Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Telúrico II

En tus ojos está
el epicentro de mis temblores.
Tu cuerpo y mi cuerpo
son placas de tierra
que se encuentran provocando
movimientos repentinos y explosivos.
Eres energía acumulada en el tiempo
que se libera de manera febril
produciendo terremotos indetenibles.
Mi ser se estremece,
sin poder mantenerse en pie
entregándose a tu destino.
Naturaleza implacable
que reclama su espacio
que retoma cada grano de mi tierra
reordenándolo para rehacer mi geografía

Y después de ese sismo que eres tú
cuando te aplacas y descansas
mientras acumulas aguas
se desprenden tus besos sobre mi piel
y las huellas de tus dedos brillan
a la luz de mi deseo.
Tu maremoto me inunda,
me invade por completo
haciendo que mis manos
vuelen locas a acariciar
las hebras castañas
de la cima de tu ser,
tus cabellos rizados
hechos de dulzura
y brillo estelar.
Mi estremecimiento
se vuelve a tus ojos telúricos
que envian ondas penetrantes
con solo mirarme.
Y allí ante el destello
de tus ojos boreales
descubro que el mundo
está hecho desde tu raíz y tu magma,
que eres lava que consume y edifica
y vive para siempre en mi universo.
leer más   
12
12comentarios 111 lecturas versolibre karma: 116

Albañil

ALBAÑIL

Tú eres para mí
la flor que derrama su aroma
al amanecer,
como invitando a despertar
del sueño profundo
que la vida regala con el descanso.

Eres un pedazo de cielo,
en lo extenso de la noche,
pero azul y luminoso,
una creencia,
una fe en lo maravilloso.

Eres dos ojos enamorados,
dos manos sobre mi cuerpo,
satisfechas,
dos pies que se mueven hacia mí
y una voz que canta en el silencio.

Eres un ser extraordinario
que construye casas
de concreto y de amores
a la par.

Eres un hombre
que solo desea la tranquilidad
de mi hombro para sentirse feliz.

Eres alguien que ama y al que amo.
Amo tus sensaciones
y tu espíritu valiente,
tu canto a la vida de cada día
a pesar de las tristezas
de todo lo actual.

Este es un tiempo de desarrollo,
de crecimiento,
de entrega total
y encuentro eterno
entre dos mundos que,
una vez,
estuvieron distantes.

Fuimos diferentes ayer
y hoy plantados en una tierra común,
hacemos semejantes nuestras inquietudes
y aspiraciones.

Buscando cada día mutua felicidad,
nos derramamos sobre nosotros
para encontrarnos
en suaves caricias.

Tú, vanidoso lirio
mecido por el viento,
sereno y querido,
enjugas el rocío
y eres envidiado por las demás flores.

Eres todo.

Eres más que todo.
Constructor de sueños
y escaleras al sol.

Amado hombre de manos fuertes,
albañil que construye casas
y silencios que dan sombra.

Albañil,
mi vida está en cimientos
sobre tus ojos de cristal verdosos.

Tu luz ilumina mi alma constantemente,
tu voz eleva su sonido y me toca
clara y melodiosa,
con un fuego que remueve mis sentidos.

Una voz desde el silencio,
perceptible aún entre la multitud,
con sonidos inagotables
de aguas cristalinas,
de montañas imponentes
y de viento cargado de candor.

Es nuestro sol común,
un cielo único
que nos ha mantenido unidos
aún sin tenernos.

Albañil,
cuando te conocí
no imaginé que construirías
puentes hasta mi corazón.

Tampoco pensé que
una vez allí,
escogido el terreno,
edificarías el amor.

Y ahora,
el ayer es lejano,
pero también es hoy,
porque de común acuerdo,
mantenemos el presente activo
y lleno de razones para querernos.

Ayer sentimos el viento contra la cara
vimos el horizonte azul,
y así se sigue presentando el futuro,
como un cielo despejado
que nos aguarda para darnos su pureza.

