Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Amores etílicos

Doce aroma a pacharán.
Sabor agrio de augardente.
Eres o mellor brebaxe
e así quixera beberte.

Non quero auga no corpo.
Quero ron pa emborracharme.
Quero o teu doce licor
para acabar de matarme.

A tua paixón ben queimada
deixa o meu corazón quente.
Embriagado de amor.
Alcohólico reincidente.
leer más   
14
4comentarios 147 lecturas galegoportu karma: 89

Poema adolescente

Rebuscando en libros viejos encontré poemas nuevos, de cuando mis dedos agarraban el lápiz para plasmar las emociones que bombeaba mi adolescente corazón. Quería compartir estas sencillas rimas por que todos hemos tenido un principio inocente y falto de experiencia

Lía un cigarro de amor
que tengo ganas de fumar
por que tú eres mi vicio
y no te puedo dejar.
No hay antídoto que valga
cuando el amor es tan fuerte,
el único que conozco
tiene por nombre, la muerte.
leer más   
24
12comentarios 208 lecturas versoclasico karma: 103

Capturas jocosas

Voy dejando un rastro de humor en tus aguas.
Arrojando chistes como jugosa carnaza.
Voy lanzando anzuelos cebados con gracia.
La paciencia es virtud del pescador que ama.
Detecto tu alegría en medio de la nada.
Un banco de sonrisas nadan agrupadas.
Este es el momento de soltar el ancla.
Estoy en el caladero que tanto deseaba.
Alevines jocosos y grandes carcajadas.
Futuras capturas aún despreocupadas.
Pescaré tus risas sin licencia ni caña.
Voy tirando redes y aparejo palabras.
Busco tu felicidad sin respetar las tallas.
Usaré las artes y a veces las trampas
para volver a puerto con bodega cargada.
Marinero de risas en un mar de lágrimas
leer más   
23
18comentarios 160 lecturas versoclasico karma: 104

Fracaso

Eres ese voto en blanco,
esa carta sin el sobre.
Eres el pedir caricias
y recibir solo azotes.
Eres vino avinagrado.
Un perfume sin olores.
Conquistador de derrotas.
General sin los galones.
Soldado muerto en batalla
por atarse los cordones.
Restaurante sin estrellas
con el chef de los sinsabores.
Capitán de un barco hundido
sin tesoro ni cañones.
Tus vestimentas de gala
son unos paños menores.
Tu novia es la mala suerte
que te encuentra si te escondes.
Empresario de disgustos,
vendedor de los errores,
concesionario de fallos,
jefe de los perdedores.
El que monta a caballo
y solo recibe coces.
Quién apaga con alcohol
el fuego de los dragones.
Eres piedra en el camino,
un cardo en los girasoles.
Una espina en el pescado,
el retraso en los aviones.
Esperar lluvia de estrellas
y que vengan nubarrones.
Cicatrices en el orgullo
causadas por auto lesiones.
Los recuerdos que más duelen,
las verdades que se esconden.
Eres de quién más aprendo
y quién mejor me conoce.
leer más   
25
13comentarios 180 lecturas versoclasico karma: 97

Miseria olvidada

El lugar en el que naces te hace ser de una manera.
Condiciona la existencia tu posición en la Tierra.
No se conoce el invierno si se vive en primaveras.
El que siempre vive en paz no tiene miedo a la guerra.
Muchos no han dormido con sabanas de rocio en cama de piedra.
La alarma del despertador es el hambre que te despierta.
Los que solo recolectan lo que hay en la nevera.
Cuando el agua es para beber y no para llenar bañeras.
La sed no es de verdad hasta que lloras arena.
Al lado de el esparto cualquier tejido es de seda.
Mientras el colesterol va cubriendo nuestras arterias,
a otros solo les corre el vacío por sus venas.
No salgo bien en la foto, o esta ropa me aprieta.
Problemas del primer mundo que el resto ni se plantea.
Forzamos a nuestra ignorancia para que sea sorda y ciega
Cubrimos nuestras vergüenzas detrás de nuestras banderas
Flotamos sobre sus cuerpos que hundimos en la miseria.
leer más   
16
11comentarios 139 lecturas versoclasico karma: 105

