Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Submundos a la carta

Bailar sin abrir los ojos
en esta fábrica
de sueños sin fermentar.

Trasnochar,
lanzar al aire
una moneda de dos caras,
disparar balas de silencio
para no dañar a nadie
mientras busco un bálsamo
de virtudes dormidas.

La antigua casa de especias
ahora es un nido de gángsters,
he robado los dos únicos blocks
que quedaban
y donde están anotados
todos los pasos
de cómo sazonar
con hierbas aromáticas
las vidas teñidas de gris.

Bailo si abrir los ojos
con piernas lentas,
tomo un trago
de grilletes de amor frío
mientras compruebo
que los diamantes de tez morena
aún siguen en el bolsillo.

Piano,
jazz,
jazz,
piano,
suena un estruendo
desde el cielo ermitaño
con el parvulario amanecer
regalando cucharadas
de vuelta a casa.

Comprobé que tras lo ebrio
la realidad da golpes bajos.

Me voy del submundo
antes de volverme a ver otra vez
huyendo en círculos.
leer más   
13
4comentarios 63 lecturas versolibre karma: 109

Doble nudo

Salto vasos helados,
sin pértiga,
sin paracaídas,
la carencia de colchón al otro lado
invita a púas de tristeza.

El antídoto,
rocío las paredes
de la niebla con él
mientras soplo las velas
del desamor.

Doble nudo al corazón,
corro,
me abro paso entre las algas
de la pérdida infinita
con un bisturí afilado de perdón.

El asfalto derretido
tapona mis oídos,
remuevo escombros
por si encuentro algo
que te pueda gustar
y no duela mucho.

Envuelvo orillas de mil noches,
caras de arena oculta
en veranos sin disfrazar.

Limpio mi expediente
previo pago
a los dedos inquisidores,
me uno al clan de los "Quietos"
y sigo buscándote.

Toco el timbre,
¡no estás!

Pregunto en la esquina,
¡no te han visto!

Me cruzo con tu madre
y esta me entrega una nota:

*Es importante no dar importancia
al dolor que nos llega,
el miedo solo es
una broma del tiempo.

Te recordaré
cuando la extensa lengua de agravios
claudique al fin*.
leer más   
22
8comentarios 78 lecturas versolibre karma: 94

Cambia, cambia, cambia..

"Cambia, cambia, cambia,
cambia, cambia, cambia...

Míralos, míralos, míralos,
míralos, míralos, míralos...

Lo han conseguido,
lo han conseguido,
lo han conseguido.

Vuelve al camino,
vuelve al camino,
vuelve al camino.

La música y la poesía
no sirven para nada,
la música y la poesía
no sirven para nada.

No bebas tanta cerveza,
no bebas tanta cerveza.

Ten cuidado donde te metes,
ten cuidado donde te metes.

Cambia, cambia, cambia,
cambia, cambia, cambia.."


¿Y esa voz desafinada de dónde coño sale?.

A ver,
si todavía no tengo la mente
dividida del todo,
la vieja no merodea por aquí,
todo puede ser que esta
haya instruido a la jodida mosca
que me ha despertado
a que me esté dando la brasa
durante todo el día.

Paso,
me abro una lata de birra
y escribiré algo.


*Desordeno el orden
del perfecto desaliño ordenado,
cojo espada y pared,
la tinta cuarteada
para rematar el fin de la nostalgia
y salgo a la misma calle por última vez,
pago mi deuda con el tiempo
y abro fuego a discreción
con mis pasos dirigidos
hacia ningún lugar*.


Creo que esto ya lo escrito antes,
paso,
me tiraré en el sofá
y pondré la tele.

¿Tendrá razón esa voz
y debería cambiar?,
¡venga ya!
Creo que aún
no estoy despierto del todo.
leer más   
23
11comentarios 108 lecturas versolibre karma: 90

Banderas de dejadez

Dejo que el mar
muerda mi corazón
en un simulacro de dureza
en este espigón de orgullo herido.

Los latigazos campan
a horizonte abierto,
las caricias se pueden contar
en un dedal solo apto para meñiques.

Delinquimos con distinta suerte,
yo robé algo de tu tiempo
tú te llevaste mi existencia para siempre.

Todas las vías de escape
están atoradas
por banderas de dejadez.