Albañil,
océano mío,
mar y cordillera alta,
ciudad y pueblo
donde habitan mis sentidos,
océano donde me hundo y me muevo,
donde me alimento y respiro.

Cariño.

Construyes el aliento de mi vida,
mi respiración.

Oxígeno y fuente de agua pura,
voy siempre en pos de ti.
Mi única dirección son tus caminos
tu corazón ardiente
enredado en mi piel.

Tus ojos me llenan de color,
tus miradas son color.

Albañil,
tengo en la mente
tu voz como concreto,
inquebrantable.

Tu risa es una obra
exitosa y bien cimentada.

Cuando tú ríes
levantas mil alegrías
y pones soportes mágicos en mi corazón.

Albañil,
llegará ese día,
ya cada vez más próximo,
en que no sólo construyas
casas para la vida,
si no también,
vida para las casas
dentro de mi ser.

Abrirás cercos,
retirarás la piedra,
colocando el material puro
al servicio del amor.

Albañil,
viaja y revisa tu obra
por entre los andamios
que la belleza te regala.

Pinta,
esculpe como el artista
que se da tiempo
y modela en el barro
porque abrirás un inmenso espacio
en mi carne y mi alma,
donde pondrás los cimientos
de la edificación más fuerte
y más hermosa
que has de levantar.

Esa obra sublime
por la que estás llamado
a trascender la carne y el concreto
creando una nueva inteligencia y alma.


Albañil,
no puedo dejar de pensar en ti,
tú me das la fuerza,
me sacas las lágrimas de los ojos.

Róbame,
llévame por entre los árboles
en fuga hacia tu universo.

Edifícame,
conviérteme en tu morada.
Un lugar donde te repliegues
cuando ataque un enemigo,
donde esté tu comida y tu descanso.

Soy tu árbol,
tu materia prima.
Tálame, púleme
y construye conmigo tu casa.

Una casa simple,
luminosa,
llena de color,
música y nuestros detalles.

Dame la vida que solo tú sabes,
dejando que,
aún así,
fluya mi savia
y renueve cada día mi espíritu,
dejando yo que tu esencia
se renueve conmigo también.

Albañil,
vuélvete y mira tu casa,
dime si ya está apta para tu vida.

Tu casa ha de ser bella y pura.
Un lugar donde guardes
tu oficio de artista
un lugar donde aflore
tu oficio de artista.

Albañil,
me siento tan pequeña ante tu magia
y al mismo tiempo
tu amor me hace la más grande.

Todo gracias a ti.

Albañil,
tú eres mi fruto,
aquel que he tomado del árbol permitido
para gozar de su madurez y frescura.

Tú eres mi savia y mi madera,
mis árboles y las laderas del monte
por donde transitan mis ilusiones.

Camina mi mente acariciando el pasto
y los colores de mi alrededor
y en todos ellos te veo como si,
confabulados en tu favor,
dibujaran tus ojos y tus sonrisas.

Las hojas de nuestros árboles
no llegarán a sentir el otoño,
pues solo puede haber primaveras
y sol cerca de los dos.

Albañil,
las nubes blancas y alegres
son tu escenario.

Aquel por donde paseas
tus grandes anhelos
y donde descubres que existe
un nuevo aire para respirar
y redimir todo dolor.

Albañil las nubes
me traen tu olor
y me lo lloran encima emocionadas,
humectando mi piel
con los sudores
que han recogido de tu ser
y que se asemejan a la lluvia
pura y clara
de una selva impoluta y virginal.

Albañil,
hoy he deseado cantarle a tu voz
que me eleva por el aire
y me hace perder la noción
de las angustias que me acosan.

El único que me saca
de mis estados de letargo
y construye para mí
un habitáculo rosado
lleno de amor y color.

Este poema es tuyo,
porque has sido el inspirador.
Con solo mirarte,
¿quién dejaría de escribir un poema?

Albañil,
eres la casa,
la mansión,
la arena y la piedra,
la sombra y el calor,
el alero que protege,
la cuna que mece,
el abrazo que ama,
el sol que encandila,
la luna que ensombrece,
la luz que activa,
la oscuridad que adormece.