Antónimamente

Soy el nudo que entorpece tu hilo.
El polo opuesto de tu magnetismo.
La rugosidad de tu pelo liso.
El recuerdo de tu olvido.
El desorden de tu ritmo.
El placer que es más dolido.
Me sacio en tu apetito.
Por tu bendición soy maldito.
Mis tachones cuando escribo.
Mi bostezo encerrado en tu suspiro.
El silencio que se esconde en cada grito.
Me envalentonas para ser sumiso.
El asco que me dá todo lo que te admiro.
Tu desnudez que es mi abrigo.
Tu cielo se cae en mi abismo.
Tu certeza me hace ambiguo.
Tu rectitud me ha torcido.
Tu pureza con mis aditivos.
Tu rechazo más receptivo.
Te disfruto tanto como un castigo.
Recompensa para mis delitos.
Nuestra tensión que se ahoga de alivio.
Lo irrepetible de nuestro estribillo.
Más sobriedad con cada copa de vino.
En tus brazos soy proscrito.
Encontrarte para sentirme perdido.
Eres mi antónimo favorito.
leer más   
15
9comentarios 150 lecturas versoclasico karma: 111

Tus lágrimas

Aves de agua que se arrojan
en su primer vuelo, decididas,
desde nidos de pestañas
para morir en la caída.

Eres su ecosistema
y las mantienes cautivas,
habitan en tu tristeza
pero también en tu alegría,
se adaptan a tus sentimientos
como secreciones anfíbias.

Son tus estrellas fugaces
que surcan negras pupilas.
En tus ojos se exprime
el zumo de las desdichas.
Un manantial de colirio
que a tu rímel salpica.

Cuando el sol las atraviesa
con su lanza al mediodía,
despierta un arco iris
que da color a tu vida.

De tus párpados se marchan,
con su misión ya cumplida,
hacia la catedral del mar
las mojadas peregrinas.
leer más   
20
8comentarios 209 lecturas versoclasico karma: 116

Banco do amor

No teu regazo acunaches
os bicos maís inocentes,
Primeiros achegamentos
deses beizos adolescentes.

Do frio vento do Norte
tes muros que te protexen.
Encaras teu asento o sol
para que as parellas se senten.

Nun afastado lugar,
lonxe da poboación,
prestas os teus servizos
en segredo e discreción.

As tuas costas presenciaron
bágoas dos corazóns,
algunha vez de alegría
pero outras veces de dor.

Cando os namorados medran
e marchan do teu carón,
lembralos con morriña
maís non lle gardas rencor.

Non eres moi ostentoso
para non infundir temor,
nin miras a quen acolles,
xeneroso anfitrión.

Non eres banco de peixes
que naden o mesmo son
pero moves os sentimentos
que se agrupan na pasión.

Tampouco eres banco de cartos,
esa non e a tua intención,
os teus únicos intereses
son ser un banco de amor.

Os préstamos que concedes
teñen pouca comisión,
Ofreces o teu descanso
a cambio do seu calor.
leer más   
18
9comentarios 170 lecturas galegoportu karma: 89

Siestas estrujadas

Nuestras miradas se sonrojan al cruzarse en la lujuria.
Nuestros olores se enzarzan en una frenética lucha.
El bello se nos acentúa sobre nuestra piel esdrújula.
Nos asedia un hechizo que a los sentidos perturba.
Se desparraman mis sesos sobre tus carnes desnudas.
Acabo perdiendo el control al tomar todas tus curvas.
Mis tímpanos se rompen de belleza de tanto como retumba.
Mi ropa se tira al vacío, se suicida por inmunda.
Me quedo rígido y afilado como una espada sin funda.
Te acercas mordiendo curiosidad como si fueras mi alumna.
La sangre quiere salirse de nuestras almas que sudan.
Tu dedo circula en mi espalda como un compas de aguja.
Las miradas se hacen gestos que en caricias se acumulan.
Las caricias palpitan fuerte por los latidos que empujan.
Alteras a mis hormonas como animales de jungla.
Nos bordamos el amor suturando la ternura, en un encaje de miembros sin que se noten costuras.
Hemos usado el deseo para humillar la censura.
He hurgado en tu herida, cicatriz que no se cura.
He caído muerto en tu campo sin que llegue a ser mi tumba.
Mi éxtasis sobre tu tierra, semilla que te fecunda.
Nuestro castillo de besos de cansancio se derrumba.
No nos secuestra Morfeo hasta quedarnos a oscuras.
Las siestas rezuman coitos cuando el tiempo las estruja.
Que se repitan por siempre o que no se acaben nunca.
leer más   
23
10comentarios 142 lecturas versoclasico karma: 106

