Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Deja Vu

Que odias la injusticia, piensas
mientras probando tu café,
clavas la mirada en el desconsuelo
de un alma desconocida.
-como nosotros ahora-

De repente,
tropiezas en sus ojos, con la memoria
de mis tristezas de ti
y reconociéndote juez y verdugo,
giras la cabeza fingiendo indiferencia.
-como aquella tarde conmigo-

¡Dos más de azucar señorita!
pides volviendo, melancólico,
a tu café, ahora amargo y frio.
-como tu vida sin mi-


-De la serie Bitácora de un viaje hacia ninguna parte
11
2comentarios 174 lecturas versolibre karma: 89

Desapareces

Desapareces
ya casi no te llamas ausencia,
y pocos podrían intuir que habitaste
este abandonado zoologico de mariposas,
desapareces de la oscuridad voluntaria de mis ojos,
del calendario de mis fechas especiales y de mis alegrías por contar.
Desapareces
y no te lo voy a perdonar.
4
2comentarios 107 lecturas prosapoetica karma: 66

Dictámen

Le amaras por siempre
y te acostumbrarás a su ausencia, paulatinamente el dolor se volverá poesía
y aunque el cuerpo se niegue a aceptarlo
serás consciente
de haber presenciado tu propia muerte,
por que han condenado a tu alma
al infierno de la soledad de un cuerpo
que se niega a irse
y mientras cargas en tu espalda
las pesadas cadenas de la ausencia,
suplicas al cielo que todo termine,
y rezas,
como si hubiera redención en el infierno,
por el espejismo del regreso
o el pronto milagro del olvido.
12
4comentarios 246 lecturas versolibre karma: 110

Recuerdo que dolía

Recuerdo que dolía,
ese primer beso, su mirada, su cercanía,
mi alma sabía que no se quedaría
y la certeza me hacía temblar
porque el miedo duele ¿sabe?
y allí en esa calle donde todo empezó
igual que en esta hoja de calendario donde todo termina,
todo usted sigue doliendo,
en la ausencia, en la memoria,
en el silencio, en el miedo de lo inevitable, duele,
en los plazos que se vencen, en las fechas que se cumplen,
en las llamadas vacías de su voz,
en los besos que no llegarán a su boca,
duele en las manos que escriben estos versos que nunca leerá, porque ya sus ojos olvidaron el camino,
por que ya el camino le condujo hacia otros miedos,
por que ya sus miedos le alejaron de los míos,
y yo, estancada en esta ausencia recuerdo con absurda nitidez que besándolo aquella noche dolieron las certezas,
dolieron los barrotes que apresaban mis alas,
dolía el reloj que sarcástico iniciaba su cuenta regresiva,
¿y sabe qué recuerdo con total exactitud?
recuerdo que no importaba, porque al igual que aquella noche,
a usted, aunque me duela, lo volvería a vivir mil veces.
20
12comentarios 572 lecturas versolibre karma: 116

Verte

Salir a la calle y sonreír
como si no me faltaras,
caminar entre la gente
ocultándoles que hoy
elevé otra plegaria al destino,
con la esperanza llena de ganas de ti
y la fe puesta en la casualidad,
rogándole verte doblar la esquina
con mi nombre en una mano
y mil promesas arrugadas en la otra.
Salir a la calle y sonreír como si ya supieras que todas las fechas de mi calendario llevan tu nombre porque me gusta pensar que voy a verte,
no sé de que modo,
ni donde,
ni cuando,
si en esta calle o en otra vida,
solo me gusta pensar que pasará
Pero ¿qué vas a saber tu de ilusión?
Si nunca te ha tocado, como a mi,
Salir a la calle y sonreír
como si no supiera que ya no vendrás.

De la serie bitácora de un viaje hacia ninguna parte
16
4comentarios 422 lecturas versolibre karma: 101

Esta vez

Presentía que esta vez,
el único sobreviviente sería el silencio,
sabía que se marcharía, como las otras veces,
pero esta vez
no me importó precipitar la partida.

Esta vez,
en mi alma se gestaba un nuevo para siempre,
y es que esta vez,
una desconocida sensación de alivio,
como un valiente caudillo,
izaba bandera en mi espíritu
derrocando a la tristeza.

Esta vez
yo mismo soy mi mismo frío;
mi misma soledad me abriga.
y por primera vez, esta vez,
ya no tuve ganas de detenerle.
2
sin comentarios 157 lecturas versolibre karma: 11

Lo Confieso

Lo confieso,
no siempre soy feliz.

Aunque vean que sonrío, no siempre quiero estar presentable, hay días en que te necesitas elemental y sin adornos, y tu alma solo precisa escuchar tu propia voz.

