Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Es un bello amanecer...

"...Es un bello amanecer
con nostalgias y con recuerdos,
en la playa, y junto al mar,
amanecen nuevos sueños..."

Rafael Sánchez Ortega ©
25/03/20
3
1comentarios 18 lecturas versoclasico karma: 46

Aquella tarde...

Aquella tarde
pasaron muchas cosas
y no te vi.

Sentí tristeza,
al ver que no llegabas
entre tus versos.

Esas caricias
en forma de palabras
y tus poemas.

Pero no importa,
debía superarlo
y te escribí

Te hablé a lo lejos,
sin voz y sin palabras,
solo mis dedos.

Ellos trazaron
los signos y las letras
que les dictaba.

Lo que pensaba,
aquello que soñaba,
lo que sentía.

De vez en cuando
miraba tu ventana
con ilusión.

Llegó la noche,
y tú, preciosa luna,
me diste un beso.

Rafael Sánchez Ortega ©
18/02/20
3
sin comentarios 26 lecturas versolibre karma: 46

He preguntado a la luna...

He preguntado a la luna
si te ha visto en el paseo,
porque la noche ha llegado
y preciso de tus besos,
quiero sentir a tu mano
entre la mía, y mis dedos
rozar, muy suave a los tuyos
y acariciar tu cabello.
Quiero también tu sonrisa
y esa pupila, que el cielo,
besa también con la luna
para mandarme un reflejo,
porque en tus ojos alegres
miro y en ellos encuentro
esa ilusión desbordante
que va calmando mi pecho...

Por eso busco a la luna
y al preguntarle te veo,
que vas llegando despacio
a la orillita del puerto,
allí descansan traineras
y se recogen los remos,
en comunión con tu alma
donde convergen mis rezos,
y es que suspiran los labios
al contemplar todo aquello,
mientras te veo llegando
y caminando en silencio,
quiero fundir los latidos
y acompasar los deseos,
con estas hebras de plata
que nos regalan los sueños...

"...Ahora la luna sonríe
al contemplar nuestro encuentro,
y sonreímos, con ella,
mientras soñamos despiertos..."

Rafael Sánchez Ortega ©
16/02/20
13
4comentarios 84 lecturas versoclasico karma: 81

Reloj...

"...Reloj congelado
que paras el tiempo,
yo quiero que sigas
brindándome sueños,
que nadie te pare,
ni el virus ni el miedo..."

Rafael Sánchez Ortega ©
23/03/20
18
8comentarios 97 lecturas versoclasico karma: 90

Hay lágrimas...

Hay lágrimas amargas
que escapan de los libros,
y lágrimas de gozo
que llegan de los niños,
las unas son recuerdos
con brumas y vinilos,
retazos de berbenas
y ratos compartidos,
las otras son escamas
que vienen con suspiros
y cientos de preguntas
de labios intranquilos,
es parte de un poema
del mundo en que vivimos
las lágrimas del cielo
carecen de sentido...

Hay lágrimas preciosas
que surgen de los ríos,
saltando en los meandros
en busca del vacío,
y pienso en esas gentes,
(quizás hasta en mí mismo),
llevando por la vida
el corazón herido.
Caminas y caminas
sin rumbo ni destino,
sangrando por el alma
temblando y encogido,
el pecho se consume
por culpa de aquel hilo,
quebrado, en el presente,
ausente y detenido.

Hay lágrimas sin nombre
que emplean los mendigos
pidiendo una limosna
y el pan para sus hijos.
Tus lágrimas, en cambio,
no miran el peligro,
ni ven en el pasado,
la sombra y el cuchillo,
son lágrimas sinceras
de amor y de cariño,
amaste y te entregaste
de un modo muy sencillo,
lo hiciste en unos versos
mirando al infinito,
mostrando y compartiendo
la paz y los sentidos...

