Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Heme aquí.

Heme aquí,
heme aquí nuevamente,
en la soledad de mi presencia,
en el susurro de mí agitada mente,
en el bullicio de mi oronda ausencia.

Heme aquí,
heme aquí deseando de repente
el bullicio de mi libertad,
en ese silencio que ama, y que llora largamente
acompañado de gran amiga, la soledad!

Heme aquí,
heme aquí nuevamente,
en ese silencio que llora largamente,
en ese éxtasis de soledad,
en ese tiempo mío, mío y de nadie más.

Heme aquí,
heme aquí nuevamente,
llorando suspiros de recordación,
ataviado de metas inconclusas,
y el deseo perenne de al menos… una conclusión.

Heme aquí,
heme aquí con un clamor de silencio,
con una esperanza de agonía,
heme aquí en medio del tormento,
de saberme vivo, pero corto en la lejanía.

Heme aquí,
heme aquí nuevamente,
heme aquí acompañando mi soledad,
heme aquí con el rostro en el presente,
y mi mente, divagando en el tiempo sin edad.

Heme aquí,
heme aquí en el torbellino del tiempo,
en el fluir del aquí para allá,
donde hoy, el futuro, burbujas de advenimiento,
y donde el presente, pasado habrá.

Heme aquí,
heme aquí escribiendo estas letras,
como si acaso acabaran ya,
escribiendo mentiras, verdades, creyéndome poeta,
donde de verdad, la verdad en el corazón está.

Rafael Puello
Barranquilla- Colombia.
leer más   
14
12comentarios 87 lecturas versolibre karma: 133

La Vida…

La vida…
acaso un sueño?
o es ese respirar sin fin de lenta agonía
que nos mantiene flotando como en el mar un leño?,
mientras que caminando sin juntarnos con la cerca lejanía
al final, cambiamos de lecho…
de dentro de la bóveda celeste
a la bóveda del último sueño.

La vida…
acaso es en realidad un sueño?
o es un sueño hecho realidad?
y siendo un sueño… quién es el dueño?
o siendo real… en que cantidad?
o será que siendo un sueño sin dueño
nos despierta para solo morir en medio de la vanidad?

La vida…
será un sueño sin derecho a despertar?,
un sueño que te oculta la simpleza de lo real?,
o será una dura realidad, que se mantiene de soñar en soñar,
mientras te prepara para el cortejo final?

La vida…
acaso un sueño?
no, la vida te permite soñar,
y de soñar en soñar,
si te atreves,
de tu vida serás el dueño.

La vida entonces,
es real, no es un sueño,
si, es real!, tan real que te permite soñar,
y de sueño en sueño si no te atreves,
entonces en la vida, otro será tu dueño!

Rafael Puello
Barranquilla - Colombia
leer más   
16
12comentarios 91 lecturas versolibre karma: 123

La Vida muere…

La vida infinita
muere a pedazos,
se deshoja, ya no invita,
ya no es más un abrazo.

Ahora, la muerte trémula palpita,
la muerte florece,
y la vida agoniza,
ahora, la vida no se merece.

Los capullos humanos mueren como capullo,
por hambre, por frio, la injusticia;
y sus tallos, impotentes ya sin orgullo,
con fuerzas succionadas por la gobernante avaricia.

Sus raíces... acaso existen?
solo algunas disfrutan de sus frutos,
los frutos... apenas recuerdan sus raíces,
y así somos, títeres de un monólogo bruto.

La vida infinita
muere a pedazos,
se deshoja, ya no invita,
ya no es más un abrazo.

En un mundo se habla de posible paz,
y al otro lado solo se vive la guerra,
los niños sufren, mueren, nosotros un disfraz,
viendo su foto que solo nos aterra.

Que descaro, muchos sin un digno pan,
sin un pan para una digna flatulencia,
pocos, dominando en la abundancia solo dan,
lo que sobra después de su mórbida prepotencia.

La vida infinita
muere a pedazos,
se deshoja, ya no invita,
ya no es más un abrazo.

Te invito a que me invites,
y así todos nos invitamos,
de vida a un envite que no es convite,
de palabras, antes que muramos...