Mi cielo y mi nube,
mi sol y mi lluvia,
eres todos los seres de la tierra,
todo el verdor.
leer más   
14
2comentarios 98 lecturas versoclasico karma: 135

Baila

Baila al despertar
pensando en los ojos de quien amas
ojos que son la música que te inspira
baila para compartir felicidad
baila para olvidar tu tristeza
baila para escribir poesías
bajo las alas de tus pies.
Que la danza te eleve en el aire
y de respiro a tus pulmones desairados
que vuelva tu aliento
en coreografias amorosas
elevándose en el viento
con piruetas primorosas

Danza en rebosante alegría
con tus manos como alas
exuda movimiento y armonía
ilumina el mundo como bengalas

Que el corazón explote apasionado
y se encause por las venas el sentimiento
llevando a cada poro revelado
el amor contenido en todo tu cuerpo
leer más   
16
2comentarios 91 lecturas versoclasico karma: 145

Enana Gigante

Del polvo y la tierra,
de los rayos de luz que se cuelan,
todo habla de la ciudad
que ya no enmudece.
Calló sus labios
durante una larga noche
y hoy renovada emerge
entre el brillo y las estrellas.
Abismo, altura misteriosa,
cielo poluto aún esperanzado,
dormido en los valles
y bajo los ojos de las montañas.
Enana gigante
plantada en el alma…
Santiago, tierra gris y dorada.
leer más   
11
2comentarios 70 lecturas versolibre karma: 129

El Poema

El poema es un niño inocente
con sonrisas de verano
es una fiera salvaje
desatada en el campo
a veces es suave
como caricias de anciano
y otras golpiza
que te tira al barro

Te toma en sus brazos
cálido e indulgente
o a veces te acusa
en un juicio solitario
y se vuelve jurado
de tus miedos mas malos

El poema te alivia y te delata
es tu mayor espejo
si estas atrapado te desata
y siempre te presta buen consejo
leer más   
17
8comentarios 109 lecturas versoclasico karma: 148

Piel de hombre

Piel de hombre

Piel de hombre
dura y fuerte
que cobija mi cuerpo
y da motivo a mis manos.
Piel tibia que muerde
que quema,
que abriga,
que me cubre
y me siente.
Piel dulce
derretida en abrazos,
en caricias,
en besos,
en pasión
y quebrantos.
Piel sudorosa
de amor,
de trabajo,
de cariño,
de encanto.
Piel de hombre sabrosa,
ácida,
temblorosa
explosiva,
deseosa.
Piel maravillosa
que eriza, que grita
que sublima y destroza.
Piel amante
que desinhibe, que toma
que recorre y embriaga
que desliza y adora.
Piel de hombre
ardiente
dulcemente feliz
satisfecha...
clemente.
leer más   
14
4comentarios 73 lecturas versolibre karma: 127

El Poeta

El poeta no es poeta
si no ha sufrido
si no ha vagado entre los trinos
de las rosas y silbidos

El poeta no es poeta
si no se ha embriagado
de comas, de palabras
y a las letras se ha entregado

El poeta no es poeta
si no se ha vuelto loco por momentos
por años, por lustros, por siglos
o por instantes eternos

El poeta no es poeta
si vive bien y perfecto
si no relincha de placer
si no se deprime por completo

El poeta no es poeta
si no desata la intensidad
si no hay calidez en su frialdad
si estando vivo parece muerto

El poeta no es poeta
si no vuela hacia el firmamento
si no contempla la humanidad
si no vive y muere al mismo tiempo
leer más   
27
12comentarios 122 lecturas versoclasico karma: 131