Boda

Te agarraré con fuerza para robarte los gemidos.
Mis huellas dactilares se tatuarán en tus latidos.
Te abrazaré aunque me quede sordo con tus suspiros.
Mis brazos serán cadenas con candados de nudillos.
Nuestras pieles se coserán en un único abrigo.
Abrocharé mi pecho al tuyo con el botón del ombligo.
Calentaré con mi fiebre tu pulpa llena de frio.
Me pegaré tanto a ti que no quedará resquicio.
No podrás poner en duda a mis miradas de vicio.
Reclutaré las palabras para invadir tus oídos y que asalten a tu alma en el momento preciso.
Mataré nuestra distancia en un crimen sin castigo.
Cicatrizaremos a besos nuestros parlantes orificios, con labios de cremallera para crear el vacío.
Ofreceré a tus dioses mi libertad en sacrificio para que rieguen con lluvia nuestra cosecha de compromiso.
Sudarán nuestras emociones cansadas de dar cariño.
Te quedarás a mi lado sabiendo que no te obligo.
Disfrutaré el matrimonio, siempre que sea contigo.
leer más   
19
14comentarios 142 lecturas versoclasico karma: 104

Fuego

Los animales te temen
y no les falta razón
pues arrasas a los bosques
cuando viajas sin control.

Escalas temperaturas
fundando grandes incendios,
derrochando combustibles
para saciarnos de miedo.

Te alimentas de madera
y te creces con el viento,
respiramos el mismo aire
pero con distinto aliento.

Tus huellas son de ceniza
y tienes brasa en los dedos,
envuelto en llamas pareces
un sicario del infierno.

Te han usado en las guerras
como arma en los dos bandos
pero te mantienes neutral,
solo sabes hacer daño.

Eres el dueño absoluto
del centro de nuestra Tierra
dejando salir tu sabia
por sus volcánicas grietas

Eres la misma sustancia
seas grande o pequeño.
La chispa de nuestra vida
eres el cuarto elemento.

Purificas con tu esencia
el alma de nuestros muertos,
ilusionista macabro
que haces desaparecer sus cuerpos.

Nos mantienes en tus ascuas
tu calor se hace nuestro,
no te hemos dejado solo
desde tu descubrimiento.

Simbolizas la pasión
y el amor más intenso
ahumando nuestra razón
y quemándonos por dentro.

Tu combustión me embelesa
y te observo embobado
admirándote en la hoguera
mientras fuera está nevando.

Mis manos se entretienen
escribiendo estos versos
mientras mis ojos se inundan
del crepitar de este fuego
leer más   
17
7comentarios 139 lecturas versoclasico karma: 107

Brotes de duda

Cuando siembro el abandono
regándolo con dejación
y con desamparo lo abono
suele crecer la traición.


Cuando los celos germinan
en tierra desconfiada
son una mala hierba
difícil de arrancarla.

Las envidias con sus flores
pronto se convertirán en frutos
que bajo el sol de la duda
no tardan en estar maduros

No se deben de comer
pues son planta venenosa
que destroza amistades
y el amor cuando lo toca

Con cuchillas de verdad
quitaremos esa maleza,
fumigando sinceridad
para evitar que aparezca.

Araremos esa tierra
con nuestros buenos deseos
y si brotan las sospechas
las desbrozamos a besos
leer más   
17
8comentarios 142 lecturas versoclasico karma: 96

Viejo colchón

Quería pasar contigo
un tercio de toda mi vida
y que fueras el lugar
en el que se me terminaria.

Tu esqueleto de acero
me recuerda al hormigón,
con esa arena de espuma
y en vez de frio, calor.

Eras mi cuna de sueños,
mesa de mis pesadillas
y testigo de las explosiones
de mi pasión reprimida.