Rafa Puello
Barranquilla-Colombia.
leer más   
12
1comentarios 55 lecturas versolibre karma: 129

El Mar y sus dos amores

Eterno vientre fértil de nuevas nubes,
que en el horizonte limitas lo que no limita,
mientras en tu interior, vida y generaciones bulles,
afuera, vaporoso baile de ula – ula tu imitas.

En la noche, mientras meciendo duermes,
coqueta a tu encuentro sale la luna,
y en el líquido lecho que sobre tu lomo ciernes,
de amor, sobre ti, ella se deshoja en solo hambruna.

Temblando en la emoción de un húmedo encuentro,
trémula está la luna en esa unión de luz y húmeda sombra,
donde los dos se unen en un torbellino de amor como epicentro
y tu la recibes con amor furtivo que se desgrana en una alfombra.

En el embrujo notorio de tu presencia nocturna
habita el deseo y la inspiración nostálgica,
que acechando el recuerdo de la vivencia oculta
permite redescubrir aquella estancia mágica
que esconde el derroche de deseo de una mente adulta.

Y en la semblanza de una claridez sin igual
con gemidos de volutas de salino vapor
derramas en la playa orgasmo real
con rugidos, por gemidos de saciado amor.

Ya saciados en amor después de la noche
trémula, tímida y fría, ahora la luna de ti se despide,
mientras tú, con corazón de amor en derroche
esperas con ansia el amor del sol, porque ahora nada te lo impide.

Rafael Puello
Barranquilla - Colombia
leer más   
5
2comentarios 47 lecturas versolibre karma: 88

El Eco del ayer

Hay veces que hoy
en vez de ser el eco del ayer,
es el despertar repentino
de un sueño no fingido,
es el despertar no leído
de un sueño no intuido.

Hay veces que el eco del ayer
en este despertar de hoy,
se presta para darnos a conocer
con susurros de lenguaje divino,
de lo vivido… lo no vivido,
y de lo no vivido… lo sufrido.

Hay veces que el eco del ayer
en lo sufrido por lo no vivido,
nos brinda como sorbo amargo la dulce miel
del despertar triste de un hermoso sueño ya dormido,
que dormido y no existido
vive perenne en nuestros corazones como un latido.

Lo importante de ese eco del ayer
cuando sufre por lo no vivido,
es que ese eco que no se labra en cualquier taller
gozo infinito para otros ha parido,
justificando así, lo sufrido…. por lo no vivido…!

Rafael Puello
Barranquilla - Colombia
leer más   
12
4comentarios 57 lecturas versolibre karma: 121

Sombra…

Sombra…
acaso eres tú… la muerte que nos está llamando?,
o solo eres… la que nuestro camino, de oscuridad alumbra?
o eres el simple eco de nuestros pasos que nos vive acompañando.

Sombra…
dicen las Sagradas Escrituras:
“Porque del polvo eres y en polvo te convertirás”,
será que tú eres la pequeña fisura
que nos llama a ese estado natural?.

Sombra…
acaso eres el pasado inmediato de nuestros pasos?,
o aquella que no pisamos… nuestra oscura alfombra?;
Que nos debe asustar?
acaso, tu ausencia?,
aquella que está cuando desapareces por rato?.

Sombra…
Será que somos dos
que compartimos el mismo calzado?,
o será que tú conmigo y yo con vos
vidas antagónicas bostezamos?

Sombra…
será que tú eres aquel pecado
que llevamos arrastrando?
y que escondida te has asomado
para respirar del falso y anhelado encanto?.

Sombra…
será que de mi eres tú lo intangible?,
el eterno eclipse de mi aura?,
o seré yo de ti lo tangible
que nos muestra que no eres una simple centaura?.

Sombra…
oscuridad fiel,
sombra…
etérea piel…

Rafael Puello
Barranquilla Colombia
leer más   
16
12comentarios 104 lecturas versolibre karma: 108

Una silla… desvencijada

Que hermoso fue tu comienzo,
unas manos con mucho cuidado
plasmaron tu contorno sobre un lienzo,
que luego... sobre un madero sería tallado.

Sería tallado por manos expertas,
expertas manos tallando estatuillas,
quienes al ver en el lienzo tu hermosa silueta
decidieron hacer realidad... esa bella silla.

