Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Ritmos esenciales

De vez en cuando pienso en lo vivido
En íntimos secretos impuntuales.
He de reflexionar en el exilio
Con mis fugaces flores celestiales.

Y así resurgirán revelaciones
De algunos pensamientos residuales.
Ayeres que encarnaron seducciones.
Mañanas de los ritmos esenciales.


Oscar Antonio Bernal Albernez
leer más   
10
4comentarios 88 lecturas versoclasico karma: 117

Portadores de sueños

La paz, la ansiada paz de tus jardines.
De aquellos que renombran mis palabras,
De aquellos que resisten cara a cara
El verso endecasílabo, el sublime.

La paz, nostalgia pura de tu historia
Y el incesante aroma de esa gloria.
Su misterioso aroma que me relaja
A repetidas noches con tu magia.

La paz, esa que oculta la pubertad
De tu mirada, de tu infinita sed.
Tierra donde sembramos extendidos
Corazones, portadores de sueños.


Oscar Antonio Bernal Albernez
leer más   
17
6comentarios 108 lecturas versoclasico karma: 91

El despertar de los secretos

Un secreto bien guardado
En la profundidad de las raíces
Quizás se quede cabizbajo
O asome un tanto para decirse.
Revelarse,
Es el misterio, ese valor caliente
Que lo hace ser indiferente.

Un secreto bien guardado
Insoluble de codicia y egoísmo
Puede transfigurar a las palabras
Y recargar un beso de bienvenida.
Y también, desde el abismo
Es ese pez invertebrado
Con un velo de amnesia amorosa.

Un secreto bien guardado
Es sinónimo de sagrado,
Atesorando entre el ambiente
La nave incierta del pasado.
Pero otra veces
Con el paso de los años
Se pueden convertir en fantasmas
Que se despiertan y hablan
Hacia un confín de intermediarios.

Un secreto bien guardado
Murmulla a la distancia
Con las alas extendidas
El latente rojo intenso
De su mundo socavado,
De su eco acomplejado
Pero oculto y cubierto de musgo.


Oscar Antonio Bernal Albernez
leer más   
24
18comentarios 188 lecturas relato karma: 94

Invisibles

Como una brisa aromada
Acudes hacia mi del mas allá.
Y me subrayas un mensaje
Desde el alma.

Ya puedo describir la vida
Que brota singular,
Del campo agreste.

Ya puedo repartir mis besos
Por todo tu cuerpo
Sin importar lo que pase.

Coronado desde la sombra
Con tu sonrisa incandescente
He vuelto a estremecer la vía
Que me conecta
Con la verdadera magia.


Oscar Antonio Bernal Albernez
leer más   
24
6comentarios 136 lecturas versolibre karma: 96

Beso que llamas

Encontré en tu misterio, la aromada
presencia de una rosa dormitada.
Su madura frescura, estancia de mis versos
velado por las nubes de lluvias, y el universo
se desprende de sus pétalos bordados.

Voy transitando este onírico perfume
como si fuera parte de mi destino recio.
De nuevo te veo, profundamente abatido
y mis ojos se ahogan en tus labios prohibidos.


Oscar Antonio Bernal Albernez
leer más   
14
3comentarios 61 lecturas versolibre karma: 115

Aquellos umbrales

Llámame desde el silencio de esta tarde muerta
Con tus verbos castaños, con tu música lenta
Ha llegado esta paz que adormece mis ojos
Desnudando el café gota a gota en otoño.

Y pronto las hojas desbordarán sus talentos
Sobre mi corteza, y tendré que llorar a lo lejos.
Llámame sobre el crepúsculo que me rodea
Paz melancólica, brillo mágico de mi vida.


Oscar Antonio Bernal Albernez
leer más   
17
10comentarios 184 lecturas versoclasico karma: 107

Confesiones I

Vuelos que decantan
Hierbas frescas entre mis pupilas.
Vibran mis raíces sobre esta noche
Sombra y luz entre naufragios.

Me vuelvo a despertar
Con mi lira adormecida
Hay un desierto de esperanza
Inocente y tranquilo.

Sólo tengo unas horas
Para volar junto al bosque.
reír entre remojos
respirar, tenerte cerca…

Y un eco me recuerda
La simple gloria
De estar vivos...


