Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Juegos Mentales

Detengo la rueda antes del alba,
antes de patear de nuevo la fortuna,
la misma que girará sin detenerse,
que girará sin manubrio.

La realidad parece un juego mental,
un temblor que emana muy silencioso
que en los pilares aplastará radicalmente,
pero los escombros ya no perforarán.

Lo he decidido, lo he anhelado,
lo he permitido y lo he vaciado;
quien intenta arrebatarmelo?
Tan solo un yo con sus juegos mentales.

Amanecer y anochecer,
muy temprano o muy tarde,
haber madrugado y haber trasnochado,
ser sol y ser luna.

Tan solo ven y llename,
lo he decidido, lo he anelado,
ven sin juegos mentales.

Niorv Ogrin
9
sin comentarios 52 lecturas versolibre karma: 79

En La Profundidad

En la profundidad de su anatomía gris,
se despliega en silencio con todos los colores
que se atan al anular de mi pie izquierdo,
revolcando con su lengua de lija mis dolores.

Un vibrato apacible tocando el matiz,
con el que los sollozos opacaron mi semblanza;
me expande como alfombra y yo estoy de acuerdo,
me expande aun sin prometer ninguna esperanza.

Mis manos sostenidas en la cúpula de la matriz,
donde se oculta la sazón de nuestros sabores,
se acuna el felino ya glorioso, ya sin miedo,
anhelando la llave de sus barrotes.

Maulla entonces con la punta de la nariz,
mientras ruge en lo hondo de su alabanza;
que su amor secreto devore y me dejo,
que me devore la vida que se aplaza.

A la profundidad de su anatomía fui,
de donde nací y alguna vez huí.

Niorv Ogrin
11
2comentarios 60 lecturas versolibre karma: 98

La Ventana

Equinoccio de primavera,
y mi dentadura titubea cual gato sorprendido,
quebré la inocencia con un balón de goma,
anoté mi culpabilidad en la ventana del desastre.

Un aquelarre bajo esta piel
se quiere desbordar por la cuenca de mis ojos;
un puchero poco convincente,
es mi defensa vana y silente.

La semántica del ceño fruncido,
es corta para el estreñimiento de arterias;
las erupciones de lágrimas en las pupilas,
no repararán todo este desastre.

Ella tan solo un arlequín del universo,
que en voz de cotorra le di en la cordura,
y aunque acepte mi desatino,
prosigue en su bucle sin hacer silencio.

Cuanto cuesta entonces señora,
su apego por esa sucia ventana?

Niorv Ogrin
3
2comentarios 33 lecturas versolibre karma: 39

Corazón!

Ah corazón! Mi corazón,
ya no puede anónimamente seguir latiendo,
como si la sangre no tuviese motivo alguno,
para hacer valer lo que cuesta que se derrame.

Ah de mi tibio corazón!
Que se enamoró desde el vientre materno
de la figura perfecta que moldea la vida femenina,
e inquieto entre provincias eleva su bandera.

El destino trajo a nosotros como hojas sedientas,
estos ojos almendra de gitana enjaulada;
trajo sus manos frías y esa voz de lluvia,
que mi piel desértica, hace millas esperaba.

Yo me hice un parapente para planear entre sus nubes,
y sus vientos me llevaron a un paraíso de verde espiral;
me descalce el pasado sazonado con segundos platos,
y ella me endulzó los labios con el néctar de sus futuros.

Ah de este solitario corazón!
Que se encuentra con uno semejante,
y se acompañan hoy por siempre en la soledad
de no querer pintar el amor como todos los demás.

Bienaventurados entonces los solitarios de corazón,
que cuando se encuentran descubren el verdadero amor.

Niorv Ogrin
7
5comentarios 40 lecturas versolibre karma: 90

La Ciudad

La ciudad ha enmudecido,
con las vendas estelares
que visitan frecuentemente al tiempo,
pasadas las seis de la tarde.