Así, dispusieron su conocimiento
y también toda su maestría
al hacer el escogimiento
del madero... que te pariría.

Ya con el madero entre sus manos
y con ayuda de aquel formón hacedor de piruetas
empezaron a dar forma con esfuerzo no vano
de aquel lienzo... tu bella silueta.

Con formón en mano,
pegante, serrucho y martillo
este escultor de madera no chabacano
terminaba su obra... puliéndote con cepillo.

Ahora, con su obra terminada
y dándole vida a ese madero
eras una silla hermosa y delicada
ante quién había que quitarse... el sombrero.

Maquillada y brillante
estabas lista y engalanada,
con porte, señorío y buen semblante
estabas lista... para ser usada.

Cuando te adoptaron, tenías porte y señorío,
con tu llegada, todo fue risas y alegría,
te esperaban... cuidados y amoríos,
faltaba ver... cuanto duraría.

Pasaba el tiempo y todo iba cambiando,
tú, que despertabas envidia en fiestas y comidillas
por ser una especial y hermosa silla,
poco a poco ibas perdiendo... todo tu encanto.

Con raspones y maltratada
tuviste después una vida amarga,
con malos olores y angustiada
sufrías... con pesada carga.

otrora inspiradora de sonetos,
reuniones y pleitesía,
ahora te volviste tan solo un simple objeto
cargada de estorbo... y polvo de lejía.

Hoy, tirada y olvidada,
atosigada por la lluvia y el sol,
pasa tu vida como si nada,
maloliente... por mal olor.

En otras veces, para fiestas engalanada,
hoy como que no sirves para nada,
decrepita y desahuciada,
tan solo eres una silla... desvencijada.

Rafael Puello
Barranquilla - Colombia
leer más   
15
10comentarios 69 lecturas versolibre karma: 111

Dolor…

Dolor es aquel…
aquel palpitar indómito
dueño de un grito secuestrado,
palpitar que con ímpetu arrastrado
corre, corre con desespero liberado.

Dolor es aquel…
aquel fluir punzante
de un sentir angustiado,
fluir que febril y no sedado
corre, corre desesperado.

Dolor es aquel…
es aquel grito continuo y silencioso
que brota de la garganta sin aliento,
grito que brota sin reposo
para escaparse… libre como el viento.

Dolor es aquella…
aquella voz interna del sufrimiento
que flameando con intenso ardor
recorre sin detenimiento
nuestra mente, llenándola de miedo y mucho pavor.

Dolor es aquella…
es aquella muda expresión
que muda grita,
y grita sin vacilación.

El dolor es…
es la punzada candente
de un ahogado grito,
grito que avanzando como afilado diente
zanjando va, pariendo un socorro grito.

El dolor es…
es el angustioso grito ahogado
forjado por un imponente sufrimiento,
sufrimiento que con doliente cauce desbordado
solo emite… un impotente susurro desaliento.

El dolor es…
es el regurgitar angustiado
de un palpitar imprevisto,
regurgitar que como orate maniatado
mudo, clama sanidad a Jesucristo.

Rafael Puello
Barranquilla – Colombia
leer más   
15
12comentarios 66 lecturas versolibre karma: 126

Tormenta

El gris… ya lo anuncia,
el cielo encapotado está,
la centella como hija de la astucia
baja del firmamento inmolándose ya.

Hay humedad en el ambiente,
la lluvia se huele ya,
abrigándose, el sol pronto se mete
en invisible gruta… o se mojará.

Todo se esconde, nada permanece,
el viento nos regala su largo silbido,
y la hoja del árbol caída entonces…
se levanta acompañándolo como si fuera su amigo.

El cielo como si furioso estuviera
con rabia súbita pareciera despertar,
con sus truenos-gritos pereciese que dijera:
“como centellas… dardos de luz les voy a lanzar”.

El trueno se oye, su eco retumba,
las nubes amigas ahora amenazan lluvia,
por causa de la centella el cielo relumbra
y esto a la mujer asusta, sea morena o sea rubia.

Mientras esto sucede nada resplandece,
la gente en sus casas aseguran puertas, ventanas,
el tiempo pasa y lo claro oscurece
mientras aves y mariposas vuelan apuradas.