Oscar Antonio Bernal Albernez
leer más   
11
12comentarios 150 lecturas versolibre karma: 124

A mi madre II

Rodearme entre la espuma de sus ojos serenos
Y decorarme con sus palabras y esencias.
Ya me refugio en torno a sus orillas espesas.
A ese manantial de leche, brotando de su pecho.

Escuálido pellejo, mis ojos dulcemente
Susurran el aceite que derrama la boca.
Y sólo me imagino, lo que viene, me toca
Me toca el corazón con su lluvia creciente.

Cae la espesa mañana y el susurro acredita,
Noviembre que predica, su dulce gradiente.
El fuego en demasía, los colores de oriente
Han colmado la arena de esta arcilla bendita.

Exhalan mis sentidos con un gesto, la luna
Y sin saber, despierto a esa luna viviente
Me descose los llantos, me laguna en su vientre
Otra vez, la espesura, de sus manos me acunan.

Y llegó el dulce día, con el sol matutino
A las puertas del río que ilumina mi vida
Ella está acobijada, con su firme y surtida
Esperanza de ver, como crece este niño.


Oscar Antonio Bernal Albernez
leer más   
18
15comentarios 141 lecturas versoclasico karma: 107

Siempre hacia el río

Hoy el viento ha susurrado tu nombre.
Allí, entre tantas nubes algodonadas
y el crepitante río a tus espaldas.

Allí, entre nosotros no existe el miedo
a cerrar los ojos, porque somos dos almas
que saben quererse a la distancia.

Nacimos entre miradas perdidas
para encontrarnos, en cada librería,
en cada estación, en cada cielo.

Allí, nos arden los recuerdos.
El fino aroma del lirio y sus promesas,
La calma de tu sonrisa apergaminada
Y mis ojos sedientos de tus locuras.

Nacimos bajo la fortuna de la brisa
Que viaja, solitaria por la vida
Convirtiendo lo lejano en cercanía…


Oscar Antonio Bernal Albernez
leer más   
20
12comentarios 153 lecturas versoclasico karma: 110

Entre naufragios

Al filo del mañana se asoma un corazón
jocundo y misterioso, como la tez helada,
sintiendo ante las horas esa transformación
pequeña y silenciosa, profunda y dorada.

Mueren de sed las ganas, mueren de inspiración
por cientos de zancadas a la luz de tu boca.
Y sigue la discordia, de tu depredación
al fondo del abismo, que tu pasión provoca.

Empero, hay una forma mas noble por correr
el riesgo sin premura, sin convocar recelos.
Me puedo convertir en un verso en el cielo

que abunde en tu memoria, pintando sin querer
las cien evocaciones mas bellas que aviva
el fuego de mi pluma al verte renacer.



Oscar Antonio Bernal Albernez
leer más   
14
8comentarios 107 lecturas versoclasico karma: 93

A mi madre

Respirando, respirando te quería.
Sombra de mi extraño azul, ligero alarde.
Tan efímero el barniz que por la tarde
de a poquito, mi semblante trascendía.

Y las puertas de tus ojos todavía
se rocían con la fuente del diamante.
Y mis manos se rehúsan un instante
a dejarte, solitaria en este día.

En la profundidad de mis latidos
Hay un eco que grita suspirando
tu nombre…


Oscar Antonio Bernal Albernez
leer más   
20
21comentarios 130 lecturas versoclasico karma: 118

Fragmentos II

Tu mirada es la culpable
de la peor resaca
que mis ojos han soportado...


Oscar Antonio Bernal Albernez
leer más   
14
9comentarios 74 lecturas versolibre karma: 106

Fragmentos I

La tarde y sus voces cotidianas,
El placer de vuelos tan efímeros.
El péndulo de verdes hojas, cientos
De idílicos andamios, sus caminos.
Latidos que van tras más latidos,
El sorbo de una abeja arremolinada.
El tiempo solo es parte de la inconsciencia...


Oscar Antonio Bernal Albernez
leer más   
15
10comentarios 79 lecturas versoclasico karma: 106

Brisa de esperanza

Soy una brisa desnuda viajando lejos.
Brisa que ilusionada y tonta,
va dejando sus versos por el cielo.