Y se queda tan quieta,
envuelta en ese murmullo respiratorio
de calcetines colgados,
por largas horas de trabajo.

La ciudad que se pinta naranja,
posee esa facilidad de ocultarme
los secretos nocturnos solitarios,
entre las sombras de agujeros pestilentes.

Me llama hijo alado,
con una bocanada helada de neblina,
inyectando el smock desordenado,
que orbita entre los transeúntes peculiares.

La ciudad ha enmudecido delincuente,
usurpando los atesorados sueños
de cajas sin códigos amnésicos,
serpenteándose de parpado en parpado.

Y no deja de llamarme hijo alado,
no deja de escavar en mi pecho apasionado.

Niorv Ogrin
3
4comentarios 45 lecturas versolibre karma: 55

Las Uvas

Las uvas que ayer ingerí,
con la copa de aperitivo de tinto,
pasaron por mi esófago sin futuros,
sin un propósito rojo de buenos augurios.

Las uvas que aplasté con mis molares
hasta inundar mi lengua con su transparente sabor,
soltaron sus semillas verdes agrias
invadiendo una a una mi estómago.

Sin más las gotas de saliva que cubrieron esas semillas
y que las llevó a lo más profundo de mí,
germinaron aferrándose a cada torrente de sangre,
enredando un pequeño viñedo a mis entrañas.

De las uvas que ayer ingerí
de mi garganta brotó un ramo con un sabor a tierra,
dando fruto a una nueva uva,
dando fruto al fluir de las nuevas cosas.

De las uvas que ingerí ayer surgió un anhelo,
la promesa de permitir que todo fluya en secreto.

Niorv Ogrin
2
sin comentarios 23 lecturas versolibre karma: 37

Del Domingo

Filo frío y profundo de un domingo,
la palabra del señor hace llorar a la niña;
la sospecha vuela como un estornudo,
quien tan inocente para cargar un pecado.

Del hombre es el rostro de Satanás,
y en su pecho amamanta a pocos:
"por que llorar hija mía? Que te dice dios?"
"Ese libro grande habla de papá."

Entonces se lamenta por los pecadores,
por los que la ira provocan;
a mamá se le sonrojan los cachetes,
porque a la niña cuando está sola la tocan.

Encendido y penetrante la tarde del domingo,
dentro de casa se arreglan los problemas,
otra promesa y los ojos se ciegan,
aquel hombre con quien duerme no confiesa.

"Canaya hijo de perra,
habiendo tanta puta barata,
tanto hueco que alquila trincheras,
y te metes con mi hija? Con ella?"

Sorpresiva la noche del domingo,
mujer mata a su marido de un sólo tiro.
11
3comentarios 56 lecturas versolibre karma: 126

Sinfonía

Silencias mis labios con tu mirar,
aventurandonos en la dilatación de nuestras pupilas,
sin palabras por el pulsar profundo de nuestro respirar,
tan solo el roce de nuestras rodillas hablan...

Mis manos surcan la constelación de tu espalda,
y un mar de poros se erizan al roce de mis dedos,
una fragancia nos envuelve y nos lleva,
en un tornado que desencadena nuestros labios.

Y así, mirándonos sin mirar,
la ciudad se desliza por nuestra piel,
dejando nuestra naturaleza revelada,
en un palpitar sin freno, oculto, pero desnudo.

Una lluvia de besos sobre tu cielo,
el tibio, anónimo y erecto deseo,
palpando la humedad que destilas coqueta,
provoca la sed inquieta de mis papilas.

Por un instante el silencio es nuestro,
cuando tus pezones rozan mi pecho,
y el paraíso deja de ser un lugar siniestro,
cuando yo de ti estoy dentro.

Una sinfonía de respiración alaban a dios,
cada vez que hacemos el amor.

