,
y mi pasado aún puede ser tuyo,
pues veo quién eres, ahora te intuyo
leyendo este texto en el que te incluyo.

Y no sólo esto, yo no conjeturo,
las cartas me dicen que hay poemas tuyos,
que escribes a veces y tienes más de uno,
presiento que a ti te dedicas alguno.

Pongámonos serios, rompamos el muro,
la bola me da la visión de lo oculto,
tú vienes a verme por si algo descubro
que pueda ayudarte de cara al futuro.

Pues bien lo clavaste, predigo en segundos,
no hay nada al azar en este ciego mundo.

Aguarda un momento, hay un ser profundo
que pide hablarte, es claro y rotundo:


- Cariño, ¿me estás leyendo?
Si es así, pon tu dedo en esta palabra, te quiero.

Mi amor, me estoy diluyendo,
y me fui sin resolver esa mirada, no debo.

Hay alguien aquí
que pretende que me vaya,
que me estira porque sí,
y que no le importa nada,
yo le digo que sin ti
se me parte en dos el alma,
que no puedo ir hasta allí
con un ánima quebrada.

Dile al poeta que hay ahí
que conjure, por sus barbas,
que si vuelvo junto a ti,
le daré toda mi plata.
Y ahora me tengo que ir...
eres toda mi esperanza. -


Sí, soy médium, ¿no lo dije?, de fantasmas me saturo,
no doy pie con bola luego... y me noto inseguro.
Y ahora dime, ¿quién ha sido? alguien fuerte, me figuro,
¿Su mensaje es importante? ¿fue su fin muy prematuro?.
leer más   
18
8comentarios 92 lecturas versoclasico karma: 111

Receta sanadora

Bañas mis dudas en aceite,
... dorado y reluciente,
rodeando lentamente
mis anhelos más latentes.

Deleitarse es conveniente
cuando aliñas tú mi mente,
sí, lo bueno engorda siempre,
¡qué divinos ingredientes!.
leer más   
21
9comentarios 99 lecturas versoclasico karma: 133

No sé ni si sé ser

Es una postura habitual
en mí que a veces me esté
autocensurando,

que voy a tratar de anular
en un poema, después,
que estoy confeccionando.

Pero ahora a mi alrededor,
los problemas se llevan lo mejor.
Trato de huir con mis manos
asiendo la paz del teclado.

Un incendio tras mi verdad,
creo desgracias sin más,
como jugando.

Busco traspasar lo real,
puede que suene inmoral...
me estoy acostumbrando.

Yemas que no tienen pudor,
que no piden ninguna explicación,
teclas que se vienen abajo
por dar su versión del descuajo.

"Is this the real life?
is this just fantasy?..."
leer más   
23
14comentarios 121 lecturas versoclasico karma: 129

Te toco

Te toco,
caigo en que eres cierta,
que eres mi respuesta,

te conozco,
noto tu presencia
si cierras la puerta

y en tus ojos...
el aire que me falta está en tus ojos,
el cielo no me basta si estoy solo
y no te toco...

Te toco,
sé que estás despierta,
no te des la vuelta,

yo te adoro...
no me daba cuenta
que me desorientas

si te toco...
y voy menguando poco a poco,
el tiempo se dispara entre nosotros...
como un locoooo.

Te toco.
leer más   
35
21comentarios 221 lecturas versoclasico karma: 124

La copa

Soy cristal incandescente,
cuando soplas, me das forma,
si es de modo vehemente
mis mejillas se sonrojan,

sin embargo, si es paciente,
mi inconsciente se transforma
y me vuelvo transparente,
recipiente de tus normas.
leer más   
26
9comentarios 126 lecturas versoclasico karma: 116

Ella

Se comenta entre la gente
que apareces de la nada,
que eres tímida y paciente
a la vez que complicada.

Cuando más quiero tenerte,
como ahora, en mis palabras,
ni te asomas para verme,
como si algo te indignara.