Hay otros días en los que te aterra saludar y oras implorando que el mirar al suelo te haga invisible, son días en que te elige la soledad o tal vez eres tu quien la elige a ella y la abrazas fuerte; Aquellos días en que hasta tu reflejo se niega a tropezarse con el espejo y

¡como cuesta sonreir!

Pero hay otros,
¡Ay! esos días brillantes que te masajean la esperanza, amanece y el sol baña de magia las aceras, todo se hermosea ante tus ojos, la gente se vuelve buena, los viejos trajes te vuelven a quedar y el cabello brilla compitiendo con tus ojos, esos días en los que por todo sonrío y

¡qué fácil se me hace!

Y sí, lo confieso, no siempre soy feliz aunque me vean sonreír

y lo que no me atrevo a confesar es…

…que casi siempre depende de usted.
17
sin comentarios 307 lecturas prosapoetica karma: 76

Agonía

Aunque el cuerpo no se muera,
el alma agoniza atrapada
si amas desmedidamente
a la persona correcta
en la vida equivocada.
Nuevo Papel
leer más   
15
2comentarios 267 lecturas versoclasico karma: 90

Dormir

Dormir,
necesito dormir y no despertar
hasta que el alma deje de doler,
necesito anestesiarme mientras dura el recuerdo, dormir y esperar al olvido duemiendo,
combatir al insomnio con el arma más letal,
la inconsciencia, el coma profundo,
necesito dormir y que al despertar
me diagnostiquen amnesia,
necesito dormir, dormir ahora
y despertar sin usted.
leer más   
6
sin comentarios 207 lecturas versolibre karma: 65

Magia y Poesía

Sé de lugares donde la luz se cuela de forma diferente, aquella casa carecía de lujos, excepto por la manera como la luz de la mañana parecía elegir iluminar sólo algunas cosas;
En las paredes se reflejaban geométricos rayos dorados de luz repletos de partículas que danzaban al ritmo de una melodía divina que nadie más podía escuchar.

Hoy con café en una mano y un poemario en la otra, viene a mi mente, como en una fotografía en sepia, el recuerdo de aquella vieja casa de la tía, repleta de historias, recuerdos guardados ordenadamente, y cuentos antes de dormir, donde el sol besando mi mejilla a través del mosquitero le daba un toque mágico a mi despertar.

Allí, donde el café se endulzaba con miel,
el universo pareció haber preparado, cuidando cada detalle con minuciosa dedicación, un gran escenario para ese momento;
El patio sembrado de algodón, las tardes que olían a caimito y a peras y las hadas que según mi imaginación habitaban el lugar, fueron testigos de la primera vez que mis ojos tropezaron con la poesía.

Sólo hasta ahora preguntándole a mi memoria, cuando surgió mi amor por los versos, se precipitan estos recuerdos y por primera vez tengo conciencia del milagro ocurrido en aquellas vacaciones.
Hoy entendí que la luz que iluminaba el lugar era la mía, que no fue casualidad que ese libro sobresaliera del estante, que desde ese día en mi alma se encendió la magia
y que la magia empieza cuando la poesía te elige.

Nunca más volví, pero la poesía se vino conmigo.
15
11comentarios 1068 lecturas prosapoetica karma: 106

Hoy es día de fiesta

Hoy es día de fiesta,
hoy el mundo celebra el amor
y yo aquí, sin usted y en silencio,
celebro amarle;

No habrá rosas, ni vino, ni cartas, ni tarjetas, mi abrazo seguirá vacío, pero mi corazón estará lleno,
de usted.

Hoy las estrellas me mirarán atentas, saben que volveré a hablarles de nosotros y volveré a contarles las mismas viejas historias.

Hoy es día de fiesta y le sonreiré a los recuerdos, tal vez me embriague de un poco de pasado imaginando sus besos;

Hoy le haré traer de vuelta en alguna vieja melodía y le encontraré en todas las canciones tristes, mientras saboreo cantando la sal de alguna lágrima.

Hoy creeré verle en la figura de alguien que cruza mi calle , giraré con nervios la cabeza al escuchar su voz en alguna voz ajena, seguramente hoy miraré el teléfono más que de costumbre

Y hoy al igual que cada día de cada uno de estos años de ausencia, usted, protagonizará mis pensamientos

Pero hoy es día de san Valentín

y en este día de fiesta, mientras el mundo celebra el amor

yo celebro amarle.
9
3comentarios 303 lecturas versolibre karma: 61

Las cosas que nunca le dije

Ahí estaba él, sonriente, despreocupado,
sin sospechar siquiera
con que fuerza estremecía mi mundo
con solo levantar su mirada hacia mí.

-y lo quise-

No supe explicarle cuanto lo amé
y es que el amor no se explica,
nunca imaginó cuantas canciones de amor sonaron en mi cabeza
con su voz como melodía
y sus palabras como letra.