Lluvia de tristeza

La jornada se marca
con la lluvia de tu tristeza,
que me cae encima
como un rio desbordado.
Me pregunto si mi tristeza
tanto o más profunda,
más grande que un océano,
será tu compañera también.
A tanta distancia real
y al mismo tiempo tan juntos.
Se que me piensas,
porque yo,
amor,
vida mía,
no puedo dejar de pensarte.
Estoy segura de que me llamas,
si no a través de tu voz,
a través de tu alma
que se encuentra con la mía
en un camino sin bifurcaciones,
porque nuestros corazones
tienen una sola senda,
yo hacia ti,
tú hacia mí,
incluso en línea recta.
Se que el futuro que me espera,
solitario,
desolado,
ha sido mi propia elección.
Sin embargo,
aunque no nos sepamos,
aunque no nos hablemos,
aunque no nos escribamos,
aunque no nos veamos,
aún así amor,
te tengo y poseo.
Sin soberbia,
sé que eres mío.
Sin falsedades,
sé que soy tuya.
Aunque llegue el día
que en nuestras cabezas
reine olvido,
se que mi alma buscará
su camino directo a la tuya,
a tu abrazo,
a tu amor
y a tu deseo.
leer más   
19
14comentarios 102 lecturas versolibre karma: 132

Descanso

Soñarte feliz.
Tus maravillosos ojos
tan amados por mi.
Tu boca llena de dulzor
y de hiel a la vez.
Cuando sean tiempos difíciles
no grites amor,
no te enojes,
no te molestes
Solo sonríe y mírame.
Dame tu dulzura
a través de ellos
como siempre lo has hecho.
En los terremotos
que me sacuden como tierra
tus ojos son mi pilar y mi guía.
Bajo tu mirada
y entre tus brazos
estoy a salvo y segura
Eso eres: mi casa.
Yo te habito
y eres mi refugio
En tus ojos vivo,
en tu boca soy,
para siempre.
leer más   
7
3comentarios 33 lecturas versolibre karma: 94

Siente

Siente

Si sientes de pronto
el halo de mi aliento un tu oído
es que te hablo suavemente
en la distancia y desde el sentimiento.
Si sientes mi mano sobre la tuya
es que la tomo para no perder
tu camino en mi niebla.
Si sientes mis brazos que te abrazan
es que me pego a ti por sobre las montañas.
Si sientes una lágrima
rodar por tu mejilla sin explicación
es que mi espíritu te invade y posee
y te regala mi emoción.
leer más   
12
11comentarios 110 lecturas versolibre karma: 134

Risa y silencio

Enrojesido,
acariciado,
miras a lo lejos
en la sombra de mi poema.
Clavado en el atardecer
de las esperanzas.
Confiado
te acercas.
Tu cuerpo es una pregunta,
tus cabellos una ilusión.
¿Dónde te conocí?
¿Hasta dónde compartiré
contigo?
Tardan las respuestas
de tu corazón.
Teñido de rojo
quedas en olvido,
callado,
y tu risa,
tu maravillosa risa
marcada en mi frente,
se ha vuelto
un gran silencio.
leer más   
15
8comentarios 85 lecturas versolibre karma: 161

Desván

Magia extraordinaria
soportada en los hilos del recuerdo
atesorada en el desván
de la memoria que contempla.
La memoria es el desván
donde se acumula la riqueza y la alegría,
la pobreza y la tristeza.
En el desván se acumulan
los amores no concedidos,
los amores defraudados,
los amores que no llegaron a ser.
Y allí, en ese único lugar,
el desván de mi corazón,
es donde tú permanecerás
para siempre sin pasar de mí.
leer más   
13
4comentarios 83 lecturas versolibre karma: 132

Poema X V I I I

Me acusas sin verguenza de retenerte con pócimas
desviando la atención de tu embrujo sobre mí.
Descarado embustero que revuelves mi mente
con la magia hechicera que sale de ti.

En tus sueños preparas misteriosos brebajes
y cuando hablamos todos me los das a beber
me provocan delirios y pasiones salvajes
y sentimientos sublimes en todo mi ser.

Mientes, siempre mientes al decir que te atrapo
siendo de verdad tú quien me envuelve en su red
me haces creer que te tengo cautivo
mientras sellas mis grilletes contra la pared.