Y amaste como nunca,
haciéndolo sin gritos,
sacando de la vida
sus versos y latidos,
logrando que otros ojos
buscaran los alisios,
el viento de los mares,
la brisa del olvido,
y allí quedó encerrado
el sentimiento y brillo
manando de unos ojos
al labio tan tranquilo.
Amaste, no lo dudes,
y aún amas los sonidos,
dejados por los pasos
del ángel que se ha ido...

"...Hay lágrimas amargas
unidas con suspiros,
las mías no las seques
ya sé que te he perdido..."

Rafael Sánchez Ortega ©
17/02/20
16
8comentarios 75 lecturas versoclasico karma: 84

Busca y no llores...

Busca y no llores.
Hay lágrimas amargas
en cualquier sitio.

Pero las rosas
que escapan de los libros,
son unas pocas.

Están mezcladas
con lágrimas de gozo
y con suspiros.

Hay fantasías
que llegan de los niños,
en su inocencia.

Las poesías
se nutren de recuerdos
nunca lo dudes.

También con olas,
con brumas y vinilos,
y algunas playas.

Recuerdos, bailes,
retazos de verbenas
y aquel abrazo.

Sonríe y goza.
Hay ratos compartidos,
que no se olvidan.

Seca tus lágrimas,
son gotas de rocío
que deja el cielo.

Rafael Sánchez Ortega ©
17/02/20
16
6comentarios 114 lecturas versolibre karma: 91

Arriba, en el cielo...

"...Arriba, en el cielo,
se encuentra colgada
la casa encantada
que atrapa los sueños..."

Rafael Sánchez Ortega ©
23/03/20
17
6comentarios 82 lecturas versoclasico karma: 97

Bello día...

"...Bello día para amar
y vivir la fantasía,
en la infancia y juventud
y también en cada día..."

Rafael Sánchez Ortega ©
22/03/20
4
2comentarios 50 lecturas versoclasico karma: 53

Dejé volar la imaginación...

"...Dejé volar la imaginación
y una sonrisa vino a mis labios.

Estabas cerca, ¡muy cerca!,
a pesar de la distancia.
Mis manos te buscaban,
querían rozar las tuyas,
sentir tus dedos, para acariciar
al mar y la brisa
que llegaba en el nordeste.

Y es que el mar hablaba
en la resaca de la playa.
Nos decía cosas
y nos contaba mil secretos
y leyendas.

Creo que cerramos los ojos
y nos quedamos oyendo al mar,
escuchamos sus rumores
que se mezclaban con el latido
de nuestros corazones
haciendo como una música de fondo,
que acompañaba los relatos de las aguas.

El mar nos contaba de viajes y de pescas,
de marinos y sirenas,
de playas y océanos sin nombre,
de brumas y galernas,
y todo, en una sucesión
encadenada y encantada
de imágenes, invisibles,
que llenaban las pupilas.

Apoyaste tu cabeza en mi hombro
y yo besé tus cabellos.

Te sentía tan cerca que podía aspirar,
y mezclar,
el olor del yodo y las algas de la playa
con el aroma de tu cuerpo.

Abrí los ojos y te vi a mi lado.
Caminábamos por ese mar,
viajábamos en algún barco, sin bandera,
y nuestras manos remaban
en alguna trainera primitiva
hasta llegar a una de esas playas desiertas
donde el mar nos seguía contando sus relatos.

Allí despertábamos de aquel hermoso sueño
y dábamos paso a la vida.
Una vida que, con todos sus latidos,
llegaba a nuestro lado
y nos hacía estremecer.

Recuerdo que, sin darnos cuenta,
comenzaron a surgir, como en un parpadeo,
los primeros versos de un poema.

Versos con tu nombre y con mi nombre,
en ese abecedario de ternura y poesía
que nacía en nuestras almas..."

Rafael Sánchez Ortega ©
16/02/20
13
6comentarios 96 lecturas versolibre karma: 84

Mariposas...