Brisa que como el río corre sola,
y canta cuando llega a los valles
y duerme junto a las amapolas.

Brisa que cuando llega a primavera
baila, y los versos más soñados
caen sobre la piel de esta tierra.

Brisa que siempre llega a conocerte.
Caiga donde caiga, por las rosas
ella el corazón te envuelve.


Oscar Antonio Bernal Albernez 
leer más   
19
10comentarios 112 lecturas versoclasico karma: 110

Último vuelo rasante

Sobre el tersado cuerpo estremecido
de un cóndor taciturno e indomable,
la fugitiva luz de lo invariable
lo asecha como el cardo ennegrecido.

El viejo corazón de la montaña
repite su tristeza incomprendida.
Y el cóndor se rebusca la comida
como si fuera de una gran hazaña.

Es última la bruma en la mañana
y el viento ya caldea las semillas.
Junto a la membresía, tan sencilla
que el sol emana en suelo de esta diana.

No había ni una gota de agua viva
que perfundiera aroma en todo el valle.
El vuelo será lo último que calle
por fin, todo el infierno que cautiva.



Oscar Antonio Bernal Albernez
leer más   
18
14comentarios 135 lecturas versoclasico karma: 113

A una rosa y una luna

Desde lejos que viene caminando esa rebelión,
hacia las sierras verdes se dirige.
El viento ha sacudido dentro de ese corazón,
tiembla la noche cuando le viste.

Dos voces en el oscuro cielo escriben
una marca en el lucero del alba.
Aparecen tatuadas en la mirada firme,
lágrimas vertidas por el alma.

Lejano se va ese corazón tan triste
lloviendo detrás de las sierras.
Acompañado de este cielo azul viste
a la orilla del río, el reposo de la arena.

En ella sus costumbres veraniegas.
Sus ojos mágicos reflejan menguante la luna,
su pelo negro entrefino y chacareras
atrapan y duermen al niño en su cuna.

En vísperas de estrellas fugaces contemplo el deseo,
aromas de una rosa que en el rosal se abría,
cuando su mano blanca entretejía un beso
los labios del poeta enrojecían...


Oscar Antonio Bernal Albernez
leer más   
20
5comentarios 120 lecturas versoclasico karma: 93

Cultivando flores

Y el silencio me rodeó
Con su aroma a miel,
perfundiendo a mis latidos
su tímida compañía.

Cada segundo gotea
dentro de mi memoria.
Y en pleno invierno
son los pequeños lujos
los que me hacen feliz.

Estoy tomando un café
en pleno auge
de esta noche.

Sustento mis ganas de vivir,
redimiendo el cautivo
de mis palabras refugiadas.
Mirando la luna llena,
suspiro profundamente.

Con un puñado de sueños
enraizados a la cabeza,
espero el llamado divino
que me convierta
en tierna arena cautiva
de esta hermosa playa.


Oscar Antonio Bernal Albernez
leer más   
16
7comentarios 74 lecturas versolibre karma: 95

Alma

Mi alma es una flor de amapolas
en un crepúsculo de otoño.



Oscar Antonio Bernal Albernez
leer más   
19
8comentarios 99 lecturas versoclasico karma: 97

Desde la sombra

Te extraño y mientras tanto
escucho una reina mora cantar.


Oscar Antonio Bernal Albernez
leer más   
14
9comentarios 153 lecturas versolibre karma: 100

Petricor

Desde el cielo
se sienten
las gotas caer
por la mañana.
Emergen,
rememoran
viejos tiempos.

Un arsenal
de emociones,
una canción
indeleble,
una sinfonía de
placeres silvestres,
desmenuzan los versos
sobre las yemas de flores.

Una historia
de umbrales perdidos,
el comienzo
del ciclo,
Una frase
melancólica,
el sabor
húmedo y seco
se desprenden
con su fuga de recuerdos
por todos los rincones.

En las
pálidas tardes,
comprendí…
el amor
que nos enseña
la naturaleza,
divino espejo
vanidoso del cielo.


Oscar Antonio Bernal Albernez
leer más   
16
11comentarios 126 lecturas versolibre karma: 83