Agua, agua, mucha agua nos cae,
con fuerza y mucho viento del cielo se escapa,
y en su desbocado galopar nos trae
centellas, lluvia y viento con mucha alharaca.

El campo se alegra,
el campo se asusta,
el campo tiene vida, brota la tierra,
el campo tiene muerte, la tierra se inunda.

La tierra triste, alegre se vuelve,
lo marchito, en vida se transforma,
se opaca lo vivo, también lo reluciente
deteriorándose con esto toda buena obra.

En su relampagueante bostezar
oculta del cielo su bello fulgor,
dejando en nuestra mente el desear
que pase el tiempo y salga el sol.


Rafa Puello.
Barranquilla-Colombia.
leer más   
13
sin comentarios 49 lecturas versolibre karma: 115

Una Rosa vestida de negro

Una Rosa vestida de negro…
es una Rosa llena de sabiduría,
una rosa vestida de negro…
no se ve todos los días.

Una rosa de negro vestida…
es una rosa llena de misterio,
una rosa de negro vestida…
ya es un sortilegio.

Una rosa de vestimenta oscura…
es una rosa que nos llama al silencio,
una rosa de vestimenta oscura…
nos despierta el pensamiento.

Una rosa de oscura vestimenta…
parece que no fuera caída del cielo,
una rosa de oscura vestimenta…
es una rosa tallada en negro hielo.

Una rosa de traje nada claro…
nos muestra una rosa de bruna piel,
una rosa de traje nada claro…
nos esconde su sentimiento de dulce miel.

Una rosa de negro tiznada…
es una rosa petrificada,
una rosa de negro tiznada…
es una rosa de su sombra forrada.

Una rosa tiznada de negro…
es una rosa con petróleo de savia,
una rosa tiznada de negro…
es una hermosa rosa llena de rabia.

Rafa Puello
Barranquilla-Colombia
leer más   
13
4comentarios 51 lecturas versolibre karma: 107

De aventura sin escribir

Hoy, levantándome muy temprano
decidí no escribir poesía,
y justo lavándome las manos
se me ocurrió ir de cacería.

Decidí dejar colgado
el lápiz y el papel,
tenia que encontrar en algún lado
vestimenta de aventura y oropel.

Y ya con este me mudé de continente,
y esto para todos fue una algarabía,
me decían: Hey, acaso estás demente?
Shhhhh… la verdad es que nunca había ido de cacería.

Pero sí, yo voy de cacería!
como llegué aquí?
a cada uno le pregunte y a cada uno yo les decía,
sin saber aún… lo que encontraría.

Llegue a una tierra muy extraña,
una tierra que no conocía,
no había animales, ni peces, ni siquiera una araña,
llegué a un mundo de solo poesía.

Me llevaron a una jungla,
a una jungla de muchas letras,
donde el verso es lo que abunda
y los árboles, ahí… todos son poetas.

a lo lejos vi un cartel
con el nombre del lugar
yo alcancé ver su nombre… “Abrázame”
pero al acercarme pude confirmar,
su real nombre… “Poémame”.

Terminando la jornada yo salía
victorioso por no morir,
al fin un día sin poesía escribir,
y despertando, ya pude decir… buenos días!

p.d.:
Para la próxima jornada de cacería
tal vez…
yo me atrevería
a llevar conmigo lápiz y papel…


Rafael Puello
Barranquilla - Colombia
leer más   
14
8comentarios 105 lecturas versolibre karma: 118

Un grito de Existencia

Uaa… uaa…!!
El niño cuando nace…
llora… gritando de agonía,
como sabiendo que en algún momento,
en su vida, obrará aquel desenlace
que en el corto o largo tiempo
terminará con sus días…
Uaa…uaa…!!

Rafael Puello
Barranquilla - Colombia
leer más   
6
2comentarios 69 lecturas versolibre karma: 84

Existencia

Existencia,
en nuestra realidad…
algo sublime,
algo vivaz.

Existencia,
una oportunidad?
tal vez… quizás
de tristeza o felicidad…

Existencia,
del infinito…?
existirá?
quizás…
hoy al menos…
una oportunidad,
cual?
la de una poesía más…

Rafael Puello
Barranquilla - Colombia
leer más   
11
3comentarios 92 lecturas versolibre karma: 91

…Existencia… será?

