Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Colonización y conquista

¡Con cuántos apetitos comencé el camino! Quería detenerme en cada senda, en cada trillo, en cada grieta. Entrar, tocar, hurgar y dejar mi simiente. Quería ser el colonizador y dueño de todo tu cuerpo; y al mismo tiempo necesitaba ser conquistado por ti.

Omar Martínez González, 2014 ©
La Habana, Cuba.
leer más   
12
4comentarios 67 lecturas prosapoetica karma: 79

Fuerza divina

No la vi entrar: ¿funcionaría el taller literario sin Marlen?
Varios indagaron por ella y quedé a la espera de alguna respuesta: ¡nadie supo decir dónde podría estar!
Se iniciaron las lecturas
Mis reclamos para impedirlo fueron inútiles. Entonces grité, salté, moví los brazos.
Alguna fuerza divina me ayudó y el ruido de mi caída llamó la atención de todos. Pero mi esfuerzo solo logró que uno de los talleristas se levantara para colocar a «Mowgli, el hijo de la selva» en mi lugar del estante.
leer más   
8
6comentarios 96 lecturas relato karma: 78

Partitura perfecta

Tus dedos tecleando,
con tacto absoluto mi cuerpo entregado.
Mis dedos rozando el final de tu alma.
Surge la música
despacio,
callada.
Herramientas de amor nos envuelven:
Tus labios, mis labios;
Mis manos, las tuyas.
Cada uno cantando y danzando.
Hasta terminar la fiesta,
y comprendo:
tu propiedad es la música,
la voz, te pertenece.
Pero: yo soy el dueño de la partitura perfecta.

Omar Martínez González, 2002 ©
La Habana, Cuba.
leer más   
5
5comentarios 31 lecturas versolibre karma: 71

Senryu (Caricias)

Mis manos tocan
tu delicioso cuerpo,
mi mente: besa.

Omar Martínez González, 2018 ©
La Habana, Cuba.
leer más   
6
4comentarios 90 lecturas japonesa karma: 79

Eterno y brujo nuestro amor

Eterno y brujo el amor
que tus manos hechizadas me entregan...,
ternura…,
deleite…,
pasión.
Eres amor diferente, que se respira mejor.
Estrellas de siete puntas clavas tú en mi corazón,
y penetran muy profundo, «acariciando» mi alma.
Tú, con un beso, iluminas mi camino.
Con un beso encantado,
radiante,
embrujado.
Y a los dos, hechizados,
nos guía el arquero alado.
Un erotismo divino nos muestra aleteando esas alas.
Ya no es azul el cielo,
y las nubes no son blancas.
Los peces pasan volando,
cae una llovizna de flores,
¡y calurosa es la nieve!
¡Todo eso!
Y más aún lo consigue: nuestro amor brujo y eterno.

Omar Martínez González, 2018 ©
La Habana, Cuba.
leer más   
3
5comentarios 29 lecturas versolibre karma: 54

Envidia

Envidia
Sentarnos juntos en la arena.
entrar unidos al mar,
mojar nuestros cuerpos,
besarnos.
Mimarnos, amarnos.
Afrodisiaca era cada mañana nuestra.
Las olas, cómplices de los deseos,
gaviotas, testigos del apetito de amor,
dunas que el viento une, como tú y yo.
Hoy yo envidio a las olas que funden sus crestas,
a las gaviotas que juntas vuelan,
a esas dunas que se mezclan en una,
o que matrimonia el viento.
Envidio a esa pareja que allá se besa.
¡Lo envidio todo!
Sentado en la arena…,
recordándote.

Omar Martínez González, 2019 ©
La Habana, Cuba.
leer más   
11
4comentarios 70 lecturas versolibre karma: 80

Senryu (mi petirrojo)

Mi petirrojo
el Sol trajo para ti,
dentro del pecho.

Omar Martínez González, 2018 ©
La Habana, Cuba.
leer más   
5
sin comentarios 29 lecturas japonesa karma: 68

Se alegra el silencio

Qué tristes los árboles en el gris otoño,
el ocaso logra afligir al Sol,
la tempestad hace llorar a las nubes.
Qué triste el mar cuando pierde una ola,
y qué triste la Luna cuando sale el Sol.
El silencio sufre si ruge un león.
Qué triste la tierra de cualquier panteón.
Muy triste estoy yo.
Pero un niño es ahora testigo:
Calla el león y se alegra el silencio,
regresa la noche y sonríe la Luna,
figuras de espuma contentan el mar,
las nubes, ufanas, comparten el cielo,
otra vez el Sol comienza a brillar.
Qué verdes los árboles…
¡Qué felicidad!
¡Se alegra el silencio!
Porque tú a mi puerta volviste a tocar.

Omar Martínez González, 2018 ©
La Habana, Cuba.
leer más   
11
9comentarios 52 lecturas versolibre karma: 85

Amaneció

Amaneció.
Despacio despertó el Sol,
despertó el viento,
y los árboles, y sus hojas, y sus aves.
Despertó, repleta de colores, una mariposa,
y comenzó a aletear.
A lo lejos, despertó el mar,
saltaban sus crestas, blancas y alegres.
En el mundo despertó la vida.
Y despertó mi corazón,
PORQUE TE VI.

Omar Martínez González, 2018 ©
La Habana, Cuba.
leer más   
3
2comentarios 34 lecturas versolibre karma: 55

hokku (pasquín)

Bello cartel,
mostrando primavera,
brindando vida.