-Y lo quise aún más-

Quise contarle del terremoto de pasiones
que estremecía mi piel
cuando accidentalmente me rozaba,
quise decirle
como se me oscurecía el mundo
con su "hasta mañana"
y como se volvía de insignificante el sol
ante la luz su "buenos días"

-Lo juro, quise-

Quise amarlo para siempre
y quise mil veces dejarlo de amar,
quise devolver el tiempo hasta sus brazos
y también quise hacerlo eterno
mientras estaba en ellos;
Quise morir en su piel
y renacer en un beso.

-Quise que fuéramos eternidad-

Fue tanto lo que lo quise
que aunque al final se fue,
nunca quise decirle adiós.
19
sin comentarios 1050 lecturas prosapoetica karma: 54

Desahuciado

El pronóstico amor mio
es desalentador
-por jurarle un para siempre-
dolorosa, lentamente
y durante varias vidas
yo voy a morir de amor.
leer más   
13
sin comentarios 368 lecturas versoclasico karma: 14

Te regalo las mariposas

Te regalo las mariposas.

Y te regalo mi entereza;

Prometo, cuando todos celebren sonriendo, no llorar, sé que me golpeará tu ausencia, pero he estado ensayando un doble nudo en mi garganta y para todos sonreiré.

Te regalo mi voluntad;

Sabes que las fuerzas me fallarán y no encontraré, lejos de ti, una razón para levantarme pero prometo que haré
-con todo lo que se quebró dentro de mí-
un par de muletas para sostenerme y me verán en pie.

Te regalo mi silencio;

Llevo días convenciendo a mis excusas para no llamarte, ya he encerrado a mis motivos y le he cosido a mis argumentos una mordaza con los retazos de algunas promesas rotas que guardó crédula mi desgastada fe y esta vez tu nombre no escuchará mi voz.

Te regalo mi cordura;

Hoy para ti me vestiré de realidad, ya no te pediré como deseo y al cerrar los ojos haré de cuenta que no sigues ahí y hasta he plantado evidencias de "justa causa" para decirle a la esperanza que desde hoy está despedida.

Te regalo mi prudencia;

Juro que no volvere a hablar de ti con las estrellas y ya he prohibido a mis sueños que te traigan de madrugada.

Te regalo mi ausencia;

Sellaré con sumo cuidado todas las rendijas por donde mi recuerdo pueda colarse a perturbar tu indiferencia;

Te regalo mi esfuerzo;

Prometo trabajar muy duro para construir para ti mi olvido con la misma dedicación y entrega con la que alguna vez, te construí un amor.

Y solo por que sé que te gustaban,
te regalo las mariposas.
leer más   
28
2comentarios 1544 lecturas prosapoetica karma: 8

Para Siempre

Fui alma, fui más que piel,
fui salvación y condena
y fui quien te hacía el amor
cuando para amarte bien
no alcanzaban las palabras
ni bastaban los poemas.

No me asustó la distancia,
no me venció tu silencio
y es que si una mujer ama
soportará con constancia
lo eterno de un para siempre
y la ausencia de un te quiero.

Y te esperaré callada
rezando a Dios por tu suerte
y alguna una noche estrellada,
meciéndome en tus recuerdos,
al aceptar que no vuelves
me sorprenderá la muerte.
leer más   
23
4comentarios 832 lecturas versoclasico karma: 6

Otra vida más

Era él,
Frente a mí,
cómo cuando cierro mis ojos
Pero esta vez era real

El universo se detuvo
-¿Lo sintieron?-
fue cuando me beso

Lo había hecho tantas otras veces
miles tal vez,
no lo sé,
pero algo en mi alma se estremeció a su contacto

-y temblé señores-

Cómo aquella noche,
cómo en aquel primer beso,
cómo cuando después de amarle durante tantas vidas
me volvía a mirar en sus ojos y me sentía en casa

Ayer lo vi
y me besó
con los labios llenos de “te amo”
y se reconoció mío

Y aunque se despidió,
sus besos le sumaron otra vida más a este para siempre.
leer más   
16
sin comentarios 306 lecturas versolibre karma: 10

La poesía es un síntoma

Todo avanza,
la ciencia, la tecnología, el universo
y entre tanto desarrollo
e impresionantes adelantos,
nadie ha podido inventar una cura
para el amor y sus males;
El amor esa bonita y dolorosa enfermedad
que no tiene analgésico,
tratamiento ni vacunas
y de la que han muerto prematuramente
tantas almas tristes,
prisioneras de un cuerpo
que se niega a morir con ellas
mientras se aferra a la esperanza
de un milagro de resurrección
llamado regreso.
Extrañar y esperar, ¿lo han vivido?
Pues narran las estadísticas
que sigue doliendo igual hoy,
que hace 300 años
y que la esperanza no ha sido más que el respirador artificial que desde siempre
ha mantenido al desahuciado amante conectado a la vida.
El amor ha afectado a tantos
desde tiempos inmemoriales
que casi logran pasar desapercibidos;
a los que extrañan,
a los que esperan,
a los que aguantan,
a los que se les detuvo el tiempo en unos ojos,
a los que un beso les devolvió la vida
y a los que en vida murieron de amor
y aun siguen deambulando por ahí
como fantasmas,
a usted,
a mí,
jovenes o viejos,
nadie ha estado excento
no hay cura señores, están desahuciados
y andan sueltos
y aunque no lo crea
es fácil reconocerlos,
dicen que se les ha visto por ahí
escribiendo poesía.
leer más   
14
3comentarios 514 lecturas prosapoetica karma: 35