Niorv Ogrin
8
3comentarios 119 lecturas versolibre karma: 101

A Paola

La carne se pudre y no por el tiempo,
se pudre por el látigo constante en la herida;
y tú que sabes saturar con aguja,
desgastas el hilo por otro destino?

El misionero no olvida ser misionero,
aunque el crucifijo perfore su cerebro,
naciste con el don para mantenernos unidos,
aunque crecieras entre ausencias y chillidos.

Las palabras que reverberan en ecos,
son como semáforos a prueba de daltónicos;
mas devolverse para resanar los huecos,
es seguir dilatando el sendero.

El azar es simplemente una baraja sin marcar,
una moneda lanzada al viento,
unos dados que se deslizan sin carga,
y lo tuyo es la antología de un hecho.

Porque a pesar de la anestesia que te hayan inyectado,
a pesar del coma inducido por ultrasonido,
la carne seguirá gritando,
lo que en realidad estas sintiendo.

Y cuando escuches veras,
que todo es cuestión de frenar y volver a empezar.

Niorv Ogrin
leer más   
11
3comentarios 94 lecturas versolibre karma: 110

Abraza

Abraza el frío que se cuela en mis huesos,
con el perfume que emana de tu piel,
con los pétalos que cobijan en deseo,
acariciando la comisura de lo eterno.

Enredame entre la magia de tus cabellos,
para verme atrapado en tu único anhelo;
besame los rincones de mis sueños,
y viveme en cada uno de tus pensamientos.

¿Que más le puedo pedir
al flamante amor que brota de tu mirar,
cuando un destello perpetuo y sorpresivo,
me desnuda el alma en un silbido?

¿Que más puedo resarcir
al color escarlata que pintan tus besos,
cuando las soledades mueren en tu pecho,
y anida el futuro incierto contigo?

Y es que son las pocas palabras que me cantas,
son los pocos gestos con que llenas,
donde encuentro lo más puro del sentimiento,
donde se hace realidad eso que tanto esperas.

Entonces abrazame fuerte durante la noche,
para que la oscuridad no nos agobie.

Niorv Ogrin
13
1comentarios 58 lecturas versolibre karma: 122

Siringe

Inmovilizan mis brazos
para que no despliegue mis alas;
los nudos se tiñen de rojo,
y arde mi piel bajo estos lazos.

Las raíces que en codicia en mi tala,
son las costumbres que brillaban en mis ojos,
enrollo mi lengua para no cantar la receta,
mientras mis pies cercenan a pala.

Un fusil que amenaza mi cerrojo,
y las blasfemias que se disfrazan de treta;
sobre mis rodillas ya cayó la plancha de un mazo,
el alpiste baila en mi pico flojo.

La rabia en mi siringe ahoga y aprieta,
la tierra, la casa, la vida ya no tiene caso;
no cantar sigue siendo la única cábala,
donde mi raza no muere a bayoneta.

En la puerta arrodillado me ciega el resol,
corre la sangre en las calles y sobre ella el sol.

Niorv Ogrin
11
3comentarios 53 lecturas versolibre karma: 117

Vagabundo

Mis ojos se enamoraron del impresionismo,
su suprema realidad sin prejuicios,
pero el optometra me repite que es astigmatismo;
y que estoy perdiendo el juicio.

Imploré a mi padre no necesitar ayuda de ninguno,
que sé desatar muy bien mis nudos,
el psiquiatra le dicta que soy un vagabundo,
que no le apueste tanto a mi futuro.

Tome maletas y recorrí mis caminos,
hay tropiezos, engaños y desatinos,
pero en cada hostal en cada destino,
emana aún los versos y los amigos.

Yo en verdad lo siento,
por los que no ven lo que veo,
por los que se engordan entre sus lamentos,
y se esmeran por pagar su rodamiento.

Con los mismos trapos volví a ver a mi padre,
con guitarra en mano y algo de hambre,
y aunque el italiano y francés parlare,
me repitió vagabundo, huérfano de madre.