Existencia…
será acaso… tiempo?
será… el segundo de cada minuto?
o… el minuto de cada hora?
o será… una hora de cada día?

Existencia…
será acaso… vida?
será… del corazón un pálpito?
o del silencio… un suspiro?
será del dolor… un quejido?
de la risa… un jajido?
o de la muerte… lo temido?

Existencia…
en tu vida…?
será de la palabra… una letra?
o del verso… será una palabra?
en el payaso… será su tristeza?
en el medico… su agonía?
del religioso… su vestimenta?
o de tu vida una poesía?

Existencia…
será que….
con la muerte al final,
simplemente es… una utopía?
o viendo la muerte como algo banal,
tu y yo apenas somos parte de esa poesía?....

Existencia…
una oportunidad,
una oportunidad…
para tu propia vivencia….!

Rafael Puello
Barranquilla -Colombia
leer más   
9
1comentarios 58 lecturas versolibre karma: 91

Triste y abatido(a)

Cuando en tu vida no existen
momentos especiales,
cuando en tu vida solo persisten
eternos momentos marginales.

Cuando aún en medio de las bellas flores
el suelo que pisas es un desierto de espinas,
donde quizás rodeado de ajenos y bellos amores
tu corazón en pedazos palpita solo ruinas.

Cuando ni de tu sombra te sientes dueño,
quisieras dejarla en cualquier calle oscura,
darle la libertad que en ti es solo un sueño,
porque apresado estas en medio de barrotes de amargura.

Amargura que no amarga tu vida,
porque como silente y complaciente lecho
se brinda a ti toda como aquella musa prohibida
que con voluptuoso amor, suya, te da como un hecho.

Y en ese eterno caminar
donde tu horizonte es el suelo,
no dejarán de germinar
negras flores y suspiros de triste duelo.

Rafael Puello
Barranquilla - Colombia
leer más   
8
8comentarios 78 lecturas versolibre karma: 83

El amigo de la muerte

Esta es la historia,
si, la historia de un ser solitario,
un ser que nunca vio la victoria,
y siempre se vistió con la tristeza de un osario.

Un triste ser solitario,
que ni de recuerdos se acompaña,
su niñez…
un calvario,
su inocencia…
víctima de la mala maña,

un ser que no quiso ser,
pero un ser que ha vivido
con un eterno corazón herido,
y también, sin fuerzas para vencer,

un ser que tiene por costumbre
estar en el suelo caído,
deseando que el sol no le alumbre,
o al menos, que éste siempre se haya ido.

Como quisiera él, ser la sombra,
la sombra que siempre vive en el suelo,
o vivir arrastrándose como la cobra,
pero nunca… como el ave que alza el vuelo.

la tristeza es su alimento,
la soledad su cobija,
su amigo es un jumento
que desahuciado no camina,

el presente es su calzado
el futuro su destino,
hoy del mundo apartado
y su mañana un desatino,

esperando siempre expectante
de un amigo su llegada,
llegada con la que de ahí en adelante
tendrá compañía asegurada,

ese amigo es la muerte
a quien ha esperado tanto,
para decirle: contigo por siempre…
… allí en el camposanto.


Rafael Puello
Barranquilla – Colombia.
leer más   
9
7comentarios 101 lecturas versoclasico karma: 84

Melancólico

Solo en medio de la multitud
y acompañado de su soledad,
el melancólico camina sin actitud
como queriendo el infinito encontrar.

Solo él sabe mirar sin mirar,
viviendo infinitez en medio de lo tangible,
alargar lo infinito es su facultad,
para así, poder hablar en medio de lo invisible.

Antagónico de multitudes,
su alergia es el tumulto,
entre sus recetas más comunes,
el andar solo, o al grupo, sacarle el bulto.

En su dialectico caminar
de incongruentes pisadas,
se dedica con su soledad a buscar y a buscar
las respuestas, por otros no encontradas.

Sabio en concluir
y por otros no comprendido,
para él, en su yo, saca a relucir
en su análisis lo ya concluido.

Ahora gozoso se siente
por su ya reciente experiencia
aquella donde en plena libertad su mente
se extasió, en su sola presencia.