Las opacas nubes manta
daban refugio a tu extensión,
transformándome en una especie
de perezoso o lirón.

En tu paz horizontal
y en tu corteza mullida
arrojaba a mis huesos
y cargaba mi batería.

Has sido mi compañero
en momentos de dolor
y han brotado en tu suelo
momentos de inspiración.

A ella la disfruté despierta
y la sentía solo mía,
pero la compartía contigo
mientras estaba dormida.

Te he tatuado mi cuerpo
como marca de prisión
por tenerte encarcelado
dentro de mi habitación.

No me salvaste del fracaso,
ni amortiguaste mi caída,
pero me ofreciste descanso
hasta el final de mis días.

Tu hermana la almohada
recolectaba mis mejillas,
mientras cargabas a tu espalda
el peso de mis costillas.

Nunca te he valorado,
ni te he prestado atención
más hoy levanto mi mano
para brindarte un adiós.

Se que no será aceptado
por que no hablo de amor,
a nadie le interesa
un poema de un colchón.
leer más   
10
11comentarios 205 lecturas versoclasico karma: 102

Lluvia

Haces crecer los rezos
en las manos de la gente,
que ruega por tus regalos
en los meses mas ardientes,
pero para ir de fiesta
ninguno es el que te quiere,
pronto se olvidan de ti
y reniegan de tu suerte,
más tú eres caprichosa
y muy poco obediente,
nos castigas con tu llanto
en cantidades ingentes.


En tus huellas nace vida
si vas con paso prudente
pero si corres furiosa,
eres la pena de muerte.

Las nubes que te transportan,
del mar han de recogerte
y te dejan volar libre
hasta que vuelva a tenerte.

La tierra seca te añora,
al rio haces mas fuerte
y desprecias con descaro
a los desiertos inertes.

Te ahorramos en embalses
y te bebemos en fuentes
te admiramos en cascadas
y en piscinas nos diviertes.

A mi cuerpo no lo dañan
tus frías saetas celestes,
solo hidratas mis sonrisas
con tu roce trasparente.

A través de las ventanas
mis dos ojos indigentes
hacen fortuna en tu plata
y se enriquecen al verte
leer más   
20
13comentarios 113 lecturas versoclasico karma: 102

Referendum de amor

Democrática decisión.
Los comicios de mis sueños.
Un referendum de amor
que se celebra en mi cuerpo.

En mi vientre electoral,
los escaños de mis dedos
te señalan candidata
del partido del deseo.

La abstención ha sido nula,
todos votan en secreto,
cada trozo de mi carne
colabora en el proceso.

Con la participación masiva
de mis órganos y huesos
y el arbitraje real
de su majestad el cerebro
te han nombrado de por vida
en el corazón de mi congreso
por absoluta mayoría
presidenta de mis besos.

Ya no soy tu oposición,
soy parte de tu gobierno,
ya pueden hacer coalición
mis manos entre tu pelo.

Mis células diputadas
sacarán un real decreto,
lo publicaran en el B.O.E
todos sabrán que te quiero.
leer más   
35
15comentarios 226 lecturas versoclasico karma: 110

Pueblos vaciados

Cáncer de las aldeas.
Metástasis de los pueblos.
Los nietos ya nunca pisan
las huellas de los abuelos.

Las sardinas que se marchan
y abandonan el océano
para vivir enlatadas
en ciudades de humo negro.

Unos emigran por dinero
para ganarse el sustento
y otros al cementerio
por que se acaba su aliento.

Los vecinos son las velas
que se están extinguiendo
y se llevan con su luz
las canciones y los cuentos.

Los campos desnudos se abrazan
en los caminos desiertos,
ya nadie cultiva esperanzas,
ni siembra vida en los huertos.

Las hiedras pintan las casas,
las tejas mueren de viento
y las puertas que se cierran
ya nunca se abren por dentro.

Los relojes son absurdos
pues ya nadie mide el tiempo,
solo están empadronados,
el sol, la luna y el cielo.

Las chimeneas de luto
lloran viudas de fuego
y sus descendientes de humo
también se han ido muy lejos.