Sin embargo al ver mis postales,
reconoce que soy el rey de los hostales.

Niorv Ogrin
10
3comentarios 44 lecturas versolibre karma: 115

Esta Luna

Esta luna se nos fue entre claridades,
como el café en la leche,
como un negativo expuesto al sol,
como la belleza del amazonas sin sus árboles.

Se nos fue en nuestras narices,
escabulléndose entre la basura del asfalto,
antes de que lo rompieras en mil pedazos,
y reclamases lo que jamas valoraste.

Soñé mi cabello nieve a tu lado,
con las grietas que deja el tiempo y la mortalidad;
ahora admiro lo vacío que es el paraíso,
si mueres hoy, donde pasaras la eternidad?

Esta luna ya no sonríe menguante,
con las estrellas titilando esperanzadas;
en este llano no florecen girasoles,
solo es un plano con cientos de espectadores.

Y como volar entonces hacia la luna,
cuando alumbra como faro de prostituta.

Niorv Ogrin
11
2comentarios 65 lecturas versolibre karma: 112

A Santiago

Los agujeros negros también pueden brillar,
consumen su luz tan lentamente,
crees estar bien y todo gira mal,
gira opuesto a lo que estará.

Los agujeros no son un salto de tiempo,
ni de dimensión intergaláctica,
depuran todo en su centro,
son un cambio de estado, una desaparición abrupta.

No nacimos siendo planetas,
girando al rededor de nadie en una elipse;
somos meteoros llenos de melodía,
navegando por un destino a la deriva.

Y yo te reconozco entre millares de meteoros,
y te prefiero con la vista nublada,
porque sé que así en verdad estás cerca,
porque así me miras como un cometa deslumbrante.

Nadie puede decirte en que galaxia tropezar,
ni cuantas veces girar para no colisionar,
sabes que la estela te puede guiar,
recuerda que los agujeros no te han de impulsar.

Y del frío no te estremezcas,
que aunque sientas estar lejos yo estaré cerca.

Niorv Ogrin
10
1comentarios 80 lecturas versolibre karma: 111

Toda La Vida

Sé que te amaré toda la vida,
lo sé por los hoyuelos melancólicos en tus mejillas,
por tus frías manos en mis nudillos,
por la forma roja como me miras.

Te amaré toda la vida,
con todos tus estornudos escandalosos,
con las palabras con que aniquilas,
y el pulsar cuando cierras los ojos.

Te amaré aunque falten centavos en el arte,
y nos lleven presos por locura y desenfreno,
al defender nuestro roble frondoso,
donde moriremos sin perder el coraje.

Y beberemos de nuestros labios quemados,
por tanto besarnos, por tanto desearnos,
la miel que se destila al encontrarnos,
ardiendo en lo estrecho de nuestro abrazo.

Porque sé que te amaré toda la vida,
esta vida ignorante y pervertida,
con este pecho que no se enfría,
con esta voz que te nombra en mis suplicas.

Te amare toda la vida,
porque así lo he decidido,
porque en tus manos encuentro un camino.

Niorv Ogrin
11
4comentarios 79 lecturas versolibre karma: 118

Irenismo

Respiración profunda,
el diafragma se infla,
las piernas se quejan,
el oxigeno te inunda.

Una baraja toda runfla,
con hilos el camino manejan,
se debe sonreír por seguridad,
siempre a los ojos de mujer manfla.

Mi locrio nombre desaforado entrecejan,
con ese apellido en la impunidad,
en mi chaleco siempre se enfunda,
la virtud que nos asemejan.

Respirar no es como la felicidad,
cuando la vida araña iracunda,
pueda que salga entre la rechifla,
mas no me veras escupirle a la sociedad.

Y me dicen ser estúpido mediático,
por ver los autos desde el ático.