Certeza

Pidieron que hablara de mí
pensó en las mariposas,
en música y en guitarras,
en lienzos, también pinceles,
quiso contar tantas cosas

Que fui libro y fui poesía,
que guardaba en mi maleta,
canciones viejas y recuerdos suyos
Vino tinto, letras y melancolía

Y un montón de sueños rotos
que cuando le vi partir
ya no importaba cumplir

-Y él no elegía que decir-

Que la furia y la tristeza
acompañaban mi viaje
y que hacían pesado y largo
mi camino y mi equipaje

Que sabe bien que aún le espero
cada noche en cada sueño
Y que invade mi pensamiento
cuando me despierta el día

Pensó decir muchas cosas
pero de nada valía
y al fin encontró una frase
que sí me describiría
y entonces no dijo nada

Sólo les dijo

-Ella es mía-
leer más   
15
2comentarios 371 lecturas versoclasico karma: 9

Mi peor enemigo

Época de reconciliación, decían, y había decidido hacer las pases con mi peor enemigo, era hora de perdonar, debía acercarme, darle una oportunidad, tal vez así desistiría, de una vez por todas, de su enferma afición de hacerme daño.

No era fácil, no lo era, había tantos años de dolor por olvidar, tantos golpes que perdonar, que solo pensarlo sonaba desquisiado, pero era tiempo de reconciliación, este era el momento.

Busqué dentro, me agarré de las pocas fuerzas que me quedaban y le vi mirándome, me puse de frente, le mire a los ojos y le abrí mi alma; abiertamente pedí perdón y le dije firme y decididamente “te perdono” y créanme señores fue mi mayor acto de honestidad, era verdad, quería, lo necesitaba y lo hice.

Sin responder, mi enemigo, tal vez incrédulo, no lo sé, callaba, fijamente me miraba, fue entonces cuando sucedió, una lágrima imprudente comenzó a asomarse en sus ojos y sorpréndanse señores, una lágrima apareció también en los míos, sonreí, sonrío, hacía tanto que no se cruzaban nuestras sonrisas que supongo que era suficiente respuesta, desee abrazarle pero me contuve, estaba hecho.

Toda la carga había desaparecido, sonriendo, di la vuelta alejándome de allí, saboreando aquella olvidada sensación de paz interior. Cuando vuelva a verle, seguro, al igual que yo, sonreirá, pensé.

La curiosidad me hizo girar la cabeza, busqué, también se había marchado.

Ya no había nadie en el espejo.
leer más   
10
sin comentarios 856 lecturas prosapoetica karma: 9

No te eligió corazón

No te eligió, es hora corazón, de dejarle ir, es hora de dejar de inventar excusas en su nombre, entiende corazón, no te lo hagas más difícil, tu tiempo hace tiempo se acabó,

No te eligió, no lo hizo cuando lloraste su indiferencia, no lo hizo cuando luchaste por su sonrisa, ni cuando con tus alas rotas le hiciste volver a volar, no lo hizo ninguna de las veces en que cerraste los ojos para no aceptar la realidad y en cambio abriste los brazos para consolarle, no te eligió ¿por qué ignoras su esfuerzo si te lo ha hecho saber? sus mensajes han sido claros.

No te eligió, no lo hizo cuando derrotaste tus propias objeciones para estar a su lado, no lo hizo cuando la promesa aún palpitaba, tus limitaciones solo eran otra excusa para alejarse, simplemente no te quería ¿por qué es tan difícil entenderlo?

No se desvela pensándote por eso no hay buenas noches,no seas terco corazón, no eres su primer pensamiento por eso no hay buenos días,no te extraña por eso no hay tiempo, no es el trabajo, ni las ocupaciones, no es que no pueda corazón, es que no quiere, entiende y acepta que ya es tiempo de soltar.

Tienes las manos rotas y sangrando de sujetar con todas tus fuerzas la cuerda de un barco que ya zarpó a una orilla que no es la tuya y vas dando tumbos sobre las olas del desamor destrozando tu propia fé.

No te eligió corazón, la vida reclama que vivas, insistir es un suicidio corazón, ya es tiempo suéltale y déjale ir.
10
2comentarios 506 lecturas prosapoetica karma: 49