La resignación ha invadido
todos mis continentes
de papel mojado.

¡Se acabó por hoy!.

Doy un portazo,
salgo a cabalgar la noche
untado de laceraciones programadas.
leer más   
18
4comentarios 61 lecturas versolibre karma: 105

Sartén obsoleta

Intenté limpiarme la razón
mezclando lejía y trementina
para que los vapores
me dejaran inconsciente
y al despertar
todo hubiera cambiado.

Quise dejar por debajo de tu puerta
un épico frenazo de corazón
a diez mil pulsaciones por minuto
pero la falta de ímpetu
y el saco de indiferencias
me relegó a ser
unas manos guardadas
en los bolsillos del no volver.

Aún conservo en el baúl de mi retina
todas tus sonrisas,
tus impactantes ojos castaños.

No pudo ser,
así que opté por purgar la mente
para atravesar el horizonte
de la aflicción
y poder regresar al mundo
de la perfecta imaginación.

He aullado a la noche
con trampas en los nudillos,
con la garganta desesperada
parpadeando en el techo.

"Me cruzo de brazos
mientras entrego a los espejos
todos los detalles de una vida
que se cocinó
en una ya sartén obsoleta".
leer más   
24
10comentarios 90 lecturas versolibre karma: 92

Aroma de nadie

Vivo más que leo,
bebo más que escribo,
corto camino siguiendo el mapa
de sótanos de anhelos caducos.

Maquillo mi identidad
porque ya no me soporto,
las visitas a los múltiples infiernos
han hecho una mella abismal.

Escucho más que hablo,
cargo mis bolsillos
de latidos distorsionados
para luego vomitarlos
con gritos histriónicos
sobre el escenario.

Colecciono puntos y final,
tiro a la papelera
el inicio de la mayoría
de las historias.

Tengo cinco vasos,
cuatro vacíos y uno lleno,
peino la última grieta de tu voz
escondido en el viejo hangar.

Provoco un huracán
de manos y palabras prohibidas,
sigo el instinto animal
pero ya no puedo percibir
el aroma de nadie.

Aprieto la ligadura
en mi brazo izquierdo
esperando vísperas de
¡esto no volverá a ocurrir!.
leer más   
24
10comentarios 110 lecturas versolibre karma: 88

Subtítulos

En los subtítulos de la vida
hay bocas con dados trucados,
el cuello vuelto de la inocencia
colecciona fascículos olvidados,
ya no hay segundos actos
en el arte de enmudecer.

No cometas el error de pensar en mí,
somos herederos de la casualidad,
utiliza tu billete al infinito
antes que la noche
te considere despierta.

Zumba el ciprés,
sus ladridos y dedos inquisidores
me apuntan a la sien .

Sé que me pisan los talones
lo puedes leer
en las esquelas de los portales.

A veces los muertos en vida
jugamos con nuestra propia arena
apostando raíces,
de vez en cuando
nos disfrazamos de ceniza.

No cometas el error
de pensar en mí.

Tengo como bagaje
dos mil botellas de plástico vacías
y esto no es digno para ti.

¡Corre!

Si quieres apunta en el anecdotario
todo este tiempo vivido
y busca el futuro que te mereces,

¡Lo encontrarás!
leer más   
24
8comentarios 110 lecturas versolibre karma: 91

Palabras de sabio

El dolor me aventaja dos pasos,
todavía sigo dentro de la trituradora de sueños.

Por si acaso he vuelto
a rectificar mi testamento,
la nada que tengo
se la dejo a mi única heredera;
La soledad.

Es amplio el abanico de derrotas
y casi imperceptible el de victorias.

Cojo por la solapa a la parca
antes de que me lleve consigo
agradeciéndole que al menos
no me haya encasillado
en ningún estrato.

"¡Illoo..K..!
vete al carajo
déjate de rollo
que me estás amargando al personal.
Tira pá la barra,
esos de ahí dicen que te invitan
y si no lo hago yo,
quietecito y calladito te quiero ver".

El hombre que vive en el parque
tenía toda la razón al decirme
que si recitaba algo
que la gente no quiere escuchar
bebería gratis toda la noche.

¡Puto sabio!

Mañana le acerco un litro.
leer más   
19
4comentarios 71 lecturas versolibre karma: 90

Universo sin nombre (con @horten67)

La señal inclinada
que lleva hasta tu nombre
hace estallar el mediodía
con las pupilas dilatadas
por el hambre que provoca
adentrarse en un nuevo universo.