"...Mariposas que se escapan
de una jaula de cristal,
allá van con nuestros sueños
para hacerlos realidad..."

Rafael Sánchez Ortega ©
20/03/20
18
6comentarios 96 lecturas versoclasico karma: 94

Cielo cubierto...

Cielo cubierto
de nubes muy plomizas
mientras te busco.

Estás callada,
mirando al horizonte
y pensativa.

Quisiera estar
en ese pensamiento
de tu cabeza.

Mi corazón
te llama por tu nombre,
en sus latidos.

Desde el silencio
me acerco hasta tu lado
te doy la mano.

Tú te sonríes,
me ofreces tu mejilla
y yo te beso.

Luego volamos,
igual que aquellos niños
de nuestra infancia.

Porque, en el fondo,
queremos esos sueños,
volar con ellos.

Sonríe el cielo.
La luna y las estrellas
están contentas.

Rafael Sánchez Ortega ©
16/02/20
6
2comentarios 82 lecturas versolibre karma: 79

Una mirada...

"..Una mirada perdida
y una lágrima que corre,
son esa rosa marchita
y los sueños de una noche..."

Rafael Sánchez Ortega ©
18/03/20
13
10comentarios 97 lecturas versoclasico karma: 84

Me gustaría escribir...

Me gustaría escribir unos versos
contigo y a tu lado,
para que sean libres
y recojan nuestros pasos,
nuestras dudas,
y podamos seguir las huellas
que los mismos van dejando
desde ahora hasta el instante
en que nos conocimos.

Así, al mirarlos y leerlos,
cuando acaba el día,
en ese rincón de la noche,
en que aparecen los sueños
y se desborda la fantasía,
volvería a ti, a estar contigo,
y tú, también volverías a sonreír,
al notar el temblor incipiente
de mis labios.

No sé si te gustará la idea,
pero sería como abrir una puerta
para comunicarnos,
y a través de ella
podríamos ver las miradas,
sentir la emoción de las pupilas,
captar el temblor de los ojos
y el movimiento imperceptible de los labios
cuando bajemos la mirada
hacia estos versos.

De esa manera no tendríamos diques
que retuvieran el caudal impetuoso de las almas
cuando quieran descargar lo que sienten,
ni habría una excusa fiscalizadora
que fuera analizando cada acto y cada gesto,
que, muchas veces,
omitimos por prudencia.

Te propongo que usemos
la llave de la sinceridad,
pase lo que pase y cueste lo que cueste,
ya que de esa manera
la verdad estará siempre presente
y nunca engañaremos a nuestros corazones.

Pero me gustaría, que,
nuestros versos no fueran
un papel mojado por las lágrimas,
ni por la sangre en heridas de terceros,
ni tampoco el acta o documento,
de un laurel simbolizando la amistad.

Quisiera, si es posible y si tú quieres,
que estos versos tengan vida,
y que notemos sus latidos,
que sintamos su presencia y que la ansiemos,
que busquemos, en los mismos,
el rocío en la mañana
y la lluvia de la tarde,
y también, tantas sonrisas
que la vida nos ofrece.

No quisiera que, al final,
estos versos solo fueran
unas rosas con espinas
que conduzcan al exilio
y las penurias de dos almas,
con el llanto y el dolor
de haber perdido lo que ansiaban,
como aquel papel mojado de un poema.

Rafael Sánchez Ortega ©
15/02/20
9
4comentarios 100 lecturas versolibre karma: 82

Despiertan...

"...Despiertan las gaviotas
y empiezan a volar
la bruma de tus ojos
las busca sobre el mar..."

Rafael Sánchez Ortega ©
18/03/20
13
5comentarios 67 lecturas versolibre karma: 86

Escaleras...

"...Escaleras de la vida
con las hojas del otoño,
vais dejando en los rincones
la ternura de los ojos..."