Niorv Ogrin
7
2comentarios 81 lecturas versolibre karma: 98

Medusas

No había visto nada mas que papel celofán,
flotando entre corrientes sorpresivas,
corales tímidas, arrecifes imponentes,
y una turba caleidoscopica de peces.

Dentro de una burbuja de nube,
el silencio eterno de mis labios;
como una campana de ultra sonido,
me miraba tan dulce... Tan hermosa...

La sal de mis ojos cayeron al océano,
en el firmamento daba vueltas sin sentido,
mas ahora me encuentro en casa,
ansiando tocar su luz purpura.

Solo recuerdo la purga del dolor,
ese aguijón tan profundo y sinuoso,
como mi última exhalación,
en este azul profundo y oscuro.

Recuerdo la vibración corriendo por mi piel,
el nudo de tentáculos en mi cerebro,
robándose todos mis recuerdos,
mordiendo a la pena su anzuelo,

Y después de tres minutos de duelo,
en papel celofán nací de nuevo.

Niorv Ogrin
10
8comentarios 78 lecturas versolibre karma: 98

Última Vez

El último suspiro que se escapa de los pulmones,
con el dial y las antenas desorbitadas;
las muecas ilegibles,
la última palabra dicha es realmente bella.

Ese color piel que se diluye sometido,
entre los poros de las mejillas;
y el calor que se oculta en las manos,
simplifica aún más la fragilidad.

El último ave María,
de los que están y el duelo que esconden;
con dolor en el pecho que va como tornado,
desde el estomago hacia los huesos.

La última mirada colorida,
con el eterno recuerdo del resplandor en sus ojos;
la ultima fragancia envuelta en rubor,
su último instante es asombroso.

Y el llanto invoca una canción,
despedirnos por última vez es perfección.

Niorv Ogrin
8
8comentarios 103 lecturas versolibre karma: 101

Puedo Anclar

Puedo anclar mi soledad a las ganas,
mordiéndome los labios en el tacto,
cercenar las heladas fantasías,
y dormir huésped en la orbita de tu seno.

Puedo temblar solo para ti,
y quitarme los hilos que cubren mi sudor;
puedes raptarme, enredarme y provocarme,
y hacerme resbalar por la textura de tu vientre.

Pueda que llegue a fatigarme,
con tantos sellos que tengo para provocarte;
tantos aromas que anhelo robarte,
tantos caminos tuyos que sueño conquistarte.

Pueda que mi palabra te ciegue los ojos,
haciendo torbellinos en mi cabello,
quemando al roce de tus piernas mis mejillas,
en una fricción de pudor y deseo.

Y los susurros que cantaré a tu gemido,
silenciarán el día que te enseñaron a amar,
endulzando el elixir escondido de tus labios,
perdiendo de a pocos en tu piel mis manos.

Y es que lo bello de la oscuridad,
es envolvernos en el placer,
de querernos sentir otra vez.

Niorv Ogrin
11
2comentarios 61 lecturas versolibre karma: 102

A Juan

Si la brújula sigue girando sin detenerse,
no la golpees buscando arreglo;
los caminos se abren solo con el paso,
de la experiencia de quienes lo han cruzado.

El oriente seguirá siendo oriente,
aunque el sol su dorado rostro no asome;
y el norte dejará descubrir su horizonte,
cuando la primavera al invierno cobije.

Yo también tuve aquél afán,
por una juventud tan llena de dotes,
envuelta en un aroma de energía peculiar,
buscando impresionar a los demás.

Me postre con vehemencia al destino,
implorando la oportunidad que todos solicitaban,
mas ya no estaba más en mis manos,
el camino siempre me puso en otro lado.

No basta darle paciencia al segundero,
ni darle látigo para apurar el minutero;
hacer lo que se debe,
callar cuando a comer te dispones.

Vivir es mucho mas sencillo de lo esperado,
cuando te alejas de quienes te han opacado.

Niorv Ogrin
4
2comentarios 46 lecturas versolibre karma: 73