Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

La carreta de los sueños infantiles

La carreta de los sueños infantiles
Voy con mi carreta en busca de los sueños
que guardan en su inocente alma los niños
que espera ansiosos su regalo favorito para
jugar con sus amigos en la calle sin asfalto
sin autos que los puedan atropellar, sin bombillas
que alumbran la noche en calma, sin lujos en su casita
hecha de amores y sonrisas, donde papá y mamá luchan
como valientes para dar sustento a sus barriguitas vacías.
En ella también llevo el collar de esperanzas para una vida
mejor, el carro de ilusiones donde se puede ver el futuro
el cuaderno y el lápiz para pintar el arco iris de caramelos
para endulzar sus boquitas rojas como manzanas, veo el balón
con que han de jugar Matías y Jerónimo, la muñeca para Sarita,
me imagino aquellos ojitos curiosos y manitas inquietas
buscando lo que han soñado y el corazón me salta de emoción.
Por eso voy pronto con mi carreta porque me esperan Angelitos
tiernos e inocentes que solo saben jugar y amar y soñar.
leer más   
6
1comentarios 43 lecturas prosapoetica karma: 86

Fui a buscarte

Fui a buscarte

Fui a buscarte en el monte, en el agua,
en la lumbre, en la sombra, en la orilla de la luna.
en la mente de un eterno caminante
sin consuelo, sin pan, sin amor, allí no estabas.
Sali corriendo, llorando de pena
me refugié en la niebla quería encontrarte
quería decirte que calmaras la tempestad
del universo, este universo que se funde
en las quimeras del miedo y el olvido; solo halle silencio.
El sol fundió aquellas nubes blancas
y calentó mi cuerpo, miré al cielo con dolor
entonces vi aquel destello… en mi mente
estabas tú; hablando quedito con amor eterno,
me decías, estoy en todas partes, en el monte
en el agua, en la lumbre, en la sombra, en la orilla de la luna
y en la mente de aquel caminante,
eras tú la que no me veía, porque no me buscas
como yo quiero, no ves que por ti muero.
Muero cuando te callas, cuando no dices al mundo
que los amo que los espero con ansias con brazos abiertos
diles que para mí los quiero.
leer más   
10
3comentarios 69 lecturas prosapoetica karma: 121

Pasarán mil lunas

Pasarán mil lunas

Siempre tú, en mis pensamientos
abarcando todo mi existir
llenando de nostalgia mis sentidos
enredando mis pensamientos en noches oscuras,
salpicando de olvido aquellas horas
donde tus palabras locas me hacían reír.
Se fue el sonido agradable de aquellas
melodías, tus melodías, ahora solo escucho el viento
que me cuenta historias de amores perdidos
en la neblina donde perdí tu amor, ahí yacen
los besos y las caricias que nunca nos dimos
los abrazos imaginarios y las cartas de amor
que escribimos para luego romper sin que tú y yo
supiéramos que decía en ellas.
¡Cuándo volverá la alegría a mi corazón!
Pasarán mil lunas antes que vuelva a sonreír
pero estoy segura de que no alcanzaré a contarlas,
abre dejado este paraíso perdido inundado de llanto donde
ahogaré mi existencia con tu nombre en mis labios.
leer más   
6
5comentarios 52 lecturas prosapoetica karma: 99

Correteando a Sirilo

Correteando a Sirilo
Esta Sirilo sentado comiéndose mi zapato
con un grito lo espanto, pero nunca me hace caso
entonces cojo la escoba para darle un totazo
pero el sale corriendo, su cola va meneando.

Se sube sobre la mesa luego salta hasta el patio
se esconde en un arbusto tapándose con un manto
me le arrimo despacito llevo en mi mano un lazo
para lanzarlo a su cuello y así poder agarrarlo.

Pero su instinto le avisa siento que me ha escuchado
y cuando tiro la cuerda otra vez se me ha escapado
Sirilo ven para acá aquí te estoy esperando
le grito una y otra vez vas a dañar mi zapato.

Sirilo sabe que yo de tanto correr me canso
y me olvido de cogerlo y me regreso despacio
agitada ya no hay fuerzas entonces se va acercando
y con su lengua afuera me regresa mi zapato.

Sirilo es muy travieso todo lo vive agarrando
él sabe que yo le juego y con amor ya lo alzo
se pone muy contento y me da tres lengüetazos
en mi cara y mi nariz y también me da un abrazo.
leer más   
7
1comentarios 32 lecturas versolibre karma: 105

Un poema triste

Un poema triste

Devuélveme las lágrimas,
envíalas con el viento que se fue
tras tu recuerdo, devuélveme la risa
que se apagó con tu adiós.
trae de regreso aquellas horas
pintadas de arco iris; que vivimos
contando las estrellas bajo el manto
que guarda este amor.
No quiero más este tormento
que abraza mi destino,
llévame hasta el sol en tus sueños
para quemar la tristeza y secar el llanto
para no recordarte más.
Me imagino ahogada en el tiempo
intentando borrar con la brisa
este sentimiento, que fluye cada vez
como espuma, no hay luz ni paz
para mí; solamente dolor.
Quisiera que mis pensamientos
inventaran una fantasía en la que no existiera
sufrimiento, sino rosas y tú.
leer más   
16
8comentarios 125 lecturas versolibre karma: 88

Infinitamente tú

Infinitamente tú

Eres luz, eres espacio, libertad que alcanza
el infinito, eres la cumbre de los sueños
y esperanzas que danzan silenciosas
frente a los ojos cargados de niebla que
no perciben su esencia ni el sabor a libertad.
Eres primavera perfumada de ensueños;
que se instala al borde del camino
empedrado de dolores que hirieron tu piel
en tarde lluviosa, allí dejaste tu ultimo legado;
para el vagabundo el rico el niño y la doncella,
¡Quien quisiera estar frente a tu vera!
para poder sentir el cálido abrazo de su amor
para fundir sus lágrimas en sus laceradas manos
que regaron semillas de esperanzas por doquier.
eres infinitamente tú, y refrescas gratamente
la sequedad del ser sin ilusiones y sin mar,
acércate un poco más a mi recamara donde elevo
cada amanecer mis versos con la tinta de mi ser
para que sepas cuanto te amo.
leer más   
16
6comentarios 55 lecturas versolibre karma: 97

Para Santi

Para Santi
Niño hermoso, cuando me miras tu carita de Ángel me dice tantas cosas,
me dices que sueñas en un planeta azul, donde tus amigos
te esperan para jugar con globos de algodón dulce.
tus bellos ojos observan aquel libro en blanco
quieres dibujar el arco iris que rodea el valle
donde corre aquel hilo de agua pura,
quieres llevar a tus amigos Marley y Tomi, se que amas
a todos los animalitos y como no puedes traerlos a todos
te ayudaré a dibujar muchos grillos, mariposas, y pájaros,
haremos un jardín de primaveras azules, un castillo enorme
para que habiten en sus balcones coloridos,
también pintaremos tu escuela y la maestra de Ingles
cuando llegue la tarde bajaremos el sol y lo pondremos
en tu puerta para que caliente tu cuarto cuando vayas a dormir,
te enseñare los versos de la luna, con ellos harás una canción
que cantarás con la guitarra de caramelo y el tambor que tu padre
hiso para ti con trozos de cartón y lana.
Soy feliz cuando ríes y me abrazas diciendo, ¡Mamita mía te amo
cuando me enseñas la tarea de español. y guardas tus juguetes,
por eso hoy quiero contarte un cuento y leerte un poema
que hice para ti con todo mi amor.
leer más   
4
sin comentarios 22 lecturas versolibre karma: 70

La niña que quería coger una estrella (Cuento)

LA NIÑA QUE QUERÍA COGER UNA ESTRELLA

Laura Daniela es una niña de ocho años, muy alegre vive pensando que la vida es un cuento de hadas y príncipes donde sus deseos y caprichos se pueden cumplir. Vive con sus padres en la campiña; un lugar muy hermoso con muchos árboles, flores y un lago inmenso donde las aves y animales van a beber.

Tiene un amigo muy particular, un lindo pato a quien llama cariñosamente patico que habla con ella en las noches a la luz de la luna.

Una noche la hermosa niña salió a caminar y a contemplar la luna que alumbraba con esa claridad que la caracteriza aquel lago, se sentó a la orilla y llamando a su amiguito le decía: ¿Patico dónde estás? ¡Ven que quiero hablar contigo! mira lo grande y bella que esta nuestra amiga en el cielo, el pato salió de su escondite, se acurrucó junto a Daniela - ella lo acaricio suavemente - mostrándolo el reflejo de la luna en el agua le dijo:
¡Mira patico que bonita y grande esta la luna y esa estrella! ¿Cual?
Pregunto el pequeño amigo
¡Esa que esta junto a la luna! respondió la niña con voz ansiosa.

¿Qué estás pensando niña acaso lo mismo que yo?
¡Si...dijo ella con una sonrisa picarona, quiero coger esa estrella y llevarla a mi casa para que ilumine mi cuarto.
¡Pero es muy difícil! Dijo patico. Esta tan lejos de la tierra que es imposible alcanzarla; la niña se entristeció tanto que rompió en llanto.
El pequeño pato no sabía cómo consolarla solo se le ocurría colocar su cabeza en el regazo de la niña.
Después de un rato patico exclamo con alegría.

¡Oye Dani se me ocurre algo! ¿Que? pregunto la niña, vamos a la casa de mi amigo el unicornio violeta, él nos dirá que hacer.
Dani levanto en sus brazos a su amigo y salieron a buscar la casa del hermoso unicornio que estaba un poco alejada de aquel lugar
después de varias horas de camino llegaron a la casa de este animal, la casa era una cueva muy grande estaba iluminada por luciérnagas.
La niña con un grito muy fuerte llamo al amigo de patico, ¡Amigo ven! necesitamos tu ayuda por favor sal un momento, después de un rato salió el unicornio violeta este preguntando con un vozarrón que asusto a la niña ¿quién me necesita? patico respondió,
¡Nosotros Laura y patico!

¿Que necesitan? Mi amiguita quiere coger la estrella que esta junto a la luna para que ilumine su casa, unicornio con enormes alas y ojos de cristal sonrío diciendo: claro que si suban a mi lomo yo los llevaré al infinito y traeremos la estrella. Pero a cambio me tienen que cantar esa canción que todos los días se escucha cuando el viento viene en esta dirección, la que canta una niña en las noches,
Laura comenzó a cantar con su dulce voz y enseguida el cuerpo del unicornio se volvía de color violeta, por eso pato decía que su amigo se llama Unicornio Violeta, el adorable animal se sentía feliz al escuchar esa dulce canción y sus alas se desplegaban preparando para el viaje a las alturas.

Juntos subieron sobre el animal y se fueron perdiendo en la inmensidad de firmamento, al cabo de un largo tiempo regreso el unicornio con Laura Daniela, pato y una hermosa estrella que adornaba la cabeza de la niña. Dieron las gracias a su amigo y se fueron cada uno a su casa.

Desde entonces el cuarto de la niña está iluminado, patico nada feliz en el lago esperando cada noche para conversar con su gran amiga.
leer más   
9
1comentarios 87 lecturas relato karma: 88

No me pidas

No me pidas

Pídeme el cielo amor de mis amores
lo dibujaré frente a tu venta
en él escribiré los versos
que me dejaste con aquella rosa blanca.

Pídeme que baje una estrella lunar
y en la noche la lleve en un cofre de plata
donde guardamos tu foto y el lindo collar
que me diste en aquella nuestra serenata.

Si quieres también te bajo las nubes más altas
para refrescar en mi mente los sueños y estío
que mueren tan lento que hieren el alma
que asoman a veces con aire sombrío.

Pídeme que viaje al fondo del mar
que me esconda en medio de aquella montaña
pero no me pidas que olvide tu nombre
que deje de amarte con toda mi alma.
leer más   
14
6comentarios 114 lecturas versolibre karma: 108

La niña de la fuente

La niña de la fuente
Hace, pero mucho tiempo
escuche a alguien decir
que en la fuente de los valles
vive una niña feliz.

Que aparece al medio día
con un ramo de Jasmín
y lo regala a la gente
cuando pasan por ahí.

Su cabellera dorada
sus ojos color rubí
su piel aterciopelada
su vestido de safír.

Ella canta ríe y sueña
con un mundo más feliz
para que todos los niños
nunca tengan que sufrir.

Dicen que su madre Juana
y su padre Benjamín
se bañaron en la fuente
y la engendraron allí.

Al cabo de un largo tiempo
ellos quisieron partir
con un retoño en el vientre
y un futuro por venir.

Pasados unos diez meses
al valle quisieron ir
para presentar la niña
y bautizarla Jazmín.

Pero la celosa fuente
los sumergió hasta el fin
llevándolos a un castillo
de oro esmeralda y rubí.

Allí viven muy felices
y si ella quiere salir
es para dar a las niñas
un ramito de Jasmín.
leer más   
10
10comentarios 86 lecturas versolibre karma: 94

La niña de ojos tristes

LA NIÑA DE LOS OJOS TRISTES

Cansada de llorar y sin saber qué hacer
contempla el cuerpecito de su amada hija
tendido sobre la dura cama, sin vida, sin aliento,
las alas de la muerte la llevaron al espacio infinito.
No hay dinero, no hay flores ni una tumba que pueda recibir su cuerpo,
solo un hermoso vestido le hace honor a María de los Ángeles.
La tierra al ver tanta miseria se conduele y le ofrece una cuna
sin adornos, sin perfume, pero con el más bello sentimiento de pesar.
Abre sus entrañas para recibirla como si fuera un tesoro que pronto
le pertenecerá, será un momento sublime y eterno.
la abraza con amor promete cuidarla por siempre.
Allí descansa en un valle de flores silvestres y aire puro
la niña de trenzas largas y ojos tristes.,
un alma que quiso vivir, soñar y crecer como todos los niños.
leer más   
17
11comentarios 85 lecturas prosapoetica karma: 110

Un ramo de poesía

Un ramo de poesía

Hoy se apagó el sol de mi camino
el día se volvió gris, las nubes al igual
que yo quieren dejar brotar gotas de lágrimas
azules, que se pegan en los cristales;
queriendo escribir un lamento que se ahoga
en lo profundo del corazón.
He de ser fuerte, no volveré atrás,
me arrepiento, me arrepiento haber regresado
encontré la indiferencia y el estío a mi paso
ya no es como antes, siempre sentí el temor
a la indiferencia del mundo, a lo cotidiano.
pasaré mi tiempo velando, pintando en el lienzo de la vida
nuevas formas de esperar, que esta sombra despeje
la imaginación, y amanezca con un ramo de poesía
que contenga la sobriedad, de mis años en completa paz.
leer más   
16
8comentarios 82 lecturas versolibre karma: 97

La caricia de un verso

Hoja en blanco
ansía una caricia
de aquel verso.

Cuando veo tu virginidad
y textura, me imagino tatuando
mis palabras en ti por siempre.
leer más   
16
2comentarios 85 lecturas versolibre karma: 106

He matado

He matado
Ayer mate el dolor, mate la tristeza, la angustia,
la nostalgia invencible de tu presencia,
he matado el llanto, el rencor y la desilusión
les clave el puñal de la indiferencia,
están tendidos en el laberinto interminable
de la conciencia, allí yacen desangrándose, ya no tienen fuerza
los enterraré en el bosque de mis sueños olvidados.
No quiero volver a verlos, el arma que utilicé es tan pequeña
pero aguda y mortal, es tan poderosa que
estos sentimientos que parecían invencibles
desfallecieron tan solo con una sonrisa y una palabra. Viviré,
viviré para ser feliz, para plantar una rosa en mi corazón,
para cantar en la mañana cuando el sol regale su calor.
viviré sembrando abrazos a la luna, al niño y al anciano
nada vale la pena, nadie que hace sufrir merece una lágrima
o un desvelo, pero si vale la pena soñar que el mañana brillará
trayendo con el viento la eterna felicidad.
leer más   
11
7comentarios 129 lecturas versolibre karma: 81

Mañana clara y bella

Clara y bella

Espero la mañana clara y bella
con el sol que calienta suavemente,
he de sentirme un poco adolescente
para ver tras su luz alguna huella.