Rafael Sánchez Ortega ©
18/03/20
17
9comentarios 94 lecturas versoclasico karma: 94

Despiertan las gaviotas...

"...Despiertan las gaviotas
y empiezan a volar
la bruma de tus ojos
las busca sobre el mar..."

Rafael Sánchez Ortega ©
18/03/20
8
2comentarios 57 lecturas versoclasico karma: 92

El mar no tiene sueño...

El mar no tiene sueño y, aunque duerma,
nos regala con sus olas letanías.

Son susurros de marinos y veleros,
son suspiros de sirenas y corales,
son un manto de belleza indescriptible
que nos dejan la belleza de sus aguas.

Quizás con su oleaje yo me duerma
y te lleve entre mis brazos por los mares,
es posible que miremos a los cielos,
que veamos como sueñan las estrellas
y la luz de algún cometa despistado.

Es posible que las olas se enfurezcan
y que nazcan, de las mismas, temporales,
y que tiemblen las pupilas que los miran,
ante el viento que revuelve los cabellos
y los mezcla con el yodo y con las algas...

Pero es aire, simplemente, el que nos llega.
Es la brisa soñolienta del cantábrico.
Son los besos y caricias de las aguas
y es el canto y letanías, ya perdidos,
de una infancia que ha quedado en el recuerdo.

En el cielo se perfilan unos nombres
que resbalan por las nubes con esmero,
entre medio de figuras muy diversas
que nos dejan chiribitas en los ojos.

Yo recojo los suspiros de tus labios
y te ofrezco los susurros de mi pecho
en un canto silencioso y sin palabras,
como humilde confesión de este momento.

Rafael Sánchez Ortega ©
15/02/20
11
8comentarios 74 lecturas versolibre karma: 91

En la montaña...

"...En la montaña
se suben los senderos
con gran esfuerzo,
pero compensa
llegar hasta el Refugio
para soñar..."

Rafael Sánchez Ortega ©
16/03/20
12
6comentarios 71 lecturas versoclasico karma: 95

De tu cabello...

De tu cabello
recogeré las rosas
que me has dejado.

De tu sonrisa
trasplantaré a la mía
algo de vida.

Y de tu alma
le robaré la esencia
con su candor.

Déjame olerte
y cerraré los ojos
para sentirte.

Déjame oírte
y escucharé las nanas
de cada noche.

Deja que sienta
los pasos de tu alma
llegar a mí.

Pero si quieres
te entrego lo que tengo.
Nada preciso.

Te quiero a ti,
mi linda mariposa,
hoy escondida.

Te quiero libre,
volando por la vida
y con mis sueños.

Rafael Sánchez Ortega ©
15/02/20
20
4comentarios 70 lecturas versolibre karma: 91

Una vez yo tuve un sueño...

Una vez yo tuve un sueño
de ilusión y fantasías,
era un sueño y una edad
de juventud y de vida,
pero la vida pasó,
la juventud fue deprisa,
marchitando aquel sendero
con el sueño y la alegría.
Y pasaron muchos años,
como un velo por la herida,
cicatrizando recuerdos
y naciendo margaritas,
de aquel invierno traidor
solo quedan hoy cenizas
y en los versos del juglar
hay primaveras benditas.

Una vez yo tuve un sueño
y creí que en él yacían,
los deseos y pasiones
de las almas perseguidas,
sin embargo eran recuerdos,
eran penas y llantinas,
con la niebla de legañas
que rondaban las mejillas,
y en el alma de aquel niño
no cabían las mentiras,
ni palabras y promesas
de otras almas retorcidas,
y por eso escribió al cielo,
y le puso en la cuartilla,
unos versos y un poema
con los sueños de sus rimas...

"...No me niegues estos sueños
mariposa tan querida,
pues yo quiero compartirlos
en tu dulce compañía..."

Rafael Sánchez Ortega ©
14/02/20
10
6comentarios 80 lecturas versoclasico karma: 83