Mis ojos ven una celda fantasiosa
una litera, un lavabo y manta allí
creyendo que soy yo quien te preparó la estancia
vas cerrando las rejas detrás de mi.

Cuando me doy cuenta de que estoy atrapada
ya es demasiado tarde para huir,
lo peor de todo es que yo lo anhelaba ,
deseaba que tú y solo tú me atraparas así.
leer más   
14
12comentarios 103 lecturas versoclasico karma: 126

Olas

Olas del mar que golpean la roca,
la curten, la adoran y la conforman.

Te haces agua poderosa cerca mío
y piedra fuerte soportando este camino.

Eres mi roca como has querido,
la que firme ha soportado mis estados,
la que a tomado sobre si todos mis males
y los destruye con su golpe esperanzado.
leer más   
14
4comentarios 57 lecturas versolibre karma: 144

Deseo

Desnuda mi alma, conquista lo que ves
tómame en parte y en total, sagrada.
Desnúdame toda con tu mirada,
Tómame escasamente y mucho por vez

Suelta las bestias de ganas atadas
esas que estremecen completo mi ser
transpórtame a los parajes del placer
derriba mis muros con tu mirada

Que la vida contigo es un destello
de colores luces y sonoridad
que me transportan al gran universo.

Mientras aferrada estoy de tu cuello
escalo tu espalda con facilidad
y estallo en delicias que se hacen verso.
leer más   
13
4comentarios 87 lecturas versoclasico karma: 124

Tu esencia

Nada tuyo es común
todo lo vuelves especial:
con tu mirada todo florece,
con tu presencia todo iluminas,
bendices los caminos que transitas
con tu esencia.

Si tu fueras lluvia,
lloverían sonrisas.
leer más   
17
6comentarios 89 lecturas versolibre karma: 122

Ese lugar

Desde adentro
desde lo más profundo
ahí donde se esconde el deseo
donde se retuercen las ansias
donde nace toda emoción
y se alberga todo sentimiento,
ahí en ese lugar
está anclado tu nombre,
plagando de raíces toda mi soberanía.
Mis sonrisas nadan en el lago de tus labios
y mis ojos renacen en el destello de los tuyos.
Mi piel incandece en las estrellas de tus dedos
y mi vientre ansia la fortaleza de tu semilla.
leer más   
15
4comentarios 85 lecturas versolibre karma: 129

La Poesía

La poesía es como el mar vasta, enorme,

que te arrulla como agua mansa

o te desarma como olas bravas

Sosiego o maremoto en los tiempos del alma
leer más   
16
12comentarios 50 lecturas versolibre karma: 126

Vuelve

Vuelve y regálame tus brazos otra vez.

Estoy perdida y sola en este universo de desdicha,

la vida se me escapa cada día

y el alma está cansada de ser la misma.


Quiero vivir fluyendo por tus ríos,

desembocar en el abismo de tus mares

y que me lleves sumergida y en el frio

hasta llegar a conocer todas tus sales.


Sal divina que tu cuerpo trae

quiero gustar grano a grano tus sabores

y enredarme de tu cuerpo mientras cae

tu miel y me empapa de sudores.


Poderoso has sido en mi destino,

remeciste cada gramo de mi carne,

me trajiste a la vida dividida

entre alegría y penas para darme.


Todo lo que soy se ha vuelto tuyo

y el dolor que ahora tengo lo merezco

por dejar que me ganara el orgullo

viviré todo dolor mientras perezco.
leer más   
13
8comentarios 62 lecturas versoclasico karma: 128

Solo un beso

Solo un beso

Solo dame un beso

Que me curas con tus labios

Y tu saliva es mi fuego

Tus manos son mi vida

Tu corazón mi aliento

Solo un beso

Solo dame un beso

Que tu beso siempre me enamora

Y acrecienta el sentimiento

Que tus labios tibios hacen el amor

En cada poro de mi cuerpo

Te siento

Solo un beso

Solo dame un beso
leer más   
15
4comentarios 89 lecturas versolibre karma: 111