Sin embargo cuando el cielo
ronronea en la mañana
despertando el contorneo
de una flor tras la ventana,

amaneces cual deseo
que se empeña en dar de baja
todo alcance de lo bello
pretendido por las masas.

Y te pasas días enteros
al borde del espigón
con el mar entre tus dedos
y arropada por el sol.

Sucediendo sin remedio,
nunca a expensas de algún don,
estableces tú el promedio
evadiendo a mi razón.

Es por ello que te veo
y desbordas mi ilusión
vaciándome por dentro,
mi querida inspiración.
leer más   
16
11comentarios 111 lecturas versoclasico karma: 155

El encuentro

A corazón abierto
vierto mis palabras,
labras tú el entuerto,
tuerto entre tus garras.

Arras del encuentro,
entro en la frenada.
Nada ya comprendo,
prendo en tu mirada.
leer más   
19
9comentarios 104 lecturas versoclasico karma: 136

Con la vida boquiabierta

Destemplado por los celos
fui arropado por tus piernas
y en el mar de lo incorrecto
zambullimos nuestras penas.

Una balsa, nuestro sexo,
que a querernos nos condena,
fulminando con empeño
cataclismos y tormentas.

En un beso aquí en el cuello
es donde todo comienza,
con un frágil titubeo
y tu piel en mi cabeza.

De reojo hay un destello,
en tu mirada, sutileza...
se me erizan alma y vello
al vivirte tan de cerca.

Desvalijas pieza a pieza
el sentido entre mis manos,
voy perdiendo mi entereza
en el tacto de tus labios.

Tantas cosas... tantos casos,
tanta queja con agravios,
que llega el momento y dejas
que nos lleve a lo más alto.

Ahora salgo por la puerta,
a una nube parte un rayo,
una Luna recubierta
de un canela nacarado

me recuerda que a tu lado
la alegría se despierta,
ves lo bello de lo raro,
con la vida boquiabierta.

Aún te llevo en mi alacena,
con tus ojos entornados
y tus gestos de doncella
de una corte de mil años.

Y recaigo en tus lindezas,
el deseo en tus abrazos...
En mi calle, que desierta,
muestra el cielo en tus bocados.

Paso el día enamorado
por el rastro de tu huella,
lo comento en el trabajo
y se lo explico a las abuelas.

Tu alborozo y desparpajo
abre en mí esa compuerta,
arrancándome de cuajo
los complejos que te insertan.

En una existencia incierta
eres tú mi buen recaudo,
cuando el lastre al cuello aprieta
con tu olor me desenlazo.
leer más   
17
8comentarios 135 lecturas versoclasico karma: 139

Las hojas al final del tallo

Medio sueño, dos almohadas,
un lamento, y te he dejado.
Un respeto por las hadas
a las que lloré tu nombre.

En la piel ya no se esconde,
sino grabado debajo,
dos mil besos y un regalo
del infiel cajón del mueble.

A ocho millas del presente,
no retengo lo que hay,
ahora duermo de costado,
cierro puertas al entrar.

El amor siempre es cotilla,
sabedor que hay dos en la
rama par de cada vida
de esta sagrada familia.
leer más   
14
10comentarios 120 lecturas versoclasico karma: 117

Madera

En el frío del invierno
barnizabas mi corteza,
cubriendo grietas que tengo
entre nudos de tristeza.

Si mi corazón se altera,
eres tú quien late dentro.
Cuando giro la cabeza
sólo veo tu recuerdo.

En mi savia está tu aliento,
y lo noto porque empieza
a cambiarme el argumento
en hojas amarillentas.

Si me quieres de una pieza,
no me claves tus deseos,
pues ya soy madera vieja,
y algún tronco tengo hueco.

Agitado por el viento,
cuando azotan tus rarezas,
se me tuerce el sentimiento
que me arraiga en la simpleza.

Yo era roble corpulento
entre pinos y maleza,
y pasé en proceso lento,
a serrín en tu cabeza.
leer más   
16
13comentarios 108 lecturas versoclasico karma: 159