El vacío es concejal
en el mudo ayuntamiento
en el que sale elegido
como alcalde, el silencio.
leer más   
19
15comentarios 125 lecturas versoclasico karma: 96

Mimosa

Cando todos perden roupa
Ti visteste de amarelo,
a mesma cor ca do sol
que da calor en inverno.

Amosas as tuas flores
con valentía e sen medo,
non lle temes as borrascas
nin o frio nin o vento.

Eres dourado botón
no manto do monte espeso
e a tua invasora beleza
non e vista con recelo.

Debería de odiarte
máis eu non podo facelo,
daslle alegría os meus ollos
en este triste xaneiro.

A tua exótica maldade
derramase polo terreno,
unha fermosa infección
que se extende sen remedio.

Eres árbore de Troia.
Eres un dulce veleno.
Un merecido castigo
por prantar o que non debemos
leer más   
14
8comentarios 172 lecturas galegoportu karma: 95

Demoníaca poesía

Lucifer de los poemas.
Angel del verso caído.
Palabras del fuego eterno.
Letra del fruto prohibido.

Las metáforas me tientan
en renglones de pecado,
a recitar epopeyas
de infernales pareados.

Las analogias arden.
La inspiración ha llegado,
mi castigo es escribir,
estrofas para el macabro.

Mis odas se quemaran
por no haberlas publicado
en un infierno asonante
de sonetos incendiados.

Seré bardo apocalíptico
o un trovador satánico,
un lírico anticristo
o un acróstico malvado.

Le he vendido mis musas
y he firmado un contrato,
al Belcebú de las rimas
sin recibir nada a cambio.

He perdido mi cadencia,
he caído en su engaño,
me ha robado la poesía
por estar desesperado.

No hay poeta que se precie
que no lo haya intentado,
para mejorar su obra,
vender su alma al diablo.
leer más   
17
4comentarios 131 lecturas versoclasico karma: 96

Terra natal

A tua pel e rugosa
pero está ben hidratada
e a tua pelaxe verde
abrigate das xeadas.

Teus muiños son piollos
que beben sangue de rio
e cos seus dentes de pedra
fan a fariña de trigo.

Tua figura femenina
de formas redondeadas
mantense fértil e viva
gracias as suas montañas.

Os teus valados de pedra
son lineas ben limitadas
que van cosendo o teu corpo
de propiedades privadas.
Non importa o seu tamaño,
un ferrado ou duas hectáreas
todas teñen o seu dono
estén, ou non, cultivadas.

O mar e un bon carpinteiro
que no inverno ven ca machada,
fai leña co litoral
fendendo as pedras en rachas.

As nubes nacen en tí,
nas bágoas da tua cara
cando choras polos teus fillos
por que emigran e marchan.

Os peixes pastan no mar
comendo das suas algas
e na terra a herba verde
para que naden as vacas.
leer más   
13
10comentarios 212 lecturas galegoportu karma: 93

Física platónica

Es tu materia carnosa
la que curva mi espacio- tiempo.
La fuerza de tu indiferencia
me atrae hacia tu centro
pero nunca sucede nada
en tu horizonte de sucesos.
Toda la luz que te doy
cae en tu agujero negro.
La velocidad de tu desprecio
centrifuga mi cerebro
y la química no surge
a pesar de mis intentos.
Cada mañana me miro
en mi platónico espejo
sabiendo que nunca estará
a mi lado tu reflejo.
Colisiono mi esperanza
en tu túnel de desaliento
y el detector de partículas
solo capta mis lamentos.
Entro en ebullición
cuando me acerco a tu hielo
y en tu cero absoluto
sigue ardiendo mi fuego.
Estás hecha de neutrones,
no tienes nada más dentro,
no te afectan mis emociones
ni mis latidos eléctricos.
Sigue habiendo repulsión
aún siendo polos opuestos.
No emites radiación,
no tienes ni sentimientos,
no reaccionas a nada,
eres inerte elemento,
un gas noble que no ama
de número atómico cero.
Necesito de tu amor
para calcular su peso
pero no me salen las cuentas,
lo que pesa es no tenerlo.
Se que todo es relativo
y aún así no escarmiento,
tú no sabes ni que existo
mientras muero de deseo.
leer más   
13
4comentarios 130 lecturas versoclasico karma: 98