Experto en mirar lo intangible de lo tangible
se vuelve él en este momento,
viviendo experiencias de lo no posible
porque ahora su todo es, su interno conocimiento.

Pero este es el melancólico que no se echa a morir,
este es aquel que sabe “disfrutar”
de ese espacio donde se extravía el sonreír,
de ese espacio de estrechura espiritual.

Su rostro es una amalgama,
donde hay tristeza en su sonrisa,
su horizonte ahora es un pictograma
escondido en el latido de un poeta o de una poetisa.

Rafael Puello
Barranquilla - Colombia
leer más   
10
10comentarios 86 lecturas versolibre karma: 85

La Poesía

De la vida,
son aquellos segundos,
que anudados
y en sentimientos contenida
vestimos con letras
y adornamos con litera vida.

Rafael Puello
Barranquilla - Colombia
leer más   
3
5comentarios 36 lecturas versolibre karma: 55

Alma triste

En el fértil lenguaje de un alma triste
abundan los trémulos pensamientos de frases arrugadas,
donde una flor vuelta espina en el corazón subsiste
punzando y destilando pesares y negras filigranas.

Es cuando el arco iris transformamos en ceniza,
es cuando los vistosos corales llenos de colores
transmutamos en un mundo de muertas hortalizas,
donde pulula lo negro, lo muerto, lo desabrido y los desamores.

Es cuando nuestro pensamiento anda cabizbajo,
es cuando nuestra alma apenas se levanta en un gemir suspiro,
es cuando aún, dar un paso, es algo de gran trabajo,
es cuando ni siquiera a nada… yo aspiro.

En el fértil lenguaje de una triste alma,
vemos a la muerte como una fecunda amiga,
amiga que nos visita con apego y perniciosa calma
mientras con sentimiento de culpa nos abriga.

En ese engañoso dormitar de triste silicio
nuestra mirada taladrando el horizonte,
como buscando aquel esquivo y deseado hospicio
que nos acoja con dulzura y no como un clerizonte.

Es en ese germinar de melancolía
donde se le siente peso al tiempo,
donde damos por perdida la alegría
y aún lo hermoso es un contratiempo.

Rafael Puello
Barranquilla – Colombia
leer más   
16
11comentarios 90 lecturas versolibre karma: 88

El verso triste y la triste letra

En un bosque misterioso
en una casualidad se encuentran,
un triste verso en reposo
y una lírica y ajena letra.

En este bosque majestuoso
se saludan y se comentan,
admiran del bosque lo más hermoso
y ahora parece que se complementan.

Todo parece una linda amistad,
ellos aprenden de otros versos,
y leyendo otras letras empiezan a suscitar
en ellos, confusión: saludos, aprecios,
desnudos y hasta besos.

Confundidos en su existencia
ahora quieren imitar el amor humano,
queriendo vivir su propia experiencia
inventan pies, bocas, lenguas, etc y hasta manos.

Sabiendo que su existencia está en la poesía
y confundidos en esta mutua experiencia de sentimientos
se sientan a ver un vídeo de hermosa melodía
mientras en su ser, la confusión se manifiesta y va creciendo.

Ya la melodía en sus oídos,
y el saberse, del otro a un lado,
con el despertar de sus sentidos
se dieron el beso que nunca se habían dado.

Y ahora el triste pero atrevido verso
desnudando a la triste y atrevida letra de la A a la Z,
recibe de ella no solo un beso
sino su entrega toda en lo recóndito de la meseta.

Y allí, entregada toda
detrás del gran árbol,
recibe de su amado verso
el ardiente néctar de su lírica oda,
que como verso tallado en grácil mármol
la hace ver del universo las estrellas todas.

Y así, el triste y enamorado verso
junto a la triste y enamorada letra,
reposan el texto de un lírico sexo,
sedientos y saciados de sublime amor que al corazón penetra.

Ahora, del amor reposando mientras,
y mirando juntos en su nido,
el triste verso y la triste letra
se han dado cuenta,
que esta poesía les ha nacido.

Rafael Puello
Barranquilla- Colombia
leer más   
9
18comentarios 114 lecturas versolibre karma: 85