Omar Martínez González, 2019 ©
La Habana, Cuba.
leer más   
11
9comentarios 98 lecturas japonesa karma: 97

Despertar

Ruiseñores.
Sinsontes.
Mariposas.
Mil gaviotas invaden el cielo
sin poder abarcar el Sol.
Y la naturaleza sonríe.
Porque otra vez,
tus dos zafiros alumbraron el mundo.

Omar Martínez González, 2018 ©
La Habana, Cuba.
leer más   
4
2comentarios 38 lecturas versolibre karma: 57

Césped

Todos miraban a los jóvenes que serían juzgados por pelearse sobre el césped frente al moderno edificio en construcción.
El abogado defensor solicitó la palabra:
—Quisiera pedir al jurado que consideren algo: es la primera vez que estos muchachos salen de la Tierra, y no podían imaginar que, por esas yerbas destrozadas por ellos, circulaba energía para el funcionamiento de todo el satélite.

Omar Martínez González, 2009 ©
La Habana, Cuba.
leer más   
2
sin comentarios 11 lecturas relato karma: 33

Senryu (En primavera)

En primavera
me rozaron tus pétalos.
Fue para siempre.

Omar Martínez González, 2019 ©
La Habana, Cuba.
leer más   
14
10comentarios 62 lecturas japonesa karma: 93

Solo puede tener un nombre

A esta suerte de tener tus extrañas raíces,
de ver las estrellas extraviadas que dan vida a tus ojos.
A la sed interminable que está prendida a mis labios,
perpetua sed de tus besos.
A tu piel.
Que permanece muy dentro de mi acariciándome con existir.
A este ir mío hacia ti,
como lluvia a la tierra.
Y ese venir tuyo hacia mí,
como el río a su mar.
A esa verdad que tiembla cuando me entrego.
A esa paz que llevo en mi silencio cuando te miro.
Solo puedo llamarle amor.
leer más   
6
2comentarios 29 lecturas versolibre karma: 73

Senryu (tristeza)

Si te recuerdo:
mar de negra llovizna,
nubes de gris.

Omar Martínez González, 2019 ©
La Habana, Cuba.
leer más   
4
4comentarios 35 lecturas japonesa karma: 72

Creo que estaba enamorado

Creo que sí, que estaba enamorado,
(o lo estoy).
Pero, ¿y tú?
Te miro con deseos de tragarte a besos,
y tú no muestras apetito de amor.
Muy suave tomo tus dedos,
y te pica la mano.
Me acuesto despacio, te rodeo con mi brazo,
y tú, «dormida», volteas el cuerpo.
Larga noche mirando tu sueño,
y amanece al fin.
Preparo el desayuno,
lo llevo a la cama,
y tú despiertas inapetente.
Celebro tu pelo y el azul de tus ojos cuando te peinas frente al espejo,
Te recoges el cabello, dejando de mirar el azogue.
Llego en la tarde, contento, con entradas al ballet,
y entonces prefieres teatro.
Creo que sí, que estaba enamorado,
(o lo estoy).
Solo que tú ya no estás.

Omar Martínez González, 2019 ©
La Habana, Cuba.
leer más   
15
12comentarios 88 lecturas versolibre karma: 94

A la italiana

Lo vi acercarse dos pasos en su primer movimiento, y me puse tenso, pensé adelantarme también, pero no me autorizaron. Nosotros nos defenderíamos con la estrategia de Sicilia, por eso la respuesta del soldado C7.

Omar Martínez González, 2017 ©
La Habana, Cuba.
leer más   
5
sin comentarios 33 lecturas relato karma: 68

Soledad

Soledad.
Si se quiere, es compañía.
Si quieres, acompañado de ti,
estar,
pensar,
sentir…, llorar.
Soledad, es compañía.
La soledad habla con música,
besa muy tierna,
se muestra bella,
cuando tú, estás a tu lado.
Si quieres estar solo: soledad es compañía.


Omar Martínez González, 2019 ©
La Habana, Cuba.
leer más   
14
6comentarios 85 lecturas versolibre karma: 86

Madre

Eres creación de Dios,
¿o Dios mismo…, quizás?
Perfección de colores y sonidos,
y de fragancias palpables.
Sin pedir,
entregas.
Das la vida, el amor.
Tu hálito rodea a todos cuando el viento se mueve,
Estás ahí,
cuando se respira.
Deleita tu vista al abrir los ojos.
Encanta el Sol de la mañana,
junto al siseo de un río.
Las abatidas hojas, cuando comienza el otoño.
Al tropezar las olas,
el salto de los peces sobre sus coronas.
La súplica de la selva cuando ruge del león.
El canturreo de los pájaros besando las flores.
La luna, envanecida, con el aullido del lobo.
La lluvia mimando cada palmo de tierra.
En invierno, la nieve:
nívea,
pura,
bella.
Al igual que las nubes,
inagotables figuras compartiendo el cielo.
Presente cada detalle en tu diaria labor.
¡Mil gracias a ti, nuestra Madre Natura!

Omar Martínez González, 2019 ©
La Habana, Cuba.
leer más   
2
sin comentarios 38 lecturas versolibre karma: 37

Cada día

Cada día,
de la vida dudo.
Pero pensarte me da fuerza.
Existo al sentirte,
al respirar tu aliento,
al saber que me miras.
Se agita mi sangre si «finalmente» me tocas.
Si camino a tu lado,
si tu aroma huelo.
Mi corazón se alimenta cuando digo tu nombre,
cuando leo tus palabras,
cuando digo: te quiero.
Cada día,
de la vida dudo.
Pero dudo más cuando me pregunto si subo a buscarte en el cielo.


Omar Martínez González, 2019 ©
La Habana, Cuba.
leer más   
11
8comentarios 82 lecturas versolibre karma: 95