Desfallecen las ganas
cuando llegan a la meta,
después de un rally Dakar de días sin oasis.
Una vida paralela,
en este universo sin nombre,
en esta carrera de fondo,
sin curvas pero con vientos y arena.

He dejado la gravedad en casa,
montado en la nube veloz
que me recogió en la azotea
intento desgranar
el discurso que tengo preparado,
declino,
solo voy a contar los segundos
a doble velocidad
para llegar a ti.

Arranco y vuelo,
planeando sobre tu sombra,
esperando que me veas,
sin necesidad de decirte nada.
Me guardé las palabras,
y saqué los abrazos
llenos de caricias.
Ya no me valen los sueños
solo soñados.
Voy en busca de realidades
que me acerquen a ti, contigo.
leer más   
20
20comentarios 173 lecturas colaboracion karma: 103

Pulsión

Cautivo
por el tacto de mejillas,
leo tu cuerpo
hospedado en un Motel
de lunas de seda.

Me rindo a la voz
que me presta tu boca
de conjuros perfectos.

Ese rato
donde la inmortalidad ensimismada
se acompasa con los trazos de fondo
de la atmosférica pulsión
de John Lee Hooker.

Pictórico ensamble
de sábanas arrugadas
por el serpenteo inexacto
de pieles entregadas.

Caigo desde las alturas
a un lago de sueño profundo,
al despertar
mi respiración aún baila
envuelta en un paraíso
de comisuras satisfechas.

Hoy no saldré corriendo,
hoy dejaré el paréntesis sin cerrar,
hoy veré como avanza el día
al trasluz que precinta mis abismos.

De saberte,
de saberme,
hago un pacto con el Domingo
para que mi in situ toma de decisión
sea inquebrantable.

Cae el desayuno
como catarata de abundancia,
me despido de mis miedos
y pongo a funcionar la hormigonera
para comenzar mi reconstrucción.
leer más   
19
9comentarios 91 lecturas versolibre karma: 92

El comité de los malos tragos

He apuñalado al pasado en el callejón
antes de que él me apuñalara a mí.

Invierto el mapa
de manjares fantasmas
y en la ladera sur
encuentro un punto de luz
donde esconderme.

Cojo el As que me escondiste
en el dobladillo del pantalón
al saber que el centro de gravedad
de mi extraña personalidad
tiende apostarlo todo a la derrota.

Te llamo de pensamiento
mientras tiro los trozos rápidos del día
en los contenedores de la noche.

Si te apetece encontrarme
estaré en la cabaña recién inaugurada
por los inertes sin bozal.

El comité de los malos tragos
mandó un hurón
para llevarse tu menuda boca.

Tras buscarte
en las preguntas no contestadas por el viento
he de suponer que es lo que deseabas.

He llegado a la cabaña,
te mando un saludo
de sueños en playback.
leer más   
18
5comentarios 61 lecturas versolibre karma: 103

Reloj

Rugidos,
el aliento de una escuadrilla de ánimas
aproximándose por la calle del ridículo.

Espinas,
sangre varada bajo el incombustible dolor
de las articulaciones desgastadas del alma.

Ladridos,
esfera de voces desesperadas
en la última timba de las cloacas.

Opio,
imprescindible para calmar la tortura
de este último tramo que queda
para instalarme en la niebla
de estatuas olvidadas.

Juicio,
virtud vendida sin regateo
en los puestos de éxtasis y confusión.


"Perderse para encontrarse,
encontrarse para volverse a perder".
leer más   
17
7comentarios 88 lecturas versolibre karma: 108

Huéspedes

La materia,
drama tras el telón.

Pálidos tramoyistas,
actrices desordenadas,
actores con venéreas
lamiendo la pared.

Director quema guión
con guionista dentro,
el resto del ejército
desertó hace años
cuando la brisa hepática
trajo nubes psicóticas.

Hoy me maquillo
ante la duda
de unas pestañas
de sustitución.

Hoy tiro del carro improvisando
restos de naufragios
que aún merodean
por mi memoria.

Hoy no importan los aplausos,
solo importa que mis compañeros
regresen de sus tumbas
y entreguen el corazón sin armaduras
en estas tablas donde forjaron su ser.