Me lleva tras el rastro de una estrella
¡Es brillante, hermosa! incandescente
incita a ver el mundo diferente
como lo ve en su mente la doncella.

Es un mundo de amor maravilloso
y no existe temor, duelo ni pena
jamás se sentirá la cruel condena.

En él está un ser muy bondadoso
sé ha mostrado con todos bien piadoso
hoy de gracia y poder el alma llena.
leer más   
10
4comentarios 72 lecturas versolibre karma: 95

Mi amiga del alma

Mi amiga del alma

Y corrí hasta la vereda
de aquella luna de plata
para contarle un secreto
que me tenía atormentada.

Muy paciente me escucho,
y una lágrima brotaba
de sus ojos tan profundos
que estremecieron a mi alma.

Cubriéndome con su cuerpo
nos alcanzó la alborada;
me dejó escrito en un verso
la respuesta que deseaba.

Lo guarde con mucho celo
en un lucero escarlata,
para fabricar un cuento
con suspiros y añoranzas.

Con una estrella muy bella
ilumine la portada,
con hilos de arco iris
lo coloqué en mi ventana.

Todas las noches se asoma
mi querida luna clara
con su brillo me recuerda
que soy su amiga del alma.
leer más   
16
5comentarios 107 lecturas versolibre karma: 85

En mis sueños

En mis sueños

En mis sueños te acercas lentamente
para acariciar mi pelo y decirme he vuelto,
tu sonrisa blanca, tu mirada fría.
No entiendo porque al despertar
siento que te acabas de marchar
dejando tu perfume en el ambiente
si hace más de tres años que no se de ti.
leer más   
5
sin comentarios 33 lecturas versolibre karma: 61

La Margarita

La margarita (Soneto polirritmico)

La margarita flor de primavera
en el jardín resalta la nobleza.
luce con gracia toda su belleza
engalanada besa la rivera.

La clavellina su color quisiera
sabe que lleva la frágil pureza.
y la dulzura cual sutil cereza
hasta la rosa su perfume diera.

Precioso valle tiene gran encanto
el viento silva como dulce canto,
y la paloma silvestre se acuna.

En ocasiones mira la laguna
la rana Liz croa como ninguna ,
mientras las flores forman bello manto.
leer más   
14
4comentarios 66 lecturas versolibre karma: 97

Hermosos paisajes

*Hermosos paisajes*

Paisajes tan hermosos, cargados de rosales
parajes tan vistosos, que bordan los caudales.

Que nunca yo pensaba, que el valle producía
que miran estos ojos, cargados de alegría
colores y perfume, que nunca olvidaría
por siempre en mi mente, un recuerdo dejaría.

Y cantando estaría, haciendo mil manojos
y bailando cortaría muchos claveles rojos.

Olores deliciosos, más flores naturales
formando un santuario, con gotas de ambrosía.
que abrazan a mi alma, calmando mis antojos.

Se siente libertad, y quita los enojos
estar entre praderas, jugando con del viento
sabiendo que me espera otro bello momento.
leer más   
3
2comentarios 50 lecturas versolibre karma: 47

A la rivera de tu destino

A la rivera de tu destino

Como no llorar si veo la tristeza en tus ojos
como no gritar ante tanta miseria
te veo en la calle solitario y sucio
con la mirada perdida en lo desconocido,
con el alma rota de tantos golpes
y el corazón herido por tanta maldad.
No supiste perdonar, no quisiste regresar
te abandonaste en el mundo oscuro y cruel,
este mundo te ofreció una mascara
de miedo, vicio, hambre y soledad.
La ciudad te escondió en su vientre
infectado de miserias que rasgaron tus sueños
y empolvaron tus promesas,
allí donde aprendiste a odiar y olvidar
está esperando la esperanza; sentada en tu silla favorita.
leer más   
6
4comentarios 65 lecturas prosapoetica karma: 74