La materia.

Me calzo la piel
de un monólogo
ante un tribunal
de ciento ochenta ojos.

¿Dónde estáis?

Como animales feroces
doce ánimas invaden el escenario
desdoblándose acto tras acto
arañando las entrañas
de un público dubitativo
con el furor de una tempestad
que quiere limpiar su honor.

¡Al fin!

¡Bienvenidos!
príncipes, princesas,
héroes, villanos,
románticos, escépticos,
protagonistas, secundarios,
figurantes...............................

"Hoy habitaciones con huéspedes".
leer más   
24
9comentarios 101 lecturas versolibre karma: 99

Estuches blindados

Quiero cantarte una última vez
con una voz que me salve
de los engaños de la suerte.

Inevitablemente la fuerte atracción
del imán del miedo
ha sido más poderosa.

Toca visita turística
a prisiones de soledad
hasta el fin de los días.

Quiero cantarte una última vez
antes de silenciarme
con el manto de tu recuerdo.

Antes que la agria distancia
ponga tierra y desprecios,
antes de tener que refugiarme
en el albergue de los seres desnudos
con corazones perdidos
en el sudor del tiempo.

Inevitablemente
he visto como las ilusiones
viajan en estuches blindados,
como el cielo enfadado
ha castigado a las estrellas a no brillar
pintándolas de inerte color mate.

Quiero cantarte una última vez
aunque la música
ya no brote de mis entrañas.

Quiero cantarte una última vez
aunque no puedas oírme,
quiero cantarte.
leer más   
17
7comentarios 76 lecturas versolibre karma: 94

Estadio III

"La velocidad,
lo opuesto,
los ojos de trapos angulares
irritados quedan
tras la agónica búsqueda
de inspiración socorrida."

Tiemblan los secretos escalonados
con disfraces transitorios.

Hoy, toque de queda,
mañana, garras en la puerta.

Hay averías
en la noche apagada,
el frágil nido de llantos
aumenta la fiebre,
flaqueza y arrebato
mandan transfusiones de miel
para las tardes
de horizontes difuminados.

El tóxico cóctel
de manías y recuerdos
dejan el imperfecto perfil
como correcto.

Doy rienda suelta a los pensamientos
mientras lo desordeno todo
para volverlo a ordenar.

Bailo con música sintética
como un rehén hipnotizado
por la ingenuidad.

El brote epidémico
de falta de cordura
me ha atrapado directamente
en su estadio tres.

El caos me ha superado
al saber que el amor se acabó
por mantener la caja de dudas
siempre abierta.
leer más   
21
5comentarios 52 lecturas versolibre karma: 95

Reconstrucción (cimientos invertebrados)

Y se descorchó la tarde.

Yo tiro la plancha por la ventana,
tú me muerdes el labio,

Yo salpico el espejo del baño,
tú tiras mis hombrecillos de plomo
por el hueco el ascensor.

Yo acerco mi boca a tu cuello,
tú hundes el codo en mi aliento.

Yo te incito al drama,
tú te ríes en mi cara.

Los vecinos nos gritan
desde el patio interior,
yo les saco un dedo,
tú con las palmas de las manos juntas
vacilas con un falso perdón.

Yo le pongo comillas
a la verdad,
tú desbordas el manantial de mentiras
con exclamación.

Somos la luz
de un domingo mal cerrado,
los ases desnudos de la indecisión,
pájaros que reniegan a volar,
tortugas en el altar
de los apedreados.

Somos la estupidez
como modelo de tortura,
aquellos a quién nadie pregunta
aunque tengan opinión.

Somos la cruz,
el asidero recíproco
de la menta guardada
en bolsillos de náufragos.

Detrás de los caballos llega el cortejo
con pañuelos de hipócritas consejos.

¡Ey...!

¿sabes una cosa?

¡ILY!..
leer más   
22
8comentarios 112 lecturas versolibre karma: 97

Lunares de sal

Nado, grito tu nombre,
cargo dardos luminosos,
disparo contra lo imposible,
derribo el templo de la oscuridad
y en el único escalón
que ha quedado en pie
escribo estas líneas.

En la ventana sin agua
se refugian pájaros de invierno
saboreando texturas de vida
antes que el fallo de la realidad
les traslade a la isla
de las presencias perdidas.

Vuelo, mojo cuadernos
con desazón y música despistada
mientras los lunares de sal
rugen de armónica desnudez.

En la galería once
las dudas del no progreso
cavan trincheras,
ejecutan sueños cada dos segundos
con pálpitos de adiós.

Repto, busco frescor
para las quemaduras,
la fatiga que limita la memoria
ha emigrado a una inhóspita dulzura
al recordar el tacto de tu boca.
leer más   
16
5comentarios 64 lecturas versolibre karma: 103

Marcapáginas agazapado en el Backstage (con@rebktd)

Los fragmentos sin curar
laten agazapados
en el backstage
de las nuevas causas.

Días salados
y noches de tangos punzantes,
entre tú y yo
la biografía nómada
aún se resiste a instalarse
en la melodía sistólica
que una vez creamos.

"Será que tú,
o quizá fuimos ambos
sin darnos cuenta
que dejamos de medirnos
en el metrónomo de los minutos blancos
y los domingos azules....

Será que tú y yo
nos dejamos (sin pensarnos)
vagabundos de acordes
sobre aquel banco."

Ya me he despedido de las horas bajas
con un boceto de futuro difuminado
y un cancionero añejo
que se antoja fuera de sitio.

La pena se ha disuelto
en vasos abstemios
y memoria helada,
he recibido la cuerda exacta
para calzar la polea
de un nuevo ascender.

Dame tu mano,
puedes venir,
no habrá prólogo,
la historia será distinta,
carecerá de fin.


"Tengo el marcapáginas de tu cuerpo sobre mi cama
y el cardiograma de tu pecho sobre la almohada.

He sumergido cada punto
y aparte del cuento
en el tintero con sombrero de copa y alas de mariposa.

Mis márgenes han bajado de tres en tres
los cuadros de tu espalda
y me he visto escribiendo de nuevo sobre tu coraza.

Y.....por sino fuera suficiente
te he dejado el deseo debajo del felpudo
y las ganas colgadas en el umbral de la puerta
esperando que un día me des la llave
y mi aliento........
habite tu aire."

Demos un paseo
anillados al cuarto creciente
del insomnio programado por la luna.

El cansancio regastado
se regenerará gota a gota
sin apelar al utópico elixir
de palabras que inventamos
como atajo a la insatisfacción.

Un, dos, tres

¡Larguémonos!.
leer más   
31
30comentarios 162 lecturas colaboracion karma: 92

Hotel abandonado

Cabeza bajo el agua,
vida vestida de papel,
separo los párrafos lijosos
de los sedosos
para que la bomba oxígeno
vuelva a funcionar.

Una, dos, tres
mantas de retiro
para improvisar un nido
en la madeja de túneles
esta vez con salidas.

Tras abandonar el Hotel
tiré todas las pócimas
sedantes y estimulantes
con las que lo diseñé,
quemé todas las máscaras
y sin más abrigo que el alba
comencé a caminar
con una mochila vacía y limpia.

Llueve un fresco manto
de carreteras vacías
y silencios reparadores.

Miro hacia atrás por última vez
y me despido
de mis huellas incompletas.

"Adiós K ahí te quedas".
leer más   
26
5comentarios 93 lecturas versolibre karma: 93

Gloria y Derrota

Venga,
vamos,
no pasa nada
pronto regresaré,
sabéis de sobra
que a donde voy
las palabras no podéis estar.

Venga,
no me lo pongáis
más difícil,
en este limbo
os tratarán bien.

No la lieis mucho,
podéis conjugaros
a vuestra bola,
saltaros todas las normas
pero con cierta cordura,
que no tengan
que llamarme la atención
cuando vuelva.

¡Adiós chicas!
queda dicho
nos vemos en un plis-plas.

El viaje a la casilla de inicio
comienza hoy,
el inventario de lo vivido
se dirige en un camión de mudanzas,
sellado, sin billete de retorno.

Las palabras a buen recaudo,
las costillas bien reparadas
para blindar el corazón.

Hoy empieza la paz
con la magnífica sensación
de haber aprendido las lecciones
de Gloria y Derrota.

"Apagué las luces
perdonandolo todo,
ya en la acera
me perdoné a mí."
leer más   
20
8comentarios 121 lecturas